#Ciudad

¿Quién está detrás de Uber?

8 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Travis Calanick. Foto posteada por el autor

Uber llegó a Chile, provocando disgustos tanto en la autoridad competente, como entre los conductores de taxis, así como los usuarios. El gobierno, porque les cayó una pelota de fuego que no sabe cómo resolver. A los taxistas de techo amarillo, que observan cómo ingresa una competencia a competir con su trabajo, sin regulación alguna y en medio de la selva. Y por último los usuarios que son como el jamón en la mitad del sándwich.


Travis Kalanick, seguirá aumentando su fortuna, en aquellos lugares en que la legislación le sea amigable, sin corren ningún riesgo.  En ciudades como Barcelona y en París, le dijeron que se fuera. ¿Qué pasará en Chile?

Ante tanto enredo, presiones y revuelta, vale la pena preguntarse ¿Quién está detrás de Uber? Sentado en su confortable oficina, en los Estados Unidos, Travis Kalanick, debe observar con beneplácito cómo autoridades de diferentes países tratan de solucionar un problema que él provoca conscientemente mediante una plataforma digital, que erosiona las legislaciones de los países, pone en debate a los principales actores del transporte e instala un modelo de negocio, que se ubica en la cornisa de la legalidad o simplemente en la ilegalidad.

Pero nada es gratis. Uber se lleva entre el 25 y 28 % de la facturación en el caso de Chile. Para una persona que tiene un auto particular, el negocio puede resultar inicialmente atractivo. Sin embargo, Uber no exige seguro de transporte. Tampoco los conductores tienen contrato de trabajo. Es una prestación de servicio sin dependencia contractual. Otro detalle no menor: Uber, no se hace cargo de la responsabilidad de los autos que le prestan servicios.

Vale decir, su ganancia se basa en la irregularidad de las normas. Kalanick gana dinero, sólo por gestionar una plataforma digital, llevándose una buena parte de las ganancias, sin hacerse cargo de los costos de aquellos que deben trabajar para su empresa global.

Pero esto no es nuevo. Travis Kalanick, creó un buscador en la web, e intentó vender los archivos de 250.000 películas y piezas musicales, pero sin pagar derechos de autor. Recibió numerosas demandas en los Estados Unidos. Su respuesta no se dejó esperar. Declaró su empresa en quiebra, para evadir su responsabilidad.

Volviendo a Uber. En ciudades como Barcelona y en París, le dijeron que se fuera. ¿Qué pasará en Chile? Las autoridades permitirán el ingreso del empresario californiano, sin importar que su negocio erosione la legalidad del Estado de Chile.

Tal vez, la estrategia de Travis Kalanick, es más simple y concreta. Se trata de instalar Uber, en aquellos países en que las autoridades sean más permeables a los negocios globales y se dejen alagar por sus bondades. Al final del día, resulte o no, su negocio en Chile, Travis Kalanick, seguirá aumentando su fortuna, en aquellos lugares en que la legislación le sea amigable, sin corren ningún riesgo. El riesgo se lo traspasa a los dueños de los vehículos y en última instancia a los gobiernos locales.

TAGS: #Uber transporte público Transporte Urbano

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

17 de abril

Notable!
Concuerdo contigo plenamente.

18 de abril

Gracias Cristian por tu comentario. Te cuento un dato no menor. En la visita de Obama a la Argentina, altos funcionarios de Uber, viajaron en la comitiva presidencial. Travis de Uber,contrato al ex jefe de campaña de Obama y asesor principal hasta 2013, David Plouffe, para hacer lobby ante los gobiernos en que Uber intenta instalarse. Saludos

21 de abril

Que el accionista de Uber sea el señor innovador Kalanick o Condorito no es argumento para definir si la innovación es buena o mala

Tampoco que gane o no gane dinero, los innovadores están, en eso precisamente por ganar dinero.

Ahora como usuario me da un servicio mejor que los taxis, lo siento, las innovaciones reemplazan a los dinosaurios, es la ley de la vida.

21 de abril

Indistintamente si los Taxis dan un buen o mal servicio, el tema es que ellos deben cumplir una serie de requisitos que UBER no cumple y como usted dice, gana solo por gestionar.

Además, si muchos alegamos contra las transnacionales, obviamente debemos mirar con recelo la entrada de esta empresa al mercado.

Buen artículo

Saludos

21 de abril

Según esto, Mercado Libre (el sitio web de compraventas) es terrible, pues hace básicamente lo mismo. En cualquier caso, Kalanick gana plata ofreciendo un servicio que los usuarios prefieren por sobre otros, y que los conductores prefieren también por sobre sus alternativas. No he visto usuarios descontentos con la plataforma, si los hay son muy pocos. Lo mismo conductores, sólo conozco conductores contentos con el servicio, nadie los ha forzado a participar y si alguien está descontento con el servicio, sea conductor o usuario, simplemente no lo usa. Es decir, Kalanick gana plata si el resto de participantes también gana algo (mejor servicio, ingresos extra, etc.) ¿Qué tiene de malo entonces, si todos los que lo usan están contentos y ganan algo a cambio?

Marta González

23 de abril

Personalmente, estoy en contra de Uber. No estoy de acuerdo con un sistema de transporte público donde los conductores no tienen obligación de tener seguros adicionales (más allá del SOAP requerido a cualquier automovilista), donde no tienen obligación de tener licencia profesional ni de hacer dos revisiones técnicas al vehículo al año y más encima, donde la empresa mandante (Uber) no se hace responsable por un accidente. No debemos olvidar, además, que ni la empresa ni los conductores están sujetos a regulación alguna ni deben pagar impuestos por su labor como transportistas (estos últimos ni siquiera pagan impuestos por trabajar, impuestos que todos los demás trabajadores pagamos y que, nos guste o no, hacen que el país funcione). Si un empresario grande de nuestro país evade impuestos, lo condenamos como sociedad (y con justa razón, creo), pero cuando se trata de un extranjero que además de evadir impuestos (operando en esa delgada línea entre la legalidad e ilegalidad), no se hace responsable por ningún efecto de lo que genera su labor y no esta regulado por nadie, todos lo alaban y por el simple hecho de que les sale más barato el transporte. Finalmente, no sé si los que avalan este sistema se dan cuenta que solamente están ayudando a enriquecer a un sujeto que le importa nada si ellos se lesionan o mueren por la imprudencia de uno de sus conductores, al que no se le exige nada que respalde su habilidad en la conducción. No sé si lo barato del sistema vale una vida.

Claudio yañez

05 de noviembre

Hola mi nombre es Claudio u mi correo ya indicado
Resulta q llevo algunos meses trabajando en uber para lo cual me compre un vehículo especial para el caso cómodo amplio excelente y actualmente es mi única entrada, pero hace ya unos días no tengo dinámica es decir sin tarifas convenientes a lo cual sin dinámica lo conviene en su totalidad, estoy desesperado y esta es mi única entrada ya q soy jubilado de la Pdi creo hacer bien mi trabajo, ofrezco buen servicio y trato a los pasajeros pero hoy no me es rentable de hecho estoy en casa esperado q solucionen eso problema, me dijeron en las oficinas vuelva el lunes … Por favor ayuda, soy responsable en lo q hago y no es justo q mi aplicación no ande bien y no tener una solución a mi problema… Muchas gracias experto tener respuesta por último por este medio! Saludos para quien lo lea.

José Martín

18 de septiembre

Lo malo de,esto está,q,esta sobre la ley y el.Gobierno corruptos lo avala por eso está la tendala en Chile por estos ineficientes q no saben q hacer más los taxistas están quebrando sus familias y separaciones de marido y mujer nadie les importa eso pena da con tantas injusticias q pasa en Chile y otros paisesr

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Un factor de riesgo es aquella instancia que puede llegar a provocar un daño, patología o lesión, sea física o sicológica en los trabajadores, y que tenga su origen en el entorno o las prácticas labor ...
+VER MÁS
#Trabajo

El riesgo psicosocial como una herramienta generadora de valor

Lo que debe hacer la Cámara Chilena de la Construcción, en lugar de pedirle a El Mercurio que sea su vocero, es exigirle a sus asociados que respeten siempre las normas urbanísticas en sus proyectos inmo ...
+VER MÁS
#Ciudad

Inversiones inmobiliarias: La prensa del establishment envía mensajes al gobierno

Popular

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Queridos amigos, les ofrezco un capítulo de mi novela Esclavitud;el costo de la heterosexualidad que se encuentra en este momento en campaña de crowdfunding por la editorial española Pentian
+VER MÁS
#Cultura

Esclavitud; el costo de la heterosexualidad: Descalabros (una novela en crowdfunding)

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)

Siempre hay un “tú” que recibe el mensaje y siempre la voz de la poeta se reconoce única y rebelde, siempre fiel a sí misma.
+VER MÁS
#Cultura

Sobre ´Mujer Púrpura`, un libro aún no publicado