#Ciudad

Por una ciudad ciclo-incluyente

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La infraestructura ciclo-incluyente es un tema muy importante. Esta es la que guía como relacionarse con los ciclistas. La política actual pro-ciclovía carente de estándares, se podría resumir como ciclo-excluyente: segregadas, por la veredas, en calles menores, angostas, de doble sentido, junto a paseos peatonales, sin continuidad, con obstáculos entre muchas otras deficiencias.

A estas alturas para nadie debe ser un misterio que la ciudad de Santiago tiene serios problemas de convivencia y violencia vial, con los que nos acostumbramos a vivir hace bastantes años, en gran parte como consecuencia del paradigma de movilidad pro-automóvil en el que vivimos.

En los últimos años hemos visto como el paradigma de movilidad está pujando para cambiar, principalmente de la mano del crecimiento de un actor que era (y es) relegado: la bicicleta.

Pero con el crecimiento del uso de la bicicleta también han salido a flote los problemas de convivencia vial a los que estábamos acostumbrados. Y es que a la misma velocidad que crece el uso de la bicicleta, aumentan los reproches a su uso. Casos de accidentes provocados por imprudentes ciclistas utilizando la vereda llegan a diarios, noticieros y redes sociales, con bastante razón: la vereda no es el espacio para la bicicleta. Por la calzada los problemas de convivencia vial bicicleta-motorizados no mejoran, yo incluso sufrí una amenaza de muerte de un chofer de Transantiago, “¿y si te mato mejor? apuesto que no le importas a nadie” me respondió luego que le reprochara que me adelantó innecesariamente, a exceso de velocidad y a menos de 5 cm. de distancia.

La calzada es el espacio natural de la bicicleta, pero se ha perdido ante la hegemonía motorizada, consecuencia de esto es que Chile sea el segundo país de Sudamérica donde más ciclistas mueren según la OMS.

Son principalmente dos las políticas públicas que se deben considerar para que el ciclista recupere su espacio (compartido) en la calzada: infraestructura ciclo-incluyente y educación vial. Los esfuerzos de la autoridad en estas áreas son muy escasos o derechamente fuera de foco. Cuando se plantean buenas soluciones, estas no tienen apoyo político para su desarrollo. Por ejemplo, el plan maestro de ciclovías establece un muy buen estándar para la construcción de estas, pero la única ciclovía que los cumple es la de Isabel la Católica.

La infraestructura ciclo-incluyente es un tema muy importante. Esta es la que guía como relacionarse con los ciclistas. La política actual pro-ciclovía carente de estándares, se podría resumir como ciclo-excluyente: segregadas, por la veredas, en calles menores, angostas, de doble sentido, junto a paseos peatonales, sin continuidad, con obstáculos entre muchas otras deficiencias. Esta infraestructura ciclo-excluyente, al contrario de solucionar problemas, crea más y nuevos. Falso sentido de seguridad, maleducan a los actores, excluye la bicicleta de su espacio y lo coloca junto al peatón, en general se construyen con la idea de mantener el paradigma de movilidad pro-motorizado, sacando el vehículo a tracción humana del camino del automóvil.

Afortunadamente, el año ha partido muy bien en generación de infraestructura ciclo-incluyente, las vías amigables en la comuna de La Florida, las zonas 30 de Providencia y las anunciadas para Las Condes son un gran avance para la convivencia y seguridad vial en nuestra ciudad, las primeras calles completamente ciclo-incluyentes de Chile. Ojalá el entrante gobierno se una a los esfuerzos locales y disminuya la velocidad máxima de tránsito para motorizados, la principal política necesaria para lograr una ciudad ciclo-incluyente.

En el área de educación es donde más al debe estamos. Si se conversa con motorizados aún es común escuchar “tu no pagas permiso de circulación, no tienes derecho para andar por la calle”. Además, la educación vial en el currículum de educación prebásica, básica y media es ridículo, se limita a enseñar algunas señales de tránsito y el significado de las luces del semáforo.

Pero no se educa sobre lo primordial: ¿Cómo relacionarnos en la calle? ¿Cuáles son nuestros derechos de movilidad? ¿Cómo ser amables en la calle? Pero no se debería quedar en la teoría, si no que pasar a la práctica tanto ciclista como motorizado: ¿Cómo comportarse en los cruces? ¿Qué espacio de la calzada utilizar? ¿Por qué es importante el cinturón? ¿Cómo adelanto ciclistas? No son para nada preguntas de respuesta tan simples como parecen.

Quienes poseen permiso para manejar deberían tener claras las respuestas. Realizan pruebas prácticas y teóricas para demostrarlo, pero por sus conductas en la calle queda claro que no ¿Cuántos de los automovilistas que leen esto sobrepasan a un ciclista cambiándose de pista?

Entonces, mucho menos los ciclistas, que no hemos dado ninguna prueba ni tenemos conocimiento formal como tales, podríamos conocer como comportarnos en la calzada.

Una de las instituciones que se debería dedicar a la educación vial es Carabineros de Chile. La labor educativa ciclo-incluyente de esta institución se ha limitado a un par de vergonzosos e ignorantes twits, por ejemplo invitando a tocar la campanilla al momento de adelantar un peatón, mientras los policías en bicicleta andan por veredas, sin casco ni luces. Y para aumentar el aparente abandono en el que han caído con la bicicleta, durante esta semana se empezó a fiscalizar a los ciclistas. La institución olvidó completamente su misión educativa, pero no tiene reparos en empezar la fiscalizadora.

Lo que según la evidencia empírica disponible solo se convierte en un desincentivo al uso de la bicicleta. A principios de los ’90 en Australia se vivió un boom en el uso de la bicicleta similar al chileno, con un incremento de 250% en su uso en el periodo 89-90. En 1991 empezó la fiscalización en el uso del casco, como consecuencia el uso de la bicicleta disminuyó en 30%. Es válido preguntarse: ¿desincentivar el uso de la bici es el objetivo de las autoridades?

Al parecer las organizaciones ciclistas, son las únicas que han tomado en serio la educación vial. El colectivo Muévete Santiago, el año pasado lanzó un documento con propuestas para una ciudad ciclo-incluyente, considerando educación vial. Además para el día 22 de marzo realizará una actividad para educar sobre el uso de la bicicleta a niños y adultos en la comuna de Independencia. Pero, ¿las organizaciones sociales son las encargadas de educar sobre viabilidad?

TAGS: #Bicicleta Ciclistas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
César Alejandro Garrido Sánchez

03 de marzo

Paulo, ojo la afirmación de “Chile sea el segundo país de Sudamérica donde más ciclistas mueren según la OMS.” es antojadiza. El dato debe ser revisado para entender porque el ranking y como se hizo.

Paula Cristoffanini

07 de marzo

Irrelevante el comentario, mueren muchos,… que más da el lugar en el ranking…soluciones!

Margarita Rebolledo Soto

03 de marzo

Es que ya se dieron cuenta de la cantidad de millones al día que pierde el transantiago porque los ciclistas no lo utilizamos!

04 de marzo

¿Recuerdan el escándalo de los contratos del transantiago donde el gobierno se comprometía con las empresas a desincentivar el uso del automóvil? Esto de fiscalizar sin fines educativos me parece lo mismo…

07 de marzo

Sí Paulo, tenemos graves problemas de convivencia y violencia vial.
Y para qué decir los problemas de educación vial que deberían estar incorporados a la asignatura de Educación Cívica (suprimida de las mallas curriculares) desde la enseñanza básica hasta la universitaria, a mi parecer. En general, tal vez porque vivimos en una franja estrecha de cordillera a mar, tenemos una mentalidad también estrecha para diseñar nuestra infraestructura vial: avenidas y calles angostas, corredores y pasos estrechos. Como ejemplo: los andenes de nuestro tren subterráneo se hicieron estrechos al poco tiempo de inaugurada la Línea 1, y no obstante se ha continuado con la misma mentalidad en el diseño y construcción posterior de las demás líneas.
Para variar, es necesario el cambio cultural de arquitectos, ingenieros y autoridades políticas.
Entretanto, toda la ciudadanía debe esforzarse por evitar la violencia vial que está cobrando vidas.
Creo que nadie quiere ser víctima, y espero que nadie quiera
quiera ser criminal.

22 de abril

Hace dos semanas el pasaje Santiago – La Serena en Turbus costaba $6.900, mientras que transportar la bici, debidamente desarmada y reducida, costó $5.000.-
Por favor, legislen para regular este abuso. Transportar la Bici no debería costar más del 20% del pasaje.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Una Estrategia País es una declaración que determina la esencia de lo que hay que hacer sostenidamente en el tiempo para conseguir un objetivo principal que debe impulsar el desarrollo de otros objetivos ...
+VER MÁS
#Chile 2030

¿Es posible que Chile logre su desarrollo sin Estrategia País? Parte 2

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)