#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Quince  minutos aproximadamente es el tiempo de desplazamiento de una persona adulta para cubrir los 1,2 kilómetros que, en línea recta, separan su domicilio en calle el Peral, Valle la Piedra, comuna de Chiguayante, del Cesfam de Pinares que es el  centro de atención primaria que le corresponde. Esos 1.200 metros, si la persona tiene algún tipo de dolencia y decide desplazarse en locomoción desde su hogar al mismo centro de atención de salud, aumentan a casi 4,5 kilómetros, para lo cual deberá tomar 2 buses de ida y dos de vuelta y aumentar su tiempo de desplazamiento en 35 minutos. Eso, claro está, en condiciones más que óptimas, sin congestión vehicular y sin encontrarse con el paso del Biotren o el tren de carga.

Esa es la realidad con la cual convive una comuna que, en su extensión,  creció en torno a una línea férrea que, en casi 5 kilómetros, divide el territorio literalmente dos, generando distintas realidades en el desarrollo territorial.  Una de ellas, desde la línea férrea al río, muestra un Chiguayante en vías de integración, con un desarrollo urbano sostenido y  una conectividad  interna que cada día mejora sustancialmente.  El otro territorio, desde la línea férrea hacia el cerro, muestra a un Chiguayante histórico y a ratos  periférico.


No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.

Desde la década  del 90, cuando se adopta la medida de “enrejar” las líneas del tren por materias  de seguridad,  comunas como Chiguayante han transformado  su forma de relacionarse  con un vecino  que, aunque  necesario,  genera  para una comuna  más inconvenientes que beneficios. En términos simples, la línea férrea es como el vecino que te da en las mañanas un aventón para llegar a tu trabajo, pero que en la noche no te deja dormir a causa  de ruidos molestos.

Nadie puede desconocer la importancia del Biotren. Permite el desplazamiento de casi 4 millones de pasajeros al año en promedio. Cifra que pretende duplicarse según las nuevas políticas de inversión, que consideran, principalmente, la adquisición de mejores y modernos vagones y nuevas paradas o estaciones.   Si bien es cierto que la inversión va en el sentido esperable de una empresa  que tiene como horizonte transportar pasajeros y carga,  llama la atención la casi nula  inversión  que se realiza entorno a facilitar la convivencia entre  la línea férrea y los vecinos.

Chiguayante hoy espera la concreción de algunas medidas que comienza a ser históricas e imprescindibles.  Entre ellas, el  mejoramiento del cruce Santa Sofía  donde se ha propuesto desde un soterramiento hasta un paso sobre nivel. Nuevo cruce regulado en calle Libertad y/o Esperanza   y nuevas estaciones en Colón y Lonco. Medidas que   impactarían positivamente en  disminución de la congestión vehicular que en  horas punta  aumenta al doble  los tiempos de desplazamiento para salir de la comuna y a tres o cuatro veces los tiempos  de desplazamiento internos.

Estas medidas podrían hacer más efectivo el Biotren para los Chiguayantinos, pero por sobre todo más amigable con su entorno.  La conectividad entre el Chiguayante que se cobija en el Borde Cerro y el que crece a orillas del Biobío de cara al Chiguayante 2030, es una necesidad  que las autoridades de FESUR no pueden quedar ajenas.

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante. Nadie discute la importancia de una modernización  que involucrara un aumento de frecuencia, pero esa modernización no debe impactar negativamente al entorno. Más Biotren, sí, y más Ferrocarril, pero también más conectividad, mayor integración entre la línea férrea y una ciudad que quiere proyectarse.

TAGS: #Chiguayante

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica