#Bicentenario

Afrodescendientes Chilenos: 200 años ignorados

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
Presencia histórica de africanos y sus descendientes en Chile
 
Historiadores de distintas tendencias reconocen que africanos llegaron a Chile desde los inicios del siglo XVI enrolados en el ejército de Diego de Almagro y después con Pedro de Valdivia. Durante toda la Colonia se realizó un tráfico de esclavos y esclavas negros hacia Chile, utilizando el corredor del Pacífico, cuyo puerto principal era Valparaíso, y el corredor de Buenos Aires, pasando por Mendoza, los que fueron poblando nuestro territorio al punto de que hacia fines del período colonial, la población negra en Chile sobrepasa el 12%, llegando en algunas regiones como Coquimbo, al 20%. En el primer siglo republicano, hacia fines del siglo XIX, como resultados de la anexión a Chile de los territorios del norte, después de la guerra con Perú y Bolivia, una importante población afro de esas zonas, pasa a formar parte de la población chilena. En 1871 la población negra de Arica representaba el 58% de su población. Por último, a fines del siglo XX e inicios del XXI se produce una nueva ola migratoria desde otros países del continente hacia nuestro país, principalmente de personas desplazadas por motivos económicos, entre las cuales viene un número importante de afrodescendientes.  
 
Producto de largos períodos de mestizaje no siempre los descendientes de africanos se distinguen por sus rasgos fenotípicos, pero ellos se autoreconocen y se muestran con nitidez en su identificación con los orígenes de sus ancestros y cada vez más en la reivindicación de su derecho a ser reconocidos en su calidad de afrodescendientes.
 
Chile desconoce la existencia de afrodescendientes en su población
 
Desconociendo esta realidad, los afrodescendientes son ignorados en Chile. En efecto, no existe ninguna ley que reconozca la etnia afrochilena ni es considerada su existencia en los censos de población. En Chile no sabemos estadísticamente cuántos son los afrodescendientes, donde están, como viven y en consecuencia no existen políticas públicas focalizadas hacia sus necesidades y anhelos.
 
Esta misma situación existía hasta hace unos años atrás para los pueblos originarios o etnias indígenas de Chile, pero esta cambió con la promulgación de la ley indígena en 1993 y con la inclusión de la pregunta por la pertenencia a alguno de nueve pueblos originarios reconocidos en nuestro país, en los censos de población, a partir de 1992. Para los afrodescendientes, en cambio, no existe ley que los reconozca ni pregunta censal que les permita darse a conocer. Para el Estado chileno, los afrodescendientes no existen en este país.
 
Chile, el peor de todos
 
Mantener ignorados a los afrodescendientes, junto con ser una afrenta a una porción de su pueblo, es un incumplimiento de compromisos de Chile en el ámbito internacional donde se obliga al reconocimiento legal de los afrodescendientes y al diseño e implementación de políticas nacionales y locales, focalizados a ellos. Entre los tratados que contienen esos compromisos destacan la Declaración y el programa de acción de la conferencia mundial contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia, firmada en Durban el año 2001, y el Convenio 169 de la OIT, ratificado por Chile el 2009.
 
Como expresión de este incumplimiento de los compromisos asumidos, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de las Naciones Unidas (CERD), publica en 2009 un informe sobre sobre este tema en Chile, que contiene 24 “motivos de preocupación y recomendaciones”, por no haber avanzado en  materia de etnicidad conforme a lo acordado hace nueve años en Durban. Asimismo, un estudio comparativo del PNUD sobre la situación de los derechos de la población afrodescendiente en América Latina señala que “Chile no cuenta con leyes o decretos que atiendan la situación específica de los afrodescendientes…convirtiéndose de esta manera en el país de la región menos comprometido con esta cuestión”. Cabe señalar que 12 países de Centro y Sur América han incluido a los y las afrodescendientes en sus censos de población, entre los cuales están Uruguay y Argentina, considerados como países “europeos” dentro de América. Chile es uno de los pocos que aún no lo han hecho.
 
Un camino para la reparación
 
Agrupaciones de afrochilenos, junto a organizaciones sociales y no gubernamentales, trabajan de manera conjunta para lograr dos metas en el corto plazo. Una es la activación de la discusión en el Congreso de una ley que duerme en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, que reconoce la existencia de la etnia afrochilena. La otra consiste en que el INE, dependiente del Ministerio de Economía, incluya una pregunta en el Censo de población de 2012 que permita identificar y caracterizar a los afrodescendientes en Chile. Ambos objetivos apelan a la voluntad política, el primero del Parlamento y el segundo del Gobierno.
 
El último objetivo pasa a ser la tarea más urgente e inmediata. En efecto, en el mes de octubre de este año se definirá el primer borrador de la cédula censal para 2012, la que será testeada y modificada durante 9 meses para llegar a la cédula definitiva en Julio de 2011. El contenido del borrador será la primera señal sobre la voluntad del gobierno de Sebastián Piñera de iniciar el camino del reconocimiento y la reparación para la población afrochilena y de puesta al día con los compromisos asumidos ante la comunidad internacional. Organizaciones chilenas y organismos internacionales que trabajan en esta causa seguirán atentos este proceso de definición de la cédula censal e intervendrán para evitar que se mantenga en Chile el desconocimiento de una parte de su pueblo.
 
(*) J. Manuel de Ferrari es Coordinador de Incide, www.incide.cl
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

23 de septiembre

Me parece que los terminos como “afrodescendientes” o “afrochilenos” son bastante discriminatorios. Nadie habla de “eurochilenos”, Al final de cuentas es una manera de llamar a los negros o mestizos que evita usar el termino “negro” por considerarlo ofensivo (cuando nadie se ofende por usar el termino “blanco”) y que legitimiza la idea “una gota de sangre” que tienen en Estados Unidos.

Además es un termino que da la idea de foraneidad, si una persona de raza negra nacio en Chile y ha vivido gran parte de su vida en Chile, es un Chileno, no tiene por que ser africano. Especialmente en el caso de gente cuyos ancestros llegaron hace ya varios siglos a America.

Ademas son terminos técnicamente incorrectos, de partida no se incluye en los “afrodescendientes” a quienes son de origen africano pero no negros como la mayoría de los habitantes del Maghreb o Egipto. Además hay ahora bastante africanos que son blancos o de otras razas. Por ultimo, todas las teorias del origen de la raza humana apuntan a que esta apareció en Africa, por lo tanto todos somos “afrodescendientes”.

VICTORIA BALLESTEROS

12 de enero

Me causa extrañeza saber que en las Universidades no exista beca para las Etnia de la raza negra, solo para pueblos indígenas, creo hay que trabajar en ese tema.

Cris

14 de mayo

Cuando te robe o asalten los negros mafiosos, basura en sus países veremos si te agradan tanto. Mejor seria que abrieran las puertas a profesionales o gente con educación. Pero la inepta trajo a negros miserables de Haití a dar lastima, a usar nuestro sistema de salud sin poner un peso y mafia Colombiana que será la perdición de Chile.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Ver a mujeres de diferentes orígenes, países y posiciones hablar abiertamente ha dado a muchas egipcias valor para compartir poco a poco sus experiencias de manera anónima o dando la cara.
+VER MÁS
#Género

#MeToo y #TimesUp ayudan a las mujeres egipcias a romper el silencio

La ley de pesca dejó muchos heridos y las causas judiciales por soborno, fraude al fisco y cohecho denominadas “Corpesca” y “Asipes” han dejado al descubierto lo intervenido y frágil que está el ...
+VER MÁS
#Economía

Jibia: Fin a la pesca de arrastre

La naturaleza del Petro fue muy controvertida, pues no cumple con varios elementos propios de las criptomonedas. No puede llamársele dinero virtual y tampoco se puede determinar con certeza si es un títul ...
+VER MÁS
#Economía

La CriptoVenezuela y el Petro

Poesucia, o la poesía sucia es un estilo que une la rebeldía sexual con la lucha de clases de una manera especialmente contemporánea: nada tiene que ver con el realismo socialista de otras épocas
+VER MÁS
#Cultura

¿Quién es Poesucia?

Popular

La prueba de papel y lápiz, y el dispositivo de control social que usa sus puntajes, se está comiendo la formación integral y genera un efecto de empobrecimiento curricular.
+VER MÁS
#Educación

Los resultados #SIMCE2018 que la Agencia de Calidad no te dice

Voltaire, ya nos había advertido: “Quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero”.
+VER MÁS
#Ciudadanía

A mano armada: Helicópteros, caballos y nepotismo

Algo que es transversal para ambos gremialistas es que acusan que esto es producto de maniobras y aprovechamientos políticos, con ello tratando de minimizar el vacío financiero de sus comunas y normalizan ...
+VER MÁS
#Municipales

La Florida y Viña del Mar: Administrando el desfalco municipal

Se requiere de un entorno flexible (digital) y abierto que diversifique y amplifique las formas de participación efectiva de los usuarios en torno al texto escolar, garantizando libertad de uso de los recu ...
+VER MÁS
#Educación

Hacia el Texto Escolar Abierto: Nuevos antecedentes