#Todos somos ciudadanos

Todos somos delincuentes

8 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Hace unos días, el subsecretario del interior, el señor Aleuy, declaró que el 30% de los que participaban en marchas eran delincuentes, y agregó que un delincuente es quien atenta contra la propiedad pública y privada, lanza molotov y ataca a carabineros. Aunque estoy consciente de que pidió disculpas públicas por estos dichos, me parecen a lo menos deficientes. Pero más importante que eso, es que declaraciones como estas, no son hechos sociales aislados, ni siempre criticados.


La violencia de la cárcel, el instinto de venganza, se ha convertido en algo natural e incuestionable (tal como pasa con el sistema educacional); y no solo eso, esta lógica se volvió parte de nuestra cultura, en colegios o en hogares.

Este tipo de declaraciones son pan de cada día en todos nuestros espacios sociales, desde la tv, hasta la once familiar del día domingo. Se dice que la violencia nunca es un medio legítimo y a veces (aunque no siempre) se califica -a quienes la ejercen- de delincuentes. Se los condena como una forma de acción social y política. Lo cierto, es que estoy completamente de acuerdo con la condena a la violencia, creo fielmente que ella constituye una negación a la razón y un agotamiento del diálogo, e implica que ya no hay medios racionales (y por ende propiamente humanos) para resolver los conflictos y nos sitúa en una condición “animal”. Pero claro, todo esto pasa en el mundo ideal de mi cabeza, el mundo en que vivo es diferente.

En el mundo en que vivo, en el país en el que vivo, hubo 24 femicidios este año; un 45% de los escolares declara haber sido víctima de violencia, ya sea física o psicología, en sus establecimientos; y 3 de cada 4 niños han sido víctimas de violencia intrafamiliar. Y va más allá de las estadísticas, en nuestro sistema educacional los niños de 6 años de edad deben vestirse todos iguales todos los días de la semana y pasar 8 horas al día escuchando a una persona, que -la mayoría de las veces- no gusta de lo que hace y ni siquiera sabe bien qué es lo que enseña, ante la cual deben permanecer callados y sentados so pena de anotaciones negativas.

Chile es el país con mayor desigualdad social de la OCDE, el 54% de los trabajadores gana menos de 300.000 pesos, y el 10% más rico gana 27 veces más que el 10% más pobre. Luego de todos estos datos no me queda más que concluir que vivimos en un país que funciona en una lógica tremendamente violenta. Condenamos a ciertos tipos de violencia, nos abstraemos de ésta creyendo que estamos fuera de eso, que no nos toca. Demonizamos al delincuente y al sublevado, y aunque no lo decimos expresamente damos a entender, tal como lo hizo el señor Aleuy, que son una categoría de gente inferior, “la gente violenta” despreciable y peligrosa, y pedimos aumento de penas privativas de libertad o incluso pena de muerte o mutilación.

¿Has adquirido marihuana u otras drogas? ¿Has descargado o comprado música o películas piratas? ¿Has predicado de alguien que es ladrón o que ha cometido otro delito, del que no resulto finalmente responsable? ¿Has agredido físicamente a alguien? ¿Has conducido en estado de ebriedad? Si tu respuesta a esta u otras preguntas similares es sí, entonces, bienvenido al mundo de los delincuentes. Si tu respuesta es no, seguramente has tenido ganas, lo cual te convierte en un delincuente en potencia, todos lo somos.

Mis preguntas claramente tienen un objetivo: dilucidar que no somos superiores a esas personas y que no está bien considerar que no deben ser parte de la sociedad. Este tipo de pensamiento deja ver nuestro tremendo individualismo y la imposibilidad de superar la lógica violenta. Los delincuentes (los reales, los que están encerrados en una cárcel) tienen en común con algunos de los manifestantes el ser tachados de violentos y el ser demonizados, esa es la razón por la que este artículo se refiere a ellos y esa es la razón de que el subsecretario los iguale.

Pero nosotros, “los no violentos”, tenemos en común con ellos mucho más de lo que pensamos: nuestro funcionamiento social y cultural es el mismo y de ello dan cuenta nuestras instituciones y nuestra concepción de justicia. Nadie (o casi nadie) se cuestiona nuestro sistema penitenciario y la esencia constrictora de nuestras penas. La justicia se vuelve la venganza más pura y poco piadosa, usando la cárcel como instrumento. Chile tiene una población penal que supera las 42.000 personas en sistema cerrado y más de 129.000 en total, con una tasa de reincidencia del 40% en el sistema cerrado, antes de cumplir dos años en libertad. Esto demuestra que la cárcel sólo intensifica los instintos delictuales y no termina con la delincuencia; y que la cárcel, al menos como se concibe aquí, no sirve. Además, tenemos un 12% de sobrepoblación penal, liderando este porcentaje a la región de Atacama con un 77%, y existen centros con más de un 80% de sobrepoblación, hecho que transgrede los tratados internacionales suscritos por Chile; a esto se suma que el 64% de los reos no tienen ningún nivel de educación media.

Todo esto pasa por nuestros ojos y es alentado por nuestras opiniones y acciones, por ejemplo, en las detenciones ciudadanas. La violencia de la cárcel, el instinto de venganza, se ha convertido en algo natural e incuestionable (tal como pasa con el sistema educacional); y no solo eso, esta lógica se volvió parte de nuestra cultura, en colegios o en hogares. Me pregunto, cómo después de todo esto, nos atrevemos a condenar la violencia, solo en algunas de sus expresiones, pidiendo endurecimiento de penas o promoviendo la imposición de estas a hechos que hoy no tienen asignada una. ¿Es que acaso no nos damos cuenta de la contradicción en la que caemos?

Este artículo, no pretende ser exhaustivo, solo pretende esbozar algunos temas relevantes a mi juicio relacionados. Constituye una antesala de nuevos artículos en los que pretendo tratar más detalladamente algunos de estos puntos. Tampoco es un intento de justificar la delincuencia o la violencia de las manifestaciones, sino más bien, es un llamado a asumir que esos son problemas sociales, que nos incumben a todos. Todos somos parte del problema y, por tanto, todos podemos ser parte de la solución: es necesario identificar la violencia en todas sus formas y acabar drásticamente con ella creando un cambio cultural profundo. Es necesario entender que no somos seres humanos aislados, sino que somos parte de una comunidad y que por ende los problemas de otros son también nuestros.

 

Femicidios 2015, Julio. Sernam.

Principales resultados del estudio nacional de de violencia en el ámbito escolar. Ministerio del Interior. Ministerio de educación.

Emol. Estudio revela que 3 de cada 4 niños han sido víctimas de violencia intrafamiliar. http://www.emol.com/noticias/Nacional/2015/06/04/720041/Estudio-revela-que-3-de-cada-4-ninos-han-sido-victimas-de-violencia-intrafamiliar-en-Chile.html

Fundación Sol. Los verdaderos sueldos de Chile. Enero 2015.

Estadísticas de la Gendarmería de Chile. http://www.gendarmeria.gob.cl/estadisticas.jsp

Estudios sobre reincidencia. Gendarmería de Chile 2013.

Compendio Estadístico. Gendarmería de Chile 2013.

TAGS: #Delincuencia Ciudadanía violencia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
derechiste

26 de julio

No se si lei muy bien este acertado articulo….pero le falto agregar a la lista de los delincuentes…….todos los trabajadores que de alguna manera sufren y protestan….tambien caemos en este listado…es por eso la repre..por eso cayo un trabajador contratista en el norte.y quen sabe cuantos delincuentes laborales………………….( pongamosnos ese apelativo, pa que suene mas bonito) tendremos que ser victimas de este sistema discriminatorio e injusto.

Theo

28 de julio

“64% de los reos no tienen ningún nivel de educación media.” No discutiré sus fuentes, pero sepa Ud. que esto se puede ir solucionando de a poco si el trabajo y el estudio fueran compulsivos, si las cárceles no fueran “paraíso” de la flojera y la desidia. Pero esto sería atentar contra los DDHH!! O no?

28 de julio

Más que paraíso de la flojera son paraíso de la violencia y la contaminación delictual, sin un metro cuadrado por reo es muy difícil establecer planes de rehabilitación eficientes.

31 de julio

Coincido plenamente con Natalia, el germen de los actos que la sociedad a condenado y por ende a castigado están presente en cada uno de nosotros y es nuestra conciencia moral la que controla que estos se manifiesten o inhiban, buen artículo.

31 de julio

VOLVEMOS A LO MISMO. BRUTAL DESIGUALDAD GENERADA POR ESTA SOCIEDAD QUE INSTALÓ LA DICTADURA Y QUE CÍRCULOS DE DERECHA AYUDARON GUSTOSOS POR RAZONES PERSONALES A MANTENER Y QUE LA ” IZQUIERDA ” TAMBIÉN LE GUSTÓ Y MANTIENE VERDAD NATALIA. Y LA CRECIENTE DELINCUENCIA QUE LLENA NUESTRAS CÁRCELES QUE NO TIENEN NINGUNA REHABILITACIÓN NOS MUESTRA UNA SOCIEDAD CADA VEZ MÁS VIOLENTA DONDE PODEMOS VER NIÑOS DE ESCASOS AÑOS ROBANDO EN SUPERMERCADOS QUE TAMBIÉN EXPLOTAN A SUS TRABAJADORES Y OTROS QUE EN COLEGIOS DEMUESTRAN CRECIENTE VIOLENCIA . TIENES TODA LA RAZÓN NATALIA QUE DIOS NOS PROTEJA PORQUE NUESTROS LEGISLADORES DE VAN A DEMORAR MUCHO SALVO REAJUSTAR SUS DIETAS SALUDOS

31 de julio

¡Pobrecitos los delincuentes! ¡Que malos somos los que vivimos tranquilos en nuestro hogar tratando de defender el producto de nuestro sudor y esfuerzo para que no nos lo quiten los que no quieren trabajarle un día a nadie! Son producto del sistema o quizás actúan drogados. El Estado debe darles la droga, legalizar la mariguana y luchemos para extenderlo a las drogas mas duras.
Destitución a los congresistas que quieren una justicia mas severa para los delincuentes. Hay que matar mas carabineros para que escarmienten y no se metan con el poder oscuro del mal.
Los delincuentes están atacando hasta los bomberos, a las mujeres, a los niños, a los que se defienden, todo con el pretecto que una minoría privilegiada se ha corrompido con el poder económico.
No hay mal que dure cien años. Va a pasar que la gente honrada que quiere vivir en paz se va a canzar y va a empezar a matar delincuentes al estilo Oeste gringo.
Los misiricordiosos con la delincuencia, seguro que nunca les ha tocado vivir el dolor y el miedo por un asalto a tu mujer y a tu hijo, porque esos infelices no saben de familia, nunca han tenido un hogar. Los hijos que semabraon en sus borracheras se criaron sin padres y sin hogar y nosotros debemos pagar por ello.
Tenemos que hacerles una cárcel con camas spring y jacuzi porque a otro asesino mayor se las hicieron en Punta Peuco…….

05 de agosto

Generalmente nos ponemos en el lugar de la víctima, porque creemos que la delincuencia es algo de gente mala y horrible, sin embargo le pregunto ¿usted pensaría lo mismo si alguno de sus hijos llegara a cometer un delito? ¿ usted pensaria lo mismo si usted llegara a cometer uno? Y de seguro lo ha hecho porque la gama de delitos es mucho más amplia de lo que piensa el señor Aleuy. O bien puede que nunca haya cometido uno, le pregunto entonces ¿ que pasaría si fuera juzgado o sospechoso de uno? Le aseguro que valoraría las garantías y el trato humano por el que tanta gente noble ha luchado a lo largo de la historia. No creo que la delincuencia sea algo bueno, pero usted que defiende el producto de su trabajo y esfuerzo, de seguro estará de acuerdo conmigo en que todo ser humano por el hecho de ser tal, merece un trato digno y justo, tal como usted exige para sí mismo y también estará de acuerdo en que la ley del talión ya es cosa del pasado. Los delincuentes no son enemigos, son ciudadanos como usted y como yo y eventualmente tanto usted como yo podríamos llegar a ser delincuentes.

13 de agosto

Natalia, muchas felicitaciones
Mientras el flagelo avanza, la discusión es continua y siempre girando en torno a las mismas propuestas:
*Hay que endurecer las penas – No porque hay estudios comparativos que no demuestran su efectividad.
*Meterlos a la cárcel – No porque están llenitas.
*Licitar cárceles a privados (construcción y mantención) – Huele a negocio.
*Aumentar las penas para robos en cajeros automáticos – Muy determinado.
*Volver a estudiar la pena de muerte – Delicado, hay compromisos internacionales.
*Que la puerta giratoria – Lo dicho, cárceles saturadas.
*Educación – Hoy es un bien de mercado, financiamiento aporte familiar Chile 80%, EE.UU. 41%, Japón 50%. Es chutar el problema para 20 años más.
*Desocupación juvenil – Auto explicativo.
*Modificar la ley de control de armas – Controlar y requisar las buenas armas que están en manos de gente honesta, misma gente que queda expuesta al delincuente con armas hechizas y peligrosamente efectivas.
*Responsabilizar a padres por hijos que porten armas – Uno delinque eventualmente van dos a la cárcel, que ya están saturadas.
*Segregación social – Falta hacer de Chile un país más igualitario.
*La culpa es de los carabineros.- Han demostrado ser eficiente.
*Que son los tribunales – En parte si, en parte no porque son las leyes.
*Es el Congreso – Es más de lo mismo de la enumeración expuesta.
*Son los Fiscales – No porque no. Alegan tener demasiada carga de trabajo.
*Que es la TV – Esto es echarle la culpa al empedrado.
*Que las medidas de prevención son insuficientes – Solo pensarlo es algo inocente

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Así fue como vimos entrevistas y reportajes de niños, niñas y adolescentes cruzando el río Bravo o aventándose el desierto entre Sonora y Arizona. Mediatizando esta tragedia se acuerpaba la denuncia de ...
+VER MÁS
#Internacional

Niños, niñas y adolescentes migrantes: carne de cañón

Si todas las víctimas de incesto hablaran, el coro sería ensordecedor. Quienes se han atrevido a exponer públicamente su tragedia resultan ser una minoría insignificante en comparación con quienes la o ...
+VER MÁS
#Internacional

El incesto, un delito oculto

En conclusión, en razón a que los milagros son posibles, esperaríamos que Enea a partir de ahora se enmarque en las directrices empresariales establecidas recientemente por la CPC en el Castillo Las Maja ...
+VER MÁS
#Municipales

Las más grandes empresas se enmarcarán en la probidad

La Agenda 2030, si no involucra al poder económico, representado por las Grandes Empresas y Grandes Inversionistas, tiene poco que hacer convirtiéndola en una declaración de buenas intenciones, pero sin ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Agenda 2030: falta un actor importante

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Enarbolar la pureza como un objetivo a conseguir, debe ser tal vez la gran evidencia de la carencia de un real proyecto transformador.
+VER MÁS
#Política

La impura política de los puros