#Política

Indios entregados al alcohol

13 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Lo más dramático es que, Ginés de Sepúlveda, el severo historiador y filósofo español, capellán y cronista de Carlos I y preceptor de Felipe II, defensor de la conquista española,  pareciera revivir, ¡cinco siglos después! en los dichos de quien ha sido ungido, nada menos, como Premio Nacional de Historia, Sergio Villalobos.


El historiador Sergio Villalobos tiene una virtud importante que hay que reconocer públicamente: es brutalmente franco y no oculta su pensamiento ultra conservador, particularmente, respecto de la cuestión social indígena. A diferencia de sus colegas de ruta en esta lógica, no esconde su desprecio y racismo. Es el Juan Ginés de Sepúlveda del siglo XVI en la memorable Junta de Valladolid, en la controversia con Bartolomé de las Casas, una especie de “cumbre” organizada por el Consejo de Indias, con el propósito de resolver el dilema (falso por cierto) de cómo entender la relación de la Corona y de la Iglesia con los pueblos nativos descubiertos y conquistados.

Ginés de Sepúlveda, coincidentemente historiador, defendía la tesis de la guerra justa en contra de los indios, “por sus pecados e idolatrías”. Don Sergio Villalobos habló recientemente de “defectos ancestrales” de los mapuches, sin ahondar mucho en aquello. Para Ginés de Sepúlveda, los indios eran seres inferiores y decía que sus prácticas culturales eran anti natura. Hoy, el profesor Villalobos alega que los mapuche, “de acuerdo a la cultura ancestral escasamente participaban en faenas: era formalmente un guerrero y un cazador, que vivía relajadamente y entregado al alcohol”. Si a esto se suma el hecho de que, de acuerdo a sus conceptos, era inaceptable que “hubiese tierras desperdiciadas en manos de los naturales (los mapuche)”, se entiende entonces que estos sujetos estaban desprovistos de derechos. En el siglo XVI, Jesús Ginés de Sepúlveda alegaba exactamente lo mismo. Por eso, el Estado de Chile ejerció la fuerza y la violencia para despojar al mapuche de su patrimonio, como en su tiempo la Corona conquistó con sangre el continente.

Villalobos no es Ginés de Sepúlveda. Por cierto. Y Huenchumilla no es Bartolomé de Las Casas, como es evidente, pero ambos personajes son claves en la lucha por los derechos de indios durante la conquista. Y en algo se parecen en el debate de estos días. Uno, Villalobos defiende la conquista y sometimiento del pueblo mapuche y  Huenchumilla busca – como muchos mapuche-  reivindicar sus derechos. Lo más dramático es que, Ginés de Sepúlveda, el severo historiador y filósofo español, capellán y cronista de Carlos I y preceptor de Felipe II, defensor de la conquista española,  pareciera revivir, ¡cinco siglos después! en los dichos de quien ha sido ungido, nada menos, como Premio Nacional de Historia, Sergio Villalobos.

De las “reflexiones” del severo jurista Ginés de Sepúlveda encuentro esta afirmación categórica y explícita (Ginés tampoco tenía pudor con la franqueza) en su libro “De la justa causa de la guerra contra los indios”:

“Con perfecto derecho los españoles imperan sobre estos bárbaros del Nuevo Mundo e islas adyacentes, los cuales en prudencia, ingenio, virtud y humanidad son tan inferiores a los españoles como niños a los adultos y las mujeres a los varones, habiendo entre ellos tanta diferencia como la que va de gentes fieras y crueles a gentes clementísimas.  ¿Qué cosa pudo suceder a estos bárbaros más conveniente ni más saludable que el quedar sometidos al imperio de aquellos cuya prudencia, virtud y religión los han de convertir de bárbaros, tales que apenas merecían el nombre de seres humanos, en hombres civilizados en cuanto pueden serlo”.

Sí. El pensamiento de la conquista española sigue todavía vigente. Y en Chile podemos encontrar en el profesor Villalobos uno de sus más conspicuos seguidores.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

23 de marzo

El profesor Villalobos lleva décadas viviendo de las polémicas y su escasa producción historiografica la que se limita a memorizar cuántas piezas de artillería hubo en la batalla de Maipú.
Creo lo más prudente es no dar más tribuna a un historiador que aún no logra superar el pensamiento decimononico de Barros Arana, Vicuña Mackenna o los hermanos Amunategui.

24 de marzo

es un escandalo que existan personajes como Villalobos, es necesario desenmascarar a este tipo de personajes.

Jorge Salvo

25 de marzo

Para más información sobre el racismo de Villalobos y su falta de validez histórica, véase mi texto “El componente africano de la chilenidad” en la revista Persona y Sociedad de diciembre de 2013

25 de marzo

Estimado Jorge: la página web de persona y sociedad están en mantención. ¿Puedes compartir el archivo de tu artículo? Saludos cordiales.

25 de marzo

¿Villalobos racista? Nooooo. Ni los racistas llegan a los extremos a los que ha llegado Villalobos. No ofendamos a los racistas por favor.

25 de marzo

Aplaudo a las personas que son francas con su pensamiento, porque estoy hasta el gorro de los hipocritas del politicamente correcto.

PERO

una cosa es ser franco en lo que uno opina, y otra es ser francamente ignorante.

Villalobos tiene el rotulo de historiador por ser complaciente con una vision de mundo de quienes financian sus publicaciones. Eso no lo hace franco, eso lo hace vocero de esa parte de la sociedad que quiere callar a cualquiera que piense lo contrario. Haber si seria racista si no tuviera asegurado un puesto perpetuo en universidades, canales de television, editoriales, etc.

Ningun historiador serio (que los hay) diria la barbaridad de “La guerra de Arauco es otro de nuestros mitos”. ¿En serio es un mito? Porque a los mapuches esclavizados por ser rebeldes y hacer la guerra a la Corona (la causa por la cual podian ser esclavizados, ya que eran oficialmente subditos de la Corona), no les debio paracer nada de mito. Tampoco ningun historiador serio diria “Las elites cumplen un papel directivo, inteligente, organizador, notable, orientador de la vida de la sociedad entera.” COME ON!!! JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!!!

25 de marzo

perdon: a ver

25 de marzo

Los historiadores actuales tienen la virtud de vivir en democracia y, no como nuestra generaciones que fueron cohartadas de poder pensar. En esos tiempos, Sergio Villalobos uno tenía que estudiarlo por obligación no existía la internet ni bibliografia parecida para poder ver otra opción como lo tienen las generaciones actuales. Ahora existen historiadores como Gabriel Salazar que han hecho abrir los ojos a todo lo que no era real, y uno se ha ido informando sobre lo que realmente pasó en otras épocas. También han ayudado las visiones de antropologos y arquelogos que han apoyado a los historiadores a demostrar como en realidad la historia de Chile fue y no como eramos obligados a leer.

Alvaro Zulu

04 de abril

El profesora Villalobos votó por Allende …cuidado con lo que dice porque denota su ignorancia

osman gallardo

25 de marzo

oooh, ese último parrafo me deja sin palabras Don Domingo.

servallas

26 de marzo

Si uno lee la historia temprana de Chile se dará cuenta que ha estado llena de horror, matanzas indiscriminadas, crimenes terribles, no sólo los españoles cometieron horrendas carnicerías, el conjuntos de los pueblos mapuches también lo hizo, hizo desaparecer poblados completos de forma salvaje.
Hay hoy un cierto discurso para la galería, muchos son politicamente correctos, muchos dicen apoyar la causa mapuche y luego en su entorno más intimo desatan su racismo, y su odio. No me extraña este artículo, su postura y sus reflexiones, pero forman parte de una visión de la historia, falta la otra parte, la otra visión, entre ambas, en el conflicto y en los acuerdos, entre las matanzas y el odio, en esa cuna nacimos nosotros, el pueblo chileno, porque hijos de españoles y mapuches somos en esencia, nos somos mapuches, tampoco españoles, pero a ambos debemos respeto, escucharlos, recordarlos, entenderlos en su tiempo y contexto, y sobre todo, admirarlos porque son nuestros propios genes.

Mario Castillo

29 de marzo

En general concuerdo con las apreciaciones, puntos de vista y análisis del autor y de quienes han comentado. Hace falta mucho camino aún para que la democracia finalmente sea el principio básico y ancla de su solución. Tengo esperanzas y espero que los políticos sean fieles a sus postulados y representen fehacientemente la voz popular. Sólo agrego que otro historiador, también Premio Nacional, mucho me enseñó y sirvió durante la dictadura, iluminado e iluminador, me refiero a Armando de Ramón.

Alvaro Zulu

04 de abril

El profesor Villalobos sólo se refiere a hechos históricos y antecedentes dichos por muchos antes que el. Basta ir a la Araucanía para ver quienes son estos Reche que de cultura tienen cero …música un tambor y una corneta hecha con bambú y cuerno, Pintura cero, escultura un pedazo de árbol mal tallado al que le llaman “rehue”, vivienda paupérrima, su ruca es menos que una choza, ganadería o agricultura cero (recogen piñones), vestuario indigno, ni teñir han aprendido …con males peores, no sólo son alcohólicos y ladrones sino que son polígamos, machistas y su centro es golpear a las mujeres …eso de buenos soldados también es mentira, atacaban a los españoles para arrancar cobardemente a los cerros …quienes son estos indios actualmente ? la CAM socios de la ETA y las FARC, Huenchumilla ? …o el ignorante Aucán Huilcamán con 7 esposas que viaja por el mundo pagado por el PC ? ….su idioma ? quienes lo hablan ? ….el profesor Villalobos sólo dice la verdad de algo que a muchos no les gusta y por eso lo critican diciendo que es racista y otros epítetos cobardes de gente ignorante. A los defensores de esa pseudo “cultura” les digo que la próxima vez que se enfermen vayan a una machi a ver si los cura

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Quizás si la primigenia conjunción de mestizos solariegos españoles y pueblo mapuches, allá en el siglo XVII en el espacio físico y cultural del Biobío Maulino, represente una de las primeras expresio ...
+VER MÁS
#Política

La sociedad comunitaria de derechos comunes. Utopía para el presente

En la actualidad, con las nuevas técnicas de administración, publicidad y manejo de datos, que crecen exponencialmente, en cuatro años se puede hacer tanto daño, (o tanto bien, según sea el propósito) ...
+VER MÁS
#Política

Lo que el Frente Amplio no ve, y otros tampoco

La falta de votantes es un efecto más de la despolitización neoliberal que se impuso durante 17 años y que sin duda transformó a la sociedad chilena. Y ante esa situación hemos escondido la cabeza. Los ...
+VER MÁS
#Política

Aprendiendo de una vez por todas a ser ciudadanos

Pasamos muchas situaciones difíciles como toda urgencia pública. Pero no volví a sentir que alguien se moría frente a mí, sin poder hacer nada porque a otros les importan más las fotos y los titulares.
+VER MÁS
#Política

Diciembre 2013: Hospital inaugurado sin recursos. Gracias por nada

Popular

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

La eclosión de este nuevo candidato metamorfoseado producto final de su desesperación por llegar al poder, más que ser admirable o asombroso, lo ha transformado en el hazmerreír induciendo en él compo ...
+VER MÁS
#Política

Piñera metamorfoseado por Kafka