#Política

Elección 2013, una oportunidad única para el país

35 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El hecho de que Michelle Bachelet no tenga competencia, entrega a esta elección una oportunidad única para el país.

Dejémonos de historias. A no ser que ocurra un accidente político, es un hecho que Michelle Bachelet será la presidenta el próximo período. Es evidente que el resto de las candidaturas, tanto de derecha como de oposición, tienen su mirada puesta en el 2018 – 2022, con algunos matices.

Respecto de las candidaturas de Marco Enríquez, José A. Gómez y Claudio Orrego, además de ser campañas con posibilidades para el 2017, se ve en ellas la estrategia de negociar escaños para diputados y senadores, y en una segunda etapa, puestos claves del próximo gobierno. Es de esperar que la presidenta tenga claro hasta qué punto negociará con ellos, ya sabe que si no logró avanzar más en su gobierno anterior fue porque los mismos partidos no se lo permitieron.

El hecho de que Michelle Bachelet no tenga competencia, entrega a esta elección una oportunidad única para el país.

La elección de este año mirará al parlamento, y con ello se abre una oportunidad concreta de conseguir los doblajes necesarios que permitan materializar los cambios constitucionales por los que la ciudadanía se ha manifestado.

Nuestro “sistema binominal” es anti-democrático, es un sistema que discrimina a las minorías y que tiene su origen en una constitución propia de la dictadura, que lamentablemente en los veintitres años que está operativo, ha terminado por menoscabar y desacreditar el sistema político frente a la ciudadanía, lo que es grave.

En definitiva, la coyuntura en el escenario eleccionario de este año 2013 ocurrirá en las elecciones parlamentarias, dado que las presidenciales ya están resueltas. Es una oportunidad única para todos quienes anhelamos una nueva política.

Será una elección épica para Chile, dónde los actuales partidos de la oposición deberán mostrar altura de mira, ser generosos, tendrán que entender que para lograr los doblajes es necesario mirar a la ciudadanía, que el votante apoyará a los candidatos en la medida que los sienta propios y no impuestos. La oposición debe organizarse y llevar dos candidatos por distrito.

Las directivas tendrán que hacer una tregua y ceder, abrir espacios y apoyar a los rostros que surgen desde los movimientos sociales y de la sociedad civil, porque ellos son representes de una ciudadanía descontenta y que desaprueba en lo que terminó siendo la concertación. Los nuevos rostros abren la puerta a los doblajes.

Todos los chilenos queremos amanecer, mirar por la ventana y decir con todas sus letras que vivimos en un país democrático. Tal vez, si existe una voluntad real de la mayoría de Chile, podamos decir que finalmente se logró completar la recuperación de la democracia iniciada en 1988.

* Entrada publicada originalmente en nuevapolitica.cl

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

28 de febrero

Efectivamente, es muy probable que Michelle Bachelet sea la próxima presidenta.

Mi duda es por qué su elección podría incidir en generar los incentivos necesarios para que los miembros de los partidos gobernantes, al momento de llegar al Congreso, propicien los cambios necesarios. Esto porque aún no sabemos qué compromisos existen en cuanto a dichos cambios, ni de parte de Bachelet, ni de parte de los partidos que la apoyan.

¿Por qué una vez alcanzado el poder ejecutivo por un sector, surgirían los incentivos para que sus miembros en el legislativo generen cambios?

¿Por qué ahora, una vez alcanzado el poder ejecutivo, los partidos permitirían por ejemplo reformar o cambiar el binominal, que es el que finalmente los ha mantenido en el poder en ese poder del Estado, incluso habiendo perdido el ejecutivo?

No veo la razón, entre un hecho y otro, más que una especie de fe en que la llegada inminente de Bachelet cambiará todo, pero eso sigue siendo mera ilusión, como siempre ha sido el creer que la llegada de una persona a la presidencia, puede cambiar una sociedad entera.

Saludos

dhomiax

28 de febrero

Estimado:

Estoy de acuerdo con lo que escribes y la verdad es que la mayoría de las personas con las que converso siente lo mismo que tu, me refiero a que las cosas no cambiarán y que los que están en el poder no modificarán las condiciones para que entren nuevos rostros.

Por eso la columna habla de una “oportunidad”, el hecho de que la presidencia esté (de alguna forma) resuelta, dejará más visible la elección parlamentaria.

En elecciones anteriores los candidatos a diputados y senadores han pasado desapercibidos, se esconden tras la presidencial, a pesar de que se trate de distintos poderes.
Pienso que en la medida que nosotros (ciudadanos descontentos) nos organicemos, nos manifestemos, apoyemos a los nuevos rostros, obliguemos a que los candidatos se manifiesten y comprometan con los cambios constitucionales, podría generarse un “espíritu revolucionario” (en el sentido positivo de la palabra), que recupere algo del sentido perdido de la política, aquello de recuperar la democracia que aún no llega a este país.

Quiero creer que con el voto voluntario, la ciudadanía tiene más poder que antes.

Estoy trabajando en un proyecto (www.nuevapolitica.cl) promueve aquello que estamos conversando.

Saludos

Marcelo

28 de febrero

Sugiero aterrizar las expectativas en torno a la elección de la señora Bachelet. Si bien coincido con el hecho de que existe un descontento no me queda claro a que aspira la mayoría ciudadana. Sea lo que sea, en 4 años nos es mucho lo que se puede hacer en materia de cambios profundos porque ese es un camino que tomará décadas.
Más importante a mi juicio es que se geste un nuevo contrato social, desde izquierda a derecha, conservadores y progres, de allá y de acá, que incluya el bien común como una de sus principales premisas. A partir de ahí, los siguientes gobiernos y la ciudadanía asumirán la tarea de nivelar la cancha a favor de la equidad social y el desarrollo sustentable del país.

dhomiax

28 de febrero

Estimado Marcelo

Comparto que las expectativas terminan en desilusión, a mi juicio es el principal motivo que nos aleja hoy de la política.

No conocemos las propuestas de Bachelet (por lo que no alcanza ni para expectativas), pero no por ello debemos quedarnos con los brazos cruzados.

Acá te dejo el link de las tres frases que dedicó Jorge González en Viña a este tema: http://www.nuevapolitica.cl/mensaje-de-jorge-gonzalez-en-vina-2013-a-michelle-bachelet/. Lo que hizo el músico, es lo que debemos hacer los ciudadanos: exigir, sacar la voz y no ver como la clase política hace lo suyo con lo nuestro.

Comparto todo lo que mencionas en el segundo párrafo, pero no olvides que las elecciones son el único espacio dónde podemos incidir como ciudadanos a través del voto. Entonces veamos de qué forma podemos generar los mayores cambios dentro de lo posible.

Saludos

28 de febrero

Estimado Tomás, ese es el punto ¿Por qué ahora habría una oportunidad tomando en cuenta que las coaliciones hegemónicas aún cooptan a los nuevos rostros -llevándolos a sus primarias o comprometidos en pactos- y por tanto, el acceso al legislativo?

Me parece que el hecho de que Bachelet sea la segura próxima presidente, sin existir mayor competencia, es sólo la ratificación del status quo. ¿Por qué digo esto? Porque es más probable que “el movimiento social” sea cooptado, a que se posicione como fuente de presión desde la sociedad civil hacia el poder político en el ejecutivo y el legislativo.

De hecho, la gente debería exigir claridad en las promesas y acuerdos, antes de votar, pero parece que eso ni siquiera lo hacen los nuevos rostros, con tal de ganarse un cupo.

Entonces, la única forma de generar un cambio es no ir a votar…o votar nulo. El resto, es voladero de luces en torno al mismo status quo.

dhomiax

28 de febrero

Estimado.

Todo lo que dices es cierto, lo único que no comparto es la forma que defines para generar el cambio (no votar o votar nulo).

Creo que describes muy bien la situación de cómo operan los partidos y finalmente lo perverso que es el sistema binominal.

Pero quiero ser más optimista, y así como en las elecciones municipales se dieron sorpresas (aún cuando sean pocas), quedó demostrado que la oposición – si trabaja coordinada – puede forzar algunos resultados claves.

¿Viste la película Lincoln? Se trata aquello, pero en un contexto totalmente diferente. Mi tesis es que si los partidos son más permeables y se suman voluntades para doblar en algunas zonas (incorporando candidatos que movilizan el voto ciudadano), podría mejorarse la mayoría en la cámara que permita hacer algunos cambios.

Como decía Marcelo en su comentario anterior, no son cambios de la noche a la mañana, pero desde mi punto de vista, cambiar el sistema binominal es una urgencia que no puede esperar más, ¿Y por qué no forzar un poco el tranco?.

Saludos

28 de febrero

Estimado Tomás ¿Por qué dices que la oposición trabajó de manera coordinada? Eso no es efectivo en ningún caso.

De hecho, “el triunfo” de la oposición en las municipales, fue más bien la conformidad ciega de las autocomplacientes élites concertacionistas, obviando el 60% de abstención electoral. El “triunfo” en realidad fue haber sido algo más votado con respecto a otros menos votados.

Por otro lado, me hablas de la permeabilidad de los partidos, pero resulta que éstos siguen manejados por las mismas élites, casi gerontocráticas de siempre. Ninguno de los partidos ha logrado librarse de la ley de hierro de las oligarquías, y su funcionamiento no ha cambiado en nada ¿De qué permeabilidad hablas?

No hay que confundir permeabilidad con cooptación. Hasta el momento, lo que veo es cooptación de actores que movilizan el voto ciudadano. Pero, ello tiene un precio, y los partidos lo cobran siempre. ¿Por qué esos nuevos actores, se librarían del elitismo, la oligarquía y el clientelismo imperante en los partidos?

Entonces, qué sentido tendría para los ciudadanos comunes, ayudar o lograr que esos mismos partidos, anquilosados en prácticas nepóticas, clientelares y oligárquicas, doblen en algunas zonas a costa de actores que movilizan el voto ciudadano.

¿Qué sentido tiene para los ciudadanos comunes, darles poder a los mismos que han tenido el poder por casi 30 años?

dhomiax

28 de febrero

Estimado, nuevamente tienes razón.

Lo que llamamos concertación ¿qué es?, ¿son las mesas directivas de los partidos?.

Aquello que defines como “élites concertacionistas”, convengamos que son unos poco personajes, pero los que manejan el poder.

Conozco innumerables personas que militan en partidos como el PS, PC, PPD, PDC y PR, que trabajaron y apoyaron las candidaturas exitosas de alcaldes que mencionamos.

Efectivamente la coordinación a la que me refiero, no pasó por las elites.

Hay militantes que al igual que nosotros, desean una política sana, la mayoría no pertenecen a las elites y no se deben incondicionalmente a estas.

La “permeabilidad” a la que me refiero hoy no existe, pero no por ello dejaremos de exigirla o ponerla sobre la mesa.

En mi opinión, si el fin es lograr cambiar el sistema binominal, la cooptación me parece un mecanismo aceptable. Me explico, prefiero eso a que el parlamento siga empatado y como dices, preso de la ley de hierro de las oligarquías.

En lo personal comparto tu visión de las cúpulas de los partidos (con todas sus letras), el poder corrompe y nos ha tocado verlo de forma dramática en personajes que el ’89 se jugaban por una revolución.

A mí lo que me interesa que surja una estrategia que abra la puerta a eliminar el binominal, no me preocupa tanto cuales sean los medios y las negociaciones, pero piensa que democratizando el sistema eleccionario es un punto de partida para sanar nuestra política.

Saludos

01 de marzo

Tomás: Primero que nada me nace felicitarte por todas tus exposiciones. Me da la impresión que tienes la cabecita fresquita como probablemente ninguna he leído hasta ahora en este sitio, sin embargo, como el todo lo hacemos todos, a cada uno le falta algo que debe encontrar en los demás, motivo por el que también me surge el interés de hacerte algunos comentarios… Más allá de lo que se podría calificar de utopía en tus exposiciones, cosa que mecionarlas sería algo rebuscado y de hecho innecesario, pienso que está bien que seas una persona de esas que aún cree que se puede hacer algo para mejorar el sistema político y así muchas otras cosas más… Te confieso que soy uno más de aquellos que cree la misma cosa, pero, que hasta ahora no ha encontrado, por lo que concluyo, su lugar en los espacios digitales para hacer un trabajo con otras personas que tengan intereses similares a los mios, no estando dispuestos a bajar los brazos sino hasta haber encontrado la forma de cambiar lo que pensamos que debe ser cambiado… En resumen, ojalá que seamos del mismo redil y que aremos en el mismo sentido y la misma dirección, aunque por ahora sólo parezca que lo hagamos en el mar…

Bastante que decir, por cierto… En primer lugar, me llama la atención que digas que trabajas en un nuevo proyecto y que ese es nuevapolitica.cl … Lo primero que me impresionó al ver la página es esa especie de máquina montada alredor de determinadas “caras nuevas” a las que aludes en tus comentarios como una forma de penetrar el sistema político para obligar a los desempates… Respecto a ello pienso que está bien, pero, me parece que es insuficiente y ya espero explicar el por qué lo veo así…

Además de ello, como proyecto político, la página veo que carece de la posibilidad de comentar y eso me recuerda todas las páginas políticas que he visto en las que se nos arroja contenido al rostro como imponiéndonos cosas, tal como si no tuviéramos nada que decir y que al final, como buenos soldaditos de juguete de las intenciones de no sé quién, en resumen, debemos recibir en silencio lo que leamos y acudir a una urna y así terminar en la fila haciendo una raya miserable en un voto más que nadie nos asegura que hará la diferencia que deseamos… No me parece que la forma de plantear contenidos en un sitio sea con los comentarios cerrados, porque de esa forma se está negando la posibilidad de crear sinergia, aquel conceptito que nos dice que dos más dos no son precisamente cuatro, sino que cinco o más, por los efectos probabilísticos de la aleatoriedad que nos indica el que no sabemos hacia dónde saltará la bolita finalmente si sumamos lo dicho por uno a lo dicho por otro…

Respecto a propuestas que he leído conformando los nuevo new acuerdos “de la resistencia” opositora, me da la impresión que, además de ser también una lista cerrada que no admite comentarios (lo que se presta para interpretar como una simple arma con la que llegar al poder y rendir resultados post mortem como “mira, esto es lo que pudimos hacer, disculpa si no pudimos hacer mas”, tal como siempre), y por el mismo hecho no debate los cómo, lo que transforma a sus propuestas en una eventual caricatura filosófica que pareciera interpretarnos pero, que no es metodológica al explicar los detalles de las propuestas (cosa que bien nos puede dejar en la vereda inútil del “creceremos con equidad”, “estaremos contigo” y “realmente cambiaremos las cosas”), convirtiéndo las propuestas en sí en algo que más bien nos ilusiona, pero, que no nos encamina a seguir urgueteando en las formas en las que esas propuestas se harán realidad, afinando detalles y creando subtemas para cada cosa propuesta que finalmente hacen el todo que, como te dije, todos debiéramos crear, porque no basta con decir que tendremos un nuevo sistema económico para que nos quede claro cuál será aquel y en qué se distinguirá de lo que ya tenemos, por mencionar un ejemplo…

Respecto de lo que dice el link: http://www.nuevapolitica.cl/primer-documento-programatico-de-la-oposicion-compromisos-para-el-chile-que-queremos/ creo que se puede conversar bastante acerca de ello, sin embargo, me gustaría centrarme en determinada frase tuya que dice:

“Entonces veamos de qué forma podemos generar los mayores cambios dentro de lo posible.”

Eso me hace pensar en que lo que se haya dado por sentado en tu exposición, principalmente con respecto al tratamiento y el uso del concepto o tema: “nuevas caras”, merece en parte una cuota de duda como mecanismo único de el que hechar mano para que se mueva la carreta… De hecho, me lleva a pensar en la pregunta: ¿qué más tenemos con lo que atar la carreta a los bueyes e incentivarlos para que caminen?… Así, veo que se hace necesaria tal vez toda una revisión programática de lo que se está haciendo y espero explicarlo en los párrafo sucesivos…

Si por ejemplo nuevapolitica.cl fuera un centro de operaciones de toda la idea que expones, tener los comentarios cerrados sería una falencia… Lo mismo sería el ingreso de publicaciones libres si acaso no estuvieran permitidas, ya que se les podría asignar un espacio determinado no sólo para una eventual aprobación de los administradores del sitio, si acaso eso se da allí, sino que para un pleno recibimiento de los lectores del sitio, para no ser como aquellos buzones de la Presidencia o del Congreso Nacional que se tragan los comentarios ciudadanos sin que nadie más se entere de lo que otros dijeron…

Igualmente, debe estar plenamente abierta la posibilidad a que el movimiento social, o la nueva coalisión política ciudadana o la revolución democrática social, etcétera, sí se plantee la posibilidad de tener un candidato presidencial propio, porque, al final, quienes eligen al Presidente son precisamente los ciudadanos y si se tuviera, además de un Secretario Candidato a la Presidencia, un Programa de Gobierno Ciudadano, siempre en debate para mejorar y afinar su construcción, entonces las cosas sí que podrían ser diferentes a una escala mayor y posiblemente real y eventualmente muy factible, por lo ya dicho, es decir, que si la ciudadanía aprueba ese Programa, entonces, sólo faltaría su candidato, porque todos sabemos que los demás candidatos a la Presidencia provenientes de los partidos políticos ya vienen con un régimen establecido de cuoteos y acuerdos partididistas en los que la ciudadanía nada tiene que hacer, por lo tanto, que tú creas sacramentado que Bachelet será la próxima Presidenta o que Jackson diga que “no tenemos candidato presidencial” es, de partida, el más grueso error posible que se pueda cometer si acaso se desea penetrar el sistema político pensando en todas las clases de cambios que se desean realizar, porque, te lo aseguro, si lo encuestas con la ciudadanía, esta te dirá que prefiere a un ciudadano como Presidente, apoyado por un Programa de Gobierno que hayamos creado todos, a escoger a un Presidente proveniente de la conocida clase política en cuyo Programa de Gobierno nadie de la ciudadanía haya participado, tal como ha ocurrido en todas las elecciones presidenciales de la dictadura de los partidos de la mafia política y económica, post dictadura militar y… si no me lo crees, encuéstalo en el sitio…

Así mismo, no estar trabajando en la conformación de ese Programa de Gobierno es el segundo error más grueso por omisión que puede cometer un movimietno ciudadano que se pretenda adjudicar el derecho a ser respetado e incluído en la toma de decisiones a nivel nacional con todo lo que sabemos del sistema político imperante… Para ello, es necesario adaptar el sitio para crear ese Programa de Gobierno y para cada punto en cuestión adaptar un sistema de debate y eventualmente de votaciones… Misma cosa se puede aplicar con cada párrafo importante de la declaración del link que te he dejado y que de seguro conoces, porque, al menos a mí, por ejemplo, toda su introducción me parece pura chacharería, puro adorno que toda la clase política ha logrado decir en el pasado, pero, a la hora de la verdad, no se transforma en lo que hubiéramos esperado… Si acaso esto último se hiciera en los ejes programáticos del mismo link, cabe pregruntarse si acaso estos merecen dudas o pueden ser mejorados en sí mismos, por lo tanto, sí se hace necesario debatir acerca de todo ello…

Como receta con al que alcanzar un gobierno ciudadano que logre hacer los cambios que la mayoría desea, pienso que se hace necesario reunir a las personas interesadas en participar en las definiciones de las políticas que desea desarrollar la ciudadanía en un lugar de la red, visitando todas las redes sociales y haciendo las invitaciones correspondientes, promoviendo el lugar en los medios de comunicación y recolectando fondos para difundirlo si acaso es necesario de forma que, efectivamente, nadie se quede sin saberlo para que pueda participar si desea hacerlo…

Una vez reunidos, bajo el aliciente de hacerlo en un sitio especialmente preparado para ello que se merezca tal atribución (porque en el se debatirá el Programa de Gobierno Ciudadano al que se le busca un Secretario Presidente que lo ejecute y Congresistas y Senadores que lo apoyen, puestos a los que se debiera considerar abierta las postulaciones a toda la ciudadanía, privilegiando las canitas y el buen sentido común, tanto como una preparación académica de primera línea a nivel internacional, si es preciso, e incluso a niveles académicos de doctorado), se procederá a debatir ese Programa de Gobierno Ciudadano y como es obvio, a buscar a los representantes respectivos ya mencionados y a los que sean pertinentes en el área que cubra los puestos de Gobernadores, Seremis, Ministros, Subsecretarios, etcétera, porque, si de algo adolece nuestra metodología eleccionaria es que es tirada de las mechas, ya que existe toda una maquinaria metodológica para elegir a sólo el Presidente, pero, una vez que llega, sin avisar ni consultar a nadie, escoge a 300 personas de “su confianza”, pero, no de la confianza del pueblo, misma que se lograría mediante la postulación o proposición de personas a los cargos que he comentado…

Posteriormente, una vez realizado todo aquello, se da inicio al proceso político eleccionario de igual a igual con toda la maquinaria política y ahí se verá quién, además de tener la razón, prime en las urnas y todo ello con la aprobación mayoritaria de la ciudadanía que, esta vez, sí estaría interesada en participar, una vez divulgado todo el esfuerzo que se hace en la red para crear las condiciones políticas y administrativas para llegar a construir un Gobierno democrático y realmente participativo…

A modo de réclame para algunos y comentario pertinente para mi caso, creo que vale la pena decir que yo espero de ese Programa de Gobierno que se creen:

Una Cámara Ciduadana Digital, porque me quiero asegurar de que la democracia que se construya sea realmente inclusiva y no sólo un tema de definiciones bonitas que no conllevan el uso de herramientas que realmente privilegien el desarrollo de la democracia que buscamos, considerando la participación ciudadana y el de las universidades del Consejo de Rectores, así como una representación directa en el Congreso y en el Senado de los acuerdos que alcance la Cámara Ciudadana…

Además, quiero una AFP y un Banco de Dinero de los Trabajadores de Chile, porque estoy cansado de que la gente hable de mejorar el modelo económico, pero, sin tener la menor idea de que para hacerlo se necesitan a su vez herramientas que lo permitan, tal como lo que voy a comentar en el siguiente item…

También quiero que se desarrollen dos proyectos pilotos a nivel nacional y luego a nivel regional de los proyectos denominados Empresa Comunal S.A. y Centro Técnico para el Desarrollo y la Integración Local, porque el crecimeinto del país, es decir, el de la Región Metropolitana, se alimenta de los super mega subsidios que se le otorgan al sector contrucción para urbanizar nevas mil hectáreas por año de más Región Metropolitana, en desmedro del desarrollo técnico y organizacional de las capacidades de las comunas con menos desarrollo del país, lo que efectivamente se convertiría en un sistema de desarrollo regional efectivo que supera largamente a las teorías sencillitas de la clase política que nos dice que “regionalizaremos”, en circunstancias de que hablan de tonteritas como elegir a los CORE para que la masa acalle sus reclamos y se siente tranquilita a ver más televión y a adquirir más tarjetas de crédito…

No te digo todo esto como para que lo discutamos, sino que como alguien que tiene a lo dicho como algo mínimo para sentarse recién a hablar de que el país que pretendemos crear lo vamos a hacer entre todos y no que, eventualmente, lo harán algunas caritas nuevas que a manera de cualquier político tradicional tuvieron su minuto de gloria en la televisión y que eso les basta, junto a algunos strings de palabras gloriosas como “educación gratuita y de calidad para todos”, como para que ellos nos representen a todos, porque a mí al menos no me representan y tengo una larga lista de cuestionamientos que hacerles a sus propuestas que considero de orden bastante básico y como de estudiantes, más que de profesionales…

Así mismo, por ejemplo, todo en lo que detonó el movimiento social, lo hizo decantando en algo llamado mesasocial.cl que más parece una vitrina del partidito comunista que una entidad realmente social que haga algo por el país, escuchando a la gente, poque, si revisas el sitio, nadie puede decir nada en el, por lo tanto nadie es tomado en cuenta, motivo por el que concluyo que son una pieza más de la máquina política del PC que finalmente lo que desea es negociar escaños al Congreso como gran logro que al menos a mí no me satisface en nada, porque, escaños más o escaños menos logrados en el Congreso en la siguiente elección con caritas nuevas, eso a nadie le asegura que el pueblo será representado en el o en la Presidencia, porque la única forma en que éste pueda ser realmente representado es teniendo su propio Programa de Gobierno y sus propios congresistas, senadores y cargos de confianza de la Presidencia…

Así estimado, espero haberle movido el piso a sus planteamientos de forma que se los cuestione y no se conforme de ninguna manera con lo que está haciendo, sino que vaya por más y vaya por todo, porque esta es la única forma en que el pueblo chileno algún día será dueño de los recursos soberanos de la nación con los que pueda alimentar a todos los hijos de la patria que estén hambrientos, así como cobijarlos si duermen bajo los puentes, o acogerlos si están abandonados a su suerte por invalidez o desfortuna…

Si tienes algún comentario que hacerme, espero que no sea algo escueto y que no llegue a reflejar que seas un componente más de los new grupos de ciudadanía que pretende acomodar su trasero en un asiento del Congreso sin haber estado dispuesto a sudar con el pueblo para conseguir lo que la mayoría quiere y no lo que su egoísmo desea…

kfdkljfds

dhomiax

01 de marzo

Gracias Rolando por todos tus comentarios, además de ser extensos, son valiosos y entregan bastante trabajo para pensar, estudiar y ejecutar.

Coincido que el Portal pertenece más al mundo de lo onírico que de lo real, pero te cuento con toda la humildad, lo que buscamos es muy concreto, acotado y simple, re-publicar artículos bajo los siguientes aleros:

1. Dar vitrina y publicar a los candidatos que provienen de la sociedad civil y movimientos sociales (los que nombramos “Nuevos rostros” y “Ellos lo dijeron”). Sin hacernos cargo de lo que ellos digan.

2. Darle atención a lo que se publica sobre Primarias y Binominal, porque nuestra tesis (aunque suene primitiva y básica) es una sola: eliminar este sistema es el punto de partida para que comience a sanarse nuestra política y ojalá algún día lograr lo que describes como ideales para un gobierno (que los comparto todos).

Respecto a las presidenciales, damos por ganadora a Michelle Bachelet y (aunque suene ingenuo) hacemos un acto de fe en que su programa va a incorporar avances hacia una nueva constitución, así de simple. Sabemos que a ocho meses de las elecciones no va surgir una alternativa que la supere.

Todo el foco al congreso, a quienes votan las leyes, por eso no entraremos a los programas de gobierno, sabemos que un gobierno de derecha no es tan distinto a uno de centro-izquierda (aquello que llamas “dictadura de los partidos de la mafia política y económica, post dictadura militar”.)

Desde mi punto de vista, lo que hay que forzar es el cambio del binominal y no distraerse de ello, aunque el cálculo es frívolo y hay que probablemente tragar bastante “mierda”, es imperante y urgente armar una mayoría en el congreso que apruebe estas leyes. El 2017 podremos elegir un presidente progresista, pero no servirá de nada si el congreso sigue empatado, ¿me entiendes?.

Me gustó mucho tu idea de un Portal dónde se debata públicamente un programa de Gobierno, pero requiere un mayor tiempo de trabajo y financiamiento, es una gran idea, si surge el financiamiento podríamos hacerlo para el programa del 2017.

Con la extensión y conocimiento de lo que escribes, se nota que estás en capacidad de aportar en muchos frentes, sin saber si ya lo haces o no, creo que debieras publicar tus ideas en cápsulas temáticas porque están muy interesantes.

Te agradezco el movimiento de piso y la verdad es que nunca me conformo con lo que hago, aunque intento darle cierta flotabilidad y materializar mis intereses (no dejarlos atrapados en las 6 caras de mi cerebro), estoy convencido de que se puede hacer mucho más, pero ya sabes… hay hijos, colegio, dividendo, salud, etc. y para ello el tiempo se lo come el “otro trabajo”.

Saludos

01 de marzo

Existe un tema bien fuerte que ronda por el aire: la Utopía.
Esta, definida como lo hizo Tomas Moro, en donde existía un mundo perfecto en el que todo anda bien, todos son felices, etc. Este concepto, de que existe un mundo posible de esa forma, hace que se generen expectativas, esperanzas de que un salvador (¿Bachelet?), mesías, o como se llame nos podrá llevar a ese estado.
Hasta el momento, nadie en el mundo nos ha explicado como sería esa Utopía, con lujo de detalles, y menos como se llega a ella desde el estado en que estamos.
Lo que hay, en el mundo actual, son ideas de parches, reformas, etc, pero que aún pareciendo potentes, adolecen del problema de la implementación, que muestra que cuando mueves un palito del sistema, todo se remece, por lo que se debe estar dispuesto a que se derrumbe todo de un paraguazo para hacer reformas verdaderamente sustantivas. ¿Que gobernante está dispuesto a derribar la estantería, sin tener super claro como de arma otra estantería?…solo lo pueden hacer dictadores, que puedan darse el lujo de fracasar (y dejar la embarrada) para tratar de ir arreglando después el tema hasta hacer algo medianamente viable distinto a lo actual (tipo Hugo Chavez).
Entonces, ¿es Bachelet quien hará eso? Aun teniendo mayoría en el congreso, ¿todos ellos votarán por derrumbar los sistemas, aun sin saber que pasará? El sistema político busca también la estabilidad, y mas aún bajo democracia; por lo que, para cambiar el sistema para llevarlo a una “Utopía”, también debe acabarse la democracia. Nuevamente ¿es Bachelet quien lo hará?

Saludos

dhomiax

01 de marzo

Gracias Arturo.

Utopía o espejismo ¿cierto?, aquel oasis que vemos en el desierto, corremos hacia él y está atrapado en otra dimensión, inalcanzable… pero real: en las ideas.

Entiendo la desilusión que tienes, porque lo percibo de la misma manera. Por eso creo que hay que simplificar las cosas y poner el primer acto por delante, y no pensar el final de la obra.

Dices que teniendo mayoría, aún así nadie derrumbará los sistemas. Desde mi punto de vista, cambiar el binominal no ofrece ningún riesgo para la estabilidad del país, es más, lo encuentro un cambio tremendamente moderado, pero es un comienzo…

Como mínimo debemos tener un congreso representativo del país, y hoy eso no es posible porque los partidos políticos tienen raptado el parlamento gracias a la ley redactada por la dictadura.

Cambiar esto no es utopía, tampoco espejismo, es un deber y una deuda que se ha alargado más de lo suficiente, debemos tener un sistema democrático real, debemos desenmascarar a los dirigentes de partidos y parlamentarios dejaron de trabajar en un proyecto democrático y que reman por sus bienes personales, status de vida, exposición mediática, favores y enriquecimiento, etc.

Saludos

01 de marzo

Tomás
En mi perspectiva, ok, el cambio del binominal parece justo; pero ¿cambia algo realmente? En lo particular, creo que valida el gatopardismo: cambiar las cosas, para que nada cambie.
Solo habrán mas grupos de poder peleando entre si; lo que, en democracia es muy justo. Pero no se debe unir fin-de-binominal = inicio-de-mundo-justo-,todos-contentos. Porque no es lo mismo.
Y, mira tú, seguramente lo primero que se impulsará son temas como…..financiar a los partidos políticos (=financiar el statu quo)…algo que, por ejemplo si miras a Beppe Grillo en Italia, es algo que se mira con recelo y antipatía en la ciudadanía. Entonces, cuando tengamos un Congreso plural, con rojos, verdes, amarillos, azules,…¿mágicamente las personas van a estar felices, sintiendose representadas, viendo que cada cosa que hace este grupo de semidioses va a favor del pueblo? No, la experiencia muestra que, por el solo hecho de ser una corporación, se autodefiende, se blinda y pierde arraigo.
Por todo esto es que, tu titular de “una oportunidad para el país” es una buena pregunta: ¿es para el país, o para un grupo en particular?.
Saludos!

dhomiax

01 de marzo

Estimado Arturo.

Después de tener un sistema más representativo ¿qué podría cambiar?. Tú lo representas de una manera, podría suceder de otra, no podemos saberlo a ciencia cierta.

Desde mi punto de vista y esto es personal, pienso que cambiar el binominal es un paso totalmente necesario para acercarse, para avanzar hacia la democracia que Chile aún no tiene, y creo que estas elecciones pueden ser el momento de amarrar ese cambio.
Es mi opinión y entiendo perfectamente que para muchos pueda sonar utópica, naíf, romántica, ingenua, etc., pero creo que tenemos una oportunidad única de unirnos para armar una mayoría en el congreso que modifique entre otras leyes, el sistema binominal.

Todos debemos ceder, nadie puede esperar o exigir resultados únicos y rígidos, se trata de negociar. Pienso que debemos poner los ojos y la presión sobre los que están arraigados al poder, para que sean generosos con los cambios que quiere la mayoría de los chilenos.

Ir paso a paso es aceptable, es responsable, es coherente, toda solución fantástica nos distrae de lo que es realmente posible. Es torpe y altamente conveniente para la clase política, que la ciudadanía se distraiga.

Mi llamado es a poner los ojos en las elecciones parlamentarias, no engancharse con la presidencial que está apoyada por la ciudadanía como ninguna otra, y no hay nada que decir de los candidatos de la derecha.

Concentrémonos en las parlamentarias, ahí está lo que el país pueda ganar o perder.

Saludos

01 de marzo

Tomás
Aterrizando el tema, lo que yo pienso es que,primero, no existe Utopía; por lo tanto no hay un sistema ideal al que debamos evolucionar. Pienso que el sugerir que si lo hay (“este sistema es pésimo (político, electoral y económico), hay uno que es estupendo, vamos para allá”) es falaz. Todos tienen pro y contra. Podemos experimentar otras formas, veamos cual nos acomoda (por lo tanto apoyo el cambio), pero no lo veo como “evolución” porque no hay, como dije, un final “ideal”. En el caso que mencionas, acabar con el binominal e irse a uno representativo; no se que edad tienes, pero en Chile si hubo uno representativo, y, en mi opinión, no era mucho mejor que el binominal; adolecía de problemas graves, nadie se ponía de acuerdo, los insultos iban escalando, etc. Por lo tanto, nuevamente, binominal-malo v/s representativo-bueno, no es una “evolución” (hacia algo mejor necesariamente) sino que un cambio que puede ser interesante probar.
Pero un cambio que me parece mas adecuado es ir a un sistema participativo y no representativo; el sistema con representantes me parece que siempre termina siendo un sistema que ayuda a la gobernabilidad, pero pierde representatividad; me parecía adecuado en un estadio social distinto, pero con una sociedad mas educada y opinante, creo que los sistemas representativos se quedan cortos. Y, si no se puede, podría ser que una variante del representativo (que vi descrita por el posteador J.Gómez) es la de que los cargos sean por sorteo y no por elección; el fundamento es que para ser candidato ya tuviste que impregnarte de elementos como financiamiento, favores, codazos, popularidad, etc, que desvirtuan la esencia del candidato.
Saludos

dhomiax

01 de marzo

Estimado Arturo.

Suena interesante el concepto de un “sistema participativo”, no representativo y no binominal, ¿será democrático?, lo estudiaré para poder opinar.

De todas formas no es mi intención definir binominal como “malo”, lo defino como anti-democrático, lo “bueno y lo malo” es para la conciencia de cada uno.

Pero vuelvo a lo medular de mi exposición original, y es que en los 260 días que quedan para la elección, pienso que debemos formar una mayoría que apoye los cambios a las leyes que busquen sanar nuestra democracia en el congreso, de lo que estoy seguro es que la derecha no va a estar interesada en compartir con nosotros cual sistema es más democrático que el otro, y de lo otro que estoy seguro, es que no hacer nada ahora, puede significar dejar pasar una oportunidad y posponer estos temas para la próxima elección.

Saludos

01 de marzo

Tomás:
Leí, si me lo permiten, a mis amigos que han comentado tu artículo,
Me parece bien los argumentos de cada uno, los que van en la misma dirección, las dudas que van quedando por la acción que tendrían en ese gobierno, los mismos de siempre, lo que pasa que en estos 40 años nos han esquilmado de todas forma, los primeros mediante la dictadura y los segundo bajo una aparente democracias que no es tal. y como dicen los guasos (no los huasos) ya el pellejo lo tenemos duro de tanta oferta no cumplida.

Ahora lo que tu dices lo comparto porque creo que aunque sea por última ves no perder la esperanza de llegar a buen puerto.
Pero mi parecer. que lo he hecho saber en sinnúmero oportunidades. Debe partir desde el momento en que la Sra Bachelet llegue dispuesta a aceptar pero ella debe tomar el sartén por el mango y para eso debe traer su programa de gobierno e imponerlo a sus aliados políticos, quienes a su vez junto con aceptarlo deben poner candidatos en lo posible diferentes a los actuales senadores y diputados, eliminando por supuesto a todos aquellos que se han coludido con la derecha para beneficiar a los mas ricos. Esta actitud de grandeza es la que quiero ver.

También hay un movimiento muy serio de la Juventud para mejorar la actual situación que está preparando con mucha prolijidad planes de administración de gobierno que llevan en su médula lo que deseamos nosotros el pueblo. Lo que quiero decir que el futuro de este país es de nuestra juventud y hay que darle la oportunidad de participar derechamente y no ningunearlos como se está tratando de hacer.

También aprovecho de dar la gracias a los jóvenes porque si no es por ellos que se dieron cuenta como nos estaban jodiendo estaríamos todavía en el limbo que la actual politiquería nos ha tenido por 24 años.

Atentamente.

dhomiax

01 de marzo

Estimado Armando:

Agradezco tus comentarios, logras explicar en palabras simples el espíritu de mi artículo.

Estoy totalmente de acuerdo que Bachelet debe traer un programa atractivo que seduzca a sus aliados y pienso que será así.

Me cuesta creer a estas alturas que alguno de los candidatos a la presidencia no tenga escrito su programa, por eso cualquier iniciativa que busque poner energías en la colaboración programática, la veo perfectamente proyectada hacia el 2017, pero no para esta elección.

Comparto en todas sus letras la necesidad de elegir nuevos senadores y diputados, provenientes de los movimientos sociales y de la sociedad civil, y voy un poco más allá, veo en ellos la oportunidad de doblar y obtener los votos necesarios para hacer los cambios que debe proponer Bachelet.

Por todas estas razones creo que debemos poner todos los ojos en las parlamentarias. Hacer una zoom e iluminar una zona que siempre ha sido oscura: el cómo los partidos deciden sus candidatos. Ver quiénes son impuestos v/s quienes siguieron los mecanismos regulares de juntar firmas, quienes se repiten el plato, quienes se cambian de distrito, debemos seguir de cerca la negociación y hacerla pública, que todos veamos como los partidos absorben las candidaturas independientes o de los movimientos sociales, estar encima de esta repartición y transparentarla.

Saludos

01 de marzo

Tomás.
Me alegra que advirtieras mi modo de expresarme en palabras simple, la razón es muy simple yo escribo para que todos entiendan, porque una de las cosas que me empelotan es la egolatría al exponer los temas y ponerse todos los títulos y conocimientos que uno tiene para impresionar no sé a quien.

Lo que me importa es tratar que todos entendamos, aunque sea una utopía por el momento, que las cosas deben cambiar porque esto está podrido al cubo, basta ver como se arreglan los bigotes los actuales políticos de derecha y concertacionista (se salvan pocos).

El debate elevado lo dejo para la academia o para artículos de orden más filosofico o de las ciencias aplicadas.

Por otra parte se que se han enviado proyectos serios a la Sra. Bachelet, pero mis jóvenes amigos no han tenido respuesta ¿?
Será que el cerco ya está funcionando. ¿?

Un abrazo.

01 de marzo

Sin duda que Michelle será la próxima Presidenta.

Tal como manifiesta Sebastián Dávalos, lo preocupante es el sentimiento de salvadora con que se ha hecho aparecer la figura de la ex presidenta. Este mero y liviano ardid de la oposición nos lleva a comprobar cómo un mínimo porcentaje de aspirantes al parlamento se da el trabajo de presentar alguna idea o atisbos de proyecto para Chile.
El resto solo se dedica a entregar propaganda de “Apoyo a Bachelet” (como si lo necesitara), que consiste en una foto del candidato junto a la ex presidenta y en donde con suerte se enumeran las acciones del gobierno anterior, pero que en NINGUN CASO presenta una línea de lo que pretende hacer, o como se va a encarar de verdad el tremendo descontento social en temas de educación, salud, vivienda, mapuche, medio ambiente, y un largo etc. ( Ya hoy 1 de marzo ha habido escaramuzas entre estudiantes y carabineros…) o que en forma más liviana aun minimizan lo que eventualmente haya realizado Piñera.
Entonces, el tema no es quién gobernará Chile, sino con quiénes, cuestión que no es menor, puesto que alguno/as se sentarán por 4 u 8 años a LEGISLAR no para la Presidenta, sino para Chile.

Si durante todo el tiempo solo se han dedicado a hablar de las bondades de Michelle Bachelet, sin consideración por ella y los electores. Si no se habido el tiempo de escuchar, sin adular. Cuando no se han dado el tiempo de mostrar ideas, aunque estas sea disonante con el establishment

Qué pasa con los que se repiten el plato o quieren aumentar la dieta de actual diputado a futuro senador, mostrando acciones que son las que debiera hacer cualquier concejal, (sin ser peyorativa). Qué de aquellos aspirantes que basan su candidatura en Bachelet y en la descalificación del acta de nacimiento del eventual oponente?
Que podemos esperar entonces del futuro Gobierno de Bachelet?
Aspirantes al Gobierno que se afirman de una pseudo primaria para soslayar ladinamente la necesidad imperiosa de terminar con el binominal, porque en definitiva les acomoda?.
Participantes de a una pseudo primaria, en donde con una tremenda vocación de servicio público se han inscrito tanto a diputado como a senador (Pepito paga doble).
Pero la culpa no es solo de ello/as, sino también de quienes somos formamos el mercado consumidor , es decir los electores, que claramente adoptan la actitud cómoda de no ir a votar en primarias y de ese modo torcer la máquina de acarreo que tiene preparada “alguno”. Los electores que no van a votar en la elección oficial, (municipal a nivel nacional tiene un porcentaje de representación que es “bochornoso”).
Electores que se conforman con el beso, el mate o electores que deciden que no creen en el sistema y se quedan permanentemente gritando en la vereda de enfrente.
Que podemos esperar entonces del futuro Gobierno de Bachelet ?

dhomiax

01 de marzo

Estimada Mónica

La verdad es que yo no comparto con Sebastián Dávalos, no me parece preocupante el sentimiento de “salvadora”, pienso que es un asunto artificial (por muy sea él quién sea).

Creo que se debe respetar que cada quién piense o espere lo que quiera en cuanto a la llegada de Michelle Bachelet (hasta donde sé ella no tiene copyright), la derecha la ve como una amenaza real (aceptado), y el gran apoyo ciudadano que votará por ella la percibe como la mejor alternativa para gobernar.

Los cuestionamientos o dudas que tienes los comparto al igual que todos quienes han escrito en esta cadena, pero es este momento me parece más relevante poner el foco en lo que sucede con las elecciones parlamentarias.

Las parlamentarias: ¿cómo se están definiendo los candidatos, cómo los partidos están asegurándose de cada escaño y repartiéndose la baraja? Eso está sucediendo ahora.

No debemos dejar que el poder legislativo se refugie y esconda tras las presidenciales, es una práctica, pasan piolita, exijamos transparencia.

Saludos

02 de marzo

Hasta cuando se ignora a Marcel Claude y Roxana Miranda como candidatos presidenciales?

02 de marzo

Don Marcos:
Por lo que comentamos el artículo de Tomás
1.- La mayoría ve una oportunidad o la posibilidad de cambiar las cosas como todo esperamos que se cumpla lo que deseamos, apoyar a tos los que se comprometan con el programa que debería traer en cartera y que los pocos buenos políticos apoyen la iniciativa y al elegir el parlamento solo van de candidatos aquellos que han demostrado servicio real al pueblo, los demás debe ser gente honesta y nueva SIN MANCHAS de cualquier
orden. Aquí es donde los viejos zorros correteados deben dar un paso atrás y renunciar a la reelección por el bien del país y así satisfacción al 75% de los electores desilusionados con su actuación parlamentaria,

2.- Le hago un aparte en relación a Marcel Claude:
a) Si quiere conocerlos en su verdadera dimensión y no por palabras bonitas, investigue y vea de donde viene y lo que ha hecho en beneficio propio en nombre de la ecología.
b) Averigue como lo echaron del Green Peace y como negoció el proyecto de ley de pesca en favor de los poderosos y como negocio el sello verde que usan las forestales. y todo amparado en
la defensa de la ecología y el medio ambiente.
Creo que con esto es suficiente para ayudarlo en su buena fe

De la Sra Roxana la verdad que no la conozco

Muchos saludos.

02 de marzo

No me cabe la menor duda de que lo que diré será algo absolutamente infructuso, sin embargo, a pesar de ello, creo que lo haré de todas formas.

Por mi parte, sencillamente no acepto que Michelle Bachelet deba ser el candidato o la candidata presidencial detrás de la que una gran mayoría de personas se coloque y finalmente vote por ella. Me gustaría decir que no tengo prejuicios con ella porque nunca se pegó ninguna embarrada significativa, pero, no es así…

Creo que valdría la pena, para poner en conocimiento de quien no lo sepa comentar al respecto de Bachelet que ella tuvo, más que ningún otro Presidente del país, una inmensa cantidad de oportunidades para hacer de Chile una democracia, en donde la opinión de la gente tuviera un valor político, pero, no lo hizo, ni siquiera instalando el tema de conversación. Tampoco tuvo consideración de todo lo que pudo haber hecho por la capitalización de los trabajadores de Chile, porque, caso contrario, ella exportó del país 16.000 millones de dólares provenientes de la capitalización de las AFPs, dinero, como sabemos, de los trabajadores, seguramente porque las AFPs ya no encontraron en qué más invertir en el país, montos, dicho sea de paso, que justificaban por su existencia, financieramente, la intención de otros políticos para que las AFPs invirtieran en CODELCO… Así de grande era el monto… Además de ello, Bachelet, al no bajar el impuesto a los combustibles cuando debió hacerlo, instaló una gran inflación en el país… El pan, por ejemplo, antes de esa embarrada, costaba $ 600 en el lugar que tengo referencia de su valor y, hasta el día de hoy, ese valor se ha mantenido en $ 900 sin haber bajado jamás… Los vaivenes en el precio de los fertilizantes y del trigo se fueron con la crisis que los ocasionó, pero, nos quedó la inflación en sus productos derivados…

También, durante su Gobierno y la crisis, a pesar de las bajas de las tasas de interés del Banco Central a niveles históricos, sólo favoreció principalmente al sector construcción, porque como algunos sabemos, el poder de semejante mafia es inmenso, pero, para las demás industrias, particularmente algunas, los bancos les cayeron encima con todo el peso de la Ley de Mandrake, el estafador financiero, y qué decir del daño que cayó sobre las familias de más escasos recursos que sufrieron innumerables reprogramaciones unilaterales de sus deudas… Además de ello, inició una exportación de personas santiaguinas de poblaciones al resto de las comunas del país, porque no comprendió cómo “hacer una suave migración inversa”, convirtiendo a los lugares en que se movió a esas personas en peligrosos focos de delincuencia y drogadicción, hechando a perder, socialmente, numerosos lugares de Chile… Ni siquiera se pensó en qué habrían de trabajar… Sólo se les dio una casa y ella creyó que eso bastaría, imagino… ¿Quién podrá olvidar eso?… Por lo tanto, ya sea política como administrativamente, la Sra. Bachelet se pegó cagazos que nos han costado a todos muchas cosas, incluyendo la llegada de la extrema derecha al Gobierno (Lagos la instaló a ella en el Gobierno y ella debió haber instalado a Insulza), quienes, de un paraguazo, le dieron chipe libre a las transnacionales mineras para que invirtieran nuevos 35.000 millones de dólares en el país, incrementando el total invertido por esas compañías en los últimos cincuenta años ¿en qué porcentaje histórico, señores y/o señoritas?…

Yo creo que quienes defienden a Bachelet, no tienen la menor idea de lo que están haciendo… Ella es otro peón más de la maquinaria política que jamás se la jugó por el pueblo… Adquirió por compromisos ante muchos niños, en el Foro Blogs Presidenciales 2005 de Fundación País Digital, llevar a cabo una inmensa campaña de digitalización en el país, sin embargo, habiendo trescientas razones y recursos más que suficientes para haberles regalado a cada niño estudiante un laptop, sólo lo hizo a una porción de los séptimos básicos y no qué clase razonamiento pequeño existe en la cabecita de alguien como ella que no le brinda a los estudiantes la mejor herramienta que necesitan para su educación… La mitad de los niños del país quedaron llorando… Gastó tres miserables millones de dólares del presupuesto del Ministerio de Educación, que ese año debe haber sido del orden de 10.000 millones de dólares… ¿Quién me explica qué clase de educación se brinda de esa forma?…

Aparte de todo ello, que no es lo importante de lo que quiero decir y con lo que no tengo intención de convencer a nadie de ello, sólo pretendo comentar que existe el tiempo suficiente para que un ciudadano Presidente llegue a la Moneda y que también lo hagan ciudadanos al Parlamento y al Senado, tanto como a los ministerios, a las subsecretarías, gobernaciones e intendencias del país, pero, entiendo también que existe una inmensa inercia que lo impedirá, tal vez porque no sea el destino del país, por el momento…

Al respecto y para concluir, pienso que esas personas deben provenir principalmente del mundo académico, teniendo de preferencia grados académicos de doctorado en las disciplinas en que se habrían de desempeñar y no que sean políticos tradicionales infectados con el gusano partidario de la ambición por el poder… Igualmente y dicho sea de paso, creo que la misma situación debe darse con las administraciones de las municipalidades, tanto como con el propio administrador municipal como con cada Alcalde del país, porque, bien me comprenderán algunos, existen alcaldías que están dirigidas por personas de muy escaza preparación académica y así, además de las carencias que tienen en el nivel de gestión administrativa o estatal, mantienen a las comunas bajo los niveles de excelencia de administración pública que debieran alcanzar…

En fin, cómo sea… El show de la política no es controlable por la ciudadanía, así es que imagino que todos estamos cordialmente invitados a participar en algo de el y otros a verlo simplemente por televisión…

……….

Tomás en parte tiene algo de razón respecto a la importancia que tiene el preocuparse por llevar candidatos al Congreso que de alguna forma tengan más afinidad con la ciudadanía, pero, no creo que cambie la estructura del poder en el Congreso que suele alinear a sus participantes bajo coaliciones que deciden cómo apoyar o rechazar determinadas iniciativas de Ley, porque los los niveles de cuórum que se requieren para hacer los cambios son importantes y porque la propia inercia de todo el aparataje político y económico que sostiene al país en la forma en que lo conocemos, no podrá ser cambiado con una minoría en el Congreso que piense tal como lo hace la ciudadanía, quien espera que la patria sea el lugar justo y adecuado que imaginan todos sus hijos que puede llegar a ser…

Así, por ejemplo, y por mencionar sólo algunas cosas, el Estado debiera tener una Isapre propia, o favorecer el desarrollo de alguna con capitales de la ciudadanía… Lo mismo pasa con las AFPs y los bancos… Lo mismo con cadenas de tiendas de retail y otro tanto con las inversiones que debiera hacer el Estado o la ciudadanía en compañías aseguradoras, de construcción, de la minería chilena, tanto como a la par debe desarrollarse el debate para crear mecanismos que detonen, a mediano o largo plazo, en una nacionalización completa de los recursos soberanos, incluyendo además de la minería, los recursos hídricos, los servicios básicos que consume la población y particularmente el desarrollo de las capacidades que nos permitieran crear tecnologías propias en el área industrial de información, software, maquinarias, equipos y herramientas, además de desarrollar procesos de innovación organizacionales en las comunas del país con menos desarrollo…

Tanto que decir al respecto, en resumen, pero, no existe en el país la plataforma democrática que debió haber creado la Sra. Bachelet, apenas con un chasquido de dedos, para que las opiniones de la ciudadanía sean capaces de crear iniciativas y acuerdos que se pudieran encaminar a convertirse en soluciones concretas y de partida en mecanismos de diálogo y debate en los que se tranparente la intención ciudadana y se originen conceptual y procedimentalmente los artilugios o mecanismos metodológicos técnicos para llevarlo a cabo…

Chile en pañales todavía, porque la dictadura de los partidos de la mafia política y económica aún nos gobierna…

Les dejo el link de una Municipalidad para que envíen sus propuestas, peticiones, quejas y sugerencias al Consejo de Organizaciones de la Sociedad Civil, para que de esa forma hagan realidad “la participación ciudadana” que nos ha brindado la Ley de Participación Ciudadana (que debió haber llevado por nombre Ley de Participación de las Juntas de Vecinos, o Ley con la que nadie podría participar)…

http://www.municipalidaddetrehuaco.cl/index.html

Si les cuesta encontrar el link donde enviar sus comentarios al citado Consejo, traten de preguntarse qué debió haber hecho la Sra. Presidenta para que ello no haya sido un problema… La solución a esa situación ya se le había enviado a ella personalemente antes del fin de su mandato, pero, ¿por qué sucede que algo tan importante para la ciudadanía como lo es la participación ciudadana no estuvo considerada en su Gobierno “si ella estaría contigo” y con todos nosotros?…

La Ley de Participación Ciudadana, dicho sea de paso, fue un compromiso de la Campaña de la Sra. Bachelet, pero, enviado el Proyecto de Ley al Congreso Nacional, durante su mandato y habiendo sido redactado por algunos niños traviesos que deseaban jugar a redactar leyes, lo dejó allí durmiendo hasta que llegó la derecha al poder, cuatro años más tarde, y lo tomó e hizo con ella lo que quizo… Nadie que esté preocupado del desarrollo de una tarea tan importante como aquella Ley, hace una “orden de trabajo” y jamás averigua o controla en qué va su situación para alcanzar el resultado esperado… Dejar la tarea abandonada a su suerte es propio de administradores negligentes y de personas sin conocimiento del área de control de operaciones, mismos a los que usualmente en una empresa simplemente se les despide al primer o al segundo error…

Perdonamos u olvidamos todo, sin embargo, y como no parece haber nadie más del agrado y simpatía de la gente y con la aprobación de la mafia de los partidos, para quienes más vale diablo conocido que por conocer y a quien manipular, supongo que esperaremos nuevamente el eslogan de la Sra. Bachelet con tranquilidad y paciencia…

¿Creen ustedes que está vez será nuevamente “estoy contigo” o más bien será “ahora si que estaré contigo”?…

kljfdkjlfd

dhomiax

02 de marzo

Estimado Rolando

Primero, déjame decirte que no deja de sorprenderme la magnitud de tus comentarios, tocan y aluden muchísimos temas, cada uno debatible por sí mismo.

En el artículo que escribí, mi intención era justamente desmarcar la presidencial para centrarse en la parlamentaria, pero en lo que respecta a las reacciones en forma de comentarios he generado el efecto contrario.

Mi interés no es defender a Michelle Bachelet, lo que hizo o no hizo en su gobierno, tengo una opinión, pero pertenece a otro debate.

Mi punto y propuesta es cambiar ahora el foco a las parlamentarias, finalmente es en el parlamento las leyes se frenan, es el parlamento el que hace el gallito con el ejecutivo, es el parlamento el que representa al país al momento de tomar las decisiones. El ejecutivo va cambiando y como se ha repetido en los comentarios, no va a variar mucho de quién sea el de turno.

Veo y entiendo tu descontento, es un descontento reiterativo y que muchos tenemos en distintas medidas e intensidades.

En mi opinión el gobierno de Michelle Bachelet tuvo cosas buenas y malas, y al igual que todos, pudo haber hecho mucho más.

A diferencia de ti, la enfermedad la veo en los partidos y en cómo se han hecho del poder obstaculizando los proyectos del ejecutivo.

En las cámaras se repiten una y otra vez los mismos rostros, los parlamentarios se van asentando y acomodando, otros entran a la farándula y hacer circo en los medios de comunicación y mientras pasan por su buena vida, a muchos se les olvidó lo que representan y a quienes.

En ningún caso disminuyo el valor de tus argumentos, pero mi posición es que mientras hablamos de lo mal que lo hizo o no lo hizo la concertación hacia atrás, el presente deja de ser vigilado y es ahora cuando se está tranzando a cuatro paredes el parlamento que podría otra vez dedicarse a obstaculizar al ejecutivo sin permitirle los avances que Chile necesita.

Saludos

Isabel De Ferrari Fontecilla

02 de marzo

La gran competencia que debe superar Michelle Bachelet, consiste en contar con un Programa de Gobierno, que responda a los cambios que la gran mayoría ciudadana, ha planteado.
Queremos votar por las acciones que se van a realizar, confiando en quién nos represente porque se ha comprometido con el programa que queremos realizar como país.

El programa ya tiene lìneas importantes, que han sido expresada ampliamente por el movimiento de estudiantes de este país y sus líderes, por el movimiento social de Aysèn, por el movimiento ciudadano que puso límites al modelo de desarrollo empresarial de Huasco y por las demandas presentadas por el Pueblo Mapuche.

Para esto necesitamos, sin duda, un Congreso que permita realizar los cambios legislativos, y un Gobierno que represente la propuesta programática de la mayoría de las y los Chilenos. Necesitamos volver a sentirnos representados por el programa de Gobierno que cosntruye un paìs inclusivo, diverso cuya economía está orientada al bien común.

Isabel

dhomiax

02 de marzo

Estimada Isabel

Comparto plenamente tus dichos. Un programa que responda a los cambios que la gran mayoría ciudadana plantea y un congreso que permita realizar estos cambios.

Mi punto es que un buen programa no sirve de nada con un congreso enfermo, y en estas elecciones tenemos la oportunidad de empezar a sanarlo.

Me preocupa ver que estamos cometiendo el mismo error que los últimos 23 años, encandilarnos con las presidenciales y dejar a rienda suelta el congreso nacional.

Gracias.

02 de marzo

Tomás… Tienes frases que son muy cuestionables en lo que dices, pero, no quiero atender a ellas porque no ha sido el tema para mí y no pretendo que lo sea ahora…

Lo que deseo es llevarte, si acaso puedo en alguna medida, al terreno que tú planteas, es decir, la defensa que deben hacer en el Parlamento algunos nuevos Congresistas de los conocidos y no tan conocidos intereses ciudadanos…

En cuánto a ello, me gustaría pedirte que especificarás “de qué estamos hablando”… En nuevapolitica.cl me da la impresión que aparecen “ocho nuevos rostros” y me pregunto si acaso ellos son todo el arsenal del que dispone la posición que argumentas para hacerle frente a la realidad que has expuesto y que todos comprendemos… Al respecto, te quiero pedir que coloques una lista con nombres y apellidos de los “nuevos postulantes” al Congreso y a qué partido representan…

Te quiero recordar que personas como el Sr. Ricardo Lagos también “desea” la eliminación del binominal, pero, no plantea el camino para que esto se lleve a cabo en la forma en que tú lo haces y me gustaría preguntarte ¿por qué crees que así?…

Aparte de ello, quiero también recordarte, aunque suene demasiado majadero, que luego de los trámites legislativos en la Cámara Baja, estos pasan al Senado, por lo tanto, también me gustaría pedirte que colocaras una lista de los “nuevos rostros” que aspiran al Senado, con nombres y apellidos y en qué partido político militan, para evaluar en qué medida pueden aproximarse a ser una realidad los temas en los términos que has planteado…

Por último, al respecto, quiero que me cuentes de qué forma un trámite constitucional tan importante como la eliminación del binominal (y el cambio de algunas leyes particulares, tanto como darle luz verde a la generación de una nueva Constitución) es una decisión que no sería manipulada por el Tribunal Constitucional… Tal vez, argumentado tu posición, sería bueno que describieras también los nombres de los integrantes de ese Tribunal y en qué partido político militan, para que a la mayoría de los lectores nos pueda quedar más claro qué afinidad política tendrían ellos con los nuevos aspirantes al Parlamento de la lista que te solicito que publiques… Si se ve que no hay afinidad, me gustaría pedirte que me contarás de qué forma crees tú que podrían materializarse todas las propuestas que se entiende que defenderían los nuevos candidatos al Congreso Nacional, salvando las vallas de los trámites legislativos de cuórums necesarios, del Senado y el Tribunal Constitucional…

Todo ello porque deseo interpretar de mejor forma tu planteamiento, por si me entusiasmo por votar por alguna de esas personas que se supone que podrían llegar al Parlamento, eventualmente, también con mi voto…

Aparte de ello y dado que una nueva Constitución no necesariamente va de la mano con la satisfacción de las obligaciones estatales que este podría contraer si se llega a plantear en la Constitución que la educación será gratuita y de calidad, lo mismo que la vivienda y la salud, tal como lo podrían ser otros items, sobre todo por lo recursos involucrados que el Estado deberá colocar para financiar esas iniciativas, te quiero preguntar, ¿de dónde saldrán los recursos para financiar todos esos items y de qué monto crees tú que estaríamos hablando?…

Te recuerdo, también, para que consideremos la importancia de lo planteado en el párrafo anterior, que Chile ha firmado tratados internacionales que aseguran determinadas garantías sociales y derechos de distintos tipos de personas y/o estratos sociales, pero, ¿podríamos decir que Chile los ha cumplido, financiando todo lo que era pertinente para cumplir esos tratados que aseguren determiandos derechos humanos?… Si no lo ha hecho, ¿qué garantía crees tú que esos nuevos rostros de la política, a los que te has referido, podrían hacer una gestión de recursos estatales que satisfagan las necesidades derivadas de una nueva Constitución y que de paso se pongan las pilitas con todas las garantías sociales que el país hasta ahora no ha cumplido y que están contenidas en los mencionados tratados internacionales?…

Déjame darte una manito, que seguro no la necesitas para decir lo que han dicho los estudiantes: “que lo pague el cobre”, porque se entiende que se requerirán sumas cuantiosas de recursos para las que, como sabemos, apenas para financiar mil millones de dólares, ya sea para reconstruir el país o financiar mejoras en la educación, tal como lo hemos visto en este Gobierno, se hace toda una tremenda cuatiqui-cosa parafernárica, entonces, en el caso de buscar nuevos financiamientos para los requerimientos derivados de una nueva Constitución, ¿cómo se supone que los conseguirán esos “nuevos representantes ciudadanos en el Congreso”? …

Aterricemos más el tema todavía y seamos un poco más específicos, para llegar hasta acercarnos al fondo de la olla… Si los recursos provendrían del cobre, pregunto:

¿Qué datos o información específica tenemos de la colaboración histórica de las mineras transnacionales como aporte al herario nacional, cuando se trata de financiar proyectos políticos como los que pudieran ser ahora los derivados de una nueva Constitución?… Me da la impresión que por algunos dólares de aporte adicionales, el Gobierno del actual Presidente de la República les concedió a las mineras transnacioanles determinadas .. condiciones estratégicas que le impedirían al Gobierno agravar la carga impositiva a las transnacionales por uno que otro añito, por lo tanto… ¿Qué aliciente tendrán ellas para hacer aportes voluntarios de recursos para financiar la causa de la nueva Constitución?… Por favor procura explicármelo en detalle para que entremos en la materia que se debe discutir de fondo al hablar de temas como la nueva Constitución…

Es más… Me gustaría que hicieras referencia a algunos links y compromisos que ya hayan adoptado los nuevos rostros que aspiran al Congreso Nacional en torno a toda esta materia, en donde especifiquen qué cosas deberá financiar el Estado al crearse una nueva Constitución en el Parlamento, cuánto es el monto de ello y de dónde provendrán esos recursos… Todo esto, en parte, porque la Constitución puede decir lo que sea, pero, lo importante es lo que puede garantizar…

Aparte de ello y espero no abrumarte con una serie de preguntas que tal vez no tendrán respuesta, y similar caso, me gustaría que me explicaras, o bien me dieras links de las propuestas de los citados “nuevos rostros” en torno a todas las formas de negociaciones económicas que se harán con las transnacionales y de qué manera la Constitución le concederá a quién un control sobre CODELCO, porque te recuerdo que en ocasiones los directivos de la cuprífera estatal, si son citados a declarar al Congreso, el día que quieren, simplemente no van…

Además de ese “simple” control a CODELCO, me gustaría que me me citaras links de qué soluciones proponen “los nuevos rostros candidatos al Congreso” a qué problemas que han identificado en torno a las operaciones y transparencia de ellas en relación a CODELCO… Todo ello porque tal vez sería interesante tener una idea de cuánto saben esos nuevos rostros en relación a la empresa más rentable del Estado Chileno y de qué forma creen ellos que podría ser más productiva, porque, no olvidemos, “se requieren recursos” si hablamos de crear una nueva Constitución para financiar los tópicos que se quiere garantizar a la población como derechos “universales”…

Sé que se podría ahondar más en el tema todavía, tal vez pidiendo explicaciones de cómo creen los nuevos rostros a candidatos de la política que se le doblaría la mano a todos los intereses relacionados a la mineria que se desarrolla en el país y, particularmente, preguntándoles a ellos si acaso creen que las transnacionales mineras estarían dispuestas a darles permiso para hacer todo su planteamiento una realidad… (Nótense los puntos suspensivos)…

No olvidemos que las transnacionales controlan determinadas cosas en el mundo… Particularmente en Chile le jodieron la onda a Salvador Allende, luego a Pinochet y finalmente instalaron a la Concertación en el poder, todo a cambio de unas cositas medio rojas que les dicen barras de cobre y algunos otros derechos sobre algunas piedrecitas de distintos colores…

jhg

dhomiax

03 de marzo

Estimado Rolando

Primero, quiero agradecer tus comentarios, especialmente este último en el que expones tus cuestionamientos en forma de preguntas que representan acertadamente la complejidad del mundo en el que nos tocó nacer. Comparto tu planteamiento, nuestro país es demasiado joven y parte de un sistema cuya estructura y mecanismos no podremos cambiar nunca, porque está constituido en una composición global del cual no se puede ser mediamente independientes.

Lamentablemente no puedo responder tus preguntas como lo solicitas, si pudiese hacerlo probablemente me ganaría la vida como vidente o médium.

Comparto con pesar que los “rostros nuevos” que contiene el portal nuevapolitica.cl sean tan pocos, ojalá aumenten, pero es nuestra realidad. En ese sentido agradezco tus cuestionamientos, porque potencian y ponen en evidencia las carencias y pocas alternativas que tenemos en nuestra política y proceso eleccionario.

En cuanto a nuevapolitica.cl, esperamos ir incorporando los nuevos rostros que surjan y aportar a visibilizarlos, eso en esta etapa.

Saludos

03 de marzo

A eso apuntaba inicialmente Tomás, a que no es posible cambiar el sistema de ninguna forma que sea algo tradicional o más de lo mismo, según el análisis que he hecho y las conclusiones a las que he llegado… Así, lo que te he dicho se constituye en una aternativa a tener presente, a la que se debe añadir otra, tal vez, para evaluar qué es factible de ser llevado cabo con éxito porque, si no lo hacemos, si nunca hacemos algo de una forma distinta a la tradicional, en la que jugamos siempre como votantes y sólo como votantes, no cambiaremos lo que deseamos cambiar, lo que en particular vuelve infructuosa tu intención, pero, así y todo igual la rescato como algo positivo, porque bien puede transformase en un punto de partida que logre cosas que tal vez hoy no podamos preveer…

De todas formas creo que vale la pena tener presente que si son pocos los nuevos rostros que podrían ingresar al Parlamento, no ha de ser menos cierto también que no tienen una gran preparación porque, si acaso la tuvieran, los temas del cobre que te he planteado, en torno a lo relativo a una nueva Constitución, debieran ser parte continua de sus exposiciones, a tal punto que casi les saliera cobre por sus poros, pero, no me da la impresión que sea así, aunque confieso que de ellos no sé casi nada… Sólo sé que algunos han sido dirigentes estudiantiles, pero, ha de haber una brecha cierta entre ser un dirigente estudiantil y, por ejemplo, uno de los líderes del movimiento por la nacionalización del cobre… Así y todo, para éstos últimos, o para quién sea, aterrizar el tema significa idear metodologías para que el cobre sea chileno… Y el rédito es grande, si apenas observamos el caso de Bolivia, considerando la siguiente declaración del Presidente Morales:

“”””Dijo que otro claro ejemplo son las ganancias generadas por la nacionalización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), que en 2012 generó una utilidad histórica al sobrepasar los US$ 4.200 millones. Recordó que esa empresa cuando estaba capitalizada sólo entregaba al Estado alrededor de US$ 670 millones. ‘Gracias a estas nacionalización tenemos dinero para carreteras, para municipios, para bonos. Nacionalizar es una bendición para los pueblos porque les permite el control y uso de sus riquezas’, afirmó.””””

Al respecto de las preguntas que te hice, la verdad es que no esperaba que las contestaras y de hecho debí comentarte que sólo planteaban una postura a manera de inquietud con la que deseaba mostrarte lo alejado que estamos de lograr lo que has comentado vía la forma que indicaste, precisamente para que medites en formas distintas de conseguir los objetivos que la sociedad busca, ya que el día que se logren, si acaso se logran, será por el fruto de muchas personas que sumaron sus esfuerzos a una causa común, en distintos momentos de su trayectoria, no sabiendo nadie en qué podría terminar las iniciativas que emprendió cada quién, por más marginales que pudieran parecer en su comienzo…

Te agradezco, finalmente, el recibimiento de mis comentarios y espero que la patria que queremos se haga realidad algún día y que eso pase más temprano que tarde…

kjgdfg

dhomiax

03 de marzo

Estimado

Gracias a ti por entregar tus comentarios, se nota que has estudiado los temas en profundidad, que son temas que te apasionan, que tienes una postura clara y que no te gusta dejar los cabos sueltos.

Como bien dices, tus observaciones me han servido para meditar y espero en la semana masticarlos junto con los que han realizado los demás contertulios, tienen gran valor para mí y ojalá sirvan también aquellos que hayan tenido la inquietud y paciencia de seguir esta cadena.

Saludos cordiales

03 de marzo

Bachelet por un Parlamento

Últimamente, se ha venido propalando el grito de batalla “Un Parlamento para Bachelet”, por cierto, esgrimido interesadamente por quienes postulan como candidatos en las elecciones parlamentaria de este año. Al respecto, hay que aclarar que mientras tales elecciones estén regidas por el binominal (33%=66%), todo intento de obtener en el Congreso Nacional una mayoría suficiente para modificar nuestra institucionalidad de acuerdo a sus propias normas, es imposible. Como se ha demostrado desde 1990, toda reforma ha debido enfrentar el veto UDI, por lo cual, sólo han prosperado y sólo podrán prosperar reformas consensuadas y, consiguientemente, anodinas e ilusorias en cuanto al perfeccionamiento democrático. Quienes llaman a elegir un Parlamento para Bachelet, lo saben y sólo utilizan tal arenga porque suena mejor que pedir el voto para su propio acceso o permanencia en el Congreso, porque también saben que sus personas generan un amplio rechazo ciudadano.

Ante la muralla china que representa el binominal para la debida representación de mayorías y minoría en el Congreso Nacional, sugiero adoptar la actitud clara e inequívoca de rechazar dicho fraude electoral mediante la abstención ciudadana en las próximas elecciones parlamentarias –no así en la presidencial, en que gana la opción mayoritaria- y enarbolar como alternativa el lema “Bachelet por un Parlamento”.

Ello consistiría en que Michelle Bachelet se presente a la elección presidencial con la misión y el mandato explícito de cambiar nuestro régimen político presidencialista establecido en la Constitución de 1980, renunciando a la conducción del gobierno y reservándose para ostentar sólo la jefatura del Estado como presidenta de la república en un régimen de gobierno parlamentario. En otras palabras, la clave de su programa consistiría en el compromiso de cambiar nuestro régimen político con la aprobación de una nueva Constitución en un referéndum ciudadano, poniendo así fin al presidencialismo actual. Si no es así, más vale que no se presente, porque evidenciaría su sometimiento al statu quo que hace tiempo hicieron suyo los desprestigiados caciques concertacionistas.

En los países con régimen parlamentario, el gobierno es ejercido por un primer ministro y su gabinete, que surgen del Parlamento y ante el cual permanecen responsables, de modo que si pierden la confianza de la mayoría parlamentaria, cae el gabinete gobernante y se forma otro con la nueva mayoría que se haya conformado en un Parlamento proporcionalmente representativo de la voluntad soberana. De este modo, el gobierno dura lo mismo que la legislatura de 4 ó 5 años, sin perjuicio de que pueda repetirse en una nueva legislatura o bien haya de renovarse durante la misma. En otras palabras, el gobierno dura lo que dura la confianza que en él deposita la mayoría parlamentaria y, por tanto, siempre tiene mayoría para legislar conforme a su programa, sin empates artificiales y fraudulentos como los que provoca el binominal (33%=66%) ni los consensos espurios a que conduce.

dhomiax

03 de marzo

Estimado Rafael

Presentas el problema de una forma muy clara y entendible, te lo agradezco. Es de esperar que Michelle Bachelet haga su parte con los cambios que espera el país.

En cuanto al régimen a un presidencialista, parlamentario o mixto, es un tema muy interesante y que da para un tremendo debate, ojalá poder tenerlo más temprano que tarde.
El sistema binominal, nos hace tener un parlamento que no es democrático y ese es el único punto que no comparto con tu comentario, creo que el llamado a no votar nos perjudica más que el llamado a votar. Y dentro del llamado a votar, yo como ciudadano quisiera que se renovara lo más posible el parlamento, ojalá lleguen más jóvenes y gente que representa a los movimientos sociales y sociedad civil.

La mayoría de los chilenos compartimos el deseo de derribar la “muralla china” del binominal, entonces, ¿porqué no también unirnos y organizarnos para hacer los doblajes que sean necesarios?.

Saludos

Rubén González

03 de marzo

¿hablamos de la virgen de guadalupe?, nadie sabe dónde está ni si existe realmente, nadie la oye hablar pero todos esperan sus milagros.
Esta es una forma de panfleto encubierto para endilgarnos lo peor de la política chilena como si fuera lo único posible. Me niego a comulgar con ruedas de carretas y a prender velitas a la virgen.

dhomiax

03 de marzo

Abstenerse es una opción totalmente legítima, gracias Rubén.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

<em>Aquellos que piensan que no tienen tiempo para el ejercicio, tarde o temprano tendrán tiempo para la enfermedad.-Edward Stanley.</em>
+VER MÁS
#Salud

Las fibras que tu organismo necesita

Mientras en la franja televisiva expresaban: “Si crees que la política se tiene que seguir haciendo en la cocina a espalda de todos. No entiendes nada”.  Hoy la frase desborda al FA y no  existe una ...
+VER MÁS
#Política

El desborde que amenaza al Frente Amplio

La propuesta de un mecanismo de justicia transicional es la genuina alternativa a la propuesta de "Paz para la Araucanía" que recoge el Plan Araucanía del gobierno, la cual reitera las propuest ...
+VER MÁS
#Política

Justicia transicional sin mano dura en Araucanía: la solución política

"Es claro que un candidato a las primarias presidenciales pudiera en segunda instancia, solicitar una prioridad con razones y argumentos válidos sobre un territorio."
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: una crisis, una prueba

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson