Columna en Política
3
Difunde: Whatsapp

El gran error de Boric fue pedir disculpas

imagen

De pronto se armó todo un escándalo en torno a un viaje de Grabriel Boric y su familia en un buque de la Armada. Muchos rasgaron vestiduras pidiendo que el diputado diera explicaciones, ya que, según argumentaban, su conducta no estaba al nivel de lo que él, al parecer, le exigía a otros. Por esto es que muchos opinólogos políticos aprovecharon su oportunidad para recriminarle todo lo que había dicho en el pasado, recordándole que estaba usando “privilegios” que a los que “ciudadanos de a pie” no podían acceder.


Boric fue objeto del juego ideológico más antiguo, el que consiste en desacreditrar la democracia a través de nuestros representantes.

Como era de esperar, ante este hecho también aparecieron quienes durante todo el año reniegan del Estado, acusando utilización indebida de éste. No se cansaron de exigirle a Boric lo que , curiosamente, no le exigen a los miembros de su sector que son juzgados no por hechos “poco vistosos”, como podría ser éste, sino por actos francamente ilegales y antidemocráticos como vender su cupo parlamentario al mejor postor. Pero parece que eso no importa, ya que lo más relevante es seguir reafirmando la idea de que “los políticos” son el problema, en otro burdo intento por viciar el debate por medio de tal vez el instrumento más político de todos: la despolitización.

Boric fue objeto del juego ideológico más antiguo, el que consiste en desacreditrar la democracia a través de nuestros representantes. Ya que, al tratar de exigirle a los parlamentarios lo mismo que a los votantes, estamos entendiendo poco en qué consiste el régimen representativo, y cuáles son los roles de quienes trabajan en el Congreso. Es cierto, es más fácil tratar de pedirles que se comporten igual que que la manera en que lo haríamos nosotros en nuestros trabajos, demostrando así que no entendemos la diferencia entre el servicio público y el mercado, pero es de una peligrosa ignorancia perderse en esos temas y no reparar en los verdaderos vicios de nuestra institucionalidad.

¿Estuvo bien o mal el diputado al realizar ese viaje? No se sabe, porque fue simplemente un paseo que, según parece, no tiene por qué ser juzgado según normativas éticas más allá de lo que fue. Pero tal vez lo que sí estuvo mal fueron las disculpas de Gabriel luego de la inquisición de ciertos personajes que no hicieron siquiera el menos esfuerzo por ocultar el oportunismo político para usar su celular y tweetear tristes clases de moral que no se condicen con sus situaciones judiciales.

Boric no debió pedir disculpas, porque al hacerlo validó una manera de hacer política con la que, de una u otra manera en el pasado, el contribuyó, y que consiste en perderse en pequeñeces estéticas que no solucionan en nada el fondo de la lógica en que se encuentran perdidas nuestras instituciones. Porque si bien el diputado pudo haber hecho uso de de una especie de privilegio, es precisamente porque ese privilegio fue entregado por los ciudadanos, y no por empresas, de dudosa procedencia, que buscan influir en las leyes.

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores. Somos una  comunidad de expresión ciudadana que estimula el diálogo sobre la base del respeto. Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

15 de Febrero

Ejem, ehh, a Boric le hace muy bien no hacerle caso a usted. Le cito “¿Estuvo bien o mal el diputado al realizar ese viaje? No se sabe” ¡NO SE SABE!, lo ha dicho usted mismo, ¿no se da cuenta? Si se supiese y además la respuesta fuese “sí”, solo entonces habría sido oportuno no disculparse. Pero como hay una duda y este señor que aunque no me llama la atención como político, actuó debidamente, PORQUE SU CONDUCTA GENERÓ DUDAS, Y ES POR ESAS DUDAS QUE SE DISCULPA. Uf, a cualquiera se le ocurriría.

sebastien

17 de Febrero

hola

solo observar que para hacer uso de esos pasajes, como lo he hecho yo mismo, al contrario de lo que intentan instalar SI se necesitan pitutos. pitutos para saber que existen, pitutos para conseguir mas de 2 en el mismo viaje, etc. los locales los conocen y los usan Y SON PARA ELLOS ya que marcan presencia en geografias extremas y aisladas. para los turistas, viajes de turistas pues, no suena tan disparatado supongo.ny es tan facil decir “soy la nuera con el hijo de la presidenta” como “soy el padre del diputado”… siempre se consigue algo presentandose asi eh?

ahora si te da verguenza que pida disculpas, no se disculpen. no hay problema. hemos vivido 30 años de democracia sin que nadie se disculpe y podemos seguir 100 años mas. eso si, por favor, dejen de hacerse los beatos de la inquisicion porque el traje no les queda, ya lo hemos visto.

sabias tu que escalona y toha tambien fueron dirigentes estudiantiles?

Pablo Correa

19 de Febrero

Toda la razón: jamás debió pedir disculpas porque no cometió falta alguna y menos delito: el buque de la armada realiza el viaje de marras con o sin pasajeros civiles y es una costumbre en una zona tan aislada como Magallanes, el que si un ciudadano va de un punto a otro, solicite el servicio y se le transporta. Pero no faltan los momios recalcitrantes, cínicos de marca mayor, que han usado y abusado de los recursos del estado y tienen la desfachatez de rasgar vestiduras exigiendo a otros lo que jamás harían ellos mismos. Es de esperar que a Gabriel no lo vuelva a traicionar su integridad y su afán de transparencia y no vuelva a caer en el juego de viejas fascistas y de ociosos que posan de políticamente correctos, como ese tal Lisandro burgos que opinó más arriba que este post.