#Política

Del derecho a nacer al derecho a vivir

14 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Hablar con franqueza es uno de los pocos experimentos que no se ha intentado en Chile. Jamás los sectores dominantes, los conservadores de toda laya, con o sin sotana, lo admitirían. Han preferido utilizar ciertos artilugios lingüísticos de escaso valor estético para manipular la información y el mundo de las ideas, y con ello pervertir la humanidad que nos va quedando. Por eso, dicen defender la vida. Hacen cruzadas internacionales, cruzan el Atlántico y se instalan en pleno Vaticano a manifestarle a la Presidenta en su visita al conservador Francisco, el Papa futbolero, que ellas sí están por la vida; lo hacen de blanco, como si fueran blancas palomas. No hacen afiches, ni panfletos, sino gigantografías; pintan camiones que exhiben fetos ensangrentados por la vía pública, evidenciando una desconocida faceta gore. Se apropian de todos los lenguajes, de todos los símbolos, de todas las palabras para defender “la vida”. Nunca viene mal recordarles que en dictadura apoyaban las atrocidades de la Dina. Al calor de los hechos, habría que agregar que siguen defendiendo la obra de la dictadura y negando la brutalidad de esos años.


Esas niñas y niños son, según recientes estudios, la población más precarizada del país, en especial el segmento infantil femenino. El vicioso círculo de la violencia estructural, como una fábrica, reproduce lo que el modelo espera y necesita para seguir funcionando.

Tampoco viene mal aclarar que son estos los sectores más privilegiados. No circulan por el centro de la capital -ni hablar de la periferia-, salvo cuando aparecen aparatosamente vestidos de rojo, llenos de globos y felicidad, protestando en la Plaza de la Constitución con el resguardo de Carabineros y de la autoridad gubernamental, sin que ocurra nada, porque son gente de bien. Esos jóvenes y esas mujeres, las caras visibles de la “sociedad civil” que está en contra del aborto, pertenecen al mismo club del que provienen los que piden favores a Penta, los que reciben dineros e instrucciones de Corpesca, los mismos que cocinan las leyes a favor de una minoría. Y por cierto, expían sus culpas en determinadas iglesias, siendo acogidos por sacerdotes de dudoso proceder moral.

Comulgan con dios, pero fornican insaciablemente con el diablo. Y aún así, insisten en que defienden la vida. ¿Y qué es la vida? El producto de la concepción, dicen ellos, un cigoto. Ese producto en gestación intrauterina de un cuerpo “prestado”, un cuerpo que para ellos no tiene rostro, no tiene historia, ni contexto, ni presente. ¿Sobre el futuro? No se lo cuestionan, parten de la base que salvo ellos, el resto sólo somos unidades para la producción del bienestar de unos pocos que son, curiosamente, ellos mismos. ¿Y qué vida defienden? Miles de niñas y niños llegan a este país a reproducir un sistema que los defensores de vida intrauterina han impuesto a sangre y fuego, y después bajo la fantasiosa democracia neoliberal, con un sistema que degrada el sentido de la existencia humana. Esas niñas y niños son, según recientes estudios, la población más precarizada del país, en especial el segmento infantil femenino. El vicioso círculo de la violencia estructural, como una fábrica, reproduce lo que el modelo espera y necesita para seguir funcionando.

El diseño de un sistema educacional pensado para conformar a una sociedad con múltiples carencias, inducida a desdeñar lo político y lo público, con una creciente falta de interés en lo colectivo, y que mayoritariamente no logrará revertir su origen socioeconómico, porque la educación a lo sumo le servirá para tener un mejor salario rápidamente devaluado por los vaivenes del mercado. Esta educación formal será a costa de endeudamiento, una especie de condena ad eternum. Y así ocurre con cada aspecto vital: salud, vivienda, trabajo, pensiones, esparcimiento, todos tienen la misma solución: la deuda. Pareciera que esa es la verdadera vida que defienden, porque contra estas deplorables condiciones nada dicen, no mueven todos sus recursos -provenientes, quizás, de boleta ideológicamente falsa- para oponerse al abuso. Al contrario, lo fomentan, lo encubren, lo diseñan.

Este es el universo de intransigencias de la derecha chilena, vestida con distintos colores y sexos, con los confesionarios a su haber.  Y en esa visión de mundo, emergemos las mujeres como las “prestacuerpo”. Desde esa noción se estima natural que nuestra función sea procrear. Se estima conveniente que lo hagamos. Se estima necesario, indispensable. Al discurso oficial de la cultura patriarcal le ha bastado establecer aquello de “lo natural” para disponer de nuestra autonomía corporal. En nosotras no valen decisiones, no valen nuestros juicios, a lo sumo nuestro padecimiento, porque nuestra única visibilización es en cuanto víctimas. Pero sostener que el aborto es una tragedia, como señalan los provida, cuyas consecuencias sicológicas y físicas son graves y para toda la vida, no es sino manipular a la población por medio de la desinformación y argumentaciones falaces.

La verdadera tragedia es la negación de una realidad, de un hecho. Sin caer en la tentación de la victimización, lo verdaderamente trágico es tener que discutir aún, en pleno siglo XXI, si las mujeres pueden o no tomar sus propias decisiones. El Estado Chileno y los fanáticos de la vida intrauterina, son parte de la parafernalia del cinismo. En un sistema como este, que no garantiza prácticamente ningún derecho, donde todo significa deuda, resulta falaz hablar de “defender la vida”. Con las míseras pensiones, los bajos salarios, las insuficientes condiciones en que se desarrolla la niñez y se llega a la vejez, no resulta coherente hablar de vida. Donde el machismo es parte constitutiva de la conformación de cada una de las instituciones que componen la sociedad, partiendo por la familia, resulta insolente hablar de defender la vida.

Lo que necesitan son nascituros, porque la maquinaria de su progreso debe seguir funcionando. Necesitan neonatos que desde que nacen hasta que mueren, consuman y paguen por educarse, que trabajen e impongan en sus AFP, que deban recurrir a la banca para cubrir necesidades básicas. Y para ese esquema la mujer silente, víctima y deseosa de parir, es pieza clave.

Tienen su estrategia clara de antemano, utilizarán todas las tácticas necesarias. Nuestra resistencia es pensar en el verdadero significado de la vida, en que vivir no es nacer, en que el sentido de estar en el mundo tiene que ver con el buen vivir y no con el padecer. En que la vida no se pare, se construye día a día y cuando esa construcción es en la precariedad y el abandono; al menos habrá que sospechar en poder llamarle vida humana a esa forma de existir.

TAGS: #Aborto #Derecha Derechos de la Mujer

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

05 de agosto

En el mismo tenor, quienes en el pasado lucharon por los “derechos humanos”, “eliminación de la pena de muerte” y otros, es bueno recordarles esa posición ahora, para no ser unos hipócritas.
Por otro lado, el querer unir todo para justificar una matanza es también una forma de manipulación propia de, curiosamente, un neoliberalismo personalista extremo. En efecto, la vida ya no debe depender de serlo, sino de si va a tener casa propia, educación de calidad, etc…o sea, eliminemos a todos los que sobran, para que los que estamos ya tengamos de todo. Solo los que tienen para vivir bien, merecen vivir ¿ese es el slogan?
Si el argumento de aborto para nivelar económicamente a las familias/personas es aceptable..¿por que no el exterminio masivo, o mas “humanamente” la esterilización de todas las mujeres que ganen el sueldo mínimo?
Para el bronce la frase de que el sentido de la vida es vivir bien….o sea, los que no viven bien, al matadero nomas.

Sebastien

05 de agosto

asi que todos quienes estamos en contra del aborto somos religiosos, fachos y nos pagan los empresarios?

es facil discutir y ganarle a caricaturas del oponente. incluso llegan a hacer sentido si solo te juntas con gente como tu, que piensa como tu y que finalmente terminan convencidas que son buenas personas y que quien esta en contra es el enemigo. el progreso contra los fachos y su conservadurismo es el juego.

yo al menos, cuando estudio historia, tengo la impresion que ninguna ideologia o filosofia que haya propuesto darles derechos a ciertos humanos matando a otros es recordada como un ejemplo. y que no hayan recursos o que la situacion del pais tenga problemas no justifica asesinatos. eso no es “porque lo dijo dios” o alguna caricatura asi, es porque son humanos. a menos que quieras establecer reglas y controles para definir quien puede ser humano (casualmente siempre quien pone las reglas dice que solo su lado es humano y que como el otro no lo es, entonces puede ser asesinado y es un “costo” para mis libertades).

te invito a reflexionar, intentar quitarte las caricaturas y mirar a quien tienes al frente no como enemigo o no humano, sino como un par con opiniones distintas. ayuda bastante.

06 de agosto

Estimado, mi columna habla claramente de ese grupo que se llama así mismo “provida”, que son en su mayoría de la Udi, que en verdad no hacen mucho para no comportarse como caricaturas, yo sólo recopilé hechos con, obviamente, mi subjetividad reflejada en la escritura. Estoy convencida que nada de lo que ha hecho o intentado hacer la derecha de las últimas décadas tiene un sentido verdaderamente social, que ayude al país a salir del penoso estado en que se encuentra. Por cierto, tampoco soy del otro bloque, así que mi pugna no es “progre-conservadores”, mi tema es más bien la dominación y el sometimiento, el control, la falta de espacios, la negación de la libertad y por cierto, su visión mercantil de la vida.
Gracias por invitarme a reflexionar, es lo que hago permanentemente desde los distintos ámbitos en los que me muevo, desde mi profesión pedagógica hasta mi vida privada. También te invito a reflexionar sobre aquellas cosas con las que no estás de acuerdo, seguramente ambos tenemos muchas ideas que puedan modificarse, o quizás no, pero siempre es saludable al menos hacer el ejercicio y cuestionarnos lo que pensamos, yo no lo temo a eso, porque parto de la base de que los seres humanos erramos y somos dinámicos, como la vida, como la historia.

07 de agosto

Parece que te hace falta comprensión de lectura!. El artículo apunta a esos sectores de poder fáctico amparados en la Udi, Iglesia, Rn, etc. que usan toda su influencia en la política, economía para imponer sus creencias e intereses.

05 de agosto

Paola

“Tampoco viene mal aclarar que son estos los sectores más privilegiados.”

No es cierto. La mayoría de los antiabortos no estan en el sector más privilegiado. Hay mucha mas resistencia a esta medida en los sectores mas “pobres” (no ABC1) . Otra cosa es que haya más riesgo de muerte en las mujeres de los sectores pobres que se realizan abortos clandestinos, otra cosa es que una ABC1 se puede pagar un viaje a Argentina para abortar en una clinica con seguridad. Pero por sector social, los mas antiabortos estan en las comunas populares. Los antiabortos de sectores ABC1 se pueden organizar y pagar insertos en el Mercurio, pero son mucho menos de lo que se piensa. Son mas ruidosos eso sí.

” ¿Y qué es la vida? El producto de la concepción, dicen ellos, un cigoto.”

Sí, eso es vida. El cigoto es un ente vivo. Y el feto y el embrion son seres vivos. No son “personas”, por lo cual mal se puede hablar de “asesinato” cuando se habla del aborto, pero son seres vivos. No son cosas, no son quistes, no son arvejas. Son seres vivos, de la especie humana. No son “personas”, pero sí seres vivos, y nunca, con aborto o sin el, nunca hay que olvidar eso.

A mi tambien me molesto la acción que tomo la curia de la Iglesica Catolica, y dos grupos que dicen hablar por todos los cristianos. PERO si vamos a hablar honestamente, no les falta razón en algunas de sus criticas.

El aborto es matar a un ser vivo. Pongamoslo como lo pongamos, no podemos borrar que el aborto es eso, matar a un ser vivo. Lo que esta en discusion es que si podemos seguir obligando por ley a una mujer a tener a ese ser vivo durante 9 meses dentro de ella, cuando su vida corre riesgo o cuando definitivamente no quiso tenerlo y un acto detestable la convirtio en mujer embarazada. PERO tampoco la cuestion es que vamos a matar a un ser vivo solo porque tenemos la mala suerte de vivir en un pais con el capitalismo mas descarado del mundo. Eso es caer en el mismo criterio economico con el que se estan viendo los embarazos, que es “fuerza laboral a futuro”.

“sostener que el aborto es una tragedia, como señalan los provida, cuyas consecuencias sicológicas y físicas son graves y para toda la vida, no es sino manipular a la población por medio de la desinformación y argumentaciones falaces.”

ES QUE EL ABORTO ES UNA TRAGEDIA!!!!! Una cosa es que una mujer decida abortar, y otra que esa decision sea facil, que esa decision sea como lavarse los dientes y no tenga consecuencias. Piensa: estamos hablando de que una mujer deje de estar embarazada por una decision. Para que una mujer llegue a ese extremo, es que la situacion debe ser muy grave. Porque abortar es un acto violento, incluso en la clinica mas chic. Para muchas mujeres ha tenido secuelas sicologicas y fisicas graves. Muchas no han podido volver a tener hijos. Si estamos debatiendo este asunto es porque se busca minimizar esas consecuencias. Es para que la mujer que toma esa decision reciba la mejor atención, incluso pueda hablar con especialistas y evaluar si realmente quiere hacerlo. Es para evitar las infecciones que pueden provocar un procedimiento abortivo. Es para que la mujer sepa los efectos que puede tener ese procedimiento…. Porque el aborto es una tragedia, y no podemos seguir haciendola peor permitiendo que haya clandestinidad.

Si “Miles de niñas y niños llegan a este país a reproducir un sistema que los defensores de vida intrauterina han impuesto a sangre y fuego, y después bajo la fantasiosa democracia neoliberal, con un sistema que degrada el sentido de la existencia humana. Esas niñas y niños son, según recientes estudios, la población más precarizada del país, en especial el segmento infantil femenino.” no es porque no haya aborto, o haya machismo, sino porque sus progenitores no tienen la menor conciencia (y no les importa) de lo que estan haciendo. Miles de niños nacen de otros niños, de escolares de menos de 16 años, que desertan de sus escuelas, nunca terminan su educacion, pasando a engrosar esa “población más precarizada”, porque encuentran que tener sexo es lo mas de lo mas, que todos deben ser libres para tener sexo con cualquiera, incluso en un parque borracha y drogada, porque el sexo es genial, igualito como lo ven en la tele. El aborto, incluso libre, no va a cambiar eso, porque no es el sistema el que ha generado este problema, es la gente que ha alimentado a este sistema. El aborto no es solución a los problemas que indicas en el articulo.

Lo que hay que hacer es crear conciencia de lo que implica embarazarse, lo que implica tener un hijo, lo que es la paternidad/maternidad responsable. Creo que incluso es el momento de actuar como Uruguay, penalizando a los malos padres que permiten que sus hijos abandonen el colegio para no hacer nada o peor, delinquir, porque estan violando sus derechos humanos. Creo que es hora de discutir normativas como las que se plantean en Gran Bretaña, penalizar a los padres que abusen psicológicamente de sus hijos y no les brinden el cariño y la atención que necesitan (aunque agregaria tambien penalizar al cabro de mierda malcriado que le haga daño a su familia) Eso sí tendria incidencia en que deje de degradarse la existencia humana, y tendriamos una sociedad, una enterita, que entenderia lo que significa vivir en ella y actuara acorde a eso. El aborto no tiene nada que ver con eso.

06 de agosto

Marcela

Más allá de debatir tus apreciaciones, me interesa señalar que en mi columna me refiero a quienes, bajo mi subjetividad, componen este grupo que se llama así mismo “provida”, mayoritariamente con domicilio en la Udi. Yo estoy por el aborto libre, y creo verdaderamente que tan importante como la discusión y regulación en esta materia, cuyo tratamiento legislativo actual me genera mucha desconfianza, es tener una verdadera educación sexual, una formación en sexualidad de manera integral que permita a las mujeres y a los hombres conocer su cuerpo, saber cómo protegerse de consecuencias indeseadas y para poder precaver, en lo posible, los embarazos no queridos. Pero a veces sucede que nada de eso funciona y en ese caso, más allá de 3 exclusivas causales, las mujeres, a mi entender, deben poder decidir sin temor a sufrir consecuencias penales. Por cierto una decisión consciente y responsable, acerca de qué harán con un embarazo inesperado, no deseado, sorpresivo. Las tres causales me parecen francamente insuficientes, porque son un piso mínimo que no debiera discutirse mayormente, no por el afán de negar el debate, sino porque parece más que razonable que una mujer en cualquiera de esos tres casos pudiera desear no prosperar con su embarazo. Al revisar legislaciones comparadas fuera del continente, como por ejemplo Finlandia, es posible apreciar que existen Estados que comprenden que el embarazo no es una realidad estática y que las mujeres son sujetos de derecho pleno con libertad de consciencia y que tienen, por lo tanto, derecho a decir.

Sobre tu apreciación de la responsabilidad de padres y madres, y aquello de “el cabro malcriado”, la verdad es que como profesora y también como parte de un grupo familiar en el que soy hija, madre, hermana, tía, sobrina y alguna vez también fui nieta, creo que la crianza y la educación en un sentido amplio, no sólo son responsabilidad de los que por ley tienen el cuidado de las niñas y niños, aunque por cierto hay un porcentaje muy importante en ellos, pero es una labor, a mi entender, que se colectiviza, que se comparte no sólo entre los distintos miembros de una familia, sino que también con las escuelas, las instituciones del Estado que tienen mucho que decir sobre su vergonzosa ausencia en la infancia, los medios de comunicación y la sociedad toda. No veo la vida de manera criminalizadora e individualista, no creo que penalizar toda conducta vaya efectivamente a hacer algo más que otorgar un castigo. Creo en la transformación profunda de la sociedad y me parece que ella va de la mano con la educación en la libertad y en la responsabilidad, en el compromiso con los demás, antes que de la mano de la justicia criminal.

05 de agosto

Así que ahora declararse “provida” lo convierte a uno en facho, eh. Bueno, al menos este artículo lo ha redactado Marcela Castro. Eso quiere decir que los argumentos deben ser interesantes y que se justifica leerlo completo. A ello entonces.

05 de agosto

Bah. Que distraído soy. Esto no lo redactó Marcela Castro. Además tiene un comienzo vergonzoso. Paola Arroyo, afirmas que quienes están en contra del aborto son los mismos que justifican las atrocidades del gobierno militar, pero tú estás a favor del aborto. Eso quiere decir que aparte de tu manera de encasillar a la gente, que es realmente bárbara porque que mucha gente joven no está a favor del aborto y no tiene nada que ver con el régimen militar, consideras que quienes justifican determinados crímenes no tienen derecho para oponerse a otros crímenes. Bien por ti, en la medida que pones el aborto en su lugar al compararlo con otros casos de crímenes. Mal me parece que habiendo tomado conciencia de que lo que quieres es legalizar crímenes, lo justifiques invocando los cometidos por otros. Eh, yo creo que Marcela Castro no habría caído en semejante aberración dialéctica.

05 de agosto

Estimada Marcela. No solo se habla de un ser vivo, no es cualquier ser vivo. ES HUMANO. Y lo he dicho ya innumerables veces: SE LO QUIERE MATAR POR VENGANZA. Me dijo usted en cierta ocasión que no está de acuerdo con esta afirmación. Se me figura que ahora sí. Y cuando no es por venganza, pues por economía. Matar seres humanos por economía; iniciativa defendida por la izquierda. ¡Sorprendente! Aunque no tanto. ¿Cuantas mujeres que se las dan de comunistas, tales como Camila Vallejo, toman en consideración que Stalin dictaminó en su tiempo la obligación de las mujeres por servir sexualmente a los soldados? También podemos considerar el dilema de la propiedad, y la repugnante, la de veras repugnante forma de argumentar desligándose emocionalmente de su propia sangre, de cualquier nexo filial con la propia descendencia, con la consigna “es mi cuerpo” Es una consigna de las más vergonzosas en la historia de la civilización. Con dilema de la propiedad me refiero a que por tratarse de dos seres humanos unidos físicamente, el más fuerte alega derechos de propiedad sobre el más débil. No sé de casos en que haya sucedido lo mismo con por ejemplos, los siameses, que incluso han llegado a adultos unidos.

06 de agosto

Sigo en desacuerdo con esa afirmacion.

Jamas he negado que se mata a un ser vivo. O en muchos casos es asi (porque seamos honestos, hay mujeres en Chile que han cargado con su feto muerto porque no les permiten el aborto inducido por ninguna causal). Otra cosa es si ese ser vivo realmente va a “nacer”. Un feto con patologias esta vivo, pero no significa que llegue a nacer, o que si nace sobreviva, y mientras tanto, la mujer sufre todas las consecuencias de ello (sangrado, hipertension, diabetes, toxemia, etc) Ojo, no UNO sino LA MAYORIA de esos sintomas. O hay casos en que el feto esta bien, el problema es la mujer que no debio embarazarse. El embarazo produce trastornos al cuerpo de la mujer, y muchas no deben (imperativamente) embarazarse por correr riesgo a su salud y a su propia vida. Eso tambien debe contar a la hora de tratar este tema.

Sí es un hecho que se aborta muchas veces por “economía”. Pero sea realista: si el asunto fuera 9 meses y luego un año de cuidados, para luego chao y cada uno por su lado, la excusa de la “economia” seria absurda. Pero he dicho que no estamos obligando a la mujer a que este embarazada 9 meses lo quiera o no, sino que luego la obligamos a pasar por todo el parto, a pagar el parto, a pasar por todos los problemas derivados de ello (incluyendo la depresion), a que atienda a su hijo, a que cuide a su hijo, a que aguante a su hijo… durante el resto de su vida. Es en la madre, no en el padre, donde tiramos toda la carga del hijo, deseado o no, porque tenemos una muy errada idea de que una mujer, por ese solo hecho, debe desear ser madre, y que al momento de embarazarse debe querer a ese hijo. No comparto la forma como lo dijo Paola, porque el aborto no es solucion a todos los problemas que ella planteo (no se que tiene que ver Corpesca con el aborto), pero si es un hecho que muchas mujeres abortan porque su problema de economia es enorme y la sociedad no esta haciendo mucho al respecto, ¿o acaso una mujer gana el sueldo que realmente deberia ganar? No ¿verdad? Y nos descuentan mas que a los hombres precisamente por el embarazo. O sea, nos castigan por ser mujeres, por tener utero, y nos exigen que lo usemos…

Ud mismo habla de “desligándose emocionalmente de su propia sangre, de cualquier nexo filial con la propia descendencia, con la consigna “es mi cuerpo”” Repito ¿por qué yo, mujer, debo querer a ese feto en mi cuerpo? ¿Por que debo hacerlo? No se obliga a los hombres a hacerlo ¿verdad? Un hombre tiene como 6 hijos repartidos por todo Chile, y no se les obliga a quererlos, no se les obliga a tener un nexo, solo se les obliga a pagar. Pero a mi, mujer, se me obliga a tener deseos maternales.

Lo que me repugna es la nula educacion sexual, incluyendo lo que implica la paternidad/maternidad. Yo no puedo obligar a una mujer a que quiera a su feto, porque lo de que la “sangre tira” es telenovela. Pero sí hay que educar, a hombres y mujeres, desde niños, a que entiendan lo que significa tener sexo. No es lo que ven en las peliculas. Es responsabilidad: es usar preservativos, es ir al medico regularmente, es elegir con quien uno se acuesta, es controlar calenturas e impulsos, para que luego no tengamos 40% de niñas embarazadas que abandonan sus estudios y que crian a niños que haran lo mismo. Para que hombres y mujeres hagan lo que realmente deberiamos hacer en el siglo XXI: elegir cuando y en que circunstancias tener hijos, para desearlos de verdad, para darles el amor que necesitan, para poder criarlos como se debe. Ya es duro y dificil ser padre/madre en circunstancias normales, debe ser el infierno estar obligado a serlo sin quererlo.

“Matar seres humanos por economía; iniciativa defendida por la izquierda.”. No, no es de izquierdas. En Africa las farmaceuticas experimentan con personas, matandolas, infectandolas, usandolas de maneras que ud no se imagina. Y esas farmaceuticas (Bayer, BioCryst, Chimerix, Tekemira, Pfizer, etc) no tienen asco en matar personas, y no me diga que son empresas de izquierdas porque eso ni ud se lo cree. La salud privada, que hace que las personas con enfermedades catastroficas mueran en condiciones infrahumanas, no es algo de izquierdas. Y lo que hizo Stalin… Lisandro, niño inocente, ¿sabe que todos los ejercitos han hecho lo mismo, y que el intento del ejercito britanico hacia finales del siglo XIX (creo que fue en Crimea o en Pakistan) de prohibir hasta la prostitucion voluntaria fue el peor error que se les pudo ocurrir de una larga lista de errores cometidos en esa zona? ¿Cree que a Stalin el asunto se le ocurrio porque era un canalla o porque sabia lo que podria pasar si no lo hacia? Ojo, que no estoy defendiendo a Stalin, ni menos justificando el uso de mujeres (y hombres) con fines sexuales, sino que no cometa el error de Paola de ponerse en plan “izquierdas v/s derechas”, “catolicos v/s otros”… Las cosas no son blancas o negras.

Para que tenga una idea del asunto: en China el control de natalidad no fue una cuestion de izquierdas, sino para dar solucion a un grave problema social, en que las mujeres y hombres tenian sexo, salian como 6 chinitos a los que o explotaban en los campos o pasaban a ser responsabilidad de la sociedad. Atraso económico y cultural y la alta tasa de natalidad tienen una interacción de causa y efecto. Durante decadas se intento razonar con la gente, pero el “yo quiero” es toxico a la hora de recordarle a las personas que vivimos en sociedad. Asi que el Estado chino actuo: si no eres responsable de tu sexualidad, y no asumes lo que ello significa, hay que tomar medidas, incluso tan radicales como las de China. Una cosa es el derecho a determinar el tamaño de la propia familia, y otra que olvides que tienes que alimentar, criar, educar y mantener a esa familia. Esa parte siempre se les olvida a mucha gente.

Paternidad/maternidad responsable. Eso es lo que nos falta. Y con urgencia. Entonces, cuando haya esa conciencia, cuando efectivamente la mayoria de los niños que nacen son deseados, entonces recien hablemos de nexos filiales.

derechiste

05 de agosto

Y en la comuna de Providencia estos mismos provida…………..rechazaron la construccion de un jardin de la junji para niños vulnerables…………………porque no era rentable……………..¿¿¿¿¿¿¿¿que tal estos provida y antiabortistas????????????????????? pero si el terreno hubiera sido licitado para un chopin, oficina de afp, o supermercado…ahi corren para aprobar……………….pero como ya no mse trata de fetos…………………………………….que asco me dan todos estos derechistas mugrientos..solo defienden que las pobres paren para tener mano de obra barata……y se escudan en su mierda de religion hipocrita..de curas pedofilos y homosexuales…………….de cuicas que van a abortar al extranjero porque tienen plata…………………….que asco meda tu excremento de sociedad…………………….

09 de agosto

Saludos:

Uf, había perdido el rastro del artículo. Estimada Marcela, que exista la posibilidad de que el feto no nazca vivo, no quita que en el momento de tal, de feto, siga siendo un feto humano. Pero si usted misma lo dijo muy jocosa e inteligentemente: todavía no se ha sabido de mujeres pariendo jirafas o caballos. Ese feto es humano, y cuando en un embarazo producto de una violación se lo destruye, se destruye un ser humano. Respecto de los lazos emocionales, efectivamente del varón que abandona a su hijo, no obtenemos una conexión emocional. Pero, ¿como le juzgamos? Mal, pues. Y se lo demanda y fuerza a pagar y hacerse cargo. Se lo censura moralmente. Y en cualquier caso, ese sujeto que huye y trata de evadir su responsabilidad, por lo menos no mata al crío. La embarazada, con el aborto desea matarlo. Me habla usted de los costos de largo plazo que implican la crianza de un chico no deseado. Pero es que si fuera por eso, no habría distinción entre el aborto de un embarazo no deseado pero producto de un acto consentido, y uno producto de una violación. Y aún por encima de ello, estamos hablando de matar un ser humano porque mantenerlo, criarlo y educarlo en el largo plazo se hace caro. ¡Pero que barbaridad de afirmación! ¿Para qué entonces combatimos la pobreza? ¡MEJOR MATEMOS A TODOS LOS QUE SOBRAN! No hay ninguna frontera real entre una y otra situación, es ficticia, arbitraria y absurda. Pero si este mismo debate está dándome la razón en cuanto que la motivación del aborto en caso de violación está en la venganza. Indefectiblemente, porque de otro modo no tendría sentido negar el aborto a una mujer embarazada por un acto sexual consentido, pero que no desea al hijo por los costos de largo plazo, y a la otra permitir el aborto asociado a una violación. ¡PERO SI CRIAR A ESTE ÚLTIMO HIJO COSTARÁ LO MISMO! No puede haber una condición económica que diferencie los casos, y es entonces emocional.

No es que se obligue a la mujer a tener deseos maternales. Cuando lo menciono es porque hago ver que debe haber una fuerza, una carga emocional tan poderosa en el caso de violación, que destruye cualquier sentimiento de apego al hijo que se lleva dentro: Esa fuerza, esa carga emocional es el odio, la sed de venganza. Independientemente de ello, es una verdaderamente estúpida proclama la de “yo decido sobre mi cuerpo”,en el sentido que trata de hacernos olvidar que no está decidiendo sobre su cuerpo sin al mismo tiempo generar consecuencias sobre otro ser humano. No se habla respecto del nexo, de la unión entre esos dos seres vivos. Puedo decir que no existe debate sobre ese nexo, y eso es una omisión deliberada porque se carece de argumentos respecto de ella. Ni siquiera hay malos argumentos, simplemente no los hay. Y resulta que es el asunto fundamental. Bueno, ese y la cuestión de que en el otro extremo de ese nexo hay otro ser humano. No veo a ningún abortista hablar de ese tema. El asunto de la motivación para juzgar y condenar,o tener por legítimos determinados actos, es meticulosamente considerado por los ordenamientos jurídicos. No es lo mismo un delito y un cuasidelito, no es lo mismo un homicidio que una defensa propia o que provocar muertes por un acto de guerra. En cuanto al aborto en caso de violación, fíjese por favor que se habla del acto previo o generador del embarazo, y no directamente de la motivación para el aborto. ¿Por qué, si son dos eventos diferentes? Deshonestidad, pues estimada, eufemismo. Un hecho por sí mismo no es motivación para el otro hecho, puesto que están separados en el tiempo y en las consecuencias. El nexo entre ambos es el odio, la sed de venganza. Luego, ese aborto es un acto de venganza, la muerte de un ser humano como venganza por el acto de otro ser humano, su progenitor.

12 de agosto

Osea, en base a tu columna y a las respuestas que has dado en los comentarios, podríamos concluir que todo lo que planteas no son más que generalizaciones. Cierto?

memo

18 de agosto

Habría que tomar en cuenta también el derecho a la calidad de vida. sin embargo la ultima palabra la tiene la mujer. lo mejor que se puede hacer es que reciba apoyo de parte de su pareja y/o familia.
http://www.dondeabortarblog.com

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?