#Política

¿Debe ser similar la dieta parlamentaria al sueldo de un ministro?

16 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En toda organización sana, la estructura de ingresos de sus integrantes está condicionada, fundamentalmente, a tres factores: (1) exigencia técnica requerida para ejercer el cargo, (2) riesgos asociados a las decisiones que deban adoptar y, (3) la labilidad de la permanencia en dicho rol.

Escuché al diputado Pepe Auth justificar la defensa de su dieta como parlamentario amparado en la igualdad de ingresos con los Ministros de Estado. La pregunta es, entonces, ¿son homologables ambos roles, como para hacer homologables sus rentas?. Veamos.

En toda organización sana, la estructura de ingresos de sus integrantes está condicionada, fundamentalmente, a tres factores: (1) exigencia técnica requerida para ejercer el cargo, (2) riesgos asociados a las decisiones que deban adoptar y, (3) la labilidad de la permanencia en dicho rol. Si el rol de parlamentario resulta comparable en tales perspectivas, entonces no tiene lógica la ley que están impulsando los diputados Boric y Jackson. Si no lo son, dicho proyecto de Ley pasa a ser un tremendo aporte.

Primer punto, exigencia técnica. Si bien siempre resulta deseable que un ministro “sepa” de la materia de su cartera, en definitiva, al margen de las exigencias formales de educación (sin especialización), son designados fundamentalmente por criterios políticos, al igual que los parlamentarios, que se ganan su espacio a través de la decisión de la comunidad mediante su voto. En el caso de los parlamentarios, no se requiere mayor expertise técnica y bien puede acceder un doctorado, como una persona con su educación básica y, su desempeño, con frecuencia, no refleja esta diferencia formativa. Ante ello, me parece que efectivamente hay cierta similitud en este aspecto.

Segundo punto, riesgos asociados al rol. Acá la diferencia es sideral. Un ministro, incluso un jefe de servicio, debe tomar frecuentemente decisiones con un tremendo riesgo ciudadano. Por ejemplo, si el director del ISP se equivoca al autorizar una vacuna, al margen de ser “despedido”, puede provocar una catástrofe nacional. Por su lado, los parlamentarios, que operan en función de sus leyes, su quehacer siempre está mediatizado, de alguna manera protegido, por sus pares. Lo que en definitiva se aprueba, siempre requiere de votaciones significativas. Ellos nunca, de manera individual, arriesgan a la comunidad. Con sus dichos pueden ganarse la reprobación popular y muchos memes en las redes sociales, pero pueden reírse y continuar tranquilamente al día siguiente. Los ministros no tienen este “privilegio”.

Tercer punto, labilidad del cargo. Los ministros y los jefes de servicio nunca saben si al día siguiente seguirán en su cargo o no. Por razones políticas, o por causa de otros, en mérito de las denominadas “responsabilidades políticas”, por situaciones en que no hubo decisión alguna del titular, su renuncia se instala en el escritorio del o la Presidente de la República. En el caso de los parlamentarios esto no ocurre prácticamente nunca. De hecho, desde la recuperación de la democracia, no existe caso alguno en que un parlamentario haya perdido su “pega” por algo que haya realizado en el ejercicio de su rol. Por el contrario, tienen una suerte de inmunidad por 4 u 8 años. La diferencia es absoluta.

En consecuencia, visto el asunto en una perspectiva organizacional (mal que mal estamos hablando de sueldos), no hay lógica alguna en que los ingresos de los parlamentarios se homologuen a la remuneración de los ministros, diría que ni siquiera a la de los jefes de servicio. Por el contrario, en la situación actual son en sí mismo, un lamentable ejemplo de las inequidades que caracterizan a nuestro país. Boric y Jackson están colocando un importante cascabel a un gato que, como buen gato, no lo tolerará fácilmente pero que, al hacerlo, dará una importante señal al país. Será un buen ejercicio para pasar del discurso para la cuña noticiosa a acciones que hagan de Chile un país más justo y más respetuoso. En esto, las palabras del diputado Auth, se valoran porque colocó sobre la mesa un asunto muy importante.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

11 de abril

Muy buena columna.
Felicitaciones Hugo.

Slds desde Arica,
G

servallas

11 de abril

Creo que tienes razón, se trata de una simple cuota de sentido común. En mi caso, me alegra mucho, me da esperanza que las nuevas generaciones tengan la valentía de proponer cambios, en este caso, el de los sueldos, todos sentimos como se nos retira limpiamente el dinero de la caja del estado, pero nadie hace ni dice nada, quizás algún día alguien tenga la valentía de cortar el flujo de dineros que se pierden en la gran minería estatal.

11 de abril

Vergüenza, eso es lo que senti cuando escuche a Auth.

Los congresistas son los unicos empleados que se suben el sueldo. Un ministro no se puede subir el sueldo. Un cajero de supermercado no se puede subir el sueldo. Un congresista sí. Ellos han fijado cuanto van a ganar, luego deciden cuanto debemos ganar todo el resto.

Mirtha Aguirre Cantillano

11 de abril

Completamente de acuerdo con toda tu argumentación. Lo que más llama la atención es la facilidad con que se ponen de acuerdo posiciones políticas “aparentemente” irreconciliables, cuando se trata de temas que le afectan sus propios intereses. ¿Y la vocación de servicio dónde queda?… porque yo creo que por eso se postulan para ser nuestros representantes….(¿?)

11 de abril

Hola. Por so mismo me gustó escuchar al Diputado Auth, porque abrió una reflexión de fondo en un tema que se trata de mantener bajo la alfombra. Gracias por comentar.

paolo

11 de abril

Está muy bien que se baje el sueldo a los parlamentarios, incluso más de lo que se piensa bajar, pero tu análisis presenta varios errores, quisiera comentártelos. En primer lugar, que un ministro gane lo mismo que un parlamentario probablemente venga de una tradición parlamentaria, donde un diputado puede ser nombrado ministro. Pero hay un sesgo aun más grave en lo que describes, porque estás sobrevalorando la función ejecutiva y menospreciando la función de representación que tienen los parlamentarios, que es típica de nociones autoritarias respecto al poder, en la cual los “realizadores” son siempre mejores que “quienes se la llevan discutiendo y no hacen nada”. Cuando hablamos de democracia y nos llenamos la boca con la democracia debemos entender, primero, que no hay democracia sin parlamento. Las nociones de gobiernos ciudadanos, “participativos”, sin parlamento, son puras ingenuidades. Dicho esto, te comentaré aun otro error de tu escrito, y es que te permites calificar el sueldo de alguien en virtud de su “competencia técnica”. En estricto rigor, y según una lógica puramente económica, el salario de alguien viene dado por la demanda de ese servicio en el mercado, por lo que una persona poco preparada puede tener una gran remuneración si sus servicios laborales son requeridos. O sea, no se necesita tener un título o una certificación de alguien para ser bien remunerado, esto por supuesto tiene muchos problemas, pues en algunos casos esa remuneracion puede estar sobrevalorada, como sucede muchas veces, pero por otra parte hay que cuidar los conceptos porque una certificacion dada por “alguien” no garantiza un buen trabajo, ni tampoco justifica un buen salario “de por si”, como sucede muchas veces con la acumulacion de titulos y cartones que entrega una sociedad. Pues hay que preguntarse quien acredita a quien, y según QUIEN alguien es capaz, habil, o merecedor de un buen salario. Dicho esto, sí pienso que los sueldos de los parlamentarios y ministros tienen que bajar, y tal vez más de lo que se propondría, saludos.

11 de abril

Que el Parlamento es un poder del Estado no se discute. Que los parlamentarios tengan que tener un sueldo 40 veces mayor que el sueldo minimo (que son ellos quienes lo fijan, a saber con que descriterio) es lo que esta en discusion.

Nadie dice que desaparezca el Parlamento, pero ¿necesitamos realmente tantos parlamentarios? No. Varios van a calentar asiento, y no vengan con cuentos porque es asi. ¿Necesitan los parlamentarios un sueldo 40 veces superior al del sueldo minimo? No. Porque si pensamos que varios van a calentar asiento, lo que estamos haciendo es durante 4 años pagarle un sueldazo a alguien que no esta haciendo nada, mas que estorbar, o peor, alguien que va a puro lucrar con el cargo.

Tu error es “el salario de alguien viene dado por la demanda de ese servicio en el mercado”. “hay que preguntarse quien acredita a quien, y según QUIEN alguien es capaz, habil, o merecedor de un buen salario”

La razon del sueldo parlamentario es que la persona que ejerza ese cargo no sea del grupo de los millonarios (como en el pasado), o sea, la razon es precisamente una cuestion totalmente ajena al mercado. Esto es un asunto “de servicio publico” que no se rige por el mercado. ¿Quien lo acredita, o quien es capaz o mas bien quien es la que debe aprobar ese sueldo? Yo. Tu. Nosotros, los ciudadanos. Ese sueldo parlamentario sale de NUESTROS impuestos, y tiene un fin: es para que ese parlamentario no se corrompa, no se venda, y lo use para su funcion, o sea, trabajar por su zona y sus electores sin el problema de como financiar su trabajo, y cumpla con su plan electoral para esa comuna o electores. No es elegir al que colecciona mas cartoncitos de universidades, es elegir al que realmente conoce a la comuna y sus necesidades, y que ha propuesto ideas que pueden concretizarse para solucionar esos problemas. Por eso uno vota. Yo no voto para que el tipejo de mi comuna que salio parlamentario (ademas que salio por un binominal que implica que no es el mas votado el que gana el escaño) pague con ese sueldo a ex esposas y a hijos. Si postulo como parlamentario para asegurarse un sueldo y dormir o hacer sudokus durante 4 años, entonces se equivoco de pega.

Y solo hablamos del sueldo, no de las asignaciones, ni de los gastos en celular ni de la bencina que se la pagamos todos…. Lo siento, pero si esa es la democracia, hay un problema grave sobre qué es la democracia

paolo

11 de abril

Marcela, mi respuesta al texto es porque considero que se hace una jerarquizacion excesiva, la misma que ocurre cuando se separa a los que “mandan” de los que “obedecen”, es decir, quienes “dirigen” hacen mas que los que “solo discuten”, y por eso se les tendria que pagar mas. No estoy de acuerdo con ese enfoque, de ahí mi comentario.

11 de abril

Paolo.

Es que tu enfoque no en sí errado, sino mal argumentado.

“una persona poco preparada puede tener una gran remuneración si sus servicios laborales son requeridos” EN EL MERCADO LABORAL. Una persona que no tenga cuarto medio, pero jope, sea un buen mecanico no solo es valorada, es que por favor den el dato.

Pero no en los parlamentarios. En primera, no son requeridos, porque no les pedimos que lo sean. Ellos se postulan en base a un sistema que ellos mismos defienden. Los ciudadanos casi nada hacemos en ese proceso, aunque no votaramos igual tendriamos parlamentarios (bastaria que votaran 3 personas, asi esta diseñado el sistema). Luego, no es que los parlamentarios per se deban tener titulo universitario (algunas universidades son demasiado mediocres para fiarse de esos titulados). Pero es absolutamente impresentable que no esten preparados. No que tenga cartoncitos, sino preparacion, que al menos sepa de los temas que quiere tratar, que lo conozcan sobre todo por experiencia. Piensa: un parlamentario ignorante es un riesgo para toda la nacion. Solo mira las atribuciones que tiene el Senado, es el que finalmente decide si nos vamos a la guerra o no. ¿Quieres que una decision de ese calibre este en manos de gente bien pagada pero mas ignorantes que una cucaracha? Con perdon a las cucarachas.

Pero aun cuando se tomara tu enfoque de mercado laboral, si somos bien realistas, los parlamentarios son el grupo del sector publico mas inutil, el menos preparado para sus cargos y el mas blindado. Ministros y hasta los jueces pueden ser removidos si causan algun problema o daño porque a todos ellos les exijimos un curriculum de seis metros que analizamos con lupa, pero no los parlamentarios, por muy grande que sea la embarrada (y que han hecho unas muy grandes) y ni aun cuando hacen alarde de ignorancia (algunos dicen cada tonteria que de verdad duele que no lean ni siquiera el Lun). Si todos nosotros faltamos a nuestro trabajo nos despiden, a los parlamentarios no cuando hay algunos que ni siquiera saben donde esta el edificio del Congreso. Los profesionales de verdad que estan en el servicio publico estan mucho mas indefensos y son infinitamente mas necesarios que los parlamentarios. En este momento, no necesitamos a los parlamentarios que vayan a hacer show al norte, necesitamos ingenieros, medicos, constructores, carpinteros, albañiles… no parlamentarios.

Por donde lo mires, el sueldazo que ganan no se justifica con nada.

11 de abril

Estimado Paolo.
Agradezco tu tiempo para leer y comentar. Aludes a dos aspectos. De un lado, presumes que le resto valor a los diseñadores de las leyes. En realidad no creo que ninguna línea de mi post haga referencia a aquello, porque claramente coincido contigo en la importancia del poder legislativo. Mi punto era el paralelo respecto de una función en particular y en un segmento especifico, dieta v/s sueldo, sin entrar en las otras asignaciones de los parlamentarios. De hecho, pretendí decir que, en la dimensión política podía ser factible tal homologación. Seguramente no fui muy claro.

El segundo punto que me objetas se refiere a algo en lo que tampoco incursioné. Casi no hablé de títulos y grados (y cuando lo hice, señalé que podían tener desempeños muy comparables en el parlamento). Es más, desde la misma teoría, “ser competente” no tiene relación alguna con mostrar más o menos títulos. Es competente quien hace bien lo que deba hacer. Y punto. Ahora bien, debería esperarse cierta relación entre estudios y competencias a desplegar. Y en general me parece que así ocurre, aunque, desde luego, hay excepciones. La más citada es la de los futbolistas que llegan a ser de élite.

De modo que, creo entender que, entre tu opinión y mi post, no hay mayores discrepancias, solo has mejorado el análisis, asunto que te agradezco.

paolo

11 de abril

Puede ser que no hay entendido bien tu escrito, pero desde mi perspectiva, cuando se valora igual dos tipos de trabajo hay que pagar igual. Distinto es si se valora diferente, pero me parece que cuando se dice valorar lo que alguien hace esa valoracion debe traducirse en el dinero que se quiere pagar. Es decir, si afirmamos que lo que hacen los parlamentarios o cualquier persona es tan importante como ésto otro, ambas cosas hay que pagarlas iguales.

Sergio Labarca C.

11 de abril

Razonable argumento el expuesto, sin embargo él atiende sólo a razones de consistencia interna en la estructura del aparato del Estado. Hay factores remuneracionales que se determinan en función de la consistencia externa o dicho de otro modo, con “las condiciones de mercado” pero al tratarse de funciones o cargos que no tienen referente comparable en el mercado, sería justo incluir, a lo menos como referente, la dieta en los países cuyo PIB Per cápita se parezca al nuestro y cuyo índice Gini ese mejor que el que exhibimos nosotros.

Sergio Labarca C.
Administrador Público.
U. de Chile

12 de abril

Interesante tu mirada estimado Sergio. Te pido que tu mismo aportes acá, o en un post específico, esa perspectiva complementaria. Me parece muy importante que este tema sea analizado desde las más distintas miradas. Saludos.

Aurora

12 de abril

Muy buena columna, decirte que gracias por la información, habían puntos que desconocía y apoyo tu mirada puntual frente a esta defensa de sueldo que postuló Auth. No puedo dejar de decir, que sea cuál sea en lo que se desencadene esta decisión, es importante que Boric y Jackson, sí o sí dejarán en los parlamentarios el peso moral de lo que significan sus sueldos y cuál es su interés último de ocupar esos cargos.

Saludos.

12 de abril

Muchas gracias Aurora. Coincido contigo en que este tema abrirá un debate sustantivo que colocará en primera línea la verdadera consistencia ética de nuestros representantes.

18 de abril

Mmm….

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si en el primer gobierno de la Presidenta, tapó de termoeléctricas Chile, en el segundo se alzó con un sello ecológico, ¿Porque es la única con posibilidad de aprender del pasado?
+VER MÁS
#Política

Vergüenza ajena

Cabe destacar que el tema de los derechos humanos y los ex soldados conscriptos, es una deuda pendiente y una responsabilidad que el Estado de Chile ha evadido, con un sector de la sociedad de más 7.000 ex ...
+VER MÁS
#Justicia

Segundo gobierno de Presidenta Bachelet no reparará a ex soldados víctimas de abuso

No hago encuestas por teléfono a personas que quieren cortar pronto la llamada, no relleno cuadernillos con estadísticas ni leo los diarios para copiar lo que otros dicen.
+VER MÁS
#Política

Segunda vuelta: no es lugar para débiles

En el papel se ve esperanzador pero seremos nosotros: el quinto poder (la ciudadanía) quienes debemos velar porque este realice su trabajo y lo realice bien.
+VER MÁS
#Justicia

El defensor del niño

Popular

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco