#Ciudadanía

El derecho al chisme en el caso Caval

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Apareció en Emol una entrevista al abogado Pedro Anguita, doctor en Derecho a la Información, que critica la opción de Michelle Bachelet de denunciar a Revista Qué Pasa tras la publicación de escuchas telefónicas del operador político Juan Díaz, quien habría actuado como nexo entre la empresa Caval, para la compra de los terrenos en la localidad de Machalí. El abogado afirma que “la decisión de la Presidenta también podría tener un efecto sobre los medios de comunicación, afectando la libertad de expresión y de información, pues podría inhibirlos -sobre todo a los más pequeños- de investigar y difundir noticias relacionadas con el caso Caval, deteriorando el debate público nacional y la deliberación colectiva”.


El derecho a la información no es el que permite publicar en cualquier medio la primera declaración que se le ocurra a alguien: es derecho a información veraz e imparcial. Ningún medio periodístico tiene nada que temer si lo que expone públicamente puede respaldarlo.

Está equivocado. Consideremos no el caso Caval, sino el hecho mismo: ¿qué es información?, ¿Se puede considerar información algo publicado en los diarios o lo que se dice en un noticiario? No. De hecho, cualquier “filtración” de un tribunal tampoco es información. La crítica política tampoco es información. Entonces ¿qué es información? Información es que en los miles de millones de datos con los que somos bombardeados a diario, se presenta una relación entre un grupo de ellos que se puede analizar, procesar y de los cuales se puede extraer conclusiones que son relevantes para una persona. Eso es información. Y la información, para ser calificada de tal, tiene que ser veraz, inequívoca, imparcial. De lo contrario no es información, es propaganda, opinión, dato…

¿Con qué nos encontramos aquí? Aquí lo que tenemos no es ni propaganda, ni dato y menos información, sino nula profesionalidad y respeto por la ética profesional por parte de los periodistas involucrados y del medio en que trabajan.

Señor Anguita, cuando un periodista desea emitir una información debe contrarrestarla con diferentes fuentes y confirmarla, evitando expresar sus prejuicios y valoraciones personales o del medio donde trabaja. Eso es ética profesional. No paso en este caso. Lo que el señor Anguita no considera importante para su crítica es el hecho que no hubo, en ningún momento, ratificación por parte de la Revista de que efectivamente esas grabaciones publicadas fueran de Díaz, y además (y lo realmente importante), que lo que se estuviera diciendo en ellas fuera cierto. Algo que la misma Revista tuvo que reconocer, después de cometido el hecho: “Aunque desde un principio se explicitó que esta es solo la transcripción de las conversaciones telefónicas de un imputado en el caso Caval, registro que está en manos del fiscal de la causa, y que su veracidad no estaba en ningún caso acreditaba, la dirección de esta revista ha determinado que la publicación de acusaciones tan graves no cumple con los estándares de este medio” .

Mal hace un abogado en opinar en un medio periodístico masivo como es Emol, sin informarse previamente de los hechos que va a comentar.

Y lo que me molesta, como estudiante de Derecho y doctora en Derecho Internacional, es eso, que Anguita sea poco profesional en su opinión. Porque para que quede claro: desde la Revista Qué Pasa ni siquiera se molestaron en hablar con el fiscal del caso Sergio Moya, para conversar del tema. Se publicaron transcripciones de unas supuestas escuchas telefónicas sin verificar si eran reales o tan siquiera revisarlas antes de divulgarlas. El comité editorial de esa revista no las estudió, porque si lo hubieran hecho, habrían visto que lo que dice de Bachelet es absolutamente inocuo comparado con lo que se dice de Longueira. “Yo estuvo huevón, yo estuve con Caval, con todos los huevones, estoy fuera de todo, me van a pagar 800 millones, toda la wuea, pero mándale un recado a nuestro amigo en común Longueira, que las mariconás se pagan en Chile dile, quiero que se lo mandí, porque estoy hablando de mi teléfono personal, ni siquiera un teléfono de terceros. El cu… que a mí me pidió que raptara a la Gema Bueno, que me cagara a Allamand, que me cagara a mil huevones, me negó huevón en Chile, me han llamado más de trescientos huevones en Chile…”.  No sé si el abogado Anguita lo entiende, pero se está acusando a Pablo Longueira de planear un secuestro y de cosas peores. ¿Eso es información? Enfocándolo desde el punto de vista de Anguita, por lo visto sí. Así que miren chilenos, Longueira planeaba secuestrar a una persona. Lo publicó Revista Qué Pasa.

Anguita señala en su entrevista que “si la Presidenta cree en el derecho a la información, tiene que resistir con entereza y ser tolerante a informaciones que la puedan afectar”. ¿Consideró que lo que está diciendo en esa frase es que cree que algo publicado de esta manera tan pedestre es información? Señor Anguita, doctor en Derecho a la Información: lo que se publicó en Qué Pasa es chisme. Es solo chisme. Es un cúmulo de chismes malintencionados. No es información. No sirve para nada a nadie… salvo a quienes son incapaces de entender la diferencia entre un chisme e información.

¿Se da cuenta el abogado Anguita que si Bachelet no demanda, quedará en la mente de esas personas que lo que se transmitió es cierto? Porque si él, como abogado, no se molestó en revisar lo ocurrido y enterarse que hasta la misma Revista reconoció que había hecho mal, ¿qué queda para las demás personas, mucho más ignorantes en el tema?

Si lo polémico es que la ciudadana Michelle Bachelet haga uso de su derecho a denunciar la publicación de un chisme malintencionado de un imputado en un caso en el que ella, hasta ahora, no está implicada más que por su relación familiar, entonces tenemos un grave problema. Porque alguien que es abogado, y además doctor en Derecho a la Información, debería estar más conciente que  si algo está afectando a la profesión, y que es la causa de que tengamos cada vez más personas inocentes condenadas, es el hecho que hay muchos abogados incapaces de diferenciar entre lo que se les está diciendo y lo que es real. De hecho, ni siquiera saben diferenciar lo que es un “hecho” de un “hecho relevante jurídicamente”. O lo que es información de un chisme.

Personas son acusadas falsamente, personas son condenadas erróneamente, porque tienen abogados que no saben hacer su trabajo. Por eso me molestó profundamente la entrevista del señor Anguita, porque está mal que un abogado, y más encima un doctor, contribuya a la desinformación en la que como ciudadanos padecemos desviando el foco del problema.

No son acciones como la de Michelle Bachelet las que afectna a la libertad de expresión y al derecho de información. Son publicaciones como la de Revista Qué Pasa. El derecho a la información no es el que permite publicar en cualquier medio la primera estupidez que se le ocurra a alguien: es derecho a información veraz e imparcial. Ningún medio periodístico tiene nada que temer si lo que expone públicamente puede respaldarlo. Eso, señor Anguita, es piedra angular y razón de ser del derecho a la información.

Un medio como Qué Pasa tiene responsabilidad social de emitir información veraz e imparcial, sobre todo y por sobre todo, en casos como este, o sea, de interés general sobre hechos delictivos en proceso de investigación. No es información el inducir a culpabilidad, porque señor Anguita, eso es violar los derechos humanos de la persona involucrada, como en este caso. Por lo que expresó en su entrevista, tengo serias dudas de que sepa realmente lo que es el derecho a la información. Pero más me preocupa que haya periodistas y medios periodísticos que no lo sepan.

TAGS: filtraciones Libertad de expresión Michelle Bachelet Revista Qué Pasa

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Cristian

03 de junio

Que tontera este artículo. Habla de informar, periodistas, libertad de expresión,etc.

Y no habla de poderes políticos y empresariales, uso mal intencionado de medios de comunicación por los dueños de este país y por sus títeres de llamados periodistas.

No ven el fondo de todo esto.

03 de junio

Ud dice “uso mal intencionado de medios de comunicación por los dueños de este país”

¿Como se llama eso? DESINFORMAR. Todo lo que ud menciona como grandes temas se reduce a “desinformar”. Miente miente que algo queda. ¿Y como se desinforma mejor? Cuando se controlan los medios. Y se controlan facil siendo dueño de ellos.

Yo hablo que no puede considerarse libertad de expresion ni menos derecho a la informacion cualquier payasada que salga en un medio periodistico. Mientras a ud le preocupa la punta del iceberg que es la manipulacion, a mi me preocupa el hecho que la gente no tenga la menor idea de lo que es el derecho a la informacion, que es lo que los hace tan manipulables a cosas como lo que pasa con Que Pasa. Porque si la gente supiera lo que es derecho a la informacion, todo lo que ud dice no pasaria.

Si para ud no es grave el que se tenga una idea tan distorsionada de un derecho humano fundamental, es porque ud no sabe lo que esta en juego realmente.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Es bueno cuestionarlo aunque sea en tono sarcástico como lo hago en este texto. Y es urgente hacerlo en días en que el lugar común intenta disfrazar una movida comercial empresarial de algo que necesita ...
+VER MÁS
#Política

Visita del Papa: el nuevo triunfo empresarial

A Chile no le hace bien que nuestros argumentos base sean las descalificaciones, que a final de cuentas, poco impactan en la intención de voto.
+VER MÁS
#Política

La eterna contradicción del voto informado

Todos debemos estar convencidos de que la Contraloría tiene que disponer de más poderío para que su importante tarea, que busca la probidad en todos los ámbitos del quehacer nacional, sea una realidad e ...
+VER MÁS
#Política

El gobierno no desea que la Contraloría ejerza bien su trabajo

Yo en lo personal siempre he pensado que el más poderoso es quien puede hacer lo que quiera, quien simplemente sus actos no le conlleven consecuencias alguna, puesto le da lo mismo lo que piensen de él.
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Quién es el más débil?

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada