#Todos somos ciudadanos

Corrupción militar: ¿Tanques o mantequilla?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Un nuevo escándalo de corrupción vive la familia militar. Esta vez salpica al ex Comandante en Jefe del Ejército de Chile, el General Juan Miguel Fuente-Alba, quien debe demostrar cómo obtuvo su patrimonio personal evaluado en alrededor de 3.000 millones de pesos. Incluso algunos al interior del Ejército lo conocen como el señor de los anillos, por el logo que destellan sus lujosos automóviles.


Por tanto, llegó la hora de preguntarse: ¿Tanques o Mantequilla? Aunque la pregunta resulta excluyente, las fuerzas armadas han cubierto en gran parte sus necesidades. Se requiere que exista una ley reservada del cobre, que cubra las necesidades de educación y salud.

Pero eso no es todo. Lo que realmente ocurre es que las instituciones militares están en la mira de la ciudadanía que observa con recelo como el mundo castrense gasta miles de millones de dólares en armamento de toda clase, para una guerra poco probable o derechamente imposible. El malestar aumenta cuando los gobiernos de turno, han hecho vista gorda al gasto en defensa, mientras otras áreas públicas, deben esperar años para recibir recursos financieros.

Con estos cuantiosos recursos, se adquirieron aviones F-16; tanques Leopard; además de fragatas y submarinos Scorpene, así como numerosos repuestos y municiones. Sin embargo, detrás de cada una de estas adquisiciones, aparecen escándalos de corrupción, mediante coimas pagadas por las empresas fabricantes. Esto se debe en gran parte, por la autonomía que gozan los militares, que sin control alguno han manejado cuantiosos programas de financiamiento.

Estos enormes fondos de dinero, sin control civil alguno, incluida la Contraloría General de la República, derivó en numerosos casos de corrupción militar. El resultado parece insólito. El cabo Juan Carlos Cruz, se gastó más de 2.000 millones de pesos en un casino de juegos, adquirió numerosos autos, organizó lujosas fiestas y realizó varios viajes al extranjero, sin que el sistema de inteligencia militar lo detectara. Esto resulta francamente inaceptable. Al final de día, ningún integrante del alto mando ha renunciado por esté escandaloso caso.

Lo preocupante es que la corrupción se repite. Hay que recordar el pago de coimas por la adquisición de  los “aviones Mirage” en la FACH. Algo similar ocurrió con el caso “Fragatas” en La Armada. En el Ejército es imposible olvidar las coimas pagadas, por la adquisición de los tanques Leopard, que implicó al propio General Pinochet, en los años noventa.

Además, otro escándalo sacudió el Ejército, luego de organizar un contrabando de armas a Croacia en 1991, que culminó con la muerte del Coronel Gerardo Huber, quién declararía en el caso. Para silenciarlo, un francotirador le disparó en el puente El Toyo desde larga distancia. La justicia hasta ahora no ha logrado identificarlo. Sin embargo, sus cómplices eran de la inteligencia militar. Todo esto para ocultar huellas y proteger a altos mandos del Ejército, de la época. Según el proceso judicial, la orden del contrabando de armas a Croacia la otorgó el propio dictador Pinochet.

En el ámbito político la transición pactada, que tanto enorgullece al mundo político en Chile, otorgó prerrogativas excesivas a los militares, quienes entendieron que el mundo civil, como suelen llamarlo, les pedía no intervenir en la naciente democracia, a cambio de manejar un jugoso presupuesto financiero.

Tal pacto se mantiene inalterable luego de más de 25 años y aún los gobiernos no logran derogar la ley reservada del cobre, que implica entregar a los militares, el 10 % de las ventas anuales del cobre. Sólo para dar un ejemplo. Durante el año 2014 y 2015, Codelco entregó más recursos a los militares que al resto del fisco chileno.

Los recursos son cuantiosos. Codelco entregó entre los años 1995 y 2015, unos 17.127 millones de dólares a las fuerzas armadas para la adquisición de armas. Además, los 4.500 millones de dólares que mantiene el pozo acumulado de las fuerzas armadas no se puede destinar para ningún otro gasto social, salvo para la compra de armamento.

Por tanto, llegó la hora de preguntarse: ¿Tanques o Mantequilla? Aunque la pregunta resulta excluyente, las fuerzas armadas han cubierto en gran parte sus necesidades. Se requiere que exista una ley reservada del cobre, que cubra las necesidades de educación y salud. Sin duda, la mantequilla traerá mayor equidad al país y de paso los militares deben comprender que Chile lo componen todos y que los recursos del cobre no son algo privativo del mundo castrense.

TAGS: #Corrupción Fuerzas Armadas ley reservada del cobre

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Fernando

10 de Mayo

Sólo es la punta del iceberg.en consecuencia como dicen algunos elegantemente. “Se investigara en la medida de lo posible”…..

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Las elecciones al Parlamento Europeo son un caso ejemplar del impacto de tres tendencias que observamos en elecciones recientes: el aumento de la indecisión entre los electores; la tendencia alcista de fue ...
+VER MÁS
#Política

Autochequeo ideológico contra la desinformación

En poco tiempo de mandato, el gobierno viene acumulando una cadena interminable de errores que hasta sobrepasa las peores previsiones que se tenían sobre él
+VER MÁS
#Internacional

Un país movilizado contra la barbarie

Los Recursos Educativos Abiertos aparecen como una oportunidad para democratizar la educación en Chile, entregar calidad en los procesos de enseñanza y aprendizaje, ampliar la cobertura de contenidos de a ...
+VER MÁS
#Educación

Recursos Abiertos Educativos: un lugar para el aprendizaje inclusivo

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles