#Sociedad

Los ojos de Chile: carta abierta a Nabila Rifo y Eduardo Lara

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

El sábado 14 de mayo, Chile se estremecía ante la noticia de que Nabila Rifo, una joven de 28 años de la región de Aysén, madre de cuatros hijos, quien fue agredida brutalmente en la vía pública de Coyhaique, donde se le generó diversas fracturas de cráneo y una consecuente pérdida de masa encefálica, pérdidas de dientes, pero además el agresor realizó la extracción de sus dos ojos.


Si los ojos son la ventana del alma, hoy Ustedes Nabila y Eduardo, son los Ojos de Chile, nuestros ojos, que nos enrostran parte de nuestra propia alma como país.

Una semana después, el sábado 21 de mayo, Chile vuelve a recibir un golpe, Eduardo Lara de 71 años moría asfixiado mientras trabajaba como guardia en Valparaíso. Una bomba molotov tirada por un encapuchado inició un incendio en el edificio en que se encontraba, mientras se realizaba la cuenta pública de la Presidenta Bachelet en el Congreso.

Los ojos son la ventana del alma, dice el adagio popular: tú Nabila perdiste los tuyos y tú Eduardo fuiste atacado por quienes cubrían su rostro y no dejaban ver los de ellos.

Ningún escrito puede contener la indignación, tristeza, y dolor que nos embarga por lo que ha sucedido estos últimos días. Todos les fallamos Nabila y Eduardo, a ustedes y a todas las mujeres y a todos las personas mayores de Chile. Porque todas las mujeres y todos las personas mayores pudieron ser ustedes.

Lo que te sucedió Nabila, no es un hecho aislado, es reflejo de una herida profunda de la que no nos hemos hecho cargo y que Chile no quiere mirar, pero las heridas conferidas a tus ojos son la bofetada que clama por 24.000 compatriotas que sufren abuso sexual año a año; por el recordatorio que somos el tercer país del mundo con mayor abuso sexual infantil y que sólo el año pasado 45 de nuestras compatriotas murieron por femicidios.

Ya no estás con nosotros Eduardo y nadie podrá devolverle a tu familia tu sonrisa, ni nada de lo que digamos o hagamos reparará el sin sentido de tu muerte. La condena al puñado de jóvenes que jugando a ser revolucionarios, realizan el acto más individualista de todos, aniquilar la vida de alguien debe ser unánime. Pero además nos sacudes recordándonos que estabas ahí porque que eres parte del 90% de los jubilados que tienen una pensión menor a 150.000, y que deben seguir trabajando para no caer en la pobreza y que Chile no ha sido capaz de mirar con agradecimiento y solidaridad por una vida de entrega.

Si los ojos son la ventana del alma, hoy ustedes Nabila y Eduardo, son los Ojos de Chile, nuestros ojos, que nos enrostran parte de nuestra propia alma como país.

Nada justifica esta violencia. Hoy tu estado Nabila y tu muerte Eduardo duelen profundamente, pero lo que más duele es que no puedan sentir nuestra culpa y que les pidamos perdón como comunidad. Por ello nuestro deber es tratar de mirar las causas originarias que hacen que nos anulemos los unos a los otros, porque la solución definitiva a este tipo de situaciones no vendrá de mano del castigo a los responsables, que sin duda deben recibirlo, la solución vendrá de la mano de fortalecer el encuentro entre todos nosotros, hacernos cargo del que está al lado, responder por su bienestar y sentirme responsable por Él, así como debimos hacerlo con ustedes Nabila y Eduardo.

TAGS: #NabilaRifo #NiunaMenos #Violencia Eduardo Lara

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
VERONICA ROJAS ARENAS

24 de Mayo

Esta es una enfermedad social, no tenemos, gobernantes, ni legisladores, ni nada que nos pueda defender ante esta enfermedad social y vergüenza siento como chilena, me duele tener que pertenecer a este pais que cada vez se hunde mas, cada vez esta mas corrupto, engañador, no tenemos ley, cuando alguien hace una denuncia nadie nos toma en cuenta, o nos hacen pasar por acusaciones falsas, como aquel joven que paso 6 meses injustamente preso por una supuesta violación, ¿ quien devuelve los ojos, la vida, y el tiempo perdido en la cárcel, quien sana esos dolores que quedaran marcados en todos aquellos que sufrieron y que jamas serán reconocidas sus desvelos sus perdidas tan drásticas…yo lloro por este país, me siento con miedo pues nadie nos defiende ni cuida….que haremos?? La sociedad vive enfrascada en las cosas materiales, corre para tener, pues no corre para vivir, pues si fuera correr para vivir, tenemos todo para hacerlo, pero la avaricia de querer mas, a creado la corrupción el robo etc… todos roban y nosotros parecemos hormigas trabajando para llenar los bolsillos a quienes mas tienen, y nadie hace justicia, los jueces se venden los abogados, los policías, los alcaldes, los senadores, los diputados, los jefes etc…..me avergüenzo de ver tanta horror, tengo ojos pero ya nada se disfruta,,solo la naturaleza que también esta siendo destruidas por los seres humanos…triste realidad, todos se odian los niños sufren la injusticia de la sociedad..tengo pena

26 de Mayo

Leí 2 columnas tuyas, estas y “Me duele Chile” de septiembre año pasado. Te felicito. Tienes arte para decir las cosas. El arte griego de hablar, que es decir las ideas con estética y creatividad.
Suelo escribir comentarios largos, pero en esta ocasión tus relatos y perspectiva de una experiencia personal, quizás más frecuente de lo que parezca para muchos, porque se haya semi oculta, y otras que han impactado al país – la de Rifo en Aysén y la de Lara en Valparaíso – son un grito de lamento nacional que tu expresas con maestría.
Ojalá tus sentidas y claras reflexiones no cultiven el caldo ideológico de las izquierdas, que tanto drama y tragedia nos han traído a los chilenos en los últimos 10 lustros. Es probable que el oficio médico facilite los sensores de tanta anomalía social, porque en ello se va la vida y me alegro que lo puedas transmitir con habilidad y crónica.
Felicitaciones
EBC
ingeniero

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

El Mapudungún no solo es una lengua viva y muy presente en la cultura de Chile, sino que además, es expresión de una cosmovisión con una riqueza inconmensurable en la comprensión del mundo
+VER MÁS
#Sociedad

Sergio Villalobos y la crónica de un racismo empedernido

Ningún instrumento de la planificación de la ciudad, más aún en el siglo XXI debe ser elaborado desde una sola perspectiva, debemos ser capaces de convocar y consensuar objetivos comunes sobre la ciudad.
+VER MÁS
#Ciudad

Un plan regulador para Alto Hospicio

Es una mala creencia pensar que cada padre debe pagar la mitad de los gastos del menor, ya que cada uno debe pagar en proporción a lo que gane
+VER MÁS
#Justicia

¿Cómo realizar una demanda por pensión de alimentos?

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

Es indispensable recuperar el Tren y convertirlo nuevamente en la columna vertebral del transporte de personas y mercaderías a nivel nacional.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Tren, desarrollo y Cambio Climático

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador