#Ciudadanía

Agresividad y violencia buenas y malas

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Si pensamos en la agresividad diría que es la potencialidad que tienen los sujetos biológicos, como lo seres humanos y otras especies, de ejercer violencia, por lo tanto, una capacidad destructiva. Que pueden aplicar en general contra: personas, cosas y circunstancias. Está al servicio de la vida para enfrentar obstáculos que se oponen a la satisfacción de las necesidades básicas, defenderse de las agresiones que podrían terminar con la existencia o para presionar cuando los otros caminos de sobrevivencia más seductores, amorosos, de coordinación, de dialogo son ineficientes.


La agresividad es un recurso, por lo tanto, la rehabilitación y la prevención que se caracterizan por crear las condiciones de vida de satisfacción de quienes forman la sociedad, se tienen que armonizar con la agresividad y violencia de una manera estratégica eficiente

Es lo que desde el punto de vista de la psiquiatría podrían también denominarse o decirse que la agresividad y su práctica concreta en la violencia es erótica -tomando el término del psicoanálisis-. Lo vemos claramente en las emociones de satisfacción, activación y potenciación que producen las conductas de violencia; incluso las guerras, las luchas sexuales, y la caza. Situaciones que desatan enormes poderes adrenalínicos, sensación de dominio o control, euforia, experiencias, incluso fisiológicas por supuesto, que pueden llegar a ser adictivas y estabilizar a las personas en esa particular forma de realizarse como sujeto en la interacción.

Todo esto lo planteo para referirme al tema que desde hace algunos años está en uno de los primeros lugares de la preocupación de la comunidad que es la violencia: la violencia social y los delitos, principalmente llamando la atención sobre la participación en conductas delictivas extremadamente violentos de jóvenes adolescentes menores de edad.

Un segundo elemento que plantearía es sobre cuáles serían las ideas que consideraría en primer lugar respecto a esto. De cómo abordar en este momento, en el país, esta preocupación y este problema.

Creo que con respecto a cualquiera que cometa delito se debería: capturar, encerrar, rehabilitar, y prevenir. La captura, encerrar, son formas de represión y es el momento de usar el recurso represivo que significa evitar por la fuerza que una conducta tipificada como delito se realice. Por eso capturar y encerrar. Hay algunos tipos de actos delictivos que no son violentos al punto de ser necesario que se repriman con captura y encierro. Pero en este momento hay muchos delitos que necesitan la represión como estoy diciendo constituida por la captura y el encierro.

Aquí es útil otro concepto que es el de sanción. Cuando hay una persona, que daña a otra, por ejemplo: robo con violencia, es obvio que no debe permitirse. Si existe la convicción de que quien lo realiza no va a ser capaz de evitar continuar con esa conducta no queda más que la sanción a aplicar sea la captura y el encierro. Por un tiempo que será variable en cada caso.

La, psiquiatría, las ciencias de Salud Mental, declaran, concluyen, advierten, que una persona que tiene comportamientos delictivos reincidentes prácticamente no cambia, basado en la historia de distintas estrategias de intervención que se han intentado usar.

La rehabilitación y prevención no son represión; pero significan que, si una persona tiene las condiciones necesarias para satisfacer sus necesidades básicas y darle sentido a su vida, en la sociedad en que se encuentra, va a experimentar emociones de sentimientos como alegría, seguridad, solidaridad, compañerismo etc. Que es lo natural a esas oportunidades, a esas vivencias, en consecuencia, no va a tener la agresividad y las conductas violentas que son necesarias, como dije mas arriba, para mantener su existencia; porque mantener su vida es el objetivo numero uno de cualquier individuo de cualquier especie. La agresividad es un recurso, por lo tanto, la rehabilitación y la prevención que se caracterizan por crear las condiciones de vida de satisfacción de quienes forman la sociedad, se tienen que armonizar con la agresividad y violencia de una manera estratégica eficiente. No es que vivir en buenas condiciones para todos, en una sociedad, signifique que no va a haber delincuencia; lo que sería una idealización y por lo tanto irreal. Pero como hipótesis que está ya especificada, descrita, y repetida, hay que tomarla en cuenta porque la experiencia, yo creo que, de cada uno, ya respalda suficientemente su verosimilitud.

Agregaría, que hay elementos que me llaman la atención como probables factores actuales, tanto a nivel general como a nivel nacional, que pueden constituir variables que estén actuando para el estilo de vida, o el estilo de la violencia de hoy día. Sobre todo, las redes sociales universalizadas que permiten una interacción inmediata, plataformas donde las personas, viven sentimientos intensos, cambiantes y superficiales: competencia, sobrevivencia comunicacional o imagen de si mismo ante los demás, búsqueda de poder a través de intercambios de opiniones muchas de ellas cargadas de violencia, descalificaciones, mentiras, nihilismo. Y por otro lado de exacerbado glamour, dulzura, religiosidad y espiritualidad, todo muy radical. En las redes sociales, el individuo, vuelve a ser masa o multitud con las características de anonimato, liberación de emociones e impulsos elementales que en su vida individual no se permite, tiene bajo un mejor control y conducción más elaborada. Probablemente aprovechando que se ve como un juego virtual. Es lo que define, lo que se llama psicología de las masas o de las multitudes, desde el trabajo de Gustav le Von.

La experiencia continua, desarrollarse en ese estilo de actividad de las redes sociales va generando emociones reales, no virtuales, que definen la personalidad, o el carácter, o la identidad en alguna mayor o menor medida: que es la forma de relacionarse con personas, cosas y circunstancias que poco a poco lo caracterizarán. Este es un factor importante que termina con las fronteras culturales regionales, o sectoriales. Por ejemplo, antes había diferencia entre personas de la ciudad y personas que eran del campo. Se decía con acierto que el campo era un ideal bucólico donde la gente podía dejar la puerta de la casa abierta y no había ningún problema. Actualmente esas diferencias, de gente buena, humilde en zonas rurales están desapareciendo progresivamente porque cualquiera, sea donde sea que se encuentre, participa de las redes sociales y de la cultura global con estas características de conducta de masas o multitud: una mentalidad impulsiva primitiva prefrontal, precortical, límbica si se quiere, en términos de la neurociencia de la conducta.

Respecto a la situación de inmigración, que también es muy generalizada, viéndola en el caso de Chile, es un factor que contribuye a la violencia, en medida que estimula la anomía: el desconocimiento del valor de las estructuras sociales, de los roles sociales, de la autoridad, como formas de coordinación para llegar a acuerdos, hacer un terreno común de cooperación. En nuestro país se desató una inmigración masiva e irregular, que nos invade y las instituciones que deberían haberlo protegido no han funcionado en su rol, lo que provoca el colapso de nuestro estilo de vida, al entrar a pie los extranjeros por la frontera sin cumplir ningún requisito ni formalidad, cargando todos los servicios públicos; además de traer conductas que son disruptivas, todo lo que produce en parte de la comunidad, además rabia, miedo y frustración, la percepción que la institucionalidad del país es inservible, y lo que es peor, que es una pérdida de tiempo y un riesgo estar respetando esa estructura; mejor no existiera; incluso el que se mete con ella puede terminar como chivo expiatorio.

De manera que, resumiendo, los elementos que en primera instancia nombraría en reacción a la situación de la violencia en el país, que está siendo un foco de preocupación, son: la captura, encierro, rehabilitación, prevención, respecto al delito. Junto con la consideración del efecto general de las redes sociales, especialmente interacciones inmediatas y, en tercer lugar, el fracaso del enfrentamiento institucional de Chile ante la inmigración masiva.

TAGS: #ConvivenciaSocial #Violencia Anomia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

Aunque la intervención de la Ministra Toro puede parecer confusa y difícil de entender, detrás del lenguaje críptico hay un mensaje bastante claro respecto del trabajo domestico y las labores de cuidado ...
+VER MÁS
#Política

Entender para debatir. El planteamiento de la Ministra Toro

Entré al cité de calle OIivos (Recoleta) y Payo Grondona, ebrio, me sonrió desde un camarote desde una de las piezas de techo bajo y oloroso. Jorge tenía unos tecitos que humeaban y un libro abierto sob ...
+VER MÁS
#Cultura

Un poeta chileno del siglo XXI cumple 71 años

Es lo que Chile necesita para alcanzar el desarrollo, dejar las diferencias partidistas de lado, cuando se trata de objetivos compartidos. Hoy estamos en una condición inmejorable, con el giro del mundo ha ...
+VER MÁS
#Energía

Innovación tecnológica en Magallanes

Es fundamental desarrollar y aplicar planes de ordenamiento territorial que promuevan un crecimiento urbano sostenible, garantizando el acceso equitativo a servicios básicos, protegiendo áreas de valor am ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Desafíos urbanos en Los Lagos: hacia una región sostenible y equitativa

Popular

La buena noticia es que aún hay tiempo para impedir que las cosas empeoren aún más, siempre y cuando se comience a actuar ahora y para que el perdón sea sincero, debe ir acompañado por la acción
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Debemos pedir perdón a los niños y jóvenes

Aunque la intervención de la Ministra Toro puede parecer confusa y difícil de entender, detrás del lenguaje críptico hay un mensaje bastante claro respecto del trabajo domestico y las labores de cuidado ...
+VER MÁS
#Política

Entender para debatir. El planteamiento de la Ministra Toro

Los retos siguen coexistiendo cuando aún no se superan el trauma de las violaciones a los DDHH acontecidas durante la dictadura. Y, uno de esos, es que los DDHH no sea palabra de discurso populista y etér ...
+VER MÁS
#Sociedad

Derechos Humanos: en la medida de lo posible

Los sondeos políticos han de tomarse con la cautela de la razón y el soporte de la duda. Cuando hablo de duda, no entiendo endilgar acusaciones simplistas de manipulación de datos, sino de asumir las enc ...
+VER MÁS
#Política

Realidad e ilusión de las encuestas