#Religión

Las contradicciones que nos mantiene el Papa Francisco

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La semana pasada escribieron de un diario a la Fundación en la que trabajo para invitarnos a compartir una columna de opinión sobre la visita del Papa en Chile, particularmente me resté, ya que reconozco que me genera fuertes contradicciones “El Papa Francisco”, pero  esta invitación me permitió ir elaborando cierta reflexión en torno al tema; por un lado, como evangélico tengo distancia con su figura propiamente tal, nos enseñaron así, podríamos decir que es un “micro-religiosísmo” que nos queda. Pero por otro lado tengo mucha admiración, celebro diferentes señas que ha realizado en su papado; identificarse claramente contrario al capitalismo salvaje y movilizar a una preocupación global por el cuidado de la tierra a través del Laudato Si, generar instancias con las voces desplazadas como los movimientos sociales, trabajadores y los presos, posicionarse al menos para la prensa como un Papa progresista, es mucho mejor que tener un Papa conservador. Además, amigas y amigos católicos de mayor edad que yo, a quienes les tengo tremenda admiración lo ven casi como el Papa que siempre quisieron, escucharlos a ellos me convence que sin duda es de los nuestros.

Hay temas que sin duda no ha logrado convencer, principalmente quienes estamos desde otra generación, el encubrimiento de abusos, y la negación particularmente de los Derechos Sexuales y Reproductivos. Me genera contradicción de igual manera las Iglesias Evangélicas, y sus “mini” papas que vienen del Norte a dar cátedra de fe, lo digo por ejemplo por David Hormachea que sin confesarlo es el Papa para gran parte de los evangélicos en Chile, y comparo entre uno que es extremadamente facho y un Papa más “sensible” sin duda, bien por los católicos.


Hay temas que sin duda no ha logrado convencer, principalmente quienes estamos desde otra generación, el encubrimiento de abusos, y la negación particularmente de los Derechos Sexuales y Reproductivos.

Claramente, desde fuera ambos son detestables y seguramente saldrán una serie de dichos de brillante lucidez moderna e intelectual sobre lo inútil que es creer en Dios y/o en sus instituciones. Pero no es fácil, desde esta identidad muchos hemos construido nuestra historia, nuestros sentidos de existencia, tejido relaciones significativas, abandonar la fe no es sólo un tema racional.

En ese lugar de admiración, siento cierta desilusión, (falsamente esperada) con el Papa Francisco, quien negó la posibilidad de escuchar a la Machi Francisca Linconao Huircapan, si bien era algo que no esperaba, el escenario me permitió imaginar una oportunidad muy bella para re-encantar y movilizar a una Iglesia dispuesta a escuchar, y en donde sus dulces y poéticas frases de bien podrían haberse volcado en señales concretas de reparación, legitimando una expresión de mundo violada, maltrada y negada por el cristianismo.

Pero no falló sólo el Papa. Fallamos nosotros también como Iglesia, nosotros como cristianos lejos de estos espacios permitiendo a los abusadores del poder poseer las instituciones, cuando callamos históricamente ante la relación de amor entre las instituciones religiosas y el poder, cuando nos quedamos con la crítica lejana, sin practicar acciones que disputen las conciencias, en la indiferencia de ver nuestras Iglesias con más interés en Apoquindo que en Santa Rosa, en negar las voces de movimientos sociales que hablen también en nuestras comunidades día a día.

Así mismo falla la Izquierda o el “progresismo”, en invisibilizar las historias y prácticas de luchas que se dan en los espacios populares, esos mismos espacios en que la izquierda universitaria e ilustrada no está, se encuentran las Iglesias promoviendo comunidad, y son infalibles en criticarnos sin nunca haber visto nuestro trabajo. Sin haber establecido relaciones honestas de construcción en conjunto.

Fallamos quienes hemos abandonado los espacios de fe, por otros espacios sin duda también legítimos e importantes, pero olvidamos que nuestros espacios de fe, también son imaginarios de disputa, y si lo abandonamos, al final nos queda una Iglesia (Católica y Evangélica) cada vez más indiferente, más deseosa del poder, y con anhelo de reinar sobre las estructuras de injusticias.

Creo con todo mi corazón en que el espíritu de Dios también se mueve hoy fuera de la institución, algunos tal vez hemos escuchado o al menos así creemos por fe. Hemos escuchado a Dios en el dolor de la tierra maltratada por el “Desarrollo”, en las víctimas de las injusticias de nuestra Patria, en la inclusión de los que son excluidos, en la sonrisa de los marginados, en las fiestas de los pobres. Por eso, me hace sentido el texto bíblico cuando dice: “No podemos callar lo que hemos visto y oído”. Es eso, no abandonar. Disputar, no en la lógica del poder, sino al contrario, en una propuesta contra-poder.

Sin duda nuestro desafío es mayor, porque nuestro proyecto no lo hemos aún experimentado del todo, intentos y ciertos destellos que aparecen, que nos animan la esperanza para seguir creyendo, es mayor el desafío porque tenemos mucho que desaprender del orden de este sistema y sus dinámicas de relación, y volver a las preguntas simples, de las que conversaba Jesús. Es más difícil, porque hoy en nuestras Iglesias e Instituciones necesitan cada vez más de Jesús y cada vez menos del poder.

El Papa se irá, David Hormachea se fue. Nosotros nos quedaremos, no abandonemos nuestra fe. Nos queda mucho por hacer

TAGS: #PapaEnChile #PapaFrancisco Evangélicos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Lisandro Orlov

19 de Enero

Muchas veces, como gesto de salud mental, hay personas que no están dispuestos a sostener estructuras opresivas. El mismo Evangelio nos invita a sacudir aún el polvo de nuestras sandalias y encauzar nuestras vidas hacia otros espacios con contenidos más liberadores. En muchos casos he aconsejado a personas maltratadas por sus instituciones con discursos pretendidamente hebdmónixs a abandonar esos espacios que lastiman dignidades. No todos los sedientos de poder regresan a sus lugares de orígenes. Tenemos en todos los casos ejemplos locales de quienes quieren manipular instituciones y personas, no por posiciones teológicas o pastorales sino simplemente por el placer de ejercer el poder, aún sobre un pobre sello de goma. Es discutible en el Papa Francisco su concepto de pobreza. Si bien la Encarnación de Jesús de Nazaret se hace en un contexto de simplicidad de vida, eso no significa una glorificación de la miseria. La Encarnación tiene como finalidad terminar con todas las esclavitudes y liberar a toda la humanidad, incluyendo la creación, de lazos opresivos. El compromiso Evangélico es terminar con la miseria y la pobreza impuesta a millones de seres humanos para promover una simplicidad de vida que sea sustentable para nuestro sistema ecológico.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
La competencia tiene a este país, no sólo desde lo político, lo ideológico, social y económico, sino desde lo espiritual incluso, y tiene al mundo entero, atrapado en la búsqueda de vencer a un otro.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El país de la Razón o la Fuerza

El problema de la identidad es que ésta se fija a partir de exclusiones, entonces se hace necesario revisar todo aquello que excluimos para pensarlo
+VER MÁS
#Política

Libertad a los jóvenes presos durante la revuelta: Identidad y política

La dignidad no solo es un eslogan que representa un cántico de protesta social, sino que representa un anhelo de la inmensa mayoría de chilenos y chilenas, que al menos queremos tener la oportunidad de po ...
+VER MÁS
#Política

La oportunidad histórica de empezar a construir un futuro con dignidad

Comprender las responsabilidades que corresponden a los Estados y gobiernos por disminuir los factores generadores de desigualdad y garantizar un acompañamiento adecuado a los colectivos vulnerables permit ...
+VER MÁS
#Educación

Política Educativa y Estudiantes Migrantes: el Estado chileno al debe

Nuevos

La competencia tiene a este país, no sólo desde lo político, lo ideológico, social y económico, sino desde lo espiritual incluso, y tiene al mundo entero, atrapado en la búsqueda de vencer a un otro.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El país de la Razón o la Fuerza

El problema de la identidad es que ésta se fija a partir de exclusiones, entonces se hace necesario revisar todo aquello que excluimos para pensarlo
+VER MÁS
#Política

Libertad a los jóvenes presos durante la revuelta: Identidad y política

La dignidad no solo es un eslogan que representa un cántico de protesta social, sino que representa un anhelo de la inmensa mayoría de chilenos y chilenas, que al menos queremos tener la oportunidad de po ...
+VER MÁS
#Política

La oportunidad histórica de empezar a construir un futuro con dignidad

Comprender las responsabilidades que corresponden a los Estados y gobiernos por disminuir los factores generadores de desigualdad y garantizar un acompañamiento adecuado a los colectivos vulnerables permit ...
+VER MÁS
#Educación

Política Educativa y Estudiantes Migrantes: el Estado chileno al debe

Popular

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad