#Política

Una Nueva Constitución de todas y todos

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Foto: Diario U de Chile

La necesidad de que Chile tenga una nueva Constitución se ha hecho cada vez más evidente. Nuestra actual carta magna no es el producto de una adecuada deliberación democrática y ello le resta legitimidad. Pero ella no sólo tiene un vicio de origen, además en su estructuración se verifican una serie de falencias en torno a materias de derechos sociales, civiles y económicos, una estructura de Estado altamente centralizada, sistemas contramayoritarios que facilitan el veto de las minorías e impedimentos que dificultan la representación de las mujeres, de los pobres, de los pueblos originarios y de las regiones.


Quienes estamos por una Asamblea Constituyente, creemos que este es el mecanismo que asegura de mejor manera la participación de la ciudadanía en el diseño institucional.

En definitiva, esta no es sólo una Constitución con severos déficit de legitimidad. Además, es una mala regla para fijar la convivencia democrática que se merece nuestro país. Por todo ello debemos cambiarla.

El consenso frente a la necesidad de una nueva Constitución ha crecido a pasos agigantados. De acuerdo a los datos del Informe de Desarrollo Humano 2015 del PNUD (”Los tiempos de la politización”), un 67% de la población quiere cambios profundos en la Constitución. El mismo PNUD ha dado a conocer datos de su Encuesta Desarrollo Humano 2013, donde se explicita que el 72% considera “muy importante” cambiar la Constitución.

Ello ha redundando en que, con matices más o matices menos, entre los partidos y movimientos políticos, hoy existe un amplio acuerdo (que uno puede visualizar desde sectores como Evopoli y Renovación Nacional hasta la movimientos de izquierda extraparlamentarios, pasando por toda la Nueva Mayoría) de que Chile requiere un cambio constitucional profundo.

Donde no tenemos acuerdo en el mundo político, es respecto al mecanismo o metodología con que se debe realizar el diseño de la nueva Constitución. Ello a pesar de que los datos indican que la ciudadanía prefiere un mecanismo que radique la decisión del cambio constitucional en sí misma (1) .

Debemos reconocer que la confianza de las chilenas y los chilenos en sus instituciones democráticas se ha visto profundamente dañada, sobre todo luego de que se hiciera evidente la impresentable relación que existe en nuestro país entre política y dinero. Hoy justamente la manera de recuperar confianzas frente a la crisis que vivimos, pasa por incorporar a la ciudadanía al proceso de diseño de las nuevas reglas y normas que tendrá nuestra nueva Constitución.

Quienes estamos por una Asamblea Constituyente, creemos que este es el mecanismo que asegura de mejor manera la participación de la ciudadanía en el diseño institucional. La concurrencia vinculante de la ciudadanía a un nuevo pacto institucional, asegurará la adhesión al mismo y la legitimidad que Chile requiere para avanzar en su desarrollo. Necesitamos, todas y todos juntos, hacer frente a la baja de la participación electoral, al descrédito de las instituciones y al desprestigio de algunas prácticas políticas.

Además, asegurar a la ciudadanía el acceso a la deliberación de los contenidos, coloca a ésta en una mejor posición para instalar en el nuevo texto constitucional, una mejor protección de los derechos fundamentales, que equilibre la relación existente entre privilegiados y los más débiles.

Por otro lado, una AC entrega la posibilidad a las regiones de incidir de manera mucho más relevante en el diseño y el ordenamiento territorial y administrativo del país, pues el proceso posibilita el debate sobre la organización del Estado.

Creo firmemente que hoy Chile tiene la oportunidad de resolver el problema del cambio constitucional en un marco de convivencia cívica e institucional. 54 diputadas y diputados han presentado un proyecto que otorga facultades al Ejecutivo para convocar a un plebiscito. No todos tenemos que estar de acuerdo en una Asamblea Constituyente. Tener diversas visiones respecto al mecanismo óptimo de diseño de la nueva Constitución es legítimo y enriquece el debate. Pero sin lugar a dudas, ello debe ser resuelto por la misma ciudadanía. En definitiva, se trata de que sea el pueblo el que pueda manifestarse.

(1) Los datos de la encuesta Lapop 2012 indican que un sustantivo 89% prefiere que la misma ciudadanía decida las reformas constitucionales versus un 11% que se inclina porque dicha decisión radique en el Congreso.

Por Alfonso de Urresti Longton
@adeurresti

Senador de la República
Región de Los Ríos

TAGS: #AsambleaConstituyente #NuevaConstitución

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Es hora de reconocer el inmenso valor que todos los días los trabajadores aportan y darles su parte justa de la riqueza que producen
+VER MÁS
#Política

Nueva constitución y los trabajadores

Es hora de reconocer el inmenso valor que todos los días los trabajadores aportan y darles su parte justa de la riqueza que producen

Habrá que esperar qué dice el borrador y, luego, qué nos propone el Consejo Constitucional. Por tal motivo, no es irrelevante por quien votar
+VER MÁS
#Política

El nuevo momento constituyente. De la carta blanca a los “bordes”

Habrá que esperar qué dice el borrador y, luego, qué nos propone el Consejo Constitucional. Por tal motivo, no es irrelevante por quien votar

Si el gobierno logra mantener la mano firme sobre el timón económico, genera acuerdos mínimos para su agenda legislativa, ejerce un rol de garante del proceso constituyente, habrá hecho más importante ...
+VER MÁS
#Política

El mejor homenaje a los 50 años

Si el gobierno logra mantener la mano firme sobre el timón económico, genera acuerdos mínimos para su agenda legislativa, ejerce un rol de garante del proceso constituyente, habrá hecho más importante homenaje y conmemoración, a los 50 años del golpe que en 1973, truncó las esperanzas de todo un pueblo

Creo que lo más adecuado, inteligente y productivo para quienes votamos Apruebo el 4 de septiembre pasado, es (re)leer, estudiar y difundir el texto de la Convención Constitucional, para contrastarlo con ...
+VER MÁS
#Política

Ratonera constituyente

Creo que lo más adecuado, inteligente y productivo para quienes votamos Apruebo el 4 de septiembre pasado, es (re)leer, estudiar y difundir el texto de la Convención Constitucional, para contrastarlo con lo que vaya surgiendo

Nuevos

Para hacerse cargo de las complejidades que tienen las relaciones laborales de hoy, hay que reconocer las diferencias existentes entre cada nivel de empresa y sus trabajadores
+VER MÁS
#Economía

El camino de las 40 horas

Las mujeres siguen dedicando más tiempo a las labores de hogar y cuidados que los hombres: mientras ellas ocupan 5,2 horas del día en el trabajo doméstico y el cuidado de otros sin remuneración, ellos s ...
+VER MÁS
#Género

Las trabajadoras exigimos un nuevo Pacto por la Igualdad

Una noción de soberanía popular que no degenere en “tiranía de las mayorías” no debiera residir en esencialismo alguno, sino contenerse en una república democrática, siempre abierta a reconocer la ...
+VER MÁS
#Política

La feliz paradoja de la soberanía popular

Según expertos, el impacto ha sido sin duda positivo, generando mayor conectividad y ahorro en tiempos de desplazamientos, entre otros beneficios. Además, ha sido fundamental en la activación del mercad ...
+VER MÁS
#Economía

Conectividad y crecimiento: algunos de los beneficios que ha brindado AVO 1

Popular

La mujer y el hombre tiene los mismos derechos, pero es solo en apariencia, si bien tiene acceso a la educación, cuando sale al mundo laboral le cuesta encontrar trabajo y si la contratan será por un suel ...
+VER MÁS
#Sociedad

La mujer y su lucha por simplemente vivir

La “ideología de género” una ideología creada para establecer un proceso regresivo represivo ultraradical contra la mujer (y las minorías sexuales), y es parte importante de un programa político fi ...
+VER MÁS
#Género

La ideología y financiamiento de la “ideología de género”

Se traduce visualmente en la bestial desigualdad urbana existente en Santiago, que constantemente está presente en nuestros traslados por esta ciudad tan moderna y desigual, adquiriendo mayor conmoción po ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La miseria urbana en la ciudad del jaguar de América

Al final, debimos salir de Chile con  mal sabor de boca y sabiendo que en dicho país no reciben bien al amigo cuando es extranjero… ni cuando es chileno
+VER MÁS
#Ciudadanía

Retornar a Chile es una pesadilla. Parte 2