#Política

Troy Davis y la pena de muerte

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
Recordarán que hasta hace pocos años, la pena de muerte se aplicaba en Chile. Cuando ocurre un acto criminal especialmente sangriento u horripilante, algunos compatriotas recuerdan la pena de muerte con cierta nostalgia.
 
Ayer fue el día internacional de la Paz (establecido en 1981 por la Asamblea General de Naciones Unidas). Cinco fueron los ejecutados en diversos países del mundo. Yo me referiré solo a un caso: el de Troy Davis, ejecutado en el Estado de Georgia, por inyección letal. Porque Estados Unidos es uno de los países que aún mantienen vigente la pena de muerte…en ciertos estados de su país.
 
Troy Davis fue declarado culpable de asesinar al policía Mark Macphail, de 27 años, que trabajaba como guardia de seguridad en un Burger King. Macphail fue muerto de un tiro a directo a la cara, al auxiliar a un hombre que estaba siendo golpeado en el estacionamiento del local. Corría el año 1989 y Troy Davis tenía 21 años.
 
Desde un inicio del caso, Davis declaro su inocencia. No hubo evidencia concreta de su participación en el crimen, no se encontró el arma. Lo que sí hubo fue alguien que lo involucró en el disparo y testigos que lo identificaron. Los mismos testigos que después se desdijeron, indicando que el culpable fue la persona que lo “entregó” a la policía.
 
A Troy Davis lo sentenciaron a morir el año 1991. Durante 20 años, alegó su inocencia. Diversos organismos internacionales pidieron clemencia para él. Jimmy Carter, ex presidente y nacido en el mismo estado de Georgia, pidió que revisaran nueva evidencia. Lamentablemente, después de la Ley Antiterrorista y de pena de muerte del 1996, no se permite a sentenciados a muerte presentar nueva evidencia.
 
El año 2000, Troy Davis alegó que la muerte en la silla eléctrica era cruel e inusual castigo. Estuvo a punto de ser ejecutado 3 veces en los últimos 4 años, cada vez postergando la muerte vía acciones legales, solo horas antes que lo ejecutaran.
 
El día de ayer, nuevamente pudo postergar, solo por un par de horas. Sin embargo, la Corte Suprema de los Estados Unidos no dio clemencia…
 
Su ejecución se inició a las 10:53 p.m. A las 11:08, fue declarado muerto. Tenía 42 años y durante 21 de ellos, estuvo encarcelado. Sus últimas palabras fueron que era inocente. Al mirar a sus verdugos, pidió paz para sus almas.
 
El día de ayer fue el Día Internacional de la Paz y el país que cobija las Naciones Unidas, le dio muerte a un hombre que, lo más probable, era inocente.
 
Le dio muerte por ser negro. Le dio muerte por no querer abolir una pena que debió haber sido eliminada hace años. Le dio muerte porque el que falleció, era un policía y era blanco.
 
Espero que algún día muy cercano, yo pueda ver que Estados Unidos llegue a la misma conclusión que llegó Chile: la pena de muerte es una barbarie. Hoy, acompaña a países totalitarios con esa medida. A 22 de Septiembre, existen 397 personas esperando ejecución en los Estados Unidos. 
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.