#Política

Transgresión institucional y la vulnerabilidad de la democracia

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El servicio público exige más que buenas ideas, demanda ética, vocación de servicio, sacrificio y compromiso social.

La protección social, el estado de derecho, el respeto a la libertad de acción y pensamiento, el ejercicio democrático de las naciones y el ideario laico de Estado, son elementos en constante profundización en aquellas naciones donde se busca garantizar las libertades individuales y el bienestar de sus ciudadanos, las máximas de la nación moderna.

Chile no es la excepción. Desde el retorno a la democracia, la libertad en sus diferentes manifestaciones (política, de culto, de asociación, etcétera) ha formado parte elemental de los programas y políticas de gobiernos de izquierda. Sin embargo, estas luchas para garantizar la eficiencia y el correcto funcionamiento del modelo social, muchas veces son invisibles o incomprensibles coram populo.

El complejo entramado del funcionamiento del Estado, pasando no solo a través del ejecutivo, sino también del poder judicial y legislativo, contribuye a esta nebulosa, y a la larga, traduce todos los esfuerzos y las grandes campañas, en búsqueda del resguardo de la democracia y la libertad, en una masa homogénea, donde las posturas políticas e ideológicas de fondo se omiten y se desata el discurso social común, archirrecontraconocido que declara: “Todos los políticos son iguales”. En efecto, no hay regla sin excepción, ayer fue Fulvio Rossi, hoy es Giorgio Jackson y Gabriel Boric.

Ahora bien, esta desacreditación no ha sido del todo gratuita, si bien hay mucho en manipulación de medios y control de información, no deja de ser cierta la serie de desfalcos y eventos de corrupción que han marcado la agenda de los diferentes gobiernos con el pasar de los años, no es algo que podamos sopesar con el avance en políticas públicas, que no deja de ser cierto, pero no justifica en ningún caso la corrupción en ninguna de sus formas. Este fenómeno, en el contexto nacional, resulta nefasto al momento de evaluar la confianza de los ciudadanos en la política y más aún, la disconformidad con quienes son sus representantes.

Esto supone, a la larga, un desafío enorme para quien hoy asume una posición política, puesto que el gran damnificado detrás de los “errores involuntarios” de los personeros corruptos no son, exclusivamente, ellos mismos, sino todo lo que la prensa mal ha denominado “la clase política”.

El servicio público exige más que buenas ideas, demanda ética, vocación de servicio, sacrificio y compromiso social. Son estos valores los que hoy se trasgreden cuando nos encontramos con un caso Penta o un caso Caval. Porque más allá de lo que nuestra justicia pueda decir, hay cuestiones éticas que están a la vista de todos. Si te vas a dedicar al servicio público, no puedes pretender estar ahí para llenarte los bolsillos, así de sencillo.

Por otro lado, el riesgo que conllevan estos casos de corrupción, va más allá de esta “clase política”, si fijamos nuestra atención al escenario internacional, no son pocos los casos donde el contenido político-ideológico se ha difuminado y se ha instaurado la política del catch all party o partidos atrapa-todo; es el caso del Partido Justicialista en Argentina o el PRI Mexicano, propuestas políticas que arrastran a las naciones a una profunda crisis institucional y de identidad producto de su carente trasfondo ideológico.

Es necesario, por tanto, transmitir a la ciudadanía el sentir político detrás de las medidas que se pretenden tomar de cara a lo que queda de gobierno, volver a lo elemental de la política, el apego a la ciudadanía y a su sentir, la construcción colectiva y la verdadera vocación de servicio público, esa que nos puede llevar a meter la pata, pero nunca las manos. Los grandes desafíos que vienen por delante, la nueva constitución, el nuevo código del trabajo, la implantación de la reforma educacional, son cuestiones de profunda relevancia, donde el futuro de Chile estará en juego y donde la democracia jugará un rol fundamental.

TAGS: Clase Política Democracia Representativa Servicio Público

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
El buen juicio

01 de Marzo

El partido justicialista en Argentina supo hacer lo que hizo el Peronismo, pero solo un tiempo, es por eso que en Argetina te encuentras gente de derecha que apoya el gobierno y gente de izquierda que tambien lo hace, una contradicción. Muy buena.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

El conjunto de las humanidades puestas en el currículo escolar aloja una certeza brutal: sin estas artes y ciencias, se hace más difícil entender la forma cómo enfrentarse a las distintas decisiones de ...
+VER MÁS
#Educación

Sin la Historia, menos libres

Es urgente y necesario -no sólo mantenerla en la enseñanza media- sino también que sea fiel a sí misma como ciencia de las primerísimas causas de las cosas;
+VER MÁS
#Educación

Ser y quehacer de la Filosofía

Ningún gobierno se ha comportado a la altura, luego, nunca se ha tramitado un proyecto de ley para que con el Ombudsman, Defensor del Pueblo en castellano, a la cabeza, los ciudadanos de a pié puedan ser ...
+VER MÁS
#Política

Los discursos ni sirven para combatir la corrupción

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

Popular

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir