#Política

Transgresión institucional y la vulnerabilidad de la democracia

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El servicio público exige más que buenas ideas, demanda ética, vocación de servicio, sacrificio y compromiso social.

La protección social, el estado de derecho, el respeto a la libertad de acción y pensamiento, el ejercicio democrático de las naciones y el ideario laico de Estado, son elementos en constante profundización en aquellas naciones donde se busca garantizar las libertades individuales y el bienestar de sus ciudadanos, las máximas de la nación moderna.

Chile no es la excepción. Desde el retorno a la democracia, la libertad en sus diferentes manifestaciones (política, de culto, de asociación, etcétera) ha formado parte elemental de los programas y políticas de gobiernos de izquierda. Sin embargo, estas luchas para garantizar la eficiencia y el correcto funcionamiento del modelo social, muchas veces son invisibles o incomprensibles coram populo.

El complejo entramado del funcionamiento del Estado, pasando no solo a través del ejecutivo, sino también del poder judicial y legislativo, contribuye a esta nebulosa, y a la larga, traduce todos los esfuerzos y las grandes campañas, en búsqueda del resguardo de la democracia y la libertad, en una masa homogénea, donde las posturas políticas e ideológicas de fondo se omiten y se desata el discurso social común, archirrecontraconocido que declara: “Todos los políticos son iguales”. En efecto, no hay regla sin excepción, ayer fue Fulvio Rossi, hoy es Giorgio Jackson y Gabriel Boric.

Ahora bien, esta desacreditación no ha sido del todo gratuita, si bien hay mucho en manipulación de medios y control de información, no deja de ser cierta la serie de desfalcos y eventos de corrupción que han marcado la agenda de los diferentes gobiernos con el pasar de los años, no es algo que podamos sopesar con el avance en políticas públicas, que no deja de ser cierto, pero no justifica en ningún caso la corrupción en ninguna de sus formas. Este fenómeno, en el contexto nacional, resulta nefasto al momento de evaluar la confianza de los ciudadanos en la política y más aún, la disconformidad con quienes son sus representantes.

Esto supone, a la larga, un desafío enorme para quien hoy asume una posición política, puesto que el gran damnificado detrás de los “errores involuntarios” de los personeros corruptos no son, exclusivamente, ellos mismos, sino todo lo que la prensa mal ha denominado “la clase política”.

El servicio público exige más que buenas ideas, demanda ética, vocación de servicio, sacrificio y compromiso social. Son estos valores los que hoy se trasgreden cuando nos encontramos con un caso Penta o un caso Caval. Porque más allá de lo que nuestra justicia pueda decir, hay cuestiones éticas que están a la vista de todos. Si te vas a dedicar al servicio público, no puedes pretender estar ahí para llenarte los bolsillos, así de sencillo.

Por otro lado, el riesgo que conllevan estos casos de corrupción, va más allá de esta “clase política”, si fijamos nuestra atención al escenario internacional, no son pocos los casos donde el contenido político-ideológico se ha difuminado y se ha instaurado la política del catch all party o partidos atrapa-todo; es el caso del Partido Justicialista en Argentina o el PRI Mexicano, propuestas políticas que arrastran a las naciones a una profunda crisis institucional y de identidad producto de su carente trasfondo ideológico.

Es necesario, por tanto, transmitir a la ciudadanía el sentir político detrás de las medidas que se pretenden tomar de cara a lo que queda de gobierno, volver a lo elemental de la política, el apego a la ciudadanía y a su sentir, la construcción colectiva y la verdadera vocación de servicio público, esa que nos puede llevar a meter la pata, pero nunca las manos. Los grandes desafíos que vienen por delante, la nueva constitución, el nuevo código del trabajo, la implantación de la reforma educacional, son cuestiones de profunda relevancia, donde el futuro de Chile estará en juego y donde la democracia jugará un rol fundamental.

TAGS: Clase Política Democracia Representativa Servicio Público

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
El buen juicio

01 de Marzo

El partido justicialista en Argentina supo hacer lo que hizo el Peronismo, pero solo un tiempo, es por eso que en Argetina te encuentras gente de derecha que apoya el gobierno y gente de izquierda que tambien lo hace, una contradicción. Muy buena.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Nuevos

La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Popular

En el transcurso de estos 177 años la YMCA se convirtió en uno de los movimientos sociales con mayor presencia e impacto del planeta, alcanzando a más de 64 millones de personas en los cinco continentes
+VER MÁS
#Sociedad

YMCA Internacional celebra 177 años

Las protestas del 2019 hacen ver que los Estudiantes cuando saltaron el torniquete reavivaron la llama de los pinguinos del 2006 y universitarios del 2011
+VER MÁS
#Educación

A 15 Años de la Revolución Pinguina ¿Qué se logró?

El mandato popular del 80 % no se negocia, se acata. Y eso no es autoritarismo, es democracia.
+VER MÁS
#Política

El mandato popular no se negocia

En esta sinóptica descripción de la región sudamericana, se vislumbra que la Pandemia del Covid-19 convive y acentúa procesos políticos que develan las precariedades en las que se encuentran estos países
+VER MÁS
#Internacional

Sudamérica y su entropía geopolítica en pandemia