#Política

Nicolás Eyzaguirre y la realidad social de Chile

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Independiente de las excepciones que existen como en todos lados, nuestra sociedad siempre ha sido una sociedad de castas, de miradas por sobre el hombro a quien no sea del mismo lugar o que no haya estudiado en el mismo colegio. Y como castas que son, logran autoreproducirse hasta el final sin ningún pudor al respecto.

Nunca fui un alumno muy agradable para el profesorado. Al contrario, muchas veces fui un estudiante más bien rebelde durante mi época escolar. No entendía el método con el cual me querían enseñar, encontraba a los profesores tipos bastante poco ilustrados y nada de motivadores, pero principalmente sentía que el formato era más bien carcelario, castrador y muchas veces represivo.

Me paseé por algunos colegios entre Vitacura, Las Condes y Providencia -un periplo cercano de donde siempre viví- y en ese recorrido me encontré de todo: tipos simpáticos, chicas hermosísimas y personajes realmente tarados. Estos últimos, tal vez a diferencia de lo que me sucedía a mí, no entendían el lugar en el que estaban metidos no por algo de pensamiento o rebeldía, sino porque sabían que independiente de todas las pruebas y las distintas trabas que tenían en todo sentido, habían ganado hace rato debido al lugar en el que estaban.

Por lo general estos tipos no eran buenos alumnos ni de muchas luces -cosas que no van necesariamente de la mano-, pero sí eran queridos por la profesora y los demás compañeros porque daban grandes fiestas y ponían su casa, o su membresía a un club, a disposición para cualquier evento que fuera necesario. Y así iba creando lazos con los demás y los demás iban creando redes con él.

Muchas veces el colegio era más bien un lugar de veraneo. Muchos estudiaban y otros hacían como si lo hicieran, porque lo más importante era visitar la casa de playa -por lo general en un balneario de moda- de la persona que tuviera el apellido más conveniente, más interesante para el futuro, ya sea para perpetuar la especie o para formar grandes cercanías: grandes conexiones.

Pero eso no sucedió solamente en los lugares en los que yo me desenvolví, sino en los que se desenvolvieron mis padres, mis tíos y un gran número de personas que conocí y que conozco hasta el día de hoy. Siempre el apellido fue importante, porque podrías saber de dónde venía la persona con la que te juntabas, y, por ello, si compartía lo mismo que tú, tus mismas costumbres, tu mismo lugar de origen y tu misma casta. Y si venía de una superior a la tuya, aún mejor.

Por esto es que siempre mis compañeros se juntaron con los tipos más de moda, porque sus padres, al igual que los de todos los que estábamos en esa sala, estaban comprando más que sabiduría, o cualquier tipo de aprendizaje, estatus, redes sociales y futuro en alguna que otra empresa. Cosa para la cual no era necesario ser tan brillante o suficientemente aplicado.

Por esto es que los dichos de Nicolás Eyzaguirre y sus compañeros del Colegio Verbo Divino -dichos en los que daba a entender que la mayoría de los tipos más pelotudos de su clase eran todos gerentes de grandes empresas- no dista mucho de la realidad, de lo que realmente sucede en Chile. La meritocracia es un invento de estos mismos muchachos para hacer creer que todos pueden entrar a donde ellos están, o sea del lugar que sus padres les compraron pagando grandes sumas desde que eran bien chicos.

Independiente de las excepciones que existen como en todos lados, nuestra sociedad siempre ha sido una sociedad de castas, de miradas por sobre el hombro a quien no sea del mismo lugar o que no haya estudiado en el mismo colegio. Y como castas que son, logran auto reproducirse hasta el final sin ningún pudor al respecto. Así fueron criados, así los enseñaron a crecer, a desarrollarse y a trabajar. A tener el poder desde niños, para no soltarlo nunca más.

La demostración empírica de lo que digo es la retractación de Eyzaguirre una vez dicho lo señalado. Con una carta a El Mercurio pidió disculpas de algo que él sabe que es totalmente cierto, pero como cierto es también que esos compañeros con los que él convivió ganaron finalmente y lograron su objetivo: hacer de sus redes algo irrompible, impenetrable.

——

Foto: International Monetary Fund / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

21 de enero

Totalmente de acuerdo.

jose-luis-silva

21 de enero

Su apreciación tiene mucho de cierto para calificar otros tiempos, en tiempos actuales su visión no es tan certera, la cultura no es estática, se mueve y ahora no se mueve para el lado de “consolidar castas”. Las redes que mensiona existen pero cada vez mas permeables, cuando Nicolás era niño bastaba el apellido para asegurar la pega, ahora el apellido quizá todavia pueda ayudar algo a que lo consideren al contratar gente, pero la pega la asegura el mas eficiente en un mundo globalizado y competitivo, no el del apellido vinoso como era antes. Es verdad que aún somos una cultura clasista y acomplejada al compararnos con otros paises, pero al mirar nuestra historia hemos avanzado bastante en las ultimas décadas.

gloria

22 de enero

Totalmente de acuerdo.Y lo que dijo Nicolas Eyzaguirre es verdad pero ahora tuvo que desmentirlo.
Que mas se puede decir? Que veo pocas posibilidades de que Chile cambie en esto.
Es una pena.
Gloria

gloria

22 de enero

Solo para complementar.A veces pienso que no existe un pais mas clasista que el nuestro y eso me apena.

23 de enero

Lo que sorprende es que se crea que este es un tema de Chile nomás. En todos lados del mundo, los parientes, conocidos, etc de los poderosos y ricos tienen más oportunidades que el resto. ¿Cuál es la sorpresa? De repente todos ponen un grito en el cielo por algo tan evidente, histórico y universal como es eso.
La única solución para esto, en forma tajante, es acabar con cualquier tipo de desigualdad en el mundo…por lo tanto, sí Alexis Sánchez es poderoso y rico, no deberá tener amigos, pues ayudara más a esos que a otros a ser campeones futbolistas, lo que es el mismo caso de injusticia; los políticos tampoco, pues no podrán favorecer a nadie en listas de supera, etc. Finalmente, hay que eliminar las relaciones interpersonales, para que nadie pueda favorecer a nadie.
O, lo que es más razonable y pausado, favorecer la verdadera meritocracia y estimular la generación de muchísimos polos de poder y económicos, para que así haya espacio para todos ( ojalá escasez de buenos ejecutivos) para que así haya un tiraje continuo y movilidad social.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Un porcentaje mayoritario de mujeres buscan decidir libremente sobre su cuerpo y tener la opción de abortar. Aquí es donde la iglesia falla, ya que al estar basada en ideas intolerantes, arcaicas y propi ...
+VER MÁS
#Religión

¿La iglesia está preparada para los desafíos de nuestra sociedad?

¿Qué vínculo directo puede existir entre las múltiples exigencias a las mujeres y la violencia machista? La relación es mucho más estrecha de lo que parece; los machos que abusan viven en una cultura, ...
+VER MÁS
#Género

Chile alerta. Violencia machista

El Gobierno ha perdido el control de la Agenda y extrañamente su demora en retomarlo le está golpeando bajo su línea de flotación
+VER MÁS
#Política

Gobierno de Piñera y oposición imaginaria

Chile no cuenta con una política ambiental que haya sido debatida en regiones, de manera participativa, donde se plasmen diversas opiniones que definan la orientación definitiva que el país debe tener no ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Algunas cuestiones ambientales y la política ambiental que nos falta

Popular

La prueba de papel y lápiz, y el dispositivo de control social que usa sus puntajes, se está comiendo la formación integral y genera un efecto de empobrecimiento curricular.
+VER MÁS
#Educación

Los resultados #SIMCE2018 que la Agencia de Calidad no te dice

En total, muchos talagantinos destinan hasta 4 horas diarias arriba de la locomoción colectiva. Intolerable.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Cuántos pasajeros caben dentro de una micro rural?

El llamado es a las autoridades, y en especial al gobierno, a crear mecanismos que validen y aseguren el ejercicio de la maternidad, independiente de la funcionalidad y/o condición de cada uno.
+VER MÁS
#Género

Por una maternidad digna

Pedimos que el Parque Intercomunal Padre Hurtado sea administrado por el Parque Metropolitano, ingresando a la red de Parques bajo su protección
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Parque Intercomunal en riesgo de perder importantes áreas verdes