#Política

La unidad en la diversidad

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

la democracia que la ciudadanía espera construir debe organizar derechos y deberes desde la diversidad y para la diversidad. El Estado debe ser motor de una sociedad solidaria, debe garantizar el interés social, político y económico de esta diversidad rica y positiva.

En estos días previos a la asunción de Michelle Bachelet al gobierno, acompañada de la Nueva Mayoría, se ha levantado cierta polémica dentro de este sector político, tal vez, aunque no como única causa, porque no estamos habituados a que la diversidad pueda aparecer como una unidad política sociocultural con dimensión de futuro, que nos entregue identidad como país y como sociedad, a partir precisamente de esa diversidad a la que hacemos referencia.

Venimos saliendo con muchas dificultades de un mundo definido por criterios y visiones hegemónicas, en el que mientras más igual se es, mucho mejor para el conjunto de la sociedad. Esta pretensión cultivó el racismo, la segregación religiosa, la descalificación moral y ética, la definición de lo bueno y lo malo, de lo razonable y no razonable; en definitiva, de aquello que la mayoría definía como lo mejor para todos, porque era lo mejor para los grupos y sectores dominantes. Todavía queda mucho de ello en el mundo nuevo que nace en forma inevitable. Todavía es difícil concebir que lo bueno, que lo justo, que lo necesario, tiene diversas versiones que muchas veces son muy distintas de lo que algunos sectores piensan qué es precisamente lo bueno, lo necesario y lo justo. De alguna manera el mundo se asombra cuando el papa Francisco dice “y quién soy yo para…” descalificar, condenar las opciones diferentes, etc. La opción válida y profunda desconcierta a los que no reconocen el valor y la necesidad de lo diverso, de lo distinto, de lo opcional.

Mucho de conservadurismo tradicional contienen los rechazos de algunos grupos a la presencia del partido comunista en la Nueva Mayoría con posibilidad de ocupar cargos de gobierno. Sin duda, son los mismos que pensaban que hay una religión verdadera, olvidándose que todas las religiones son definidas como “verdaderas”. Esto es olvidar que el pueblo humano, que el ser humano, es uno solo. Naturalmente diverso, esencialmente diverso, maravillosamente diverso.

El desafío político de hoy, demandado por la ciudadanía, no tiene color partidario como opción preferente. Tiene el nuevo color ciudadano, el color de la ciudadanía diversa, el color de la ciudadanía que se une más allá de la opción partidaria, para defender una causa, para proponer una causa, para buscar reconocerse como miembros de una sola sociedad. Un Chile diverso donde todos caben, un Chile diverso que no discrimina, un Chile diverso que no condiciona. Un Chile diverso que solo deja fuera al que pretende hacer una forma de hegemonía que signifique la eliminación del otro, el aplastamiento del otro o el menoscabo social; ética y moral de todo lo que no son.

De acuerdo lo anterior la democracia que la ciudadanía espera construir debe organizar derechos y deberes desde la diversidad y para la diversidad. El Estado debe ser motor de una sociedad solidaria, debe garantizar el interés social, político y económico de esta diversidad rica y positiva. Este interés social es una expresión de intereses concretos, de tal manera de traspasar toda nuestra realidad estructural para convertir la solidaridad en un sostén potente de la diversidad y al Estado en un garante natural de la solidaridad intrínseca del género humano, única manera de superar la exacerbación del individualismo.

El miedo al otro, el miedo a la libertad en diversidad, es el miedo que después justifica o podría justificar las tendencias autoritarias en el mundo; y también el ejercicio del poder, no fundamentalmente como un sistema de arbitraje de intereses, sino como la imposición de una hegemonía de un grupo gobernante, que en esa dimensión comienza a tener ciertos perfiles de autoritarismo.

Qué bueno que estén los comunistas, qué bueno que estén los democratacristianos, qué bueno que estén todos los que están. Y qué bueno que en la construcción de este Chile solidario otros también quieran estar. Sin diversidad no hay derechos humanos.

——-

Foto: Wikimedia Commons

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

Urge establecer en Chile una política migratoria acorde a las necesidades y realidades sociales actuales, teniendo siempre por delante datos objetivos que permitan tomar decisiones a nivel de Estado y no a ...
+VER MÁS
#Política

Migración en Chile, un aporte al debate actual

En las tres constituciones de más larga duración no se ha contemplado en ningún momento dicha posibilidad, al contrario, han exacerbado los poderes del Presidente de la República.
+VER MÁS
#Política

¿Cabe otra posibilidad que no sea el presidencialismo?

Los alcances de la visibilidad que adquirió el ajedrez vinculado a la lucha política desarrollada en la guerra fría fueron insospechados
+VER MÁS
#Política

La Política y el Ajedrez

Nuevos

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

Urge establecer en Chile una política migratoria acorde a las necesidades y realidades sociales actuales, teniendo siempre por delante datos objetivos que permitan tomar decisiones a nivel de Estado y no a ...
+VER MÁS
#Política

Migración en Chile, un aporte al debate actual

En las tres constituciones de más larga duración no se ha contemplado en ningún momento dicha posibilidad, al contrario, han exacerbado los poderes del Presidente de la República.
+VER MÁS
#Política

¿Cabe otra posibilidad que no sea el presidencialismo?

Los alcances de la visibilidad que adquirió el ajedrez vinculado a la lucha política desarrollada en la guerra fría fueron insospechados
+VER MÁS
#Política

La Política y el Ajedrez

Popular

Así como los médicos de la época de Freud desmentían a las pacientes histéricas clasificándolas de “simuladoras”, la clase política y la elite chilena rechazan constantemente las demandas del pue ...
+VER MÁS
#Sociedad

Psicoanálisis y estallido social: La pregunta por la dignidad

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público