#Política

La tentación del unicameralismo

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Radio Universidad de Chile

Con el advenimiento de la Nueva Constitución tras el aplastante triunfo de esa opción en el Plebiscito ya pasado, algunas voces han sugerido que el nuevo texto tenga modificaciones sustantivas al funcionamiento de los Poderes del Estado. Algunas son fundadas y razonables, otras corresponden a una naturaleza más ideológica o de un extremismo justificado por las percibidas fallas sistémicas que el Estado ha demostrado desde el retorno a la democracia y se considera que solo una eliminación total puede dar una solución satisfactoria. Entre estas sugerencias, ha aparecido nuevamente la idea de la instalación de un sistema legislativo unicameral, arguyendo que agilizaría la tramitación legislativa y evitaría obstrucciones de proyectos de ley solo por diferencias políticas, aún a pesar de la urgencia social que estos proyectos puedan tener.


Lo que más importa en este proceso de cambio y renovación es la estabilidad y aplicabilidad de la Nueva Constitución, por lo que frente a partidos y políticos vociferantes y sin visión a largo plazo, la necesidad de pesos y contrapesos será más crucial que nunca si queremos mantener y fortalecer la democracia.

Sin embargo, lo sucedido recientemente en Perú nos advierte sobre los riesgos de un unicameralismo pervertido en su praxis y cooptado por mezquindades que usan resquicios legales para conseguir objetivos políticos cortoplacistas al destituir por “incapacidad moral” al Presidente Martín Vizcarra, que gozaba de una alta aprobación ciudadana y llegó al poder con un discurso antipolítico y de renovación frente a una supuesta elite política corrupta y alejada de la realidad peruana. La acusación se basa en hechos de corrupción acontecidos en sus tiempos como Gobernador Regional de Moquegua y terminó en su destitución. Y aunque la acusación tiene fundamento y pruebas, hay que tener en consideración que Vizcarra cerró el Congreso en julio del año pasado, decisión altamente popular y considerada constitucional frente a los antecedentes del caso, que terminó con las elecciones anticipadas del Congreso en enero de este año. Por lo que este proceso de vacancia presidencial (en un segundo intento, tras fracasar el primero en septiembre), fue visto por la ciudadanía como un golpe blanco y una venganza parlamentaria gracias a la insistencia del intento, la rapidez de su procesamiento y lo favorable que se presentaron los parlamentarios para aceptarlo, lo que ha llevado a protestas violentas multitudinarias y la vergonzosa renuncia de Manuel Merino en solo 6 días.

El estado actual de nuestro sistema de partidos si bien no hace inviable la aplicación de un sistema unicameral con la Nueva Constitución, sí es peligroso para el funcionamiento del proceso legislativo y de la perdurabilidad y aplicabilidad de las leyes cuando este se encuentra fragmentado y, bajo un contexto de inestabilidad social, los partidos pasan de cumplir su rol fundamental de canalizadores de problemáticas sociales y articuladores de las mismas con el sistema político para convertirse en megáfonos de consignas y malestares sociales sin filtrar y desorientadas en manejo político, pudiendo entrar en conflicto en su aplicación con otras políticas y leyes ya existentes debido a la celeridad por dar una solución a un dilema de alta connotación social rápidamente para lograr réditos políticos facilistas o puedan polarizar aún más la discusión pública al punto de generar desestabilización que puede llevar a poner en riesgo todo el régimen democrático mediante, en una primera instancia, la banalidad de la discusión pública y la relativización de los pesos y contrapesos institucionales, para, posteriormente, pasar a la censura del contrario y el cuestionamiento del régimen democrático. O, como en caso peruano, crear una cámara de eco entre los parlamentarios donde ellos mismos levantan iniciativas políticas y legislativas sobre supuestas problemáticas sociales cuando solo son un disfraz de lograr objetivos políticos frente a los cuales la gente es indiferente, va en contra de los intereses de las personas que representan, como sucedió en ese país, o, en peor de los casos, es perjudicial para ellos pero favorables individualmente a los legisladores.

Es bueno recordar que la teoría del sistema legislativo bicameral tiene la intención de acercar al proceso de formación de leyes a un número mayor de representantes de la sociedad, evitando la exclusión como consecuencia de una menor cantidad de escaños disponibles, lo que lo hace una solución viable frente a dilemas regionalistas o identitarios, y que la segunda cámara actúa como contrapeso de la primera frente a errores o vicios en la formulación legislativa de la primera cámara (y viceversa). Por lo que, aunque el sistema unicameral sea notoriamente más eficiente que el bicameral, la sola discusión actual sobre los pueblos originarios que se dará entre los Constituyentes en el marco de la Nueva Constitución hará rápidamente inviable un orden unicameral sin que se noten los problemas que dará, especialmente si el Poder Ejecutivo también está en manos del partido o coalición que tenga la mayoría parlamentaria donde también se dará un dominio absoluto de la mayoría, pudiendo promulgar leyes que pongan a las minorías en una situación desventajosa.

Entre los cambios necesarios para la Nueva Constitución, el del sistema legislativo es uno innecesario y riesgoso si es que es tomado en consideración, porque si nuestro sistema de partidos, desde muchísimo antes de la Revuelta de Octubre, fue absolutamente incapaz de visionar al país con un plan o estrategia de desarrollo integral a largo plazo, en el cual, a pesar de sus diferencias programáticas y dogmáticas, y de las contingencias que ocurrieran en el intertanto, fueron logrando los objetivos de ese plan, tal como el de Brasil para el año 2050, definido hace más de una década, menos serán capaces de refrenarse en una sola cámara legislativa, especialmente si tomamos el ejemplo que la Diputada Vallejo ya ha tensionado el ambiente al emitir declaraciones en dirección a renegar el acuerdo de los 2/3. Esto es particularmente importante si se considera que estaremos en medio de la aplicación de un nuevo orden constitucional donde habrá mucho que definir y reformar para dale una forma coherente con tal que nos rija por los próximos 40 años, con la alternativa de vernos en una crisis institucional aún mayor, posiblemente crítica, porque falló en su aplicabilidad a causa de que los parlamentarios no pudieron dejar de lado las peleas chicas con tal de ver a largo plazo y buscar el bien común.

Lo que más importa en este proceso de cambio y renovación es la estabilidad y aplicabilidad de la Nueva Constitución, por lo que frente a partidos y políticos vociferantes y sin visión a largo plazo, la necesidad de pesos y contrapesos será más crucial que nunca si queremos mantener y fortalecer la democracia, por lo que la tentación del unicameralismo debe mantenerse alejada de los Constituyentes a toda costa.

TAGS: #NuevaConstitución Congreso Unicameral

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
paolo

12 de Mayo

Totalmente de acuerdo con la columna. Puedo añadir o comentar muy poco, el unicameralismo es riesgoso e innecesario, hace los procesos demasiado rápidos y repentinos. Además en el caso de un sistema parlamentario o semipresidencial se necesitaría una cámara de diputados separada como cámara politica, con capacidad de censura y donde los diputados puedan ser ministros, y por otro lado un senado sin capacidad de censura y alejada del gobierno, donde los senadores no puedan ser ministros, y que pueda mediar y moderar los conflictos y tener un papel netamente legislativo. En algunos paises, incluso, cada cámara tiene un edificio propio y separado, en distintos lugares. El unicameralismo sería particularmente desastroso para un sistema parlamentario o semipresidencial, y un poco menos para un sistema presidencial, pero de igual forma nocivo. El federalismo tampoco es una buena opción, es un cambio más brutal y radical que el de la forma de gobierno.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Su legado político marcó hitos históricos y abrió un exitoso período de presidentes Radicales. Destaca su compromiso por impulsar la educación en Chile, la acción reivindicativa y geopolítica en to ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pedro Aguirre Cerda: Chile educación - industrialización

Esta nueva religión económica tiene a sus sacerdotes y cardenales, y también posee entre sus filas a sus científicos, todos ellos dispuestos a defender este nuevo orden teórico y conceptual, a pesar de ...
+VER MÁS
#Economía

Fundamentalismo de mercado: desmontar el mito económico neo-liberal

Si alguien cree que la violencia favorece a la izquierda, se equivoca. Uno de los candidatos, MEO, en la previa sostuvo algo que comparto íntegramente: ”cada piedra lanzada es un voto por JAK”
+VER MÁS
#Política

El dilema de la izquierda

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Popular

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Nuestra preocupación está puesta en ese porcentaje invisible de NNA que quedan en el camino, eternamente institucionalizados y que llegan a los 18 años obligados a egresar a una vida independiente, sin c ...
+VER MÁS
#Sociedad

Es hora de crear leyes de infancia pensando en sus protagonistas

Chile necesita combustibles y derivados del petróleo, necesita productos químicos, energía eléctrica, y procesar su cobre, Chile necesita extraer producto, manufacturar, procesar importaciones, generar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Valparaíso y la batalla del fin del mundo