#Política

La ´mano dura`en La Araucanía y la crónica de un fracaso anunciado

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La llegada de Víctor Pérez, al Ministerio del Interior ha significado un endurecimiento de la postura del poder ejecutivo respecto al conflicto en La Araucanía.

En específico el titular de la cartera ha señalado en sus múltiples apariciones, la presencia en dicha zona de grupos terroristas, lo cual supone la existencia de una estructura de combate regular, con entrenamiento paramilitar y financiamiento suficiente para la subsistencia de personas y realización de distintas acciones operativas que atenten contra la seguridad nacional.


Chile, ya intentó una política de “mano dura” ante este escenario, que, a la vista de los resultados pasados y proyecciones futuras, está condenada al fracaso

Independiente del análisis que se podría suponer de lo “conveniente” que sería para un gobierno con un país sumido desde hace casi un año en una crisis política, a la cual se suma la agudización de las problemáticas sociales y económicas a raíz de la pandemia del COVID-19, de la búsqueda de un “enemigo interno” que podría generar la colaboración de distintos sectores sociales y/o políticos en dicha causa. Es necesario señalar que la política de la “mano dura” que desea implementar este gobierno en La Araucanía, podría suponer un fracaso rotundo no solo en materia de seguridad, sino que también respecto a elementos políticos y sociales.

Haciendo un paralelo a nivel de la región, y en base a la experiencia del combate contra el crimen organizado, en países tales como: Colombia, Honduras, México y El Salvador, en cuyos casos se apunta directamente a la acción de estos estados como precursores de una escalada de violencia que ha cobrado miles de víctimas inocentes en medio de sus respectivos conflictos, podemos argumentar que la generación de una política de militarización y confrontamiento directo entre las fuerzas policiales chilenas y las comunidades indígenas, podría significar no solo bajas militares y/o civiles entre estas partes supuestamente confrontadas (y digo supuestamente porque a todas luces la capacidad de acción y/o respuesta no sería equivalente), sino que también afectar a otros que rodean la zona de conflicto y sin relación alguna con el mismo, causada por organismos del Estado, lo cual constituiría violaciones a los derechos humanos o en su defecto por grupos particulares de personas, lo cual podría significar la ocurrencia del inusual fenómenos de violencia política en nuestro país.

Por otra parte, la política de confrontación directa, de la mano con el discurso de un enemigo común, puede generar un fenómeno que ya se ha manifestado recientemente por ejemplo en Curacautín, que es la presencia de civiles armados, que deliberadamente y a raíz de la inacción y/o complicidad de organismos policiales pueden efectuar ataques a otros grupos de la población civil, en base a características étnicas, amparados bajo la figura de colaborar con la erradicación de supuestos elementos subversivos, que alterarían la tranquilidad pública. Este tipo de situaciones, podría ser el inicio de una crisis racial en la región de La Araucanía que termine en una serie de enfrentamientos callejeros entre distintos grupos de ciudadanos en base a una identificación cultural, lo cual podría debilitar no solamente la institucionalidad vigente, sino que la figura del Estado de Derecho en dicha área.

A su vez, la senda del endurecimiento de la postura de la cartera de interior respecto al cuestión del pueblo mapuche significaría la posibilidad de volver a los tiempos más duros en democracia del conflicto. En específico de los años 2000, donde la muerte de 11 comuneros en menos de diez años y las condenas en base a la ley antiterrorista a personas que posteriormente en la Corte Interamericana de Derechos Humanos consideró improcedentes y un atentado a la dignidad de dichos , sacudieron a la opinión pública nacional e internacional, mostrando ante el mundo el fracaso de una política que más solucionar la problemática no hizo más que profundizar la fractura entre el Estado y las comunidades de dicho pueblo originario.

Chile, ya intentó una política de “mano dura” ante este escenario, que, a la vista de los resultados pasados y proyecciones futuras, está condenada al fracaso y no solo eso, sino que exacerbaría los efectos de un conflicto que lleva más de 500 años.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
En la actualidad, ad portas de un plebiscito trascendental, la ciudadanía nuevamente debe observar la división en tres partes del sistema político, donde los proyectos que se levantan como alternativas p ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¡Feliz 18!

El planeta ha sufrido cinco extinciones masivas y lamentablemente, nuestra especie está causando la sexta
+VER MÁS
#Medio Ambiente

¿Podremos superar el peligro de autodestruirnos?

Quiero empezar este artículo enviándole todo el apoyo a Fabiola Campillai, quien se encuentra hospitalizada con diversas complicaciones a raíz de las lesiones causadas por el impacto de una bomba lacrim? ...
+VER MÁS
#Justicia

Abuso policial, violencia en Wallmapu, Escazú y nueva Constitución

Frente al poder político que ha administrado el Estado y a los intereses económicos que han forjado el carácter del Chile actual, con su nueva élite económica, ideológicamente racista y políticamente ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué nace el Partido por el Buen Vivir?

Nuevos

En la actualidad, ad portas de un plebiscito trascendental, la ciudadanía nuevamente debe observar la división en tres partes del sistema político, donde los proyectos que se levantan como alternativas p ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¡Feliz 18!

El planeta ha sufrido cinco extinciones masivas y lamentablemente, nuestra especie está causando la sexta
+VER MÁS
#Medio Ambiente

¿Podremos superar el peligro de autodestruirnos?

Quiero empezar este artículo enviándole todo el apoyo a Fabiola Campillai, quien se encuentra hospitalizada con diversas complicaciones a raíz de las lesiones causadas por el impacto de una bomba lacrim? ...
+VER MÁS
#Justicia

Abuso policial, violencia en Wallmapu, Escazú y nueva Constitución

Frente al poder político que ha administrado el Estado y a los intereses económicos que han forjado el carácter del Chile actual, con su nueva élite económica, ideológicamente racista y políticamente ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué nace el Partido por el Buen Vivir?

Popular

Es momento oportuno para reflexionar sobre ¿Cómo deberá ser el aprendizaje post-pandemia? En particular de cara a las generaciones de Centennials. Se confronta el pasado y futuro
+VER MÁS
#Educación

El futuro de la Educación

Nadie sabe dónde estás ahora, nadie registró donde marcó tu última coordenada la ensangrentada rosa de tus vientos. Solo tenemos estas fotos
+VER MÁS
#Política

Antonio Aguirre, ´Gonzalo'

La felicidad es más divertida al estar sumergido en la falta de conocimiento del entorno. Por supuesto que la posición de comodidad, en esa zona cálida de vida alienada, permite sonreír y pensar que la ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

La falsa depresión

¿Es ético que la UDI utilice la canción de Víctor Jara “el derecho de vivir en paz”, como parte de su propaganda electoral, cuando algunos de sus miembros fundadores participaron de forma activa dur ...
+VER MÁS
#Política

¿El derecho de vivir en paz?