#Política

La ´primavera Latinoamericana` post pandemia y la democracia

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Varios países latinoamericanos, se han visto envueltos desde el 2019, en procesos de movilización ciudadana, los cuales abarcaban desde demandas relacionadas con la implementación de reformas en materias sociales, y en los casos más extremos, la solicitud de destitución de las máximas autoridades a nivel nacional, afectando a gobiernos de las más variadas tendencias.

Ante este escenario, más de algún autor especialista conflictos sociales ha bautizado a este fenómeno como la “Primavera Latinoamericana” comparando el mismo, con los procesos políticos vividos en nuestro continente durante los años 60 y 70 del siglo pasado.


Cabe destacar que la pandemia, ha sido y probablemente será en la medida que la situación en la región se prolongue, un elemento que intensificará el carácter y nivel de protesta

Cabe señalar que dicho proceso de protesta ascendente se ha visto interrumpido debido a la emergencia sanitaria mundial del COVID-19, pero cuyos efectos han agudizado una serie de problemáticas que fueron la base de este fenómeno social.

Lo anterior, se suma al cuestionado manejo político que se ha efectuado con relación al coronavirus por parte de gobiernos de la región, tales como los casos de Ecuador, Brasil, México y Chile, que ha desembocado no solamente en críticas, sino que en algunos casos ha tenido como respuesta, una rearticulación en la acción por parte de algunos sectores de la ciudadanía, los cuales han retomado las demandas que motivaron las protestas masivas el año pasado.

Cabe destacar que la pandemia, ha sido y probablemente será en la medida que la situación en la región se prolongue, un elemento que intensificará el carácter y nivel de protesta.

En este contexto, es necesario que nos preguntemos sobre el impacto de estas manifestaciones populares en la subsistencia del sistema democrático en nuestro subcontinente.

Desde 1990, la gran mayoría de América Latina recobró la democracia y si bien ha enfrentado con sus diferencias en intensidad y recurrencia, conflictos de distinta índole, hasta el 2019 no se había visto un fenómeno de conflicto social que afectará a la par a un número importante de naciones.

Esto hace preguntarnos, si esta situación finalizará de la misma manera que lo acaecido hace más de cuatro décadas atrás, o sea en un proceso de debilitamiento político institucional, que precipite la llegada al poder de gobiernos que se hagan con el mismo mediante la vía armada o la generación de administraciones electas democráticamente pero en un constante conflicto social, donde la violencia política y/o violación de los derechos humanos sean hechos recurrentes y que cuenten con el descrédito ciudadano.

Respecto a lo anterior, es menester indicar que actualmente no existen las condiciones políticas que precipitaron la fractura democrática, los grupos paramilitares han desaparecido en gran parte de la región como estructuras de combate regulares, mientras que por lado las principales potencias con un amplio historial de intervención directa o indirecta sobre América Latina hoy en día centran su interés en otras zonas geopolíticamente estratégicas y/o inclusive están inmersos en sus propias crisis sociales y políticas.

A su vez, existe una tendencia por parte de los distintos sectores políticos, a la preservación del régimen democrático y al diálogo como una forma de acuerdo, sin perjuicio de la existencia de excepciones en la región como Honduras y Venezuela.

Por otra parte, estas protestas también pueden decantar en el fortalecimiento de las instituciones democráticas, pero no en base a una respuesta de los actores formales de representación tradicional, sino que desde la propia ciudadanía, que desde el inicio de este proceso de manifestación social y más aún durante la pandemia, como una forma de subsanar las deficiencias en la atención de necesidades básicas por parte del Estado, ha generado algunas estructuras organizativas paralelas y levantado un discurso político de necesidad de participación en la gestión pública.

En este contexto, este deseo de una parte de la población de ser actores relevantes en temáticas de gestión pública, puede generar un proceso virtuoso para la democracia, en base a la revitalización del interés de las personas en la construcción y militancia en organizaciones políticas y la generación de una preocupación del Estado por el fortalecimiento de la participación ciudadana como motor principal de su acción, lo cual a la posteridad son pilares importantes del Estado democrático del siglo XXI.

En síntesis, esta “Primavera Latinoamericana”, tiene dos grandes posibles efectos en relación con la democracia: El debilitamiento político institucional que produzca una nueva fractura del sistema institucional o el fortalecimiento de la democracia en base a la participación de las organizaciones de base en la gestión pública.

Dependerá de todos los actores políticos, sociales y económicos, de carácter institucional o extrainstitucionales, hacer eco de este proceso de movilización sin retorno, ya que en él se pone en juego nuestro devenir democrático en América Latina.

TAGS: #Democracia #Latinoamérica #MovimientosDeProtesta

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Esta nueva fórmula dentro del actual modelo neoliberal puede llevarnos simplemente a un ajuste del mismo producto de la coyuntura político social, pero en ningún caso significa dejar atrás el modelo imp ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo gatopardismo: Estado subsidiario y solidario

Con estos resultados se puede afirmar que Bolivia se encuentra en un equilibrio político electoral aún explosivo, ya que sin perjuicio de que se ganó en primera vuelta, con un amplio respaldo en la Asamb ...
+VER MÁS
#Internacional

La geografía de poder boliviana, en la búsqueda del ¿equilibrio?

La actual generación de adultos es la última que puede hacer algo y de no actuar, quienes hoy son menores de 30 años serán los realmente afectados y lo más grave, no podrán hacer nada. ​
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Olvidar la Crisis Climática puede ser mortal

Los jóvenes de hoy probablemente valoren más la libertad, pero también son cada vez más conscientes de que en su nombre se han permitido los abusos de un sistema que desoye las demandas de la mayoría y ...
+VER MÁS
#Política

Crítica a la visión de Carlos Peña sobre el resultado del plebiscito

Nuevos

Esta nueva fórmula dentro del actual modelo neoliberal puede llevarnos simplemente a un ajuste del mismo producto de la coyuntura político social, pero en ningún caso significa dejar atrás el modelo imp ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo gatopardismo: Estado subsidiario y solidario

Con estos resultados se puede afirmar que Bolivia se encuentra en un equilibrio político electoral aún explosivo, ya que sin perjuicio de que se ganó en primera vuelta, con un amplio respaldo en la Asamb ...
+VER MÁS
#Internacional

La geografía de poder boliviana, en la búsqueda del ¿equilibrio?

La actual generación de adultos es la última que puede hacer algo y de no actuar, quienes hoy son menores de 30 años serán los realmente afectados y lo más grave, no podrán hacer nada. ​
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Olvidar la Crisis Climática puede ser mortal

Los jóvenes de hoy probablemente valoren más la libertad, pero también son cada vez más conscientes de que en su nombre se han permitido los abusos de un sistema que desoye las demandas de la mayoría y ...
+VER MÁS
#Política

Crítica a la visión de Carlos Peña sobre el resultado del plebiscito

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad