#Política

La contundente legitimidad de un cambio de modelo

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El importante aumento de la participación electoral en la segunda vuelta presidencial, que movilizó a más de ocho millones cien mil electores -cifra incluso más alta que en el plebiscito de 1988- y que implicó la incorporación de dos millones de votantes nuevos (probablemente jóvenes) fue un factor clave que le dio el triunfo a Gabriel Boric, el Presidente de la República más joven y el más votado en la historia de Chile.


La gradualidad y los acuerdos en la forma de impulsar los cambios no pueden cambiar el foco del fondo: las chilenas y chilenos se manifestaron por un nuevo acuerdo social que tienda a la profundización democrática,

Ni el voto voluntario y su sesgo de clase, que desincentiva la participación de los sectores populares; ni la campaña del terror, noticias falsas y propuestas programáticas de la extrema derecha que implicaban un retroceso civilizatorio; ni el boicot al transporte público de la jornada electoral que obstaculizó el traslado de los votantes de comunas más vulnerables que debieron enfrentar altas temperaturas, lograron contrarrestar la marea ciudadana que concurrió a las urnas.

La participación saltó del 44% en primera vuelta a 56% en la segunda, en una elección en que Gabriel Boric logró 55,87% de preferencias con cuatro millones seiscientos mil votos, sacándole una ventaja de 12 puntos al candidato ultraderechista con casi un millón de votos de diferencia. Muy lejos del supuesto resultado estrecho que algunos auguraban y por el que Kast había anunciado que acudiría a la justicia electoral si había una diferencia de 50 mil votos (en el mismo esquema de Trump).

En el siempre rápido, eficiente e impecable contexto de votos del Servel, en que a una hora y media del cierre de mesas ya había una tendencia clara, las primeras luces de que el candidato de Apruebo Dignidad se quedaría con la Presidencia de la República se dieron con el caso de la Región de Antofagasta. En la primera vuelta el candidato populista Franco Parisi había arrasado con el 33,93% de los votos, dejando en un segundo lugar a Kast y recién en tercero a Boric, quien en segunda vuelta alcanzó un sorprendente 59,76% de los sufragios regionales.

El salto cuantitativo en la región minera a favor del candidato de Apruebo Dignidad, sin que se explique por un importante aumento de participación regional (sólo se incrementó en 2,18%) o la irrupción de nuevos votantes, refuerza que los votos del candidato Parisi a Kast no fueron endosables. Pero más aún: demuestran que el electorado fue capaz de detectar la amenaza fascista y la falta de propuestas de base, aun cuando sufren las dificultades de la migración irregular que una zanja inhumana evidentemente no solucionará. 

El discurso cercano, inclusivo y con alta talla de estadista de la jefa de campaña Izkia Siches que se trasladó y cubrió por tierra el norte y el resto del país incluso con su pequeña hija amamantando, fue fundamental para que las y los ciudadanos nortinos sintieran una preocupación real por sus problemas del día a día. Ni la virtualidad de miles de bots, las pantallas de zoom o programas de youtube podrán reemplazar la humanidad del trabajo en terreno, las conversaciones y escucha a las personas locales o la cercanía de ir a explicar el programa a la radio local. 

Si bien es cierto el próximo periodo presidencial enfrentará un Congreso dividido donde se deberá tender al diálogo con la derecha y con los nuevos parlamentarios del Partido Republicano y Partido de la Gente para avanzar en el programa de gobierno, la contundente victoria de Gabriel Boric en las urnas le da una gran legitimidad a la elección y el respaldo para hacer los cambios que la gente expresó ya en la revuelta popular: la necesidad de modificar un modelo económico que genera desigualdad y abusos. 

La gradualidad y los acuerdos en la forma de impulsar los cambios no pueden cambiar el foco del fondo: las chilenas y chilenos se manifestaron por un nuevo acuerdo social que tienda a la profundización democrática, el avance en el enfoque de derechos y atender las grandes urgencias climáticas, proceso que deberá ser coronado por una Nueva Constitución que consagre un Estado social de derecho que reemplace al subsidiario, reconozca los derechos sociales y la plurinacionalidad.-

TAGS: #GabrielBoric #Presidenciales2021

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

24 de Diciembre

Por mas que muchos crean que “cambiar el modelo” es escribir unas leyes y punto, el real cambio de produce por educación. Y mientras la educación eduque para ser instrumento de alguien, no se hay “modelo” que sirva. Si la educación tiene ideologías, deja de ser educación y es solo adoctrinamiento.

paolo

25 de Diciembre

No conozco ningún pais donde haya que hacer tanto esfuerzo para cambiar un modelo. Ninguno. Llega a ser ridiculo que hasta muere gente y haya un enorme proceso politico y constituyente solo para cambiar el “modelo”. En una democracia normal no hay modelos. Ese fue el primer triunfo de la dictadura, meter en la cabeza de la gente que un conjunto de politicas economicas se llama “modelo”. Fue un triunfo porque un modelo es algo inmovil. No se le puede cambiar una coma porque se distorsiona y derrumba. Es un concepto tomado de la ciencia. En politica esto se llamaba “politica economica”, o economia politica. A mi me han visto como defensor del modelo solo por decir esto. Cuando en realidad soy muchisimo mas critico del modelo y de todo que quienes pueden verlo asi. Y es que en el fondo no puede ser que solo queramos cambiar el “modelo”. Lo que pasa es que esta es una democracia que no es autenticamente representativa. Aqui los representantes, los parlamentarios por ej., no tienen absolutamente ninguna capacidad de cambiar nada. Alguien se imagina a Japon manteniendo la misma politica economica desde 1974? A Holanda? A EEUU? Han cambiado sus politicas. Es obvio. Se adaptan a las circunstancias. En Chile no, porque rige un “modelo”. No una politica. Los modelos no cambian. Favor buscar en wikipedia qué es un “modelo”. Y feliz navidad!

paolo

25 de Diciembre

Nosotros salimos de una dictadura y entramos en una transición a la democracia. En algún momento se nos olvidó que estabamos en una transicion y comenzamos a llamar “democracia” a la transición. Eso fue lo que realmente ocurrió. Vivimos en un Estado de derecho, con respeto a ciertos derechos fundamentales, con algunas caracteristicas de la democracia (como elegir al presidente de la republica). Pero no en una democracia. Y concretamente, no en una democracia representativa. No hay una capacidad de “representar” los problemas e inquietudes de las personas, llámase ciudadanía, pueblo, nación, naciones, pueblos, gente, etc. Y eso tiene en su mayor parte que ver con el presidencialismo. El presidencialismo es un mal sistema representativo, es poco representativo. Antes de 1973 la democracia presidencial era mas representativa, quien gobernaba podia hacer cambios, pero tambien era mas peligroso. El presidencialismo antes de 1973 era mas democratico que el actual, pero mas peligroso e inestable tambien. Hoy es un presidencialismo trabado, bloqueado. Por eso soy contrario al presidencialismo, y no creo que “no existan sistemas buenos o malos”. Por todos lados es necesario cambiar nuestra forma de gobierno. A mi me parece intelectualmente bien vergonzosa la defensa del presidencialismo. El “modelo” economico es consecuencia de un modelo politico. Si seguimos haciendo las mismas cosas van a seguir ocurriendo lo mismas cosas, vamos a repetir la historia. Saludos

26 de Diciembre

Marisol, me puedes explicar el cómo se logra, o en qué se traduce esta línea tuya:

“las chilenas y chilenos se manifestaron por un nuevo acuerdo social que tienda a la profundización democrática”

¿De qué forma se profundizará la democracia, cómo o con qué instrumentos o herramientas?…

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

Institucionalizar el llamado “capitalismo con rostro humano”, el del estado social y solidario que, con un mínimo del 35% del Producto Interior Bruto, puede financiar la garantía en derechos sociales ...
+VER MÁS
#Política

Gobierno de Boric: ¿echarle agua al mar?

Al final converso con un Nosferatus, me dice que necesitan sentirse parte de algo. “En Chile, la gente está desilusionada de todo. Este es un fin de mundo. El negro refleja algo”; pero tú no eres un v ...
+VER MÁS
#Cultura

Recuerdos de un patiperro: primera impresión en medio de vampiros

Guantánamo es una mancha imborrable en el historial de Estados Unidos, un capítulo que debe cerrar ya y no repetir nunca más.
+VER MÁS
#Internacional

Después de 20 años, Biden debe cerrar Guantánamo de una vez por todas

Popular

China, está construyendo el mayor proyecto de control social y de vigilancia digital, gracias a modernos sistemas de reconocimiento facial, análisis de huellas digitales y perfiles de comportamiento en la ...
+VER MÁS
#Internacional

China, la potencia que actúa en total impunidad

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

Que las sirenas que quieren atraer a nuestro Presidente electo al mar turbulento con sus canciones mágicas “expertas, ponderadas y juiciosas” no sean escuchadas y permitan a Gabriel Boric hacer los cam ...
+VER MÁS
#Sociedad

Ulises y los cantos de sirenas