#Política

El problema energético, sin salida

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Indudablemente en Chile, estamos pasando por una crisis sin precedentes, puesto que aunque necesitamos energía, nadie esta dispuesto a jugársela por una solución definitiva en este asunto.

Teníamos contrato con Argentina para que nos vendiera a un precio razonable su gas, lo que aseguraba un cierto grado de estabilidad en el corto plazo. Los hechos fueron distintos en la realidad, porque al asumir Kirchner vendió el gas a 35 millones de argentinos a precio de huevo, lo cual elevó la demanda de gas a las nubes, produciendo en pocos años un desabastecimiento para nuestro país.

Ya se ha hablado mucho de hacer una termoeléctrica en el sur (Aysén), con una hermosa represa que aseguraría electricidad para el día de mañana. Ya en TV se han visto spots de genios del marketing, tratándonos de vender que es una energía limpia, y todo eso.

A nuestros amigos políticos a veces se les ocurre plantear la idea de una matriz más amplia, incluyendo energía nuclear, cosa que ruboriza a los mas escépticos.

¿Por qué necesitamos electricidad?, Para un lindo IPhone4, un plasma en casa, o dos (dependiendo del barrio), un celular para el niño, la niña. Un MP4, un refrigerador, los televisores comunes (ocupan mas que el plasma). Notebooks, PCs, y encima rogamos al cielo que nos lleguen los autos eléctricos, para gastar menos en bencina. Esto es hablando sólo del consumo de personas. Metiéndonos en las empresas, tenemos como para otra columna; baste decir que un porcentaje altísimo de lo que produce el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING), va a lq minería.

Postergar un programa energético, o cambiarlo por otro, creo es un retroceso. No creo que los que tienen “la opción ecologista” se comuniquen a través de señales de humo, o no se sientan atraídos por un plasma (y más de alguno se lo haya comprado).

Opciones más sustentables con el ambiente que una termoeléctrica en base a carbón hay. Tenemos energía eólica, nuclear, solar, etcétera. ¿Pero alguien estaría dispuesto a pagar el costo de luz por una energía más sustentable, y cariñosa con la naturaleza? Yo creo que no. En ese caso, y dado que la cosa no creo que cambie mucho, ¡Bienvenida termoeléctrica Castilla! y ojalá todas las termoeléctricas que sea posible, ¡Contaminemos el mundo, si lo aprobaron las mas grandes instituciones gubernamentales.

No creo que Pedro de Valdivia, cuando se encontró con un hermoso Santiago, haya tenido reparos de corte ecológico como los que tenemos hoy. El pensó en colonizar en pro de su beneficio, y del beneficio de la corona. 400 años después, nadie tiene reparos en cuánta energía ocupará la Torre Titanium, la Costanera Center, cuánto ocupa la misma Torre ENTEL, porque eso ya fue aprobado.

———————————

* @jlcespedes

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La verdadera preocupación debiera centrarse en saber si el hambre actual tiene su origen en la pandemia y las dificultades de abastecimiento, o es que ella incluso es anterior al estallido social de octubre
+VER MÁS
#Política

¿Podrá una cajita de mercadería resolver un problema estructural?

El país requiere de políticas públicas coherentes con una estrategia de desarrollo inclusivo, también en la dimensión digital y requiere de una Institucionalidad robusta que las ordene y sostenga en el ...
+VER MÁS
#Sociedad

eLearning y sociedad

No sólo nos ataca esta pandemia en términos de salud, nos ataca obligándonos a mirar al lado, a mirar al frente, adelante y atrás de nosotros. Nos ataca enrostrando que en nuestro Chile hay una gran inj ...
+VER MÁS
#Sociedad

Santiago no es Chile: descentralización una deuda pendiente

Seamos conscientes en que para resolver un conflicto a cualquier escala debemos esconder las armas, sentarnos en comunidad y hablar, hablar y hablar.
+VER MÁS
#Política

Un tercer lado del conflicto social

Popular

La verdadera preocupación debiera centrarse en saber si el hambre actual tiene su origen en la pandemia y las dificultades de abastecimiento, o es que ella incluso es anterior al estallido social de octubre
+VER MÁS
#Política

¿Podrá una cajita de mercadería resolver un problema estructural?

El país requiere de políticas públicas coherentes con una estrategia de desarrollo inclusivo, también en la dimensión digital y requiere de una Institucionalidad robusta que las ordene y sostenga en el ...
+VER MÁS
#Sociedad

eLearning y sociedad

No sólo nos ataca esta pandemia en términos de salud, nos ataca obligándonos a mirar al lado, a mirar al frente, adelante y atrás de nosotros. Nos ataca enrostrando que en nuestro Chile hay una gran inj ...
+VER MÁS
#Sociedad

Santiago no es Chile: descentralización una deuda pendiente

Seamos conscientes en que para resolver un conflicto a cualquier escala debemos esconder las armas, sentarnos en comunidad y hablar, hablar y hablar.
+VER MÁS
#Política

Un tercer lado del conflicto social

Popular

La forma en que se retrata a Prat, nos plasma las siete virtudes del Bushido en un hombre real y contemporáneo.
+VER MÁS
#Cultura

Arturo Prat y el Código del Bushido: ¿Por qué los japoneses le rinden honores?

Pese a esta supuesta normalidad y actuación conforme a la ley, es del todo preciso señalar que no existe norma alguna que faculte a carabineros a decomisar ni mucho menos a la destrucción de los bienes e ...
+VER MÁS
#Justicia

Decomiso y destrucción de mercadería ambulante: Doble ilegalidad

Es necesario avanzar en nuevas dinámicas que favorezcan la colaboración y la corresponsabilidad de las labores domésticas, de crianza y educativas, propiciando mecanismos que vayan entendiendo estas labo ...
+VER MÁS
#Género

Mujer, educación y conciliación en tiempos de Covid-19

Debemos sacar de nuestras cabezas que nosotros, por el simple hecho de ser nosotros, tenemos menos probabilidades de contraer la enfermedad y si nos llegamos a contagiar no será tan grave.
+VER MÁS
#Salud

COVID-19: Cambiar comportamientos es hoy nuestra única y mejor arma