#Política

El fin de la hora transicional

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En una nueva Asamblea General de la ONU el presidente Piñera señaló en su discurso que “toda evidencia de abusos o uso excesivo de la fuerza fueron puestos ante la Fiscalía, eso es lo que corresponde en una democracia y un Estado de Derecho, y vamos a hacer todos los esfuerzos para que en Chile no haya impunidad, ni para quienes atentan contra los Derechos Humanos ni violentistas”. Si bien uno podría decir que son constantes las contradicciones en las que cae el Presidente en sus discursos (sin ir más lejos, en esta misma instancia tuvo un foco centrado en lo ambiental para posteriormente no firmar el acuerdo de Escazú), lo que llama la atención sobre esto es cómo se ha configurado nuestra política institucional posteriormente a experimentar lo que fueron las violaciones a los derechos humanos en Chile. Es a esta configuración institucional a la que llamaré como “cultura transicional” para referirme al hecho de que la solución siempre ha sido en hacer recaer sobre la judicatura la responsabilidad de resolver los temas de crímenes perpetrados por agentes del Estado.


Esta cultura transicional de no considerar el aspecto político que se encuentra inherente en la violación de derechos humanos es algo que se presenta en las palabras de Piñera, como si no existiera una comunidad política que da cuenta de qué es lo que admitimos o no como sociedad.

Esto no es un tema nuevo para el país evidentemente, el ex presidente de Chile, Patricio Aylwin, estableció la frase “Nunca más” como una manera discursiva para hacer entender que en nuestro país nunca se volvería al terror (en el sentido más amplio de la palabra) que fue impuesto por la dictadura cívico-militar. Lo anterior se lograría, por un lado, con las investigaciones judiciales que se iniciarían en casos particulares y, por otro, con la constitución de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación. Estas dos maneras de enfrentar el problema (una jurídica y otra política) fue rápidamente superada para dar supremacía a los tribunales de justicia en busca de sanciones a ciertos agentes de la dictadura.

Lo anterior se evidenció en lo que Tomás Moulian caracterizó como “chivos expiatorios”, que tuvieron la trascendencia de blanquear la institucionalidad de la transición haciendo parecer que el Derecho podría resolver este tema a partir de la identificación de delitos aislados. Que no se malentienda, es totalmente necesario que las instituciones jurídicas se involucren en el juzgamiento posterior al terror experimentado por un país, pues una de las características de los procesos de justicia transicional es pretender revertir la inmunidad que creen tener quienes piensan estar por sobre la fuerza vinculante del derecho (el caso de Manuel Contreras es el mejor ejemplo, pues fue alguien que nunca se arrepintió de lo realizado), pero no puede ser lo único a considerar.

Esta cultura transicional de no considerar el aspecto político que se encuentra inherente en la violación de derechos humanos es algo que se presenta en las palabras de Piñera, como si no existiera una comunidad política que da cuenta de qué es lo que admitimos o no como sociedad.

El momento que vive Chile actualmente es una excelente oportunidad para superar esta forma unívoca de enfrentar este problema, pues no solo se cuenta con una legislación interna aplicable (como es el caso de la Ley 20.357 que podría hacer responsable incluso al mismo Presidente o al general director de carabineros), sino que contamos con la oportunidad histórica del momento constituyente para configurar la sociedad que queremos en el futuro, una que ya no se conformará con ver responsabilidades penales individuales por parte de ciertos agentes (un chivo expiatorio en términos de Tomás Moulian), sino que responderá de una forma distinta a la cultura imperante de los últimos 30 años, para construir de forma verdadera una comunidad política compartida.

Para una profundización de estas ideas ver:

  • Atria, Fernando. La hora del Derecho: Los “derechos humanos” entre la política y el derecho. Estudios públicos: 2003.
  • Mañalich, Juan Pablo. El procesamiento transicional del Terrorismo de Estado a 20 años del caso Pinochet: Revista Anales, 2018.
  • Moulian Tomás. Chile actual: anatomía de un mito. LOM Ediciones , 1997.

 

TAGS: #DerechosHumanos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

No es tarea fácil la que tiene Xiomara Castro, pero sabemos que con dignidad, amor, humildad, memoria y ahínco podrá desempeñar a cabalidad la responsabilidad que ha depositado el pueblo hondureño en ella.
+VER MÁS
#Internacional

Xiomara Castro, el renacer de Honduras

Son las estructuras profundas de los campesinos del Biobío Maulino, los que pugnan por representarse por medio del entramado de las relaciones sociales descritas en el apartado anterior
+VER MÁS
#Ciudadanía

La cultura del BioBío Maulino o el soporte de la cultura popular en Chile

En escasos días se hará un “cocinado o refrito” para presentar un modificado Programa de Gobierno, que será lo que se pueda hacer “rapidito, cortito, donde esté todito y le dé en el gusto a la ge ...
+VER MÁS
#Política

Programas presidenciales desprogramados

La crisis del capitalismo evidencia los límites de la igualdad legal, el reformismo y la democracia burguesa en la lucha contra la doble opresión y violencia patriarcal
+VER MÁS
#Género

Feminismo, clase y la tareas anti patriarcales

Popular

Su impacto es tal que ya se piensa en legislar una “Ley Kaiser” con el fin de sancionar a todo aquel que fomente, promueva o incite la violencia sexual.
+VER MÁS
#Política

Johannes Kaiser, revela la verdadera cara de la extrema derecha

Una vez que ciertos derechos se establecen como universales, surge la tensión conceptual que hoy aqueja nuestra sociedad. Para entender esto, es importante conceder una obviedad: el acceso al dinero no es ...
+VER MÁS
#Política

La tensión que el neoliberalismo no puede resolver

El mal manejo de la crisis fue terreno fértil para el nazismo. Las personas se sentían atraídas por aspectos de la personalidad de Hitler y minimizaban el peligro de sus ideas desequilibradas.
+VER MÁS
#Política

La cadena de errores en el ascenso de Hitler al poder

Levantar la idea antifascista y centrar la campaña de Boric en torno a esa idea no hace mas que profundizar los miedos que, como hemos señalado, fortalecen la candidatura de Kast.
+VER MÁS
#Política

¡No pasarán! ¡Pasaremos!