#Política

El exterminio violento

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En tiempos de pandemia, los medios de comunicación nos traen en la carta del menú la banalización de la muerte, como ejemplo cúlmine de la administración rentable de la masacre y el exterminio violento neoliberal.

En este ámbito, los medios y especialmente la televisión, colocaron a los jóvenes NINI, (que ni trabajan ni estudian) como deshumanizados, relegados, y flojos, y ahora nos aborda y supera con los jóvenes NANO, con problemas conductuales, pero incorporados y desbordados de derroche económico.


En los casos Nini y Nano, los relatos de los medios son belicistas, porque sostienen las acciones de estos para el mercadeo televisivo, logrando que el público televidente conviva con altos niveles de violencia oportunista

Los NINI vistos como sub-humanos ilegales, durmiendo esperando su oportunidad, y los NANO, como alguien legal en el ascensor junto a sus selfies, y las redes sociales, dormidos en su oportunidad.

Ambos, disputados por los medios de comunicación que muestran su desprecio a uno, y redención al otro, pero altamente rentables en esa parrilla televisiva.

Y así los Nanos nos muestran cuál es el valor de la vida en tiempos de pandemia y de confinamiento, donde se argumenta desde los medios quién vive o muere; todos, consecuencias del sistema político cultural.

En efecto, los jóvenes Nano y su violencia, quedan en la misma categoría de catástrofe nacional, porque sus crímenes son analizados en iguales espacios periodísticos, y bajo  idénticos criterios existentes que consideran a la crisis sanitaria y a la crisis de empleabilidad.

Se pretende así que el Nano y su individualidad criminal, queden en condición de humanidad frente a la naturaleza colectiva de la crisis mundial, sin ir al fondo del problema social-político.

En los casos Nini y Nano, los relatos de los medios son belicistas, porque sostienen las acciones de estos para el mercadeo televisivo, logrando que el público televidente conviva con altos niveles de violencia oportunista, sin ser reconocida como tal, pero eso sí, glorificando desde las selfies las acciones de bienes.

Aquellas selfies en el ascensor que se tomó “el Nano”, nos muestran otro de ejemplo de vida; de la omnipotencia que envenena, alentada como un ejemplo de vida, desde mucho antes por los medios de comunicación.

Son la televisión y las redes sociales con su farándula politizada, las que radicalizan la enajenación, y al mismo tiempo, aquellos sectores sociales de “supremacía” y “subordinados” que viven sometidos a la pantalla, reaccionan muy lentamente a esa  alienación de absolutismo alentada por los medios, y que finalmente se apropia del individuo, y de su capacidad colectiva de cambiar su destino social.

Ese mostrarse permanentemente a través de las selfies, cual narciso en un cubículo, ahonda esa formación clasista, muy alejada del flâneur de Baudelaire, que pena en la distancia.

 

TAGS: #MediosDeComunicación Banalización farándula Jóvenes

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
En la actualidad, ad portas de un plebiscito trascendental, la ciudadanía nuevamente debe observar la división en tres partes del sistema político, donde los proyectos que se levantan como alternativas p ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¡Feliz 18!

El planeta ha sufrido cinco extinciones masivas y lamentablemente, nuestra especie está causando la sexta
+VER MÁS
#Medio Ambiente

¿Podremos superar el peligro de autodestruirnos?

Quiero empezar este artículo enviándole todo el apoyo a Fabiola Campillai, quien se encuentra hospitalizada con diversas complicaciones a raíz de las lesiones causadas por el impacto de una bomba lacrim? ...
+VER MÁS
#Justicia

Abuso policial, violencia en Wallmapu, Escazú y nueva Constitución

Frente al poder político que ha administrado el Estado y a los intereses económicos que han forjado el carácter del Chile actual, con su nueva élite económica, ideológicamente racista y políticamente ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué nace el Partido por el Buen Vivir?

Nuevos

En la actualidad, ad portas de un plebiscito trascendental, la ciudadanía nuevamente debe observar la división en tres partes del sistema político, donde los proyectos que se levantan como alternativas p ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¡Feliz 18!

El planeta ha sufrido cinco extinciones masivas y lamentablemente, nuestra especie está causando la sexta
+VER MÁS
#Medio Ambiente

¿Podremos superar el peligro de autodestruirnos?

Quiero empezar este artículo enviándole todo el apoyo a Fabiola Campillai, quien se encuentra hospitalizada con diversas complicaciones a raíz de las lesiones causadas por el impacto de una bomba lacrim? ...
+VER MÁS
#Justicia

Abuso policial, violencia en Wallmapu, Escazú y nueva Constitución

Frente al poder político que ha administrado el Estado y a los intereses económicos que han forjado el carácter del Chile actual, con su nueva élite económica, ideológicamente racista y políticamente ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué nace el Partido por el Buen Vivir?

Popular

Es momento oportuno para reflexionar sobre ¿Cómo deberá ser el aprendizaje post-pandemia? En particular de cara a las generaciones de Centennials. Se confronta el pasado y futuro
+VER MÁS
#Educación

El futuro de la Educación

Nadie sabe dónde estás ahora, nadie registró donde marcó tu última coordenada la ensangrentada rosa de tus vientos. Solo tenemos estas fotos
+VER MÁS
#Política

Antonio Aguirre, ´Gonzalo'

Faltan pocas horas para el cierre de las urnas, las cuales están llenas de votos, los niveles de expectación van en aumento, las distintas radioemisoras cubren la elección, el país entero está en vilo, ...
+VER MÁS
#Política

4 de septiembre de 1970

La felicidad es más divertida al estar sumergido en la falta de conocimiento del entorno. Por supuesto que la posición de comodidad, en esa zona cálida de vida alienada, permite sonreír y pensar que la ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

La falsa depresión