#Municipales

Covid-19 y el municipalismo chileno en sus desafíos

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

No es misterio que la escala local es protagónica en el sistema político nacional. En otras oportunidades se ha indicado que alcaldes diversos han irrumpido en la escena nacional llegando al Congreso Nacional, o bien, buscando ser presidentes de la República. También, porque son la expresión más descentralizada del estado chileno por contar con legislación orgánica constitucional, hecho que les permite presupuesto propio y una serie de autonomías políticas internas que cuando se lo proponen, pueden hasta contrariar al ejecutivo nacional, siendo el caso de Recoleta uno de los paradigmáticos (farmacia popular y otras iniciativas que no se podían concretar… concretándose igualmente) y así otros.

Últimamente, esta escala local/municipalismo destacó porque tuvo un rol protagónico en el Estallido Social activado por la Geografía de la Multitud (y la conciencia de la desigualdad social y el abuso sistémico)[1], forzando al ejecutivo a un Plebiscito Constituyente, tras formalizar la ejecución del propio antes del acuerdo del 15 de noviembre (por la paz y una nueva constitución), el cual mutó a una consulta municipal nacional, donde participaron más de 200 de 345 municipios en diciembre del 2019. Interesa destacar el sentido de unidad logrado para avanzar en la ‘Propuesta Nacional Constituyente’, siendo la Asociación Chilena de Municipios (ACHM) la que lideró la iniciativa, sin observarse ningún otro actor asociado municipal en esta materia[2].


¿Es posible que el municipalismo chileno actúe en bloque, cuando cada territorio local comienza a sintetizar el clamor popular en cuanto miedo, psicosis, ansiedad y varias otras emociones ante el posible contagio y otras consecuencias, tras el mismo?

A propósito de esta clave, resultaba atractivo (aún lo es), preguntarse si este es el modelo de municipio que precisa Chile, pregunta atingente al Momento Constituyente vigente, refrendado en el acuerdo político que recalendarizó el proceso constituyente que permitirá plebiscito de entrada, convención constituyente y siguiente plebiscito constitucional de salida, para contar con una nueva constitución, sin perjuicio de la coyuntura del Coronavirus/Covid-19[3]. En mayor especificidad, caben la idea y pregunta siguientes… ¡si gozan los municipios de tanta legitimidad ciudadana por ser la primera manifestación institucional del Estado chileno con los territorios locales!, ¿por qué no avanzar en mayores grados de descentralización (fiscal, administrativa y política), como también de democratización interna (aunque lo anterior, desde lo teórico ¿supone más democracia interna)?, ya que sin perjuicio de que sean legítimos socialmente, no es igual a que no repliquen los mismos vicios centralistas y autoritarios que se dan en la escala nacional que tanto se reclaman. En más de una oportunidad se afirma que se está frente a 345 Repúblicas, autoritarias y por diseño institucional centralistas (ley 18.695)[4], impidiendo que sea el Concejo Municipal, en cuanto órgano colegiado y de autoridad en representación política y ciudadana, el genuino espacio de deliberación y toma de decisión pública de escala local (hoy recae en la figura del alcalde esta potestad, por diseño institucional) , incorporándose de paso los Consejos de la Sociedad Civil, regulados por la ley 20.500 e incorporados en la ley 18.695, que hoy sólo consultivos.

Siguiendo, en esta coyuntura de Coronavirus/COVID-19, el municipalismo se observa aparentemente errático en unidad de bloque. Si bien la ACHM liderada por Germán Codina, desde el inicio se presentó como el interlocutor válido exigiéndole al gobierno acciones más agresivas respecto de cómo enfrentar la situación, fue la Asociación de Municipios de Chile (AMCH), la que apareció con una simple pero concreta petición de cuarentena total nacional por lo menos de 15 días, donde 56 alcaldes firmaron una carta, ¡exigiéndola! En el mismo día, en una imagen de postal, apareció el ministro de Salud Jaime Mañalich, de Interior, Gonzalo Blumel, el alcalde de Estación Central, Rodrigo Delgado y de Puente Alto, Germán Codina presidente de la ACHM dando declaraciones sobre la instalación de una Mesa Social COVID-19 entre Gobierno, Municipios (con sus dos asociaciones, prioritariamente) y el Colegio Médico para abordar más articuladamente la situación. El morbo de la postal se encuentra en el diálogo-discusión entre el alcalde Germán Codina y el ministro del interior Gonzalo Blumel, migrando el alcalde Codina del cuadro, en clara actitud de molestia (gustos que sólo los alcaldes pueden darse, frente al ejecutivo y en plena conferencia de prensa).

Por otra parte, días antes, el alcalde de la Florida (Rodolfo Carter) y la alcaldesa de Providencia (Evelyn Matthei), integraron (integran) varios y sendos espacios televisivos entregando declaraciones, consideraciones y explicando sus medidas locales de control del Coronavirus Covid-19, dando la pauta de lo que debía aplicar el ejecutivo. Isla de Pascua, comuna, gobernación provincial y Territorio Especial de Chile, por medio de su alcalde, Pedro Edmunds Paoa, declaró la cuarentena antes que la declarara el gobierno.

Lo que sí pareciera cierto, además, es que el gobierno nacional, no estaría cómodo con los actos que el municipalismo ha venido desplegando desde hace un tiempo (sea en asociaciones o por municipios particulares a partir de los liderazgos de sus alcaldes), siendo en esta coyuntura particularmente duro y rudo en criticar su desempeño que aunque fragmentado en su accionar, igualmente acusó de querer sacar provecho de una situación sanitaria que bajo ningún punto de vista es adecuado hacerlo, dada las competencias legales y constitucionales que tienen para abordar la temática (fuera del rédito político que pudiesen buscar). Hay que reconocerle al gobierno, que en esta vorágine validó, a la Asociación de Municipios de Chile (alcaldes y alcaldesas mayoritariamente de derechas, no relevante en el Estallido Social)[5], corroborado ello en las fotos que se sacó con dicha instancia en diversos momentos de la coyuntura que se vive (más su aparición en medios), renunciando a la Asociación Chilena de Municipios (ACHM, la de Codina) como el único actor válido, sin perjuicio que es la más grande, antigua, diversa y representativa del municipalismo chileno (como sí ocurrió con el Estallido Social). Lo paradójico es que varios de los integrantes de la asociación de municipios mayoritariamente de derechas, también integran la de Germán Codina y viceversa.

Quien ha emergido, con el sentido de oportunidad acostumbrado y el tono político que lo caracteriza, ha sido Joaquín Lavín Infante, quien no precisa de asociaciones municipales para plantear sus puntos y visiones locales y nacionales, ya que su tonelaje político lo instala como referente válido hasta en la coordinación gubernamental, si es que quisiera. Hoy, es el alcalde de una de las comunas con mayores ingresos de la Región Metropolitana de Santiago y del país, donde coincidentemente se encuentra el mayor brote y foco del Coronavirus/Covid-19, junto a las comunas de la Reina y Vitacura, las que asociadamente salieron a explicitar cuáles serán sus acciones para administrar esta coyuntura. Es dable pensar que Maipú, donde se encuentra su nuera alcaldesa, khatty Barriga y por donde es diputado Joaquín Lavín Jr., su hijo, también enfrenten la coyuntura tomando decisiones en consecuencia y demandando del ejecutivo medidas más drásticas.

Ahora, ¿es posible que el municipalismo chileno actúe en bloque, cuando cada territorio local comienza a sintetizar el clamor popular en cuanto miedo, psicosis, ansiedad y varias otras emociones ante el posible contagio y otras consecuencias, tras el mismo?, ¡difícil! ¿es posible que el municipalismo chileno, ante la administración de la crisis y dada la evidencia de la debilidad en la red de salud, no reclame lo que tenga que reclamar por medio de performances políticas que también podrían anclarse al cálculo político de aquellos y aquellas que buscan sus reelecciones o trascendencias políticas (no toda/os)?, ¡difícil! y más importante que lo anterior, el municipalismo chileno, aunque aparezca fragmentado, ¿tendrá la habilidad de idear las mejores estrategias para enfrentar la crisis en función de sus singularidades territoriales? No son las mismas medidas que se deben exigir desde las comunas pudientes en general (independiente de un porcentaje de pobreza y clase media que contengan) que desde las populares, donde un significativo número de vecinos y vecinas viven al día en sus ingresos, es decir, comen en función de lo que trabajan diariamente, no contando con contrato de trabajo, situación que no les permite, ni siquiera ser despedidos y así recibir los beneficios correspondientes por ley laboral

El municipalismo chileno, está conminado a una sensible mirada cuando de las soluciones sobre las comunas populares se refiere, no significando, bajo ningún punto de vista desatender otras consideraciones en esta emergencia sanitaria, de largo aliento temporal y espacial, aún. Pero esta situación expuesta, no se escucha en la profundidad necesaria en la ecuación del debate que se tiene a la vista, resultando necesario abordarla, porque si no se armonizan medidas político/sanitarias ad hoc con las dinámicas de los territorios, los remedios pueden ser peores que la enfermedad. El municipalismo, sobre todo el que tiene raíces populares y con mayor razón, el que se organiza en sectores políticos progresistas, debiese preocuparse por esta dimensión, más todas las demás, por supuesto, avanzando hacia una democracia local más solidaria, tolerante, fraterna e inclusiva.

[1] Ver en https://www.elquintopoder.cl/ciudadania/la-geografia-de-la-multitud-tras-la-polis-justa/

[2] Ver en https://www.elquintopoder.cl/municipales/geografia-de-la-multitud-y-la-asonada-municipal/

[3] Ver en https://www.gob.cl/noticias/ministro-blumel-valora-acuerdo-politico-para-postergar-plebiscito-y-hace-un-llamado-la-unidad-para-enfrentar-coronavirus/

[4] Ver en http://www.academia.cl/comunicaciones/columnas/alcaldes-y-democracia-local-345-presidentes-de-la-republica

[5] Ver en https://www.amuch.cl/wp-content/uploads/2019/05/LISTADO-MUNICIPIOS-2019-v4-FINAL.pdf

TAGS: #Coronavirus #GobiernoLocal Geografía de la multitud Municipios

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Carlos

27 de Marzo

Lavado de imagen. Municipalismo (suena raro), el feudo mas corrupto a escala nacional, las parcelas de los “mandarines” re-re- electos por antonomasia e ignorancia ovejuna. Trepadores irrelevantes…

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Ahora es preciso saber gestionar el triunfo, cómo se logra representar y encauzar un proceso impulsado por el estallido social y que es más propiedad de la ciudadanía que de los partidos.
+VER MÁS
#Política

Capitalizar institucionalmente triunfo del Apruebo

Chile despertó en las poblaciones. Las gráficas de los muros que marcaban los territorios de las barras bravas, ahora gritan dignidad. La letra de la música urbana ya no va sexualizada, ahora clama justi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile, la revuelta continúa

Como pocas veces se puede afirmar, el pueblo habló, con contundencia, claramente. No hay espacio para dobles lecturas.
+VER MÁS
#Política

Un plebiscito cuyos resultados pocos imaginaron

El Chile que se debe construir es una sociedad sin racismo sin discriminación, sin clasismo y sin extremismos violentos donde la equidad y justicia social sea parte de la misión y visión de una Carta Magna.
+VER MÁS
#Política

Reflexiones sobre mis razones para votar Apruebo.

Nuevos

Ahora es preciso saber gestionar el triunfo, cómo se logra representar y encauzar un proceso impulsado por el estallido social y que es más propiedad de la ciudadanía que de los partidos.
+VER MÁS
#Política

Capitalizar institucionalmente triunfo del Apruebo

Chile despertó en las poblaciones. Las gráficas de los muros que marcaban los territorios de las barras bravas, ahora gritan dignidad. La letra de la música urbana ya no va sexualizada, ahora clama justi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile, la revuelta continúa

Como pocas veces se puede afirmar, el pueblo habló, con contundencia, claramente. No hay espacio para dobles lecturas.
+VER MÁS
#Política

Un plebiscito cuyos resultados pocos imaginaron

El Chile que se debe construir es una sociedad sin racismo sin discriminación, sin clasismo y sin extremismos violentos donde la equidad y justicia social sea parte de la misión y visión de una Carta Magna.
+VER MÁS
#Política

Reflexiones sobre mis razones para votar Apruebo.

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad