#Medio Ambiente

¿Estamos ad portas de una pandemia como la Peste Negra?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Partamos con algo que debiéramos saber todos, las grandes empresas, al ser fábricas para hacer dinero, no se instalan en un país como Chile para ayudar o porque les gusten las empanadas, el vino tinto o el paisaje del sur de Chile, no, su objetivo es abaratar costos y aumentar utilidades.


Las grandes multinacionales abaratan sus costes de producción saltándose cualquier control medioambiental y para evitar el costoso tratamiento que requieren las aguas residuales, las arrojan directamente a ríos cercanos, sin que les importe que pasan por lugares poblados

En los países en vías de desarrollo la mano de obra es barata, los sindicatos son débiles, las legislaciones laborales permiten abusos y la protección al medio ambiente no es prioridad, aparte de tener importantes beneficios tributarios. Todo lo anterior no ocurre por casualidad, ni porque nuestros políticos y legisladores sean inocentes, es a propósito y el objetivo es atraer a las grandes empresas, con la falsa creencia que para salir del subdesarrollo es imprescindible la inversión externa, cuando la realidad dice que es más importante la inversión interna y dejar de ser un país esencialmente extractivista.

Lamentablemente esto ha llegado a excesos y muestra el lado oscuro del ser humano y de la tan idealizada globalización donde la economía y el comercio global determinan el valor de la vida.

Ya he comentado, en otros artículos, que por extremar la disminución de costos para maximizar las utilidades tiene resultados perversos, por ejemplo:

  • la natural desigualdad social,
  • que en pleno s.XXI exista el flagelo de la esclavitud,
  • la destrucción del medio ambiente y
  • la contaminación ambiental, culpable del cambio climático.

Ahora, voy a agregar otro efecto negativo:  estamos incubando otro mecanismo de autodestrucción y me refiero a cómo elaboramos nuestros medicamentos.

Las grandes multinacionales abaratan sus costes de producción saltándose cualquier control medioambiental y para evitar el costoso tratamiento que requieren las aguas residuales, las arrojan directamente a ríos cercanos, sin que les importe que pasan por lugares poblados. Produciendo una contaminación que favorece la resistencia a los antibióticos, que se suma a los provocados por el consumo de carne y el uso excesivo de medicamentos.

La misma fábrica, pero ubicada en Europa, debería tratar las aguas residuales, ya que la ley europea lo exige, pero al tener que competir con empresas asiáticas, que no lo hacen, inevitablemente va a la quiebra al no poder competir con sus precios.

La gran mayoría de los medicamentos que consumimos se fabrican en China e India (aunque diga Made in Germany), regiones que tienen las condiciones para que su producción sea mucho más económica. Por ejemplo, de India viene la quinta parte de los medicamentos genéricos del planeta. Las empresas Europeas que compran en China e India certifican el cómo se producen los medicamentos, pero no están facultadas o no quieren ver qué pasa con las aguas residuales.

Los superpatógenos multiresistentes se ubican junto a la sobrepoblación, el cambio climático y la destrucción del medio ambiente como otra de las grandes amenazas para la humanidad.

Las infecciones que no responden a ningún tipo de tratamiento antibiótico matan a unas 700 mil  personas al año y estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dicen que esta cifra podría alcanzar los 10 millones de aquí al año 2050, superando las muertes por cáncer.

China agrava más la situación al estar utilizando estos residuos en la elaboración de fertilizantes agrícolas, para abonar vegetales de consumo humano.

La fundación internacional Changing Markets y la agencia de investigación medioambiental Ecostorm alertaron sobre el riesgo de proliferación de bacterias resistentes a antibióticos en las inmediaciones de empresas farmacéuticas de India y China, denunciado por la ONG Ecologistas en Acción.

Ahora, cómo se crea una superbacteria; al arrojar las aguas residuales al medio ambiente, matan a muchas, pero estas tienen la capacidad para adaptarse y reconvertirse en organismos tolerantes a los nuevos compuestos y siempre algunas sobrevivirán, transmitiendo a sus descendientes estas capacidades. Basta que quede una resistente para que en medio día tengamos mil millones de bacterias resistentes.

Usted se preguntará cómo viajan hasta nosotros estos superpatógenos, bueno ellos pueden llegar a través del turismo, migraciones (humana y animal) y en productos importados. Por ejemplo: el 70% de los niños que viajan a India regresan con superbacterias en sus intestinos, que no los afectarán mientras estén sanos, pero pueden causar graves problemas si enferman.

Actualmente la medicina puede hacer grandes cosas pero resulta decepcionante que al mismo tiempo aumenten los pacientes que mueren por simples infecciones.

Para terminar, podemos estar ad portas de tener otro evento como fue la famosa y mortífera epidemia de la “Peste Negra” que devastó Europa entre los años 1346 y 1353. Con el agravante que hoy se propagaría mucho más rápidamente y por todo el planeta.

Los grandes inversionistas, por su avaricia, no ven que producir barato nos está saliendo caro y peligroso.

La mejor forma de resolver un problema es reconocer que existe y tomarlo como un desafío que debemos superar.

TAGS: #IndustriaFarmaceútica #Pandemia Globalización Medicamentos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

28 de junio

“El infectólogo de la Clínica Universitaria de Leipzig, Christoph Lübbert, consideró que los valores registrados en las muestras son “aterradores”. “Una gran cantidad de personas en ese gran país multiétnico llevan los gérmenes resistentes en su organismo”, dijo Lübbert. Los agentes patógenos son transportados a otros países, sobre todo por viajeros.”

https://www.dw.com/es/bacterias-multirresistentes-de-india-llegan-a-otros-pa%C3%ADses/a-38698611

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica