#Internacional

John Galliano: Reflexión sobre un acto de barbarie

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
El famoso diseñador de la alta costura francesa John Galliano ha sido expulsado de la casa Christian Dior por sus reiterados dichos racistas y antisemitas, y se ha ganado la antipatía de gran parte de la opinión pública en estos días. Como este es un fenómeno recurrente entre cierta elite de la sociedad europea,  no es raro que, de tarde en tarde, aparezcan estos personajes con brutales arranques de furia racista, lo que hace pertinente echar un vistazo, precisamente a la personalidad de este artista del diseño, para intentar arribar a ciertas conclusiones sobre el origen y desarrollo de estas tendencias. 
 
No se trata de un joven veinteañero en etapa de maduración, sino de un hombre hecho y derecho que supera ya los cincuenta años, y cuya influencia social penetra un vasto mundo de la cultura. Desde luego, John Galliano es el prototipo perfecto del necrófilo descrito a partir de los descubrimientos freudianos de la primera mitad del siglo XX, y las teorías de Eric Fromm  años más tarde. Amante de la muerte  y de sus ejecutores más violentos (léase su amor por Hitler), Galliano padece, sin duda, de un desarreglo psíquico que lo coloca en un rango potencialmente peligroso  para el normal desarrollo de la convivencia civilizada. No en balde, el diseñador fue sorprendido diciéndole a dos mujeres francesas, a las que, presumiblemente, tomó como judías: "Gente como ustedes estarían muertos hoy – sus madres, sus antepasados serían metidos a la cámara de gas" (sic). A esto se agregó un video en el que asegura “amar a Hitler”, lo que trajo una explosión de reacciones  en su contra  que terminó con su despido definitivo de la casa Dior.
 
Debido a que ha negado tajantemente todos estos hechos y que sus acusadores afirman que estaba algo ebrio cuando ocurrieron, parece ser que este hombre iluminado del arte, tendría una nebulosa mental que lo haría olvidar sus agresiones verbales con la misma facilidad con que oculta su verdadera naturaleza, al amparo de su formidable capacidad creadora. 
 
Es notable comprobar cómo este necrófilo posee todas las características que dibujan la enajenación de los amantes de la muerte, tales como los dictadores o asesinos más crueles. Si bien es cierto no ha cometido crimen alguno, lo concreto es que si no fuera porque transforma -sin saberlo- sus energías destructoras en un desborde generoso de acción productiva, es probable que bajo otra condición ciudadana, lo viéramos enarbolando pancartas contra los inmigrantes o encabezando movimientos fascistas en cualquier calle de Europa. 
 
Desde luego, siguiendo los códigos de la necrofilia, su color favorito es el negro; amante del orden hasta las últimas consecuencias, su arte se basa en  los datos  que ostentosamente le ofrece la antigüedad clásica. Como genio del diseño de la alta costura, su amor por el retrato de los períodos históricos, constituye el sello de su estilo, que mira al pasado como si quisiera levantar a los muertos de sus tumbas. Tiene un amor genuino por la belleza física, la que él contrasta violentamente con la fealdad concurrente de un entorno normal, y a la que es capaz de rechazar en público. Posee un rostro severo y ceñudo que se expresa en una constante mueca de desprecio que, inequívocamente, transita hacia el fastidio, como si estuviese oliendo heces. Así, y vistiendo de negro, fue detenido por sus declaraciones antisemitas. 
 
Todos estos elementos descriptivos de la personalidad de John Galliano, concurren a la exposición de lo que los psicoanalistas denominan necrofilia, a la que se suman el narcicismo y una suerte de fijación incestuosa en la madre. Aunque dichos elementos pueden estar adormecidos en el artista, conforman una aproximación psicológica inexcusable. Las crónicas dicen que su  interés por la moda nació bajo la insistencia de su madre  –el hilo conductor de una estructura anómala, una andaluza  llamada Anita, que se desvelaba por que su hijo vistiera de modo impecable los días domingo. Después lo llevó a elegir su destino como diseñador, con todo el peso de su influencia (se sabe que la inclinación a la barbarie viene cabalgando desde la niñez). 
 
El supuesto narcicismo de Galliano estaría demostrado en el deleite que le provoca  su propia obra – como espectador en las pasarelas-, en un acto  maravilloso de transposición de su ego. Eso sugieren las escasas noticias sobre su evolución como persona, lo que apenas alcanza para dibujar el enigma de una estructura mental que hoy, no constituyendo una rareza, nos perturba –y nos asusta como ciudadanos del mundo.
—————
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Barbara

17 de julio

Jaja, que polemica la afiamrcion del Milito bueno. Quizas hay tendencias infernales en el escriba, pero uno gano solito la final de una Champions y al otro se lo conoce como el Mariscal del quirofano

17 de julio

Bárbara: debe haber un error. ¿Si me lo aclaras? Entre finales de Champions y quirófanos para mariscales estoy completamente perdido.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin distinción

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

Nuevos

Para Arendt, Eichmann no era el «monstruo», los actos no eran disculpables, pero estos actos no fueron realizados porque estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócr ...
+VER MÁS
#Justicia

Osvaldo Romo Mena: la banalidad del pasado en el presente

Se dice de Oyarzún que fue tan ingenuo como filósofo. Tan niño como angustiado. Tan poeta como burócrata
+VER MÁS
#Cultura

Poesía y filosofía en un olvidado Luis Oyarzún

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

La superficialidad de este nuevo marco de valores está claramente definida porque ninguno de sus principios responde a una necesidad real, a un análisis profundo de sus razones ni a una tendencia generali ...
+VER MÁS
#Cultura

La burbuja cultural

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no