#Internacional

John Galliano: Reflexión sobre un acto de barbarie

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
El famoso diseñador de la alta costura francesa John Galliano ha sido expulsado de la casa Christian Dior por sus reiterados dichos racistas y antisemitas, y se ha ganado la antipatía de gran parte de la opinión pública en estos días. Como este es un fenómeno recurrente entre cierta elite de la sociedad europea,  no es raro que, de tarde en tarde, aparezcan estos personajes con brutales arranques de furia racista, lo que hace pertinente echar un vistazo, precisamente a la personalidad de este artista del diseño, para intentar arribar a ciertas conclusiones sobre el origen y desarrollo de estas tendencias. 
 
No se trata de un joven veinteañero en etapa de maduración, sino de un hombre hecho y derecho que supera ya los cincuenta años, y cuya influencia social penetra un vasto mundo de la cultura. Desde luego, John Galliano es el prototipo perfecto del necrófilo descrito a partir de los descubrimientos freudianos de la primera mitad del siglo XX, y las teorías de Eric Fromm  años más tarde. Amante de la muerte  y de sus ejecutores más violentos (léase su amor por Hitler), Galliano padece, sin duda, de un desarreglo psíquico que lo coloca en un rango potencialmente peligroso  para el normal desarrollo de la convivencia civilizada. No en balde, el diseñador fue sorprendido diciéndole a dos mujeres francesas, a las que, presumiblemente, tomó como judías: "Gente como ustedes estarían muertos hoy – sus madres, sus antepasados serían metidos a la cámara de gas" (sic). A esto se agregó un video en el que asegura “amar a Hitler”, lo que trajo una explosión de reacciones  en su contra  que terminó con su despido definitivo de la casa Dior.
 
Debido a que ha negado tajantemente todos estos hechos y que sus acusadores afirman que estaba algo ebrio cuando ocurrieron, parece ser que este hombre iluminado del arte, tendría una nebulosa mental que lo haría olvidar sus agresiones verbales con la misma facilidad con que oculta su verdadera naturaleza, al amparo de su formidable capacidad creadora. 
 
Es notable comprobar cómo este necrófilo posee todas las características que dibujan la enajenación de los amantes de la muerte, tales como los dictadores o asesinos más crueles. Si bien es cierto no ha cometido crimen alguno, lo concreto es que si no fuera porque transforma -sin saberlo- sus energías destructoras en un desborde generoso de acción productiva, es probable que bajo otra condición ciudadana, lo viéramos enarbolando pancartas contra los inmigrantes o encabezando movimientos fascistas en cualquier calle de Europa. 
 
Desde luego, siguiendo los códigos de la necrofilia, su color favorito es el negro; amante del orden hasta las últimas consecuencias, su arte se basa en  los datos  que ostentosamente le ofrece la antigüedad clásica. Como genio del diseño de la alta costura, su amor por el retrato de los períodos históricos, constituye el sello de su estilo, que mira al pasado como si quisiera levantar a los muertos de sus tumbas. Tiene un amor genuino por la belleza física, la que él contrasta violentamente con la fealdad concurrente de un entorno normal, y a la que es capaz de rechazar en público. Posee un rostro severo y ceñudo que se expresa en una constante mueca de desprecio que, inequívocamente, transita hacia el fastidio, como si estuviese oliendo heces. Así, y vistiendo de negro, fue detenido por sus declaraciones antisemitas. 
 
Todos estos elementos descriptivos de la personalidad de John Galliano, concurren a la exposición de lo que los psicoanalistas denominan necrofilia, a la que se suman el narcicismo y una suerte de fijación incestuosa en la madre. Aunque dichos elementos pueden estar adormecidos en el artista, conforman una aproximación psicológica inexcusable. Las crónicas dicen que su  interés por la moda nació bajo la insistencia de su madre  –el hilo conductor de una estructura anómala, una andaluza  llamada Anita, que se desvelaba por que su hijo vistiera de modo impecable los días domingo. Después lo llevó a elegir su destino como diseñador, con todo el peso de su influencia (se sabe que la inclinación a la barbarie viene cabalgando desde la niñez). 
 
El supuesto narcicismo de Galliano estaría demostrado en el deleite que le provoca  su propia obra – como espectador en las pasarelas-, en un acto  maravilloso de transposición de su ego. Eso sugieren las escasas noticias sobre su evolución como persona, lo que apenas alcanza para dibujar el enigma de una estructura mental que hoy, no constituyendo una rareza, nos perturba –y nos asusta como ciudadanos del mundo.
—————
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Barbara

17 de Julio

Jaja, que polemica la afiamrcion del Milito bueno. Quizas hay tendencias infernales en el escriba, pero uno gano solito la final de una Champions y al otro se lo conoce como el Mariscal del quirofano

17 de Julio

Bárbara: debe haber un error. ¿Si me lo aclaras? Entre finales de Champions y quirófanos para mariscales estoy completamente perdido.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Pareciera que estos grupos odian la inmigración, pero sólo la latina.
+VER MÁS
#Política

¿Inmigrantes? Sólo si son rubios y europeos

No sé si mi nieto tendrá la oportunidad de vivir en un Estado que se preocupe realmente de sus ciudadanos, por lo menos haré el esfuerzo para tratar de evitar que ustedes, vuestra empresa y vuestra indus ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Respuesta a encuesta de AFP Habitat

Chile debe enfatizar que somos un país muy responsable con el ambiente, y debemos negarnos a que los principales contaminadores nos traspasen el gravamen de reducirlas para enfrentar un problema que ellos ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Gases de efecto invernadero, o el desastre de los satisfechos

Macri centró sus dardos en la corrupción olvidando dos cosas. Una, que la corrupción no es un elemento diferenciador porque la ciudadanía asume que todos están corruptos
+VER MÁS
#Internacional

No llores por mí Argentina

Popular

En esta Dictadura digital moderna que China está construyendo, el destino de sus ciudadanos es regido por algoritmos computacionales desarrollados por la empresa Alibaba
+VER MÁS
#Sociedad

China en camino de hacer realidad 1984

Considerando que no hay un tratamiento farmacológico eficaz y dado que se trata de una enfermedad progresiva con distintas etapas y necesidades, surge la pregunta sobre los beneficios que la Ley debe incluir
+VER MÁS
#Salud

El ELA, tiene colores

Lo que se juega el 2020 es ni más ni menos que la posibilidad de reconstruir nuestra identidad colectiva precisamente desde lo colectivo, y validar la política como un instrumento para pensar la comuna a ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipales 2020 Conchalí, una elección histórica

Son estas señales -su forma de votar- las que los ciudadanos estamos observando atentamente de nuestras autoridades y legisladores
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a Alejandro Guillier, TPP-11