#Género

Una violadora también puede estar en tu camino. O a tu lado.

14 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Una intervención organizada y ejecutada por el colectivo feminista LASTESIS en el Día Internacional por la eliminación de la Violencia contra la Mujer el año 2019, ha dado la vuelta al mundo, y replicado en otros países al grito de “El violador eres tú”, que buscó ocupar un espacio que, según las miembros de ese grupo, está masculinizado

Si el asunto se centrara en las denuncias hechas por detenidas en manifestaciones, se podría estar en parte de acuerdo con esta manifestación. Pero ocurre que el cántico replica una de las más queridas tesis feminista: sólo los hombres violan. Y hay un problema con esa tesis: que tiene grietas. Grandes grietas.


Es difícil creer que de verdad se pretenda una sociedad inclusiva que erradique la violencia de género, si solo miramos como "violador" a un hombre

Todo el asunto partió en la década de 1980, cuando comenzaron a surgir con más fuerza los estudios de análisis de conducta de delincuentes, alentados por los aportes en este tema realizados por la Unidad de Ciencias del Comportamiento del FBI, que se había creado en 1972 y que hacia 1983 había aportado los primeros perfiles criminales. De estos estudios iniciales, surgió una idea que las feministas abrazaron calurosamente, aunque en estos años ha ido perdiendo fuerza: solo los hombres son sicópatas, debido a sus niveles de testosterona, lo que los hace proclives a sufrir trastorno de personalidad caracterizado por un comportamiento eminentemente antisocial, que puede derivar en agresión, sobre todo sexual. ¿De dónde proviene tal conclusión? De que los perfiles de criminales se centraron especialmente en hombres, lo que permitió extraer ese tipo de conclusión. Empero, surgió otra conclusión, más interesante: en varios casos analizados por el FBI de asesinos y violadores, esos hombres denunciaron y mostraron rasgos de haber sido abusados sexualmente por mujeres cuando eran niños.

Decir que para un sector del feminismo el solo mencionar el asunto era una mentira y quien lo dijera merecía la silla eléctrica, es ser suave. No solo se planteaba que las mujeres violan, sino que violan a niños,  que cometen incesto, revolviendo viejos resentimientos del movimiento feminista contra Sigmund Freud y su “envidia del pene”, y contradiciendo totalmente la sagrada verdad que solo los hombres violan a mujeres y a niños, que es, por lo demás, la única posición sobre este tema desde hace siglos. De ahí que la definición de violación, en gran parte del mundo, implica “acceso carnal” aludiendo expresamente al pene, seguido de “contra voluntad o forzosamente” en que la víctima (mujer o niño) no puede consentir. ¿Qué tan grande es ese escollo? Lo suficiente para que gran parte de esos estudios quedaban bloqueados al momento de profundizar en los hallazgos sobre el tema, porque todos parten con una definición sesgada y discriminatoria. Peor: con una idea basada en un tabú, tal como lo señala Michele Elliott, en su controvertido estudio Female Sexual Abuse of Children: The Ultimate Taboo de 1993. Controvertido por varias razones: Elliott se reconoce como feminista, pero estaba yendo contra la más sagrada de las creencias. Y lo que estaba diciendo era extremadamente grave: mujeres violan a niños, y no son casos excepcionales, sino mucho más comunes de lo que la gente quiere creer, topando no en ocurrencia del hecho, sino en la falta de denuncias del mismo. Desde entonces hasta ahora, las feministas, sobre todo de Reino Unido, se organizan para boicotear sus conferencias.

Eso no implica ignorar las evidencias: tras una serie de casos muy públicos de profesoras teniendo sexo con alumnos, sobre todo el muy famoso caso de Pamela Smart (en que se basa la película To die for, de Gus Van Sant), hay menos resistencia a creer que mujeres pueden abusar sexualmente de menores, aunque la idea del incesto sigue siendo muy rechazada. Pero una cosa es negar que eso ocurra y otra que no ocurra. Una gran grieta.

Vamos con otra idea todavía más fantasiosa: ¿pueden las mujeres violar hombres? La respuesta automática sería no… solo que ¿cómo explicar lo que está ocurriendo en Zimbabwe? El hecho que más de 20 hombres hayan denunciado haber sido violados, por mujeres, desde el año 2009 hasta al menos el 2017, en un hecho conocido como “cazadoras de semen”, no suena real. De hecho, grupos feministas han negado la veracidad de esa situación, pese a que Médicos sin fronteras ha demostrado que efectivamente han ocurrido y pese a que hay detenidas por ese acto, lo que se logró con mucho dolor por parte de las víctimas, ya que en Zimbabwe el hombre tiene que ser masculino, fuerte, cabeza de familia y proveedor, de lo contrario no existe. Machismo patriarcal lo llaman las feministas.

El hecho que hombres sufran violencia sexual ya es per se un tabú. Porque los hombres no son violados. Ese prejuicio fue el que desmontó el (otra vez) polémico estudio de Lynn Lawry, Chen Reis, Michael Kisielewski, y Jana Asher, Problems in Reporting Sexual Violence Prevalence , publicado el 2010, en que llamaba a la ONU a cambiar su concepto de violación, ya que, al investigar zonas de guerra, no solo el 30% de mujeres, sino que el 22% de hombres se reconocían como víctimas de violencia sexual. La ONU, como siempre, hizo caso omiso, pero fue un paso hacia el frente que llevó a Lara Stemple, de la UCLA School of Law, a estudiar el concepto mismo de violación. Stemple denunció que de 4.076 ONGs dedicadas a la violencia sexual en tiempos de guerra, solo el 3% investigaron las violaciones a hombres, todo por la falsa idea de que, como instrumento de guerra, sólo hombres violan, y que las víctimas son mujeres. Stemple plasmó sus argumentos en un (sí, también debatido) documento, Male Rape and Human Rights, que no solo ponía en entredicho esa sagrada idea, sino que además señalaba como falso otro estereotipo (que es uno de los favoritos de las feministas a la hora de señalar a los hombres como violadores): para los hombres, cualquier forma de sexo es bienvenida. Entonces, los hombres no pueden ser violados, porque no se niegan a tener sexo. Los hombres siempre tienen ganas. Pero Stemple ha ido demostrando que no sólo eso no es cierto, sino peor aún: hombres pueden ser “obligados a penetrar” a una mujer por una mujer. Junto con  Andrew Ryan Flores e Ilan H Meyer el 2016 publicó Sexual Victimization Perpetrated by Women: Federal Data Reveal Surprising Prevalence, que ha sido el referente para el estudio recién publicado de Siobhan Weare y  Joanne Hulley Experiences of men forced-to-penetrate women in the UK: Context, consequences, and engagement with the criminal justice system: Project Report del que se puede leer algunas de las experiencias en la página de la BBC

Para poner en claro este concepto: al menos 22% de los hombres en Reino Unido son forzados a tener sexo con mujeres mediante amenazas, chantaje o violencia. Ya no sólo estamos hablando de mujeres que secuestran a un hombre y lo violan introduciéndole cosas en el ano, o que son sometidos a sexo oral contra su voluntad. Sino que son hombres forzados a tener sexo, al grado de sufrir emasculación (castración moral o física).

Sí, las mujeres violan a hombres. Y no son casos excepcionales, sino que son casos menos denunciados, o que no son vistos como violación sino como “otros abusos”. Otra gran grieta.

¿Y mujeres violan a mujeres? Ahí los estereotipos que hemos mencionado muestran ser más evidentes. Porque mientras se iban generando perfiles criminales, surgió un problema: ¿cómo calificar los casos como el de  Ken y Barbie, o Paul Bernardo y Karla Homlka, un matrimonio que durante años se dedicaron a secuestrar, violar e incluso asesinar a más de 40 mujeres? O el caso de David y Catherine Birnie, que violaron y asesinaron a 5 mujeres y que fueron capturados cuando su sexta víctima, a la que dejaron libre, los denunció. O Rosemary Letts y Fred West, que se dedicaron a secuestrar, las violar, torturar, matar y despedazar a 11 de sus 13 niñeras. Mujeres implicadas en violaciones a mujeres.

Esos casos plantearon graves problemas a los jueces. Porque la definición de violación sigue preferentemente señalando a los hombres como únicos capaces de realizar ese acto, pero las víctimas sobrevivientes señalaban a las mujeres como activas participantes. Entonces, desde el feminismo, surgió el axioma de que los hombres son culpables de los abusos y las mujeres están implicadas de maneras forzadas o controladas contra su voluntad. Así se consideró en la condena a Homlka que fue ridícula considerando el testimonio de las sobrevivientes, y así ocurre en otros muchos casos. Pero no es cierto, es sólo parte de otro estereotipo, el del “mito de la inocencia femenina”. Damos por hecho que una mujer es empática, sensible, emotiva, jamás haría algo tan monstruoso como violar a otra mujer. Sin embargo, en diversos estudios sobre la situación de mujeres en cárceles de Estados Unidos, se prueba que eso no es cierto, que no solo mujeres detenidas violan a otras sino que las golpean, abusan verbal y sicológicamente de otras mujeres, mucho más que los hombres en situación similar. ¿Qué tan grave es el problema? Un (otro más) controvertido estudio realizado por Nancy Wolff, Cynthia Blitz, Jing Shi, Ronet Bachman, y Jane Siegel, Sexual violence inside prisons: rates of victimization del año 2006, da un porcentaje aterrador: consultados 6.964 hombres en prisiones de hombres, y 564 mujeres en prisiones de mujeres, los resultados son que por cada 1000 reclusas, 212 son violadas por otras, mientras que por cada 1000 presos, 43 son violados por otros hombres.

Pero claro, son presas, son criminales… busquen la justificación que quieran. Solo que esas excusas pasan a un segundo plano cuando, al despojarse de los conceptos y ver los hechos con frialdad, resulta que en las relaciones de pareja, 21% de mujeres heteros señalan haber sido objeto de agresiones y violencia sexual, versus el 44% de mujeres lesbianas en relaciones lésbicas, solo en Estados Unidos, según datos del National Directory of Domestic Violence Programs, Washington State Coalition Against Domestic Violence, The Los Angeles Gay and Lesbian Center, etc. ¿Cuál es el mayor problema en este tipo de situaciones, como señala la investigación de Luca Rollè, Giulia Giardina, Angela Caldarera, Eva Gerino, y Piera Brustia, When Intimate Partner Violence Meets Same Sex Couples: A Review of Same Sex Intimate Partner Violence ? Que al momento de explicar la razón de por qué mujeres violan a otras mujeres, volvemos otra vez a los estereotipos, en este caso, que cuando ocurren casos de agresiones entre lesbianas es porque esa pareja replica a las heteros, en cuanto a tener a una mujer femenina en figura física, manerismos y comportamientos, mientras que su compañera es una mujer masculinizada (o sea, machorra), porque de otra manera no existe el maltrato, sino que es una mera pelea.  Lo cual no es cierto, ya que las agresiones sexuales entre lesbianas no son una “conducta aprendida del patriarcado”, ya que, tomando las mismas expresiones feministas, en las agresiones heteros la violencia estaría “avalada” por el sistema, mientras que la violencia lésbica sólo se gesta para beneficio individual de la agresora. Pero lo más grave de ignorar o peor, negar que esto ocurre, es que no hay modo de distinguir entre maltratadora y maltratada, ya que, gracias a las feministas, el delito apunta al sexo, por lo cual el hombre es agresor y la mujer agredida.

Así que mujer viola niños.  Mujer viola hombres.  Mujer viola a otra mujer. Y ninguna de esas situaciones son excepcionales. De ahí que el cantico de LASTESIS raya en la misandria, lo que en estos momentos precisamente no ayuda en nada.

Se supone que Chile despertó, se supone que Chile cambió (no creo en absoluto ninguna de las dos cosas). Pero cuando uno ve intervenciones como las de LASTESIS, en que, si bien la intención puede ser buena, se persiste en defender estereotipos que cada vez tienen menos sustento, con el fin de combatir los estereotipos que no le son convenientes, es difícil creer que de verdad se pretenda una sociedad inclusiva que erradique la violencia de género, si solo miramos como “violador” a un hombre. Rita Segato, que ese mismo colectivo ha señalado como guía, señala que El feminismo no puede y no debe construir a los hombres como sus enemigos “naturales, que es exactamente lo que están haciendo con este cántico. Estereotipos son estereotipos. Si combatimos unos, no lo hagamos con otros peores.

TAGS: #AbusoSexual Mujeres Violación

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

18 de Diciembre

Buenos días Señora Marcela Castro,
Muy interesante su artículo. Con muchas referencias bibliográficas. Lo voy a compartir. En Francia la Doctora Violaine Guérin, ginecóloga, endocrinóloga y fundadora de la asociación Stop aux Violences sexuelles ha publicado tres libros. El tercero concierne los autores de crímenes sexuales. Los hechos y últimos estudios (y los testimonios que he escuchado personalmente) confirman que las mujeres cometen también los tres tipos de efracciones sexuales: violaciones (implicando penetración obligada en cualquier sentido y de cualquier manera), agresiones sexuales (contacto de carácter sexual sin penetración) y acoso sexual.
Los estereotipos «los hombres no pueden ser víctimas de mujeres» y «las mujeres (heterosexuales o lesbianas) no pueden ser violadoras ni agresoras sexuales» son extremadamente dolorosos para los sobrevivientes. Testimoniar les es particularmente difícil.
Sin embargo, el patriarcado es un sistema de opresión contra las mujeres que es histórico, mundial, multidimensional (político, económico, profesional, social, íntimo, sicológico, científico, artístico). Las mujeres son ciudadanas y profesionales de segunda categoría con derechos restringidos y masivamente bajo control masculino.
La invito a leer lo que un hombre se permite contestarme en un artículo. En Francia su manera de escribirme es UN DELITO. En Chile, en el Quinto Poder ningún moderador ha encontrado que SU FALTA DE RESPETO ES INADMISIBLE. Por qué? Porque es hombre?

18 de Diciembre

No entendi la ultima parte de su comentario

Pero discrepo con su apreciacion sobre el patriarcado, porque no es cierto que las mujeres tengan derechos restringidos ni que sean consideradas de segunda categoria masivamente. Hay hombres que tratan mal a las mujeres, muy mal, pero eso no es atribuible a todos los hombres, ni nos convierte en victimas a todas las mujeres. Esos absolutismos y radicalizaciones del discurso feminista me chocan.

Dejeme ponerle un ejemplo de la ley chilena: causal de divorcio articulo 54 Ley de Matrimonio es la conducta homosexual… no lesbica. La expresion “homosexual” no aplica al colectivo LGTB, es al hombre. El articulo 150 del Codigo civil beneficia solo a las mujeres, no al hombre. Y asi un largo etc.

Cuando se habla de patriarcado se remite normalmente a “Las funciones y la conducta que se consideraba que eran las apropiadas a cada sexo venían expresadas en los valores, las costumbres, las leyes y los papeles sociales”, segun definición de Gerda Lerner. Pero no es tan así. Al mirar a los primates, de quienes somos familia animal (por ejemplo a los bonobos), hay muchas conductas que las feministas atribuyen a la sociedad, pero son de nuestro lado animal. Esto ya lo plantea Camilia Paglia, entre otras feministas que estan cuestionando el enfoque que se da a la expresión “patriarcado”.

Gracias por comentar

anysur

18 de Diciembre

marcela su dircurso de odio es horrible, ¿se relaciona con mujeres?,¿a que le tiene ud. miedo con ese negacionismo?, ¿si se pide igualdad a que le teme?,habla de la legislacion chilena, ud. SABE que la redactaron varones, ellos son los responsables de la tipicacion de estos delitos.

20 de Diciembre

Anysur

A diferencia suya, y de su club de amigas, yo sí conozco la historia de la Constitución de 1980 y de la reforma de 2005, asi que sé que no solo hombres la redactaron y se el rol que jugaron esas mujeres. Y a diferencia suya, y de su club de amigas, sé perfectamente que es irrelevante si hay 40 mujeres y 1 hombre en el proximo proyecto constitucional: gran parte de la Constitución se mantendrá. Seguira existiendo el Congreso bicameral, seguira siendo presidencialista porque sencillamene nadie aceptara un parlamentarismo con estos parlamentarios, y asi enumeraria una serie de cosas que no se van a modificar, pero que ud no entendería, porque su capacidad para comprender un sencillo texto como el que escribí para ud se le escapa

¿Quiere igualdad? servicio militar obligatorio para las mujeres tambien. Es un deber ciudadano, ¿acaso las mujeres no somos ciudadanas? Que en el divorcio se sancione la humillación, el aislamiento familiar y social, el abuso económico, los celos infundados y la indiferencia afectiva que sufren los hombres de parte de las mujeres, y no solo la violencia hacia la mujer. Exijan IGUALES OBLIGACIONES e IGUALES SANCIONES por los actos que cometan. No lo hacen ¿verdad? Porque es mas comodo exigir igualdad de derechos. Entonces, señora, no venga a darselas de gran defensora de los derechos humanos, porque para mi, solo es otra hipocrita, igual que su club de amigas.

anysur

21 de Diciembre

marcela ud. no me contesto las preguntas que le realice. ¿por que?¿se relaciona con mujeres?¿a que le tiene miedo con ese negacionismo?¿se pide igualdad, a que le teme? .Con respecto a la redacción, me refiero a la redacción del código penal, no de las modificaciones posteriores… ya indique anteriormente, en reiteradas ocasiones, igualdad en derechos y deberes, para ambos géneros. Es horrible su discurso de odio.

15 de Enero

Anysur

Para ud, ninguna mujer viola a otra mujer. Eso, señora, es negacionismo, porque ud niega siquiera la posibilidad de que eso ocurra, cuando no solo ocurre, sino que mas comunmente de lo que ud quiere aceptar.

Su discurso de odio hacia los hombres es asqueroso, porque ud niega la existencia de victimas de violacion que no sean mujeres. Que corta de vista, que mente tan cerrada ante lo que viven otras personas.

Respondi sus preguntas, ud no quiere entender porque no entiende nada que no sea su discurso misandrico y sin sentido. Viva feliz en su burbuja, hasta que explote

12 de Enero

Es muy necesario que se manifiesten las ideas que generalmente no se quieren decir, o quedan ocultas por la presión de las corrientes dominantes en la sociedad. En este caso es evidente que las reflexiones feministas son ideológicas y aunque sirven para barajar de otra forma el poder, son solo interpretaciones sectoriales desde el punto de vista de una visión realista de la relación histórica entre los sexos (o géneros).

Stefanía

07 de Febrero

Aquí queda comprobado que ningún Doctorado ni título profesional, hacen más inteligente a una persona. Cuanta misóginia e ignorancia en sus palabras.

09 de Febrero

Stefanía

explique lo de la misoginia, porque no entiendo a que viene esa acusacion cuando lo que he hecho es exponer lo que mujeres cientificas estan señalando y probando

¿O le duele que sus creencias ilusas no resistan analisis serios?

belen

10 de Febrero

Saludos, de donde saco la siguiente frase “sólo los hombres violan”
busco y busco y no pillo la frase en la letra de la canción un violador en tu camino.
Necesito con urgencia la fuente de la frase, es para un trabajo.

17 de Abril

belen

Analice el delito de violacion. El delito se construyo en base a un mito: solo los hombres violan. Y ese mito esta asentado en el hecho que la “penetración carnal” solo alude al pene. No a dedos, no a lengua, solo al pene.

Por ende, el sujeto activo de violacon es el hombre. Y la cancion habla de ellos. Solo de ellos, del macho. Mientras que la mujer es sujeto pasivo. Igual como lo pone la cancion.

https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-00122007000200007

Yael López

17 de Abril

Es imposible ver a un hombre como un igual, cuando gano menos sueldo que él con el mismo trabajo, cuando él dice exactamente lo que digo yo, pero si sale de su boca automáticamente es una verdad irrevocable, (mansplaining), es imposible verlo como un igual cuando su pasa tiempo es sentarse, sacar una crema y masturbarse viendo a mujeres siendo maltratadas, y penetradas sin preparación, pero como el porno “es una fantasía” él se queda a gusto, y ni siquiera se siente culpable. Es imposible, ver a los hombres como iguales, porque no soy igual a ellos, yo no fui enseñado
vulne (soy un chico trans) a mirar a las mujeres hacia abajo, yo no fui enseñado a pedir más, yo fui enseñado a callar, tal como una mujer se supone que tiene que hacer. Sin ánimos de ofender, te diré que eres una alienada, que defiendes lo indefendible. Además, jsjsja, créeme, los hombres no necesitan defensa contra las mujeres, son casos muy particulares como para decir que son vulnerables contra ellas. Pero, irónicamente, sí son vulnerables contra otros hombres.

17 de Abril

Yael

Si a ud le enseñaron a callar, es porque ud no tuvo unos padres como los mios. A mi hermana y a mi, nuestro padre, sobre todo nuestro padre, nos enseñó a nunca dejarnos avasallar por nadie, que no eramos inferior a nadie, y que nadie tenia ninguna razón para faltarnos el respeto. Si los suyos no le dijeron eso, siento pena por ud.

Y que lastima que ud no haya conocido jamas a un solo hombre que valga la pena. Porque yo sí, a muchos, y ninguno de ellos, jamas, tiene como “pasatiempo es sentarse, sacar una crema y masturbarse viendo a mujeres siendo maltratadas, y penetradas sin preparación”. Creo que ud deberia revisarse como persona, porque si ud se relaciona con ese tipo de individuos el problema no es de ellos, es de ud, que no es capaz de escoger mejor con quien se relaciona.

Jimena

13 de Mayo

Me parece trascendental que en nuestra busqueda por la igualdad de genero tambien dejemos de entender al falo como unico agresor posible. De todos modos las violaciones perpetradas por hombres son muchisimo mas frecuentes, pero victimas son victimas y merecen comprension, apoyo y justicia, no importa el genero del agresor.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
La rabia de los otros es también –o debería ser- nuestra rabia. Las políticas de violencia racista en el país del norte no son más que un espejo de las nuestras. Los estallidos contra las prácticas ...
+VER MÁS
#Sociedad

La rabia de los otros

La gran pérdida se manifiesta en el poder suave de la imagen y la capacidad de atracción hacia el país norteamericano, como una superpotencia eficiente en el combate de la pandemia
+VER MÁS
#Internacional

La pérdida de soft power estadounidense en el contexto de la pandemia

La DOM de Peñalolén, en fecha 1º de junio de 2020, debido a que las ilegalidades eran muchas, sí procedió a invalidar, tanto el permiso de edificación como la resolución exenta de loteo con construcc ...
+VER MÁS
#Ciudad

El filósofo buscó plusvalía para su terreno pero le fue mal

Bolsonaro no tiene un proyecto ni ideas de peso, salvo armar a toda la población para defender una nación imaginaria que está en campaña contra el marxismo cultural, la ideología de género y la global ...
+VER MÁS
#Internacional

Brasil: Un pacto democrático para detener al fascismo

Nuevos

La rabia de los otros es también –o debería ser- nuestra rabia. Las políticas de violencia racista en el país del norte no son más que un espejo de las nuestras. Los estallidos contra las prácticas ...
+VER MÁS
#Sociedad

La rabia de los otros

La gran pérdida se manifiesta en el poder suave de la imagen y la capacidad de atracción hacia el país norteamericano, como una superpotencia eficiente en el combate de la pandemia
+VER MÁS
#Internacional

La pérdida de soft power estadounidense en el contexto de la pandemia

La DOM de Peñalolén, en fecha 1º de junio de 2020, debido a que las ilegalidades eran muchas, sí procedió a invalidar, tanto el permiso de edificación como la resolución exenta de loteo con construcc ...
+VER MÁS
#Ciudad

El filósofo buscó plusvalía para su terreno pero le fue mal

Bolsonaro no tiene un proyecto ni ideas de peso, salvo armar a toda la población para defender una nación imaginaria que está en campaña contra el marxismo cultural, la ideología de género y la global ...
+VER MÁS
#Internacional

Brasil: Un pacto democrático para detener al fascismo

Popular

En el contexto de la actual pandemia por Covid-19, las redes educativas con foco en la colaboración cobran mayor relevancia frente a los obstáculos que dificultan los procesos cotidianos del desarrollo ed ...
+VER MÁS
#Educación

El poder de las redes colaborativas en el contexto educativo actual

La verdadera preocupación debiera centrarse en saber si el hambre actual tiene su origen en la pandemia y las dificultades de abastecimiento, o es que ella incluso es anterior al estallido social de octubre
+VER MÁS
#Política

¿Podrá una cajita de mercadería resolver un problema estructural?

No podemos ser un país donde la gente come según la voluntad del otro. No podemos ser un país que depende de la solidaridad.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Pueblo de Chile

Por la pandemia tiene que aparecer diariamente haciendo reportes sobre los avances del COVID-19 en la población, por lo tanto sus declaraciones siguen dando material para los conflictos.
+VER MÁS
#Política

El Ministro Jaime Mañalich suma y sigue