#Género

TRANSitemos a un mundo mejor

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Siento que de a poco ha ido cambiando la mirada hacia las personas trans, con esto podría decir que se han dado pasos importantes para visibilizar nuestra realidad y para considerarnos como sujetos plenos de derechos.  Se ha ido tomando conciencia de que las vulneraciones sociales, estigmas, discriminación y marginación que vivimos a diario, son efectivamente violaciones a los derechos humanos. Sin embargo, pese a este escenario que parece ir mejorando, hay que considerar que la patologización de las personas trans persiste en muchos casos, lo cual es un factor relevante de limitación social que no permite dar el valor que corresponde a la identidad de género, como un elemento básico de nuestra existencia.


Somos aún uno de los grupos más vulnerados que está inmerso en una sociedad que cuenta con algunos sectores que niega con violencia nuestra existencia.

Como piso mínimo, desde la perspectiva de los derechos humanos, creo que necesitamos seguir avanzando en los siguientes puntos:

  • Derecho a la identidad: Administrativo y no patologizante, para adultes, niños, niñas y adolescentes, ya sea binaria o no binaria (Contemplando la posibilidad de tener género neutro o no definido).
  • Respeto de la situación matrimonial: Evitar el divorcio forzado de las personas trans que realizan el cambio de sexo registral.
  • Derecho a la salud: Poder acceder a un servicio de calidad tanto para los tratamientos hormonales y/o reasignación de sexo con cobertura de seguros de salud.
  • Derechos Económicos y Sociales: Acceso al empleo y estabilidad laboral.
  • Derecho a la Vida: La población trans está expuesta a todo tipo de violencia social e institucional; la cual va desde la hostilidad, el acoso, el abuso verbal, la violencia física, las agresiones sexuales, suicidio y crímenes de odio que se convierten en asesinatos.
  • Personas trans refugiadas y migrantes: Muchas personas trans usan la migración como escape a la violencia, discriminación y represión que viven en sus países de origen.
  • Derecho a reunión y libre expresión: Protección frente a las agresiones de todo tipo (Principalmente las que se difunden en los medios de comunicación, amparadas en el derecho a libre expresión)
  • Derecho a la educación: Con énfasis en el respeto a la diversidad y en una educación no sexista.
  • Derecho a acceso a programas de asistencia social.

En el contexto actual mundial, donde hay ciertas experiencias en las cuales las personas trans se han integrado de manera transversal a la sociedad; siento que si bien en Chile ha habido un avance en la visibilización de nuestra realidad, somos aún uno de los grupos más vulnerados que está inmerso en una sociedad que cuenta con algunos sectores que niega con violencia nuestra existencia. Además, desde lo institucional se sigue lidiando con el reconocimiento legal al no existir una reglamentación que haga expedita la auto determinación de la identidad de género, siendo estas discordancias identitarias el principal impedimento en nuestro sano ejercicio de los derechos humanos.

No es un hecho menor, que el Comité para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Hacia la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés) ha recomendado al Estado de Chile  que apruebe la Ley de Identidad de Género y el Matrimonio Igualitario, que aplique reformas a la ley anti discriminación, que considere a las mujeres trans dentro de la categoría de femicidio y que aclare los alcances de violencia intrafamiliar LGBT; constituyendo todo esto un piso mínimo que debemos considerar para prosperar como sociedad, la cual hasta ahora sigue estando al debe en este tema.

Es nuestra misión exigir un compromiso social (tanto colectivo como individual) que nos permita avanzar en el respeto a los derechos humanos y es un deber del Estado reconocer la discriminación como un enemigo del desarrollo y de la dignidad de las personas. No dar protección e igualdad de oportunidades desde el contexto institucional es una peligrosa contradicción entre los principios de la democracia y la realidad socio política moderna, necesitamos que las leyes sean letra viva; tan vivas como nuestras existencias; donde no somos entidades monolíticas sino que somos almas flexibles y fluidas en una lucha por romper los cánones patriarcales que dictan lo aceptable.

Como personas trans es evidente que no nacimos en cuerpos equivocados, sino en una sociedad equivocada. Muchas veces he pensado en que la ayuda no debe ir de ellos a nosotres; sino de nosotres hacia los demás, ayudarles a transitar a un estado mayor de empatía social y hacerles entender que nacimos también para ser felices y no sólo para luchar.

Debemos rechazar los conceptos de ideologías; por necesidades de vida, donde no existe una única manera de ser hombres, mujeres o personas; estamos en una era de postmodernidad, viviendo en los márgenes y enfrentándonos a verdaderas revoluciones sociales, donde la deconstrucción es necesaria para emprender este nuevo viaje.

Somos trans, no estamos enfermos, respiramos valentía, libertad, empatía y coraje en una época que es dura; pero, sabemos que el futuro nos pertenece; iniciamos una revolución que partió en nuestros cuerpos y que -sin duda -terminará cambiando el mundo.

Enid Faúndez, Activista trans feminista

TAGS: #IdentidadDeGénero #LeyDeIdentidadDeGenero Discriminación

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

26 de Abril

Dice el texto “estamos en una era de postmodernidad”, en realidad estamos viviendo en una era de posverdad, todo es mentira, todo es falso, se mezclan las verdades a medias con las luchas reales, las nuevas actitudes y reclamos de derechos son como rémoras pegadas falsamente en las grandes luchas humanas, finalmente todo es forma, nada contenido, perdemos humanidad.

27 de Abril

Este camino de rozas pareciera que no llega a buen puerto. No se alcanza la garantización de los derechos del grupo señalizado. Y digo grupo, para hacer presente la teoría de grupos, en este caso, bajo la idea de la transformada que garantiza derechos.

¿Se le garantizarán los derechos al grupo trans?, se cuestionaría el sistema que imagina mi cabecita.

Pero, ya que están acá comentados los derechos a los que aspira el grupo trans, cabe comentar los derechos de los no trans, los que aún no se han definido y los derechos de los que no están ni ahí con el tema trans, y, saliendo de lo que tenga que ver con trans (y sus derechos), nos acercamos a grupos diferentes, para conocer sus derechos.

Los registramos. Campesinos, pescadores (esto es independiente que haya pescadores trans, o no trans, o transitando de trans a no trans o viceversa), los tejedores, los caminantes, los alcaldes, los concejales (una vacaciones pa los cabros ahí), los que recolectan basura, los que trabajan en hospitales, los escolares de la undécima región, los periodistas, los que les cae bien el poder judicial, los que están tostados del poder judicial, los que quieren reformar la reforma de la reforma, para reformular la reformulación con que se había reformulado antiguamente.

Digo, la billetera fiscal le teme a la garantización de derechos y si se le garantizará a un grupo, se le debería garantizar a todos lo que pidan como “mínimo”. Eso sería ley pareja, sin grupos que se avivan a pedir derech

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

El Mapudungún no solo es una lengua viva y muy presente en la cultura de Chile, sino que además, es expresión de una cosmovisión con una riqueza inconmensurable en la comprensión del mundo
+VER MÁS
#Sociedad

Sergio Villalobos y la crónica de un racismo empedernido

Ningún instrumento de la planificación de la ciudad, más aún en el siglo XXI debe ser elaborado desde una sola perspectiva, debemos ser capaces de convocar y consensuar objetivos comunes sobre la ciudad.
+VER MÁS
#Ciudad

Un plan regulador para Alto Hospicio

Es una mala creencia pensar que cada padre debe pagar la mitad de los gastos del menor, ya que cada uno debe pagar en proporción a lo que gane
+VER MÁS
#Justicia

¿Cómo realizar una demanda por pensión de alimentos?

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

Es indispensable recuperar el Tren y convertirlo nuevamente en la columna vertebral del transporte de personas y mercaderías a nivel nacional.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Tren, desarrollo y Cambio Climático

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador