#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Al escuchar que se daría urgencia al proyecto que reforma la sociedad conyugal, que duerme en el Congreso desde el año 2011, pensé, por un minuto, que se haría lo correcto, o sea, darle al cónyuge varón los mismos mecanismos de protección de los que goza la cónyuge mujer en ese régimen. Pero me equivoqué. Y mientras escuchaba que al cónyuge varón se le trataba de “dueño” del patrimonio de la sociedad conyugal (aludiendo al art. 1750 del Código Civil: “El marido es, respecto de terceros, dueño de los bienes sociales, como si ellos y sus bienes propios formasen un solo patrimonio…”.), y no de “administrador” (que es realmente la figura del marido en la sociedad conyugal), comprobé que en Chile las personas no tienen idea de qué ocurre legalmente cuando se casan.

Cuando dos personas van a casarse, firman un contrato. De hecho, el matrimonio se define así, como un contrato solemne. Esto lleva a que dos personas entren a formar una sociedad. ¿De qué tipo? Puede ser de tres tipos:

  1. Sociedad conyugal: en la que el patrimonio que cada uno tenía antes del matrimonio, y todo lo que obtengan después (incluyendo las deudas) forman uno solo, común para ambos, que es administrado por el marido.
  2. Separación total de bienes: cada cónyuge mantiene el control y la administración de su patrimonio. O sea, “lo que es mío es mío y lo que es tuyo es tuyo”.
  3. Participación en los gananciales: En este régimen el patrimonio de cada cónyuge y su administración también se mantienen por separado durante la vigencia del matrimonio, sin embargo, si es que deciden divorciarse, se verá el patrimonio de cada cónyuge, y aquel que haya adquirido mayor cantidad de bienes deberá compensar al que obtuvo menos.


En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.

De todos estos regímenes, el que más perjudica a una mujer no es la sociedad conyugal: es el de separación total de bienes. Al contrario, y contra la pretensión feminista, el que más beneficia a una mujer es precisamente el de sociedad conyugal.

Pero lo curioso no está en la forma como se enfoca la sociedad conyugal, sino en que ninguna de las reformas planteadas apunta a las que realmente deberían hacerse.

En contra de lo que esta mañana escuchaba, el marido no es dueño de los bienes comunes. El marido no puede disponer libremente de ellos, porque solo los administra, acorde con el artículo 1749 del Código Civil. Esto significa que si el marido, en ejercicio de esta administración, causa daño a la mujer, pasa a ser autor del delito de fraude o de un cuasidelito civil. Pero en la vida real, ¿Quién es la que realmente administra los bienes? La esposa. La mujer es, en la vida cotidiana, la que toma las decisiones importantes, empezando: la adquisición de bienes inmuebles. Pero la ley solo reconoce como administrador al marido, y la ley solo sanciona al marido si hay una mala administración. No sanciona a la mujer, ni aun cuando ya no tenga marido.

Ahora bien, ¿Qué es lo que el marido administra? Los bienes de la sociedad conyugal. ¿Cuáles? Los que tenía la mujer antes de casarse, los que tenía el hombre antes de casarse, y los que adquieren juntos durante el matrimonio.

Aquí tenemos otra situación compleja. Si bien la mujer trabaja, y corresponde al 49% de la fuerza laboral, ¿Qué bienes tiene antes de casarse? Y ahí está la raíz de la norma. En muchos casos, la mujer no tiene nada antes de casarse (muchas pasan de vivir con los padres a vivir con el marido, por lo que no adquieren bienes propios antes del matrimonio, ni aun cuando están laborando) mientras que en el caso  del hombre se da por supuesto que tiene alguna propiedad. Esa propiedad pasa a ser de ella en el régimen de sociedad conyugal, aunque no haya puesto un peso, y el hombre pierde automáticamente su dominio, ya no puede disponer de lo que era de él y que él pagó.

Esto significa, como señala la Ley 10.271, que si el marido quiere realizar cualquier acto de gran significación económica (o sea, enajenar los bienes sociales o de bienes propios de la mujer, gravar bienes sociales o de bienes propios de la mujer, dar en arrendamiento bienes raíces sociales por más de 5 años en el caso  de los predios urbanos y por más de 8 en el caso de los predios rústicos) requiere, obligatoriamente, la autorización de la esposa. Y no basta la autorización verbal. La autorización de la mujer deberá ser específica y otorgada por escrito, o por escritura pública si el acto exigiere esta solemnidad, o interviniendo expresa y directamente de cualquier modo en el mismo. Podrá prestarse en todo caso por medio de mandato especial que conste por escrito o por escritura pública según el caso.es nulo.

Y aquí hay una injusticia, porque el acto que un marido venda bienes sociales sin autorización de la mujer es de nulidad absoluta. Pero no ocurre en el caso que la mujer haga lo mismo. Si bien el inciso final art. 1754 del Código Civil, señala: “La mujer, por su parte, no podrá enajenar o gravar ni dar en arrendamiento o ceder la tenencia de los bienes de su propiedad que administre el marido, sino en los casos de los artículos 138 y 138 bis”, no implica nulidad absoluta, como ha señalado reiteradamente la doctrina y la Corte Suprema, sino que es nulidad relativa, por aplicación de los criterios generales, ya que se trata de una formalidad exigida por la ley en razón del estado o calidad de las personas (mujer casada en sociedad conyugal).

Pero ¿Y si la mujer quiere comprar algo estando casada en régimen de sociedad conyugal? Puede hacerlo, sin que ese bien pase a formar parte del patrimonio de la sociedad. En un primer caso: compra de inmuebles con subsidio habitacional, ya que se considera a la mujer como separada de bienes cualquiera sea su régimen (art. 41 de la ley Nº 18.196) Si lo vende, entonces sí necesita autorización ya sea del marido o autorización judicial. O, puede comprarlo en ejercicio de su patrimonio reservado (artículo 150 del Código Civil). La ley incluso permite que ciertos bienes que la mujer haya tenido antes del matrimonio, aun cuando se case por régimen de sociedad conyugal, sean administrados por la mujer, sin necesidad de que el marido intervenga, usando los beneficios de las capitulaciones (Art. 1717 Código Civil). ¿Por qué las personas que se casan no las utilizan? Porque la inmensa mayoría cree que casarse es la fiesta del matrimonio.

¿Qué pasa con la mujer cuando llega el momento del divorcio? Que si la mujer renuncia a los gananciales, puede quedarse íntegramente con su patrimonio reservado. Ese beneficio no lo tiene el marido. Es el administrador, el responde con sus bienes. Eso significa que si el marido no fue un buen administrador, responde de todas las deudas, incluyendo las que su esposa haya incurrido. La mujer, si renuncia a los gananciales, no responde de ninguna deuda de la sociedad conyugal. Pero si los acepta, aun cuando su patrimonio reservado pase a ser de la sociedad, tampoco la mujer responde de todas las deudas. Ella solo responde de lo que reciba en los gananciales. Esa situación no ocurre en el caso del marido.

La ley, tal como está actualmente, efectivamente no da el 100% de la responsabilidad a la mujer sobre los bienes de la sociedad. Pero, como no lo hace, tampoco la sanciona. Ni aun cuando pierdan bienes de la familia por el juego (el 80% de los ludópatas en Chile son mujeres). Eso no ocurre en el caso de los hombres, que pueden ser acusados de dilapidadores, y por interdicto perder el ejercicio de sus derechos. Incluso cuando hayan perdido sus bienes personales y no los de la sociedad.

Porque en la sociedad conyugal, lo mío es mío y lo tuyo es nuestro. Y eso no es el objeto de la reforma.

En vez de reformar la sociedad conyugal (que no es que no requiera reforma, pero no la que se está planteando desde el punto de vista que sería un “menoscabo” a la mujer, cuando es todo lo contrario), se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social. Porque es evidente que esta reforma no se debe a que efectivamente la sociedad conyugal tenga falencias, sino a que la gente se casa ignorando totalmente qué es lo que está haciendo. Se está legislando para beneficio de personas que viven totalmente ignorantes de sus deberes y derechos porque creen que todo hay que enseñarselos, no aprenderlos (dos procesos distintos).

Hay que quitarles la excusa de que “no sabían” porque señores: no se puede aludir a ignorancia de la ley para no cumplirla o ejercer los derechos que contiene. Pero en vez de obligar a las personas a conocer la ley, los estamos excusando y legislamos no para resolver problemas, sino para hacerle la vida mas comoda a personas que sencillamente no leyeron lo que firmaban. Como esta reforma.

Mal hace el feminismo en crear victimismos falsos en las mujeres. Porque en la sociedad conyugal, el hombre es el que tiene más que perder.

TAGS: #Matrimonio #SociedadConyugal

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Sol

18 de Abril

En mi cabeza me imagino que tienes algunos amigos, contactos de facebook o twitter que se hacen llamar feministas, y que quizá hasta hayas caracterizado muy bien en esta y otras notas: llorones, quejumbrosos, “histéricos”. Además de esos contactos ¿has investigado algo más el feminismo? Feminismos hay de variadas corrientes, y de variadas épocas. Hoy por hoy, el feminismo se ha centrado en el patriarcado. Si te das cuenta, todas esas expresiones del sistema legal que expones que benefician a las mujeres son producto del patriarcado (hombre administrador y protector de bienes, mujer que puede resguardar su patrimonio), e incluso utilizas ejemplos patriarcales para reforzar esta idea (mujer sin propiedades se casa con hombre con propiedades, mujer que no trabaja se casa con hombre que trabaja). Te invito a revisitar este concepto en el que pareces creer en el que el feminismo lucha por las mujeres: no es así. Lucha contra el patriarcado. Te invito también a considerar que la reforma DEBE también considerar las estructuras familiares menos tradicionales, mujer que trabaja y hombre que cuida a los niños, por ejemplo, y cómo proteger financieramente esta labor de cuidado. Te pido por favor que siendo responsable con tu trabajo como columnista te acerques a la literatura feminista del último tiempo, y que no te quedes con las opiniones desactualizadas y a veces irresponsables de algunos cibernautas.

18 de Abril

Por favor, Sol, ahorrate expresiones de feminista conmigo. No sabes la nausea que me dan, sobre todo despues de lo linda que se comporto la feminista (una famosa) que vivia al lado de mi casa. O, como la llamo yo, “la envenamascotas”, porque la señora super feminista, pero a la hora de respetar a las mascotas de los demas se le olvidaron todos los derechos humanos.

Tu no te das cuenta que ninguna de esas medidas fueron fruto del patriarcado. Fueron fruto de lucha de mujeres. De hecho, mucho de la sociedad conyugal es de 1952 ¿sabes la importancia de esos años para las mujeres? Asi que yo se, a diferencia tuya, que se esta tirando a la basura DECADAS de lucha de mujeres. Que tu creas que durante años las mujeres vivieron en una cueva y que los hombres la sacaron de ella, como dice Paglia, no significa que no existamos mujeres que sepamos historia. Y esas medidas que tu reniegas, fueron impulsadas por mujeres.

Y te pido, como lectora, que enfrentes el hecho que el feminismo radical al que pareces alineada no es ni el unico feminismo y definitivamente no es el mejor de ellos. De hecho, es el peor. Deberias saber, ya que te crees una experta, que la corriente actual es renegar del feminismo, como lo que dice Roxane Gay. Yo no reniego: jamas fui miembro de esa secta. Soy humanista, y la injusticia hacia los hombres creo que es injusticia hacia personas.

18 de Abril

Encuentro impresionante leer a una Mujer que escriba sobre lo que es demasiado evidente. En verdad conozco muchos divorcios o mejor dicho traiciones de mujeres hacia hombres donde literalmente los cambian por otros y dejan a sus “Ex” en la calle y con un daño psicológico grande, porque quedan doblemente humillados… “Con los cuernos puestos”, financieramente quebrados y sin bienes e hijos y mas encima con la imagen dañada. Es un tema Taboo en la sociedad como las miserias de las mujeres cuando dañan a sus hijos o sus parejas mentalmente. (En países desarrollados se estudia la psicopatía femenina y se criminaliza, en el caso de las psicópatas mujeres la policía demora el doble en capturarlas en comparación con los hombres. En Chile practicante esto no existe y la mujer siempre se la presenta como victima salvo casos extremos o demasiados al descubierto)
Para muchos hombres es una realidad demasiado compleja porque hacen el ridículo social y son material de burla en círculos sociales o una historia para que “Bombo Fica pueda ganarse otra antorcha”. Hoy las mujeres se han empoderado bastante, tienen en promedio mas años de estudio y se manejan mejor en temas legales, ademas tienen muy claro que la ley las ampara y beneficia en prácticamente en todo e incluso la ley hace la vista gorda cuando manipulan a los hijos en contra de sus ex parejas utilizando el famoso chantaje emocional e incluso algunas lo hacen dentro de este haciendo y logrando que las cosas giren entorno de ellas.

18 de Abril

Sergio

Crei pensando que la sociedad conyugal era una atadura hacia las mujeres. Porque parecia (solo parecia) que se nos trataba como incapaces para manejar el patrimonio personal. Pero estos años, que he tenido que estudiarla, resulta que no me queda de otra que cambiar de opinion. Porque estoy viendo que lo que las feministas quieren es ratificar, por ley, lo que ocurre en la realidad: lo mio es mio, y lo tuyo es nuestro.

Lo veo, a diario: mujeres que ganan sueldos, pero son de ellas, para “sus” gastos, mientras que el sueldo de sus maridos es para la familia. Mujeres que exigen en los divorcios sumas exorbitantes de pension, que resulta que no lo gastan en sus hijos, sino en ellas mismas. Que no llevan ni medio segundo separadas y ya estan metiendo a un tipo en la casa familiar. Que cortan absolutamente los lazos de los abuelos paternos con los hijos, porque el afan de vengarse es mas fuerte. Ahora se quejan de la sociedad conyugal, pero cuando la estudiaba, y buscaba el beneficio real para un hombre, no lo encontre. La figura del sostenedor economico sigue siendo del hombre, y esa figura la fomentamos las mujeres. Nosotras los criamos para ser eso.

Creo que para que no siga esta injusticia, que sea el de separacion de bienes la regla general no es mala idea. Pero no me cuenten el cuento que la sociedad conyugal es un drama para las mujeres. Yo ya no caigo en esa

ciudadano_preocupado

19 de Abril

Que afortunado que somos (cibernautas) en poder leer a tan , pero tan dueña de la verdad como la columnista. Me pregunto , si es tan perfecta , ¿ por que no da consejos maritales ? (debe tener una relación de mierda), ¿Tiene alguna consultora? (con suerte debe trabajar) ¿ Participa en la OCDE ? (en su mente al parecer si)….me asombra tanta verdad y absolutismo en una persona , bueno debe ser que no estoy acostumbrado a tanta perfección .

Yuber

23 de Agosto

Estimada, pero no es justo generalizar, llegué aquí por búsqueda ante el desconocimiento del artículo 150 ya que mi esposo y yo estamos comprando un inmueble, pensé que como sociedad conyugal el pago y la titularidad sería al 50% el y 50% yo, el banco al iniciar el borrador de la escritura me solicita que acredite el patrimonio reservado, algo que en realidad no entiendo aún ya que si ambos estamos aportando por igual el patrimonio reservado mi logica me dice que debe ser a la mitad del inmueble pues no sería justo a la totalidad, sigo con mi incógnita y espero aclararla, pero volviendo a su artículo me llama la atención la generalización, mi esposo y yo ganamos casi lo mismo, y ambos mensualmente sumamos liquidaciones restamos pagos, gastos del mes y ahorros y lo que queda lo dividimos mitad y mitad y ese es el dinero de cada quien. Creo que hay que comenzar por definir adecuadamente el matrimonio no solo legal sino éticamente ya que es un contrato entre 2 personas y ante todo debe valer la buena fé, lo que tú llamas feminismo creo que es más bien pilleria, creo que el feminismo lo que busca es la igualdad no solo en derechos también en deberes es sentido común. Saludos.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

¿Cómo se puede juzgar a un niño o niña y expulsarlo de la institución sin siquiera saber el contexto en el que el o ella se desenvuelve?
+VER MÁS
#Educación

Penurias de la infancia en la educación chilena

¿Cómo se logra emparejar la cancha si, por una parte, somos líder en violar los derechos de los niños y, por otra, somos líder en dejar desastres en la educación pública?
+VER MÁS
#Educación

Los niños primero v/s La realidad

Es hora entonces de evaluar el fenómeno nacionalista en el mundo contemporáneo y actual, de una manera seria y objetiva, ya sea en lo cualitativo como en lo cuantitativo, alejándose de arquetipos anacró ...
+VER MÁS
#Internacional

Acerca del nacionalismo

Se necesita aceptar el margen de decisión, libertad y autonomía; no recurrir a la victimización y centrarnos en solucionar los problemas sociales sistemáticos que causan que tomen la decisión y si la t ...
+VER MÁS
#Política

El feminismo del trabajo sexual

Popular

Hoy como ayer el inmigrante se presenta como el enemigo común, la inmigración como la culpable de todos nuestros males, sean sociales y/o económicos, y las políticas xenófobas serían la cura.
+VER MÁS
#Sociedad

100 de la años de la 1era Guerra Mundial y vamos por el mismo camino del nacionalismo y la xenofobia

Las zonas de sacrificio ambiental vienen a generar un problema de fondo respecto a la protección de los Derechos Humanos
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Zonas de sacrificio ambiental: La Situación de Mejillones

Tenemos la obligación de ser más responsables y conscientes por nuestros niños y niñas de los problemas que puede traer un estilo de vida como el que se está formando por esta masificación tecnológic ...
+VER MÁS
#Salud

La tecno-infancia y su consecuencia

Refundar barrialmente nuestra comuna es una necesidad que resulta evidente y que debe transformarse en una política pública cuyo origen, resolución y aplicación, debe ser a través de un proceso con par ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Conchalí: Refundación barrial camino al centenario