#Género

¡No es asunto tuyo!

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

A propósito del “Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia”, conmemorado este 17 de mayo, quisiera entregar esta pequeña reflexión sobre el rol de nuestro Partido Socialista en el marco de esta lucha cultural que aún muestra pocos avances y mucho trabajo por desarrollar.

Ese mismo día 17, el diario de circulación nacional LaTercera sacó una nota titulada: “Condenan a 85 varazos en público a dos hombres homosexuales en Indonesia”. La nota fue replicada luego en sus redes sociales. Me sorprendió leer los comentarios del público en Facebook; parecíamos estar presenciando una junta nacional de homofóbicos de tan alto nivel de violencia e intolerancia que dejaba una sensación de retroceso más que progreso. 


"Los procesos históricos nos muestran muchas veces que las sociedades, en términos culturales y valóricos, se mueven más en forma pendular que lineal-ascendente. Así, hemos visto en los últimos años cómo en Europa y en EEUU han aflorado movimientos que revierten aquellos valores que dábamos por consolidados en el mundo desarrollado."

Pronto veríamos la declaración en twitter del candidato presidencial de la derecha conservadora-neoliberal, José Antonio Kast: “La Moneda se rinde a la dictadura gay. Las inst. públicas son de todos los chilenos, no de minorías”. A pesar del masivo rechazo de la declaración, no deja de sorprender la adhesión que generó en un no menor número de personas.

La aseveración que quiero plantear hoy, y que pretendo que nos apele a reflexionar como Socialistas, es que el camino hacia la consolidación de los valores del progresismo -que nosotros representamos- no avanza de manera lineal y ascendente con los años.

Los procesos históricos nos muestran muchas veces que las sociedades, en términos culturales y valóricos, se mueven más en forma pendular que lineal-ascendente. Así, hemos visto en los últimos años cómo en Europa y en EEUU han aflorado movimientos que revierten aquellos valores que dábamos por consolidados en el mundo desarrollado. Ante este injusto movimiento pendular vemos que las minorías quedan nuevamente expuestas y vulneradas en sus derechos.

Desde la búsqueda de la empatía hacia un principio categórico

El eje histórico que ha seguido nuestro partido, con respecto a los valores progresistas que queremos posicionar en la sociedad, ha sido intentar ganar el terreno de la hegemonía cultural. Estar presentes y posicionar nuestros valores han sido las principales estrategias. Es así como han surgido comisiones, vicepresidencias y secretarías que abordan estos temas, apoyados por nuestros centros de pensamiento y las academias donde están presentes nuestros militantes.

Que nuestros valores e ideas ganen espacios en el disputado terreno de la hegemonía cultural ha sido un trabajo notable y fructífero. La principal herramienta para lograrlo ha sido la comunicación efectiva y la apelación a la empatía. En la medida que logramos concientizar a la ciudadanía sobre estos temas -afirmamos- generamos tal nivel de empatía que ciudadanos antes reacios a nuestras ideas se vuelven adeptos. Muchas campañas políticas se han diseñado desde esa lógica: “¿Qué sucedería si tu hijo fuera?”, “¿Y si alguna vez te toca a ti?”, “¿Y si la afectada eres tú?”.

¿Es suficiente? A mi parecer no. Debemos desarrollar una estrategia paralela, que busque trabajar en otra lógica. Una lógica que evite posponer los derechos de las minorías al antojado e hipotético momento en que la ciudadanía desarrolle cierto nivel de empatía. ¿Por qué? Por dos razones importantes:

Primero: nuestros compatriotas no pueden esperar que los ciudadanos desarrollen tal nivel de empatía que permita que “haya agua en la piscina” para legislar sobre las materias pendientes. Existe urgencia.

Segundo: el movimiento pendular en la cultura y valores, descrito anteriormente, no nos permite garantizar que los avances que hemos logrado en igualdad, dignidad y derechos se sostenga en el tiempo. ¿Y si un personaje como J. A Kast toma vuelo, como sorprendentemente lo tomó Trump, y se produce un retroceso enorme en estos temas?

Hacia un principio categórico

El Partido Socialista debe entonces trabajar una estrategia paralela que busque reconstruir, desde los cimientos de la cultura, un principio categórico que posibilite que los derechos de las minorías no estén anclados a los vaivenes de las mayorías. Ese principio categórico está en la Igualdad.

Todos somos parte de la especie humana, poseemos una misma dignidad y racionalidad. Dicha igualdad inicial no acepta que un tercero pueda diseñar el proyecto de vida de una persona; simplemente ningún tercero puede decidir -por mí- el cómo vivir, cómo amar, cómo sentir y qué hacer ante tal o cual dilema moral. Sólo puede alguien creer tener esa atribución, con respecto a otra persona, por creerse superior a ella racional o moralmente.

La única restricción que admite este principio es cuando nuestras decisiones afectan a un tercero; ahí es aceptable la heteronomía, o dicho de otro modo, ahí es importante que regule la decisión una voluntad superior: La voluntad general, a través de la Ley.

Estamos hablando, como verán, de una matriz liberal. La diferencia sustancial que tiene esta matriz con la lógica de la persuasión/empatía es que el imperativo liberal no busca convencer: busca simplemente delimitar jurisdicciones; tú decides sobre tu vida y yo sobre la mía. No busca convertir a los no-abortistas en abortistas; busca que el primero decida no abortar y que no tenga el derecho de exigirle lo mismo a un tercero.

Nuestra sociedad tiene una amplia lejanía con la matriz liberal. Tanto así, que las principales disputas que tenemos en esta materia se debe a que ciertos criterios decisionales (de matriz conservadora) están establecidos por ley: No abortar, No al matrimonio entre personas del mismo sexo, No a la adopción por parte de parejas homosexuales, etc. Históricamente algunos creen que pueden decidir por el otro, y no conforme con creerlo, lo han transformado en Ley.

El Partido Socialista de Chile debe reforzar su matriz liberal en todos los temas de la agenda valórica. Debemos trabajar por vía doble. Es la única forma de cambiar la lógica que subyace esa constante creencia que tienen los chilenos de decidir e interferir en la vida del otro. Los norteamericanos, siempre leales a su lógica de negocios y a su matriz liberal, lo plasman en una simple frase: “none of your business”.

Bien sabemos que nuestras/os compañeras/os constitucionalistas nos recomendarán que dicho principio liberal debe necesariamente quedar plasmado en las bases de un nuevo proyecto constitucional. Sí, es verdad. Pero primero debe posicionarse ese principio en la sociedad. Un buen ejemplo de esto lo ha hecho el movimiento a favor de la interrupción del embarazo en 3 causales, con una frase notablemente liberal: “Ellas deciden”.

TAGS: #Libertad #PartidoSocialista Liberalismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

23 de mayo

Me parece bien que los socialistas, despues del formidable manejo financiero de sus dineros, de la pension de la señora, del caso CAVAL, etc.. dejan el proselitismo basado en la descalificación cínica a otros y comienzan a hacerlo en el terreno valórico y de las ideas.
La aseveración que plantea el articulo es bastante cierta pero la forma de llegar a ella demuestra valores absolutamente torcidos de una doctrina llamada socialismo “progresista”, que si leen bien darán cuenta que impulsa el totalitarismo retrogrado.

La frase de Kast no contradice la hegemonía cultural porque las instituciones no deberian regirse por una dictadura homosexual o heterosexual.

El torcido artículo hace una inferencia valórica universal basandose en un tramo insignificante: Es distinto dejar que cada uno decida su rol sexual a que cada uno decida asesinar al que está por nacer aprovechando que no puede decidir por si mismo.

La busqueda de la empatía no tiene nada que ver con la hegemonía cultural sino todo lo contrario, implica la tolerancia y valoración a la diversidad cultural. De hecho la definición de “hegemonia cultural” es casi lo mismo que totalitarismo y el autor reconoce sin pelos en la lengua que se trata de “concientizar” a la población con ese criterio de manipulación.

Saludos

sebastien

24 de mayo

“El eje histórico que ha seguido nuestro partido, con respecto a los valores progresistas que queremos posicionar en la sociedad, ha sido intentar ganar el terreno de la hegemonía cultural. ”

porsupuesto, hijos de gramsci hacen lo que dijo gramsci.

la hegemonia cultural no es deseable, es deseable la tolerancia pero ese no es un valor beato-progresista.

si se preguntan la mayoria de la derecha no esta en contra de sus ideas, esta en contra de su forma de imponerlas. ponerse en el alto pulpito moral en el que se encuentran hoy los lleva a solo hacer eco en los niños ricos (encuestas muestran que sus bases son el segmento rico, hombre, blanco entre 20 y 35 años) que quedaron enamorados de la europa blanca, angloparlante y tolerante de las universidades y turismo.

cuando sus palabras y actos hagan sentido a las personas de las que hablan; los pobres, inmigrantes, trans y todos los perjudicados les tomare en serio. en el intertanto es solo un grupito de cuicos que piensa que el pueblo no entiende nada asi que hay que llevarlo a actuar como ustedes a cualquier costo.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica