#Género

Mujeres electas: Necesidad colectiva y no solo derecho individual

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Común es que en la baja representación femenina en cargos de representación popular (Congreso, alcaldías, concejos municipales, consejos regionales) el centro del debate sea el derecho de las mujeres a participar en dichos espacios. El retiro de barreras de entrada o discriminar positivamente por género fueron algunas de las medidas que en el caso del Senado y la Cámara de Diputados se aplicaron en 2017, pensando en que mientras más candidatas más posibilidades de aumentar su porcentaje de elección efectiva.

La discusión no es intrascendente.


La baja participación femenina no solo priva a las mujeres de un derecho sino a la sociedad en su conjunto de decisiones ejecutivas, colegiadas y legislativas que integren tanto las visiones de los hombres como de las mujeres.

A pesar de representar las mujeres más de la mitad de la población chilena (51,1 %) y del padrón electoral (51,3 %) y contar hoy con cuotas de género para la confección de las listas de candidatos y candidatas al Congreso, siguen ocupando menos de un cuarto de los escaños tanto de la Cámara de Diputados (23,9 %) como del Senado (23,2 %).

En el caso de las alcaldías, hoy los liderazgos femeninos representan un magro 11,9 % en tanto que en los concejos municipales un 24,6 %.  En paralelo, en 2017 las candidaturas de mujeres a los consejos regionales llegaron solo a un 27,1%.

Buscando revertir aquello, hoy en la Cámara Baja se tramita un proyecto que replica la Ley de Cuotas del Congreso para las elecciones en alcaldías, concejos y de los futuros gobernadores y gobernadoras regionales (hasta hoy no menciona los Cores).  Establece así que en el número global de candidaturas que declare un partido o cualquier tipo de pacto, ni los hombres ni las mujeres podrán superar el 60 % del total.

Que exista un bajo número de alcaldesas electas se debe -en parte- a la baja cantidad de mujeres candidatas para el cargo” se señala en la iniciativa legal presentada por las diputadas Karol Cariola (PC), Loreto Carvajal (PPD), Natalia Castillo (RD), Daniella Cicardini (PS), Marcela Hernando (PR), Pamela Jiles (PH), Carolina Marzán (PPD), Emilia Nuyado (PS), Andrea Parra (PPD) y Catalina Pérez (RD).  Para entenderlo aporta un dato complementario extraído del informedel PNUD Mujeres y Elecciones Municipales 2016: en 176 comunas, que corresponden al 51% del total, durante las últimas elecciones no hubo ninguna mujer compitiendo para alcaldesa.

Mención aparte merece el supuesto en que se basa el think tank UDI Libertad y Desarrollo para cuestionar el proyecto: da por sentado que el bajo porcentaje de representación en cargos de elección popular sería porque las propias mujeres no sienten interés en competir, al señalar que “más que imposiciones legales se requiere de un análisis más exhaustivo, que efectivamente permita identificar los factores que llevan a que las mujeres, haciendo uso de su libertad, opten, en promedio, por participar menos (las negritas son nuestras)”.

Una parte de esta discusión, por cierto, se vincula con las trabas de las mujeres para ejercer su derecho a ser candidatas y acceder a cargos de representación popular.   En el fondo, una forma de asegurarles el uso de una garantía privada, individual, como es la de participar institucional y políticamente en los temas de carácter público.

Pero hay otra arista.  Una de interés colectivo también.

La baja participación femenina no solo priva a las mujeres de un derecho sino a la sociedad en su conjunto de decisiones ejecutivas, colegiadas y legislativas que integren tanto las visiones de los hombres como de las mujeres.

Porque hoy por hoy, por muy progresistas que sean los varones, las lógicas, visiones y procedimientos políticos e institucionales siguen patrones masculinos, en ciertos casos simplemente como actos reflejos de tipo inconsciente.  Y así van permeando y manteniendo el statu quo social. Y aquello, para muchos hombres también, no va en la senda de la democracia inclusiva y diversa que necesita con urgencia nuestro país.

Un país que nos necesita a todos.  Y a todas.

TAGS: #Democracia #Participación Mujeres

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin distinción

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

Nuevos

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

La superficialidad de este nuevo marco de valores está claramente definida porque ninguno de sus principios responde a una necesidad real, a un análisis profundo de sus razones ni a una tendencia generali ...
+VER MÁS
#Cultura

La burbuja cultural

Hoy se están creando condiciones políticas y económicas en el mundo, para qué América Latina, surja con una voz propia e independiente de poderes políticos y económicos mundiales
+VER MÁS
#Política

Europa necesita la jungla. ¿O solo oportunismo?

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?