#Educación

¿Revolución sin historia?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La atomización de la discusión educativa ha sido progresiva y tiene su fundamento en lo fragmentadas y poco participativas decisiones que se han tomado en la materia en los últimos 20 años (ni qué decir de la época dictatorial). Esta línea de conducta nos lleva a que, de tanto en tanto, estemos discutiendo acaloradamente respecto de políticas o proyectos cuyos impactos no son necesariamente ni efectivos ni nocivos, sino simplemente “no son”.  Aquello es sumamente peligroso porque subcutáneamente se nos ha introducido el virus de la opinología educativa, que tiende a mirar “el problema de la educación chilena” como un monstruo de muchas cabezas, cuyo corte parcelado terminaría solucionando los problemas de fondo o estructurales.

Si alguna lección positiva sacamos del terremoto de febrero fue la de encontrar los problemas estructurales en los edificios, denunciarlos y desechar las soluciones cosméticas que asustaban a muchos. Esa enseñanza no fue trasladada a la discusión sobre educación, sino más bien, fue obviada y se siguió privilegiando la desmenuzada discusión de los problemas de tabiques que sostienen la estructura educativa.

A modo de ejemplo, y nadando contra la corriente crítica actual (y en contra de la mirada de la propia disciplina que promuevo: historia), la discusión del aumento o disminución de horas en uno u otro subsector me parece inocua si hace en forma aislada. Existe consenso de que hay que hacer cambios, unos nos gustarán más y otros menos, pero las preguntas de fondo son ¿A qué responden dichos cambios? ¿A quiénes representan y responden dichos cambios? Finalmente la problemática instalada y profundizada cada vez más, corresponde a que los intereses detrás de los cambios o ajustes curriculares, liceos de excelencia, becas para estudiar pedagogía, etc. responden a la utilidad de unos pocos que haciéndose cargo (a su vez) de prácticas y recetas foráneas que proyectan la imagen de unidad detrás de cada medida, no resuelven los problemas “largamente diagnosticados”.

Respecto del “qué” y (a) “quiénes” (curiosamente sólo surge un “cómo”), estos sólo se pueden establecer a través del debate franco, experiencial, especialista, interesado (también), pero articulado de los actores que se desenvuelven o se ven afectados por la política educativa chilena. El “cómo” por sí solo no sirve ¿Cuál es el ethos de la educación chilena? ¿cuál es su épica?

Si coincidimos o generamos discurso en torno a que leer y realizar operaciones matemáticas debe necesariamente ir en desmedro de la memoria histórica, ok. PERO HAGAMOS EL EJERCICIO DE DEBATIRLO en torno de la generación de una identidad educativa que nos involucre (actores educativos primero, sociedad toda después) en su gestación y haga legitima su implementación. 

La trampa y la sospecha, aparecen toda vez que para discutir necesitamos memoria, debate, ideas, filosofía. La desconfianza sobre la decisión de disminuir las horas en donde justamente deben producirse dichas instancias e insumos se instala con fuerza, haciendo relucir finalmente la inexistencia de una “chilean way”  o una “REVOLUCIÓN EDUCATIVA” a favor de   una mera jugada ideológica de unos pocos que quiere invisibilizar a muchos y eso… nuevamente  es un problema histórico.

————————-

Foto: De izquierda a derecha, Gabriel González Videla, Pedro Aguirre Cerda, Marmaduke Grove y Arturo Olavarría Bravo. En: Memoria Chilena. 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
REINSTAURAR Y REFORMULAR LA EDUCACIÓN CÍVICA EN EL CURRÍCULUM | José Fernández Quevedo

23 de noviembre

[…] de la disciplina histórica ha sido amenazada, primero a través de propuestas que buscaban disminuir su número de horas semanales y después por la intervención conceptual que quería realizarse en los libros que se […]

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica