#Educación

Educación: tres propuestas de cambios estructurales posibles

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
Primero. Se debe asumir a los docentes como profesionales, esto es, como intelectuales que deben formar parte del debate sobre la realidad nacional y educativa a través de espacios de participación y criticidad.
 
La realidad nos plantea la necesidad de que la pedagogía se haga más política y la política más pedagógica (como plantea H. Giroux). Lo primero se refiere, básicamente, a la necesidad de la educación de ser más crítica con la realidad en que viven los/as niños/as y jóvenes y que estos tomen conciencia de los problemas políticos y socioeconómicos que se viven en la actualidad. Hay que hacer más humanitaria la educación. Lo segundo se refiere a los canales de expresión que hay que generar para los/as estudiantes que apunten a materializar, dar voz y voto a ellos/as, trabajar para que los aprendizajes se logren en comunión, organización, con su particularidades todo dentro de su contexto histórico, social, etc.
 
Lo anterior es misión de los/as profesores/as que, como intelectuales transformativos, debemos ser participativos y críticos del momento que estamos viviendo, debemos sentirnos parte de la misión educadora desde la formulación misma de la teoría y hacerla dialogar con la experiencia que sólo nosotros/as tenemos. Pero además,  debemos tomar parte en todas las decisiones curriculares, económicas, de calidad laboral, de gestión, de política educativa, etc., con un discurso articulado y sólido. Sólo con dichas condiciones podremos sentirnos parte integrante y vital (papel que nos corresponde) de un cambio radical educativo del país.
 
Segundo. La Educación chilena no puede centrarse exclusivamente en la lecto – escritura y el razonamiento matemático. Por tanto, la recetas foráneas en materia de enseñanza – aprendizaje deben contextualizarse a fin de establecer un tipo de educación integral que favorezca las inteligencias múltiples de los/as estudiantes y a su vez estimule la capacidad crítica y el crecimiento valórico, en libertad, de ellos/as.
 
Existen problemas de lecto – escritura, comprensión y razonamiento matemático más que diagnosticados. Sin duda alguna, hay que abordarlos. Pero el extremismo con el que se ha impulsado (fracasadas) campañas para superarlos nos han hecho dirigir los esfuerzos de la escuela sólo a esos focos olvidando que debemos promover un desarrollo integral. Parece una buena medida el SIMCE para estudiantes en Educación Física, pero a través de pruebas censales y planes desarticulados y aislados no se subsana el desafío de apuntar a las inteligencias, contextos e intereses múltiples de nuestros/as estudiantes. El mundo cambió, la(s) cultura(s) escolar(es) cambió(aron) y no hemos atendido ello.
 
Tercero. El mayor desafío pasa por entender a la Educación como un proceso individual y social y no como un producto. Es por ello que la inserción distorsionada de nuestro sistema educativo al mercado debe corregirse. No cobro, no selección. Debe evitarse la transmisión de privilegios y la educación debe hacerse ciudadana.
 
Toda vez que la Educación fue ingresada como bien transable en el mercado se produjeron las tremendas anomalías que al día de hoy hacen crisis. Los sueldos docentes, la infraestructura, la municipalización, la calificación docente, remoción y calificación de  directores, liceos de excelencia, etc., son sólo externalidades o, a lo más, paliativos para una enfermedad grave y en expansión. El problema de fondo se desprende del conflicto educación/mercado, da tal manera que encontramos la primera a la medida de lo que se pueda pagar en el juego de lo segundo. Buena (pagada), Regular (Subvencionada), Mala (Municipalizada), con sus correspondientes y variadas graduaciones.
 
La discusión, en Educación, no va por el camino de si deben participar privados o no en ella. De hecho, ni siquiera si el Estado debe administrar colegios. Lo realmente relevante es no cobrar por estudiar ni hacer selección de estudiantes (como plantea Fernando Atria). A la larga, esos dos factores serían los enemigos de una “buena Educación” dentro de un concepto de “ciudadanía”. A ese respecto sería mínima la negativa influencia del mercado en Educación toda vez que se anulen el lucro y la selección. Por tanto, si ese es el medio, no es relevante quien administre colegios, porque el fin ciudadano sería compartido y aplicado transversalmente.
———————-
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

El impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores
+VER MÁS
#Política

¿Qué hacer frente al transhumanismo?

Los campamentos son una opción institucionalizada de carácter no formal que se configura como una opción y/o solución a uno de los hitos de mayor desigualdad que se producen en las ciudades desde antes ...
+VER MÁS
#Ciudad

Pobladores en pugna: La manipulación del Estado