#Educación

Educación sexual, la educación que nos falta

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

el mostrador

Para nadie es un misterio que la sexualidad es un aspecto fundamental en la vida de un ser humano. Vincularse a un otro u otra a través del amor, la ternura y el erotismo, son parte esencial de nuestra convivencia y de nuestro desarrollo, por lo mismo este debería ser un tema central dentro de la formación de nuestros jóvenes, ocupando un lugar protagónico en el currículum nacional. Sin embargo, no es así. La sexualidad es un tema que ha quedado relegado a un plano secundario en nuestras aulas, los y las adolescentes de nuestro país, reciben escasa o nula formación en este ámbito. Por su parte, la familia, tampoco cumple con la tarea de educar al respecto, la mayoría de los padres y madres están demasiado ocupados, cumpliendo con extensas jornadas laborales, por lo que no se dan el espacio para realizar un proceso de apoyo en esta área, sino solo a través de frases sueltas o comentarios que muchas veces se encuentran cargados de prejuicios; fomentando la violencia contra las mujeres, o las actitudes homofóbicas.


En Chile existe una alta tasa de embarazos no deseados, asimismo las cifras de contagio de enfermedades de transmisión sexual también son muy elevadas, situación que ha empeorado con la pandemia.

Los y las jóvenes son empujados por el sistema a acceder a este tema a través de la propia experiencia, la conversación con sus pares o la información que encuentran en internet, información que muchas veces se encuentra distorsionada en páginas web poco fiables.

En la actualidad el sistema educativo ha priorizado por un abultado currículum, lleno de contenidos duros, con el objeto de responder a estándares competitivos de un exigente mercado productivo. En ese marco, las instituciones educativas se han centrado principalmente en la preparación de pruebas estandarizadas con el objeto de demostrar y garantizar la calidad de su servicio educativo. La educación, en su conjunto, funciona como una maquinaria obsesionada por obtener resultados numéricos, olvidando los objetivos propios de la labor educativa.

Las consecuencias que esto ha traído para las generaciones de jóvenes en muchos casos son devastadoras. En primer lugar, en Chile existe una alta tasa de embarazos no deseados, asimismo las cifras de contagio de enfermedades de transmisión sexual también son muy elevadas, situación que ha empeorado con la pandemia. 

“El COVID-19 podría representar un retroceso de cinco años en la reducción de la tasa específica de fecundidad adolescente de América Latina y el Caribe, que pasaría de 61 a 65 nacidos vivos por cada 1.000 adolescentes de 15 a 19 años (UNFPA, 2020b).” 

Pero no solo eso, la carencia de programas de educación sexual integral, no solo constituye un problema de salud física, sino también afecta la vida de las personas, en lo que a salud mental se refiere.

“En Chile, cerca 1.800 personas se suicidan al año, de las cuales 400 son adolescentes, según datos del Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS 2017). Entre las principales causas están el bullying, los trastornos mentales, el consumo de drogas y la falta de apoyo social.” (https://ciencias.uautonoma.cl/noticias/suicidio/)

Sin contar además con que el desarrollo de una sexualidad sana se encuentra estrechamente relacionado con la autoestima. Lo que sucede en Chile hoy, muy por el contrario, atenta contra el fortalecimiento de la autoestima, toda vez que a muchos y muchas se les niega su identidad sexual, invisibilizándola u omitiéndola. Así, la diversidad sexual pareciera existir en otro plano, distinto al cotidiano: en las películas, en las series, en los programas de televisión, pero no en la sala de clases. La negación u omisión de la diversidad, termina excluyendo a los y las adolescentes de la comunidad LGTBIQ+ ,  de las dinámicas escolares. 

Esto forma parte de un grave problema, ya que actúa como pieza de un engranaje mayor, una superestructura heteronormada donde la rigidez de roles previamente establecidos, impide a los y las adolescentes crecer, validando su proceso de exploración y autoconocimiento; se ven sometidxs a la institución tradicional de familia, en el intento de cumplir las normas que desde allí se les imponen. 

El afianzamiento de las estructuras tradicionales con sus dinámicas y códigos, no hace sino perpetuar ciertas prácticas misóginas y machistas que se encuentran asociadas a ella, donde la mujer es entendida como un objeto de deseo, como una máquina reproductora, hacedora de tareas domésticas y dedicada de manera connatural a las labores de cuidado. En ese orden de cosas, se perpetúan las prácticas de violencia, así,  día tras día vemos cómo aumenta la tasa de femicidios.

Estamos en el siglo XXI, pero aun hoy muchos colegios temen hablar abiertamente de sexualidad, menos aún incluirla en sus programas de estudio, otorgándole el tiempo necesario y el espacio relevante que requiere.

Sin embargo, estamos en un tiempo de cambios, un tiempo que nos desafía a dialogar. En el proceso de transformación social que hoy vivimos, se están refundando muchas instituciones, se está repensando el modelo en su conjunto, por lo tanto pareciera ser el momento propicio para comenzar a marcar la diferencia en lo que a educación sexual integral se refiere. Existe una importante iniciativa en el programa del gobierno entrante; se instalarán dispensadores de preservativos en los baños de los colegios y liceos. Así también se plantea la idea de impulsar una “ley de educación sexual integral en todos los niveles de enseñanza, como pilar de una educación igualitaria que reconozca la diversidad  sexual, cuestione los estereotipos de género, y enseñe los derechos sexuales y reproductivos de las personas”. Sin duda medidas oportunas.  Pero lamentablemente resulta insuficiente si no va acompañada del compromiso de las comunidades, un compromiso que se encuentra a la altura de las circunstancias.

En el contexto actual resulta fundamental que se creen los espacios para dialogar y educar sobre este tema, desde distintas perspectivas y disciplinas: la biología, la formación humana, la psicología  e incluso la matemática, deben unirse para crear proyectos interdisciplinarios, charlas, conversatorios, buzones de preguntas, ciclos de cine, etc. nada está de más; el país atrasa tanto en esta materia que cualquier acción resulta bienvenida. Es importante que las comunidades asuman el importante desafío que hoy representa la educación sexual integral de niñxs y jóvenes.

TAGS: Diversidad Sexual Educación Sexual Jóvenes Sexualidad

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de vital importancia que todos y todas valoremos lo que implica para un país con tantas heridas aún no cerradas, ser capaz de llegar a un acuerdo
+VER MÁS
#Política

Apruebo

¿Qué tipo de educación va a garantizar el Estado garante de derechos considerando las condiciones históricas de la realidad escolar pública?
+VER MÁS
#Educación

La realidad escolar pública desde una mirada socio antropológica

Chile es un Estado Regional, plurinacional e intercultural y que está conformado por “entidades territoriales autónomas, en un marco de equidad y solidaridad entre todas ellas, preservando la unidad e i ...
+VER MÁS
#Política

Cómo se configuran las comunas autónomas en la propuesta constitucional

Aunque la Constitución tenga este mandato, a priori, el Estado no está preparado para poder ejercer dicho mandato, no por sus atribuciones, sino porque significaría tener que reconfigurarlo por completo ...
+VER MÁS
#Política

Borrador de Constitución en perspectiva comparada ¿Hacia dónde va?

Nuevos

¿Cuál es el sentido de destruir el Centro de la ciudad? ¿Es qué no hay consciencia que los únicos dañados son los sectores medios y los más pobres?
+VER MÁS
#Ciudadanía

Un ethos y una ética deteriorada

La negación del derecho de la mujer sobre su cuerpo es un tema antiguo y de enorme impacto social.
+VER MÁS
#Sociedad

La mujer marcada

Es de vital importancia que todos y todas valoremos lo que implica para un país con tantas heridas aún no cerradas, ser capaz de llegar a un acuerdo
+VER MÁS
#Política

Apruebo

El acceso a la presidencia de un hijo de Marcos, sin mediar golpe alguno, sino por la vía electoral, es todo un signo de los tiempos que corren. Símbolo de la defraudación, de la decepción producida por ...
+VER MÁS
#Internacional

Filipinas: el retorno de una dinastía

Popular

Si sólo se ponen medidas de contención, pobres y sin valor real en la detención del delito, la violencia será imparable
+VER MÁS
#Política

Los 700

El exceso de normatividad en una Constitución, la transforma en un instrumento que petrifica el debate político al pretender imponer una sola visión sobre cómo resolver los conflictos sociales y políti ...
+VER MÁS
#Política

Los costos de no lograr acuerdos en la Convención Constitucional

¿Qué tipo de educación va a garantizar el Estado garante de derechos considerando las condiciones históricas de la realidad escolar pública?
+VER MÁS
#Educación

La realidad escolar pública desde una mirada socio antropológica

Lo que el sistema y la sociedad no entienden es que las soluciones las necesitamos “ahora”, porque cada día que pasa es un día menos de apoyo al crecimiento de nuestras hijas e hijos, a desarrollar su ...
+VER MÁS
#Educación

Hagan funcionar bien sus Programas de Integración Escolar