#Educación

Bullying: una discusión pendiente.

0
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

De un tiempo a esta parte, en la sociedad chilena se ha instalado fuertemente el concepto de bullying, que con alta presencia mediática y declaraciones desafortunadas, trae consigo desconocimiento y poca claridad.

¿Cuántas veces hemos escuchado en nuestro entorno que algún amigo, conocido o familiar sufrió bullying? ¿Toda acción “molesta” es bullying? ¿Qué entendemos como bullying? ¿Qué es el bullying?

El concepto fue acuñado por el sueco Dan Olweus, que en la década de 1970 investigó sobre violencia escolar, abriendo nuevos enfoques y perspectivas por descubrir y estudiar. El bullying se puede definir de manera simple como el abuso, intimidación, maltrato físico/psicológico sistemático o repetitivo hacia un estudiante por parte de uno o más pares (grupo de niños o niñas). A partir de esto, echamos por la borda ciertas situaciones de la vida cotidiana catalogadas como bullying y nos centramos en lo netamente escolar. 


"Debemos entender el bullying como un problema social, que traspasa los límites de los colegios y se perpetua en los hogares, con víctimas y agresores que sufren, muchas veces en silencio, por temor a sus propios padres, familiares y compañeros."

Desde la definición anterior, podemos establecer que el bullying es un fenómeno multicausal, generado a partir de situaciones individuales, familiares, socioculturales entre pares, donde se desarrollan situaciones asimétricas de poder, es sistemático y sostenido en el tiempo, y donde finalmente, la víctima se encuentra aislada sin posibilidades de escapar por sí sola de dicha situación.

Por una parte está la víctima y por otra el agresor. El primero vive en una situación constante de vulnerabilidad frente a los demás, siente que su integridad y existencia peligra frente a sus compañeros. El hecho de sentirse inferior lo lleva a disminuir su valía, a perder confianza en sí mismo y a buscar instancias de reconocimiento frente a sus agresores, entregando e invisibilizando muchas veces su dignidad y sus propias necesidades.  Por otra parte, se encuentra el agresor, el que busca reconocimiento y establece vínculos a través del abuso y la superioridad. Estas acciones, finalmente, le entregan poder sobre la víctima, perpetuando un modelo de relacionarse totalmente equivocada, cosa que se mantiene en el tiempo, haciéndolo constante y más doloroso día a día. Incluso, muchas veces se cree que la víctima es la única con consecuencias negativas, sin embargo, el agresor también puede acarrear consecuencias negativas, como el aislamiento social o síntomas depresivos, ya que también hay espectadores, los cuales juegan para bien o para mal, un rol importante en la relación víctima-victimario. Finalmente, se construye un ambiente de violencia constante del cual es muy difícil salir.

Ahora bien, las formas de violencia más generales se entienden como violencia física y relacional (psicológica). La violencia física se refiere principalmente a golpes o empujones, mientras que la psicológica responde a exclusión social y estigmatización. No obstante, situaciones de violencia como el ciber-bullying, discriminaciones raciales y el acoso sexual, también entran dentro de estas categorías y merecen toda nuestra preocupación como profesionales de la educación y sociedad.

A partir de lo anterior, es interesante destacar que los espacios donde más se desarrollan actos de abuso, es donde el colegio no tiene mucho poder de supervisión e intervención, ya sea en los baños, en los recreos, en internet, etc. En ese sentido, creemos que el bullying se establece a partir de relaciones generadas en el espacio escolar, por ende, también es de nuestra preocupación si los casos de violencia no se dan dentro del espacio físico del establecimiento. Y es aquí donde la familia juega un rol importante, como nexo con la institución educativa.

Debemos entender el bullying como un problema social, que traspasa los límites de los colegios y se perpetua en los hogares, con víctimas y agresores que sufren, muchas veces en silencio, por temor a sus propios padres, familiares y compañeros.

En síntesis, el bullying es una forma de violencia escolar sufrida tanto por niños y niñas, donde predomina el abuso, la lucha de poder, a partir de la búsqueda de reconocimiento en su entorno.

Pues bien, este problema escolar y social, claramente, se combate desde el interior de los colegios, trabajando de manera específica y grupal con los estudiantes, orientando adecuadamente sus relaciones interpersonales y generando espacios donde sus miembros, velen por el bienestar de la comunidad, donde primen el respeto y la tolerancia. Sin embargo, esto también es tarea del estado y de la sociedad civil, con políticas públicas integrales y reconociendo que existe un problema, tomando el peso correspondiente, sin relativizarlo ni estableciendo concepciones erróneas.

Finalmente, es importante decir que el acoso escolar no es un asunto de sobrevivencia ni la escuela un laboratorio de violencia. La escuela es un espacio donde los niños aprenden a respetar y tolerar.

El bullying deja huellas, que se borran, que se marcan en la piel o que simplemente se cruzan con la muerte.

TAGS: #Acoso #AcosoEscolar #Bullying Escuela

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Cómo explicarnos que en el siglo XXI se apliquen prácticas crueles e inhumanas y quiten la vida a personas que hacían una tarea; cómo explicarnos que corten de tajo los sueños y aspiraciones
+VER MÁS
#Internacional

Qué hacemos. Aquí #NoSonTresSomosTodxs

El logro para que Chile se ubique en ligas avanzadas de producción de patentes y propiedad industrial, es de urgencia, ya que el desarrollo depende de este contexto, considerando que es por todos sabido qu ...
+VER MÁS
#Tecnología

Día internacional de la propiedad industrial. La importancia estratégica que tienen las patentes para Chile

Debe pues acordarse un nuevo contrato social donde cada región administrará los recursos que genera y aquellas ciudades o regiones que no les alcance para su subsistencia, pues negocien con aquellos prés ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Chile debe impulsar una ley de regionalización pareja

Son más de 70 permisos viciados, con inversiones privadas del orden de unos cuantos miles de millones de dólares, con utilidades conjuntas aproximadas de 500 millones de dólares, teniéndose presente que ...
+VER MÁS
#Ciudad

Otros guetos verticales ilegales en Santiago

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

El doble trabajo que cumplen muchas de las seleccionadas chilenas da pena y rabia, que a diferencia de los hombres, ellas no puedan vivir del fútbol
+VER MÁS
#Género

El gol del patriarcado