#Economía

COP25 en Chile: Nuestra forma de habitar al banquillo

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Es efectivo, las noticias falsas se han transformado en un problema.  No tanto por su existencia, que la mentira no es un invento del siglo XXI y sus redes sociales, sino por la amplificación y velocidad de propagación que alcanzan, modificando percepciones y opiniones de una ciudadanía muchas veces dispuesta a creerlo todo, apuntalando de paso sus propios prejuicios.

Desde la guerra de Estados Unidos con España por el control de Cuba, de 1897, se conoce la influencia de los medios en la opinión pública no solo falseando información, que es el ejemplo más extremo, sino dando solo una versión de los hechos como verdad absoluta o haciendo interpretaciones forzadas.

Ya lo dijo Bernard Cohen, padre de la teoría de la Agenda Setting: los medios no serán muy efectivos en decirnos qué pensar pero sí lo son, y tremendamente, en decirnos sobre qué hacerlo.

La omisión es el parte del problema, no solo la sobreabundancia de noticias.


La discusión sobre el modelo de desarrollo chileno de alto impacto ambiental debe ser parte integrante de la COP25:

Son las informaciones, análisis e interpretaciones que, aunque existen, no están presentes en el debate público. En ciencia a aquello le llama “undone science”, esas preguntas que los investigadores no se hacen, que son muchas veces las que trascienden el paradigma mental predominante.

La Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático (COP25) se realizará en Santiago entre el 2 y el 13 de diciembre de este año, en el Parque Bicentenario de Cerrillos.  Y por su envergadura ya ha generado una gran discusión en torno a los aspectos logísticos, el fondo de lo que se debatirá e incluso la coherencia inherente a que nuestro país, y el actual gobierno en particular, sea anfitrión del principal encuentro ambiental del planeta.

Es en este tráfago de información y opiniones que es fundamental comprender a qué nos enfrentamos cuando hablamos de calentamiento global. No solo en términos técnicos sino de las preguntas que debemos hacernos para evitar cometer los mismos errores que nos tienen en la principal crisis que ha vivido la humanidad, según han explicado los expertos.  Esto, siempre que concordemos con esta visión ya que sería legítimo que alguien piense que el cambio climático no es más que una fake news de los ambientalistas, las ONGs verdes, los chinos, los judíos o los illuminati.

Hoy por hoy, la discusión política apunta a los logros y avances que Chile mostrará al mundo en la lucha contra el calentamiento global.

Por una parte en mitigación: qué hacemos para disminuir nuestras acciones que acrecientan el problema.  Y ahí tenemos la electromovilidad (en el marco de la utopía full electric que domina el planeta y también a nosotros), el aumento de la superficie de áreas silvestres protegidas, el impulso de las energías renovables no convencionales.

Y por la otra en adaptación: cómo cambiamos nuestras decisiones para ser menos impactados por sus efectos.  En ello nos proponen más embalses y una carretera hídrica que quiere llevar al norte agua extraída desde los ríos del sur de Chile, además de la instalación de cultivos agrícolas que se aclimaten mejor a los cambios de temperatura que se prevén. Esto último, bajo el prisma de que una crisis como esta puede ser también una oportunidad… para seguir haciendo negocios.

Es en este contexto que la demanda concreta de las organizaciones de la sociedad civil ya apunta a la incoherencia de ser anfitrión de una conferencia como esta y seguir bajo el modelo eléctrico de centrales a carbón, que superan en generación el 40 % de la matriz. Ante ello, han solicitado al Presidente Sebastián Piñera que se comprometa con un cronograma concreto de cierre de todas las termoeléctricas a carbón al 2030.

A pesar de la pluralidad que se percibe, toda esta discusión se sustenta aún en disminuir los gases de efecto invernadero (GEI) como el CO2, el metano y el óxido de nitrógeno que acrecientan la retención de calor de la tierra.  Fundamental, porque es esto lo que nos tiene con los problemas actuales y en raudo camino a la extinción de la vida (humana y de las otras) como la conocemos hoy.

Pero por muy relevante que sea, no es en realidad el problema de fondo.  O, por lo menos, no es lo que nos trajo hasta acá.

No son los autos, las termoeléctricas, la agroindustria y su emisión de metano, la tala de bosques, los incendios forestales de origen antrópico.  El problema no es la técnica ni nuestras acciones conscientes.  Es una forma de pensar, de ver el mundo, bajo cuya luz (o sombra) ocurre lo anterior.

En el fondo el planeta y los ecosistemas no nos están diciendo que emitamos menos CO2, metano o cualquier otro gas de efecto invernadero.  Lo que en realidad nos está diciendo con el calentamiento global es que como especie hemos tenido una muy mala relación entre nosotros y con las otras especies, tanto en términos contemporáneos como intergeneracionales.

Ese es el llamado de Gaia, uno que nos viene interpelando desde la segunda revolución de la humanidad (la primera fue la cognitiva, hace 70 mil años), cuando hace 12 mil años comenzó la aclimatación de animales y plantas.  Y que con la revolución científica de hace 500 años y la industrial de hace 200, se hace cada día más angustiante.  La actual, que podríamos llamar del trans e interconocimiento, está por verse qué camino seguirá.

Es en este contexto que la discusión sobre el modelo de desarrollo chileno de alto impacto ambiental debe ser parte integrante de la COP25: minería extractiva que diezma territorios, agroindustria basada en químicos y artificialización, salmonicultura que contamina costas del mar y lagos, turismo que no considera capacidades de carga de los ecosistemas, mercantilización de la naturaleza y extremación de un modelo de producción y consumo como puntal de la sociedad.

Si el gobierno está disponible también para ese debate, esta Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático será un hito el cual recordar.  Si no, no solo se prestará para que todo siga igual sino que dará motivos para pensar que gran parte de la alternativas de solución que se planteen serán más de lo mismo, farsas que son cimiente de la sociedad global que nos trajo hasta acá.

TAGS: #CambioClimatico #Cop25

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

No es tarea fácil la que tiene Xiomara Castro, pero sabemos que con dignidad, amor, humildad, memoria y ahínco podrá desempeñar a cabalidad la responsabilidad que ha depositado el pueblo hondureño en ella.
+VER MÁS
#Internacional

Xiomara Castro, el renacer de Honduras

Son las estructuras profundas de los campesinos del Biobío Maulino, los que pugnan por representarse por medio del entramado de las relaciones sociales descritas en el apartado anterior
+VER MÁS
#Ciudadanía

La cultura del BioBío Maulino o el soporte de la cultura popular en Chile

En escasos días se hará un “cocinado o refrito” para presentar un modificado Programa de Gobierno, que será lo que se pueda hacer “rapidito, cortito, donde esté todito y le dé en el gusto a la ge ...
+VER MÁS
#Política

Programas presidenciales desprogramados

La crisis del capitalismo evidencia los límites de la igualdad legal, el reformismo y la democracia burguesa en la lucha contra la doble opresión y violencia patriarcal
+VER MÁS
#Género

Feminismo, clase y la tareas anti patriarcales

Popular

Su impacto es tal que ya se piensa en legislar una “Ley Kaiser” con el fin de sancionar a todo aquel que fomente, promueva o incite la violencia sexual.
+VER MÁS
#Política

Johannes Kaiser, revela la verdadera cara de la extrema derecha

Una vez que ciertos derechos se establecen como universales, surge la tensión conceptual que hoy aqueja nuestra sociedad. Para entender esto, es importante conceder una obviedad: el acceso al dinero no es ...
+VER MÁS
#Política

La tensión que el neoliberalismo no puede resolver

El mal manejo de la crisis fue terreno fértil para el nazismo. Las personas se sentían atraídas por aspectos de la personalidad de Hitler y minimizaban el peligro de sus ideas desequilibradas.
+VER MÁS
#Política

La cadena de errores en el ascenso de Hitler al poder

Levantar la idea antifascista y centrar la campaña de Boric en torno a esa idea no hace mas que profundizar los miedos que, como hemos señalado, fortalecen la candidatura de Kast.
+VER MÁS
#Política

¡No pasarán! ¡Pasaremos!