#Cultura

Tras la pared hay alguien

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En la oscuridad absoluta de esta habitación con ventanas sin vidrio, sólo la lluvia crea ecos en la noche. Todavía tengo fe  que los ruidos tras las paredes son parte de mi imaginación o de alguna rata que escudriña en busca de abrigo. La mujer que me alquiló el cuarto me dijo que en este pueblo fronterizo entre Guatemala y México hay muchos demonios y fantasmas. ¿Almas en pena víctimas de la guerra civil?, me pregunté y al mismo momento me respondo que me importa un bledo en este preciso instante.


Ayer lo sentí también, sin embargo, ahora está más cerca; como si alguien o algo estuvieran  a punto de invadir esta alquilada privacidad.

Me conozco bien cuando estoy alerta.  Mi oído es agudo para escuchar tras la pared.  Nunca me equivoco y estoy seguro que algo  se mueve  tras esas sucias murallas. – Ven por mí.  Te espero.  Tengo en mi boca el credo de la venganza de los caídos y mi revolver en la mano para santificarte con fuego -.

Sé que nada puede ser más atroz que la oscuridad. Ella acompaña las tormentas que llevan días sobre este poblado donde me escondo. Me levanto y coloco el oído sobre la pared para tratar de saber de dónde vienen esos espantosos murmullos, mis sentidos son como radares y nunca me han fallado, pero en esta ocasión no puedo detectar que es lo que raspa la madera y cemento con ganas de salir para matarme.

Ayer lo sentí también, sin embargo, ahora está más cerca; como si alguien o algo estuvieran  a punto de invadir esta alquilada privacidad. No sé qué pensar, no sé dónde correr, capaz golpear el muro y enfrentar ese demonio, aunque el miedo se apodera de mí.  Me armo de valor para hacer la lucha a lo que viene escarbando lentamente. Sé que no son fantasmas, pero sí demonios. El valor de los primeros días se confunde en mi mente con los mil temores y diez mil ideas de mi propia  apocalipsis.

Miro ese reloj de plástico colgado en la pared. Sus manecillas marcan la seis de la mañana y aún las tinieblas gobiernan el exterior. Continúa el sonido cada vez más cerca de mí, cada vez más vivo en mi mente, cada momento más real.

Un andrajoso vaticinio de los vientos del terror. ¡Ven! Le grito para mis adentros. Sé tú mismo, firma tus asquerosos y mediocres pensamientos los cuales has dejado sobre los árboles del pasado. Te espero decidido a romper con la fuerza de mi alma, tus intenciones tortuosas y vulgares. Tú, lleno de ignorancia hablas en nombre de Medusa, sobre los círculos de los traidores, donde los devora su propia ambición.

Jamás me rendiré a tu ruido amenazador. Aquí, en mí, está el fuego de mi Dios para quemar todos tus propósitos. No detendrás mi valentía, demonio. El ruido crece a cada momento  tras la pared  y busca romper el cemento. Lo escucho tan cerca, su respiración casi invade el cuarto y, en este momento, el fuego de Dios ilumina todo el espacio.

Rompe el sonido como las murallas de Jericó. No temo pues estamos juntos, ahora serás mi guía. Su espada y escudo son mi protección sobre el mal de las criaturas torcidas de la soledad, que presionan los ladrillos. Y yo, en su presencia, prefiero combatir para detener esas maldiciones que caen sobre generaciones. Las cadenas de angustia e ira que llenan la habitación se destruyen. Ahora no tengo miedo. El temor es para los huérfanos del Creador.

Caen los muros por un fuerte temblor y se revientan los lazos  de las cortinas de hierro que ocultaban el sol. Se vienen abajo como los viejos dictadores y caudillos de uniformes anticuados. Estoy libre en medio de la esclavitud de los cuatro ejes de la historia.

Junto al alba, la luz entra pomposa por las ventanas. La soledad escapa envuelta en llamas. En mí crece la convicción de la palabra siempre viva. Muere esa patética ignorancia fundamento de los peores comentarios sobre ella.

No son dogmas, son las realidades del alma. Una oración dictada desde el sosiego y la humildad. Porque en el sacrificio hay victoria eterna. Porque en el sacrificio hay libertad eterna.

Mientras el pueblo se derrumba y arde por el fuego, busco la salida y puedo ver a la distancia que me siguen de nuevo.  Esta vez no tendré compasión a la hora de quemarlos vivos.

TAGS: #Relato

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
El ingreso mínimo universal viene a construir un nuevo contrato social, en la búsqueda de crear una sociedad más justa y sostenible. Sería de gran utilidad para mantener controlada la desigualdad
+VER MÁS
#Política

COVID-19 hace necesario pensar en el Ingreso Mínimo Universal

Tenemos la pretensión de dejar notar que en Colombia hubo un presidente de piel negra que ha ocupado el cargo más alto de la política (la presidencia) a pesar de sus orígenes humildes.
+VER MÁS
#Cultura

Orígenes humildes de Juan José Nieto Gil. Primer presidente negro de Colombia

El saludable efecto, constatado en Israel, con la reducción ostensible de la tasa de contagios, posterior a la vacunación, nos da la esperanza, de que en Chile se pueda lograr ese mismo efecto. Pero se re ...
+VER MÁS
#Salud

Responsabilidad: la única vacuna

Su llamada cayó en el momento en que estaba tirado sobre la cama y mis planes de salir se habían evaporado. Cuando la oí hablar, noté los típicos balbuceos por efecto de mucha cerveza y chicha fermentada
+VER MÁS
#Cultura

Eso que pensamos que no dolerá

Nuevos

El ingreso mínimo universal viene a construir un nuevo contrato social, en la búsqueda de crear una sociedad más justa y sostenible. Sería de gran utilidad para mantener controlada la desigualdad
+VER MÁS
#Política

COVID-19 hace necesario pensar en el Ingreso Mínimo Universal

Tenemos la pretensión de dejar notar que en Colombia hubo un presidente de piel negra que ha ocupado el cargo más alto de la política (la presidencia) a pesar de sus orígenes humildes.
+VER MÁS
#Cultura

Orígenes humildes de Juan José Nieto Gil. Primer presidente negro de Colombia

El saludable efecto, constatado en Israel, con la reducción ostensible de la tasa de contagios, posterior a la vacunación, nos da la esperanza, de que en Chile se pueda lograr ese mismo efecto. Pero se re ...
+VER MÁS
#Salud

Responsabilidad: la única vacuna

Su llamada cayó en el momento en que estaba tirado sobre la cama y mis planes de salir se habían evaporado. Cuando la oí hablar, noté los típicos balbuceos por efecto de mucha cerveza y chicha fermentada
+VER MÁS
#Cultura

Eso que pensamos que no dolerá

Popular

Las palabras, en sí mismas, están vacías de significado y les otorgamos sentido mediante las asociaciones ancladas a objetos y experiencias de la vida. El cuico por ahora está rodeado de contenido, de r ...
+VER MÁS
#Política

Los cuicos y extranjeros

El seguidor de extrema derecha odia por igual a negros, judíos, latinos, árabes, feministas y cualquier otro grupo que invada según ellos su espacio nacional conquistado a los nativos, después recuperad ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y la revuelta de los bastardos

La vida nos enseña que tanto las enfermedades, como el tratamiento y la muerte al fin, están dotadas de clase social, por una condicionante social que es el cuidado, el reposo, el tratamiento oportuno, la ...
+VER MÁS
#Política

La metáfora de la Muerte Roja

Cada piedra y montaña, árbol y bosque, animal y jauría, persona y comunidad pertenecen a un todo (todos) de una manera tal que son las interrelaciones las que hacen los miembros o elementos.
+VER MÁS
#Política

Razones del todo en los rituales del buen vivir