#Ciudadanía

Perros vagos: ¿Las ´vacas sagradas` de Chile?

19 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Recientemente, los municipios de Antofagasta y Coquimbo han decidido instalar casuchas para perros que viven en la calle. Este hecho es de suma gravedad, porque normaliza la presencia de animales sin supervisión en el espacio público. Y más aún: resulta casi criminal, porque dichos animales transmiten enfermedades y muchas veces muerden a personas.

El deber de las autoridades comunales, es retirar a los perros vagos de las calles. Y este proceso debe realizarse evitándoles un sufrimiento innecesario a los animales: esa es la forma de respetar la “Ley Cholito”. Instalarle casuchas, además de afear el espacio público, mantiene el problema de salud y seguridad pública que significan los perros vagos. Y apunta en sentido totalmente contrario a lo que se entiende como tenencia responsable de mascotas.


El deber de las autoridades comunales, es retirar a los perros vagos de las calles. Y este proceso debe realizarse evitándoles un sufrimiento innecesario a los animales: esa es la forma de respetar la “Ley Cholito”

Cabe señalar que la medida implementada por los municipios de Antofagasta y Coquimbo, va en línea con la postura más extrema y fanática del “animalismo”, que se opone a incluir la eutanasia de animales sanos como herramienta complementaria de la esterilización masiva de perros y educación de la población.

Resulta desconcertante (y preocupante) tal nivel de fundamentalismo de parte de autoridades comunales, porque prestigiosas instituciones de protección animal, reconocidas internacionalmente, como la Sociedad Mundial para la Protección de los Animales (WSPA por su siglas en inglés) en su publicación “Métodos de eutanasia para perros y gatos: comparación y recomendaciones” (Pág. 4, inicio segunda columna) declara respecto al tema: “la Sociedad Mundial para la Protección de los Animales acepta a disgusto la existencia de circunstancias en las que la eutanasia de animales saludables sea necesaria, por ejemplo en el caso de animales que no pueden ser reubicados en otros hogares, o para evitar el hacinamiento en refugios que comprometería el bienestar de los animales que se encuentran en ellos”. La WSPA “acepta a disgusto” la eutanasia de animales saludables. Pero la acepta. A diferencia de la injustificada intransigencia de grupos “animalistas” extremistas. Y de irresponsables alcaldes(as), que se dejan influenciar por esos fanáticos y no se asesoran con expertos.

Y tal como la WSPA, la eutanasia para control de población de perros vagos también es aceptada por la Sociedad Humanitaria de EE. UU. (HSUS por sus siglas en inglés) como se evidencia en sus “Pautas de la HSUS para la Operaciónde un Refugio de Animales” (Pág. 8: “Eutanasia del Exceso de Animales”) Y, por supuesto, por la máxima autoridad mundial en sanidad animal, la OIE (equivalente animal de la OMS) en su  “Código sanitario para los animales terrestres” (Art. 7.7.6 del Capítulo “Control de las poblaciones de perros vagabundos”)

Pero Antofagasta y Coquimbo no son los únicos municipios negligentes frente al problema de los perros vagos: En Concepción, la alcaldía junto al SEREMI de salud, elaboraron un “Prococolo de control sanitario de perros vagos”, que en su pág 9 ordena recoger a estos animales…¡Y devolverlos después a la calle si no logran ser adoptados! Se rehúsan a sacrificarlos, pese a que -como vimos más arriba- la propia WSPA acepta que les apliquen eutanasia a los perros o gatos sanos que no logran ser reubicados en un hogar. Y es tan absurda y miope su postura, que en la pág. 10 del mismo protocolo dice que se regirán por las recomendaciones de la WSPA para realizar eutanasias, pero sólo para sacrificar animales enfermos. Y adivinen de dónde sacan esas recomendaciones…¡De la publicación “Métodos de eutanasia para perros y gatos: comparación y recomendaciones”, donde la misma WSPA declara aceptar la eutanasia de animales sanos. Increíble el nivel de ignorancia y tozudez de nuestras autoridades.

Finalmente, sólo resta recordar a lo(a)s alcaldes(as) que no debe haber perros sueltos en el espacio público. Y que es su deber retirarlos. Unos podrán ser adoptados. Y los que no, deben ser sacrificados. De todas formas, tendrán mejor suerte y trato que otros animales que también son plaga.

TAGS: Perros Callejeros

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

26 de junio

Es una pobre y cómoda reflexión el considerar la eutanasia como solución al problema de los perros ABANDONADOS o en SITUACION DE CALLE. Muy corta la visión para no entender que vago es quien le abre la puerta al perro para que sobreviva a su suerte. Me gustaría saber qué has hecho tú al respecto, porque la solución es de todos al ser un problema de todos. Como yo sí he hecho tengo suficiente espalda para escuchar tus propuestas, más allá de columnas destempladas y violentas basadas en argumentos que se ha comprobado en todo el mundo que no funcionan.

27 de junio

La eutanasia no es “LA” solución, entendida como una medida aislada, Constanza Schaub. Así como tampoco lo son las esterilizaciones, las jornadas de adopción y los programas educativos, cada uno por separado. Piensa en esto, Constanza: Si una comuna tiene 1000 perros vagos, y un canil para 50 perros, ¿Cómo va a solucionar el problema? ¿Va a recoger a 50, y esperar que mueran de viejos para empezar a recoger a los otros 950 perros? Así nunca vamos a poder solucionar el problema de los perros vagos. Por eso se requiere la eutanasia, de los animales sanos que no logran ser adoptados (medida aceptada por la más importante organización mundial de protección animal, la WSPA, tal como informo en mi columna) Y es en este punto donde personas y organizaciones animalistas tienen un rol fundamental para buscarles un hogar a esos perros y gatos. Por supuesto, deben entender que no todos los animales podrán ser adoptados. De todos modos, esos perros y gatos correrán mucho mejor suerte que otros animales que también son plaga, y que matamos con veneno o mediante dolorosas trampas.

Pablo Correa

28 de junio

Harto patuda tu reflexión sobre “qué haces tú por este problema” ¿careces de comprensión lectora o eres derechamente tonta? El columnista está exponiendo un problema que se presenta en un espacio público y la solución es clara: esterilización o eutanasia. Si tú eres de esas animalistas fanáticas, vegana, o cualquiera de esas tonteras millenial que circulan hoy en día es tu problema, de hecho, si los quieres tanto, sácalos tú de la calle. A mi en lo personal me mordió una vez un perro vago y afortunadamente pude defenderme alejándolo a patadas porque era invierno, andaba abrigado y con bototos ¿qué hubiese pasado en verano? seguro que hubiese terminado en una clínica, adolorido, pinchado y gastando una fortuna para seguir sano, todo porque un irresponsable abandonó al quiltro o porque el municipio no se preocupó de eliminarlo en su momento. A mi de veras me encantaría que los talibanes como tú bajaran de la nube en que viven y alguna vez intentaran circular a pie por las calles de Santiago centro y poniente, a ver que pasaría cuando las jaurías de animales vagos te atacaran a ti o a las tuyas, pedazo de bruta.

Katherine

27 de junio

Absolutamente una estupidez. Considerar vacas sagradas a los perros vagos que están en esa condición por la irresponsabilidad de personas ignorantes, quienes son los verdaderos culpables y a quienes hay que corregir y sancionar.

Mikelo Abarca

27 de junio

Si es que el autor de esta nota reflexionó algo, sin dudas lo hizo desde su psicopatía y, como un nazi barato, no duda en proponer “soluciones finales” a un tema que debería avergonzarnos como sociedad, pues si hemos llegado a este punto con el abandono animal, es el fiel reflejo de la sociedad de consumo, donde hasta una vida animal es cotizada según el “status” que le da al dueño. Obviamente, cuando ese pobre perro ya no llena las expectativas del “amo”, es arrojado como traste viejo en cualquier esquina, quedando a merced de personajes siniestros que sacían su sed de muerte, atacando a estas criaturas indefensas.
Pierde completamente el norte quien escribió la nota, pues a quien hay que atacar es al irresponsable que abandona y no a quienes, movidos desde la caridad y compasión, buscan ofrecer un refugio a las mascotas víctimas de almas vacías, que solo los vieron como un juguete o bien de lujo más en su tiempo.

“La conmiseración con los animales está íntimamente ligada con la bondad de carácter, de tal suerte que se puede afirmar seguro que quien es cruel con los animales, no puede ser buena persona. Una compasión por todos los seres vivos es la prueba más firme y segura de la conducta moral.”
– Arthur Schopenhauer.

27 de junio

Oye Mikelo Abarca, tú dices “a quien hay que atacar es al irresponsable que abandona”. Bueno, si la autoridad recoge un perro vago que resulta tener dueño, y el dueño lo retira, podría darse la situación que planteas. Pero, los perros y gatos que no son reclamados o no son adoptados, deben ser sacrificados: así lo entiende y acepta la más importante organización mundial de protección animal, la WSPA, tal como informo en mi columna. A continuación agregas: “(no hay que atacar) a quienes, movidos desde la caridad y compasión, buscan ofrecer un refugio a las mascotas”. Y yo te pregunto, ¿Quién te impide que recojas a ese perro vago y le des refugio en tu casa?

Paula Ortiz Fuentes

27 de junio

Me resulta preocupante, por decir lo menos, que se fundamente la solución final para los animales abandonados basándose en un sólo resquicio, que es un artículo de UNA de montones de asociaciones de protección animal que, en este preciso momento, están otorgando a los animales el estatus de sujetos de derecho. Sugiero revisar la postura a nivel internacional completa, y no quedarse con la punta del iceberg para justificar lo injustificable.
No me extraña, de personas con su visión, que habiendo comenzado a pedir la eutanasia para los animales en pos de “la salud pública y la estética”, terminen exigiendo lo mismo con las personas en situación de calle. Al fin y al cabo, también “afean y molestan”, o no?
Hágase ver.

27 de junio

Oye Paula Ortíz, ¿Por animales, te refieres a todos los animales, o sólo a los perros y gatos? Porque eliminamos a una amplia variedad de insectos, y también conejos, castores y jabalíes para controlar su población. Y sin eutanasia. Con armas de fuego, dolorosas trampas e incluso veneno. Y, bueno, también eliminamos animales de granja para comer su carne…¿Quieres prohibir todas esas muertes porque son -según tú- “sujetos de derecho”? Ahora bien, te cuento que si alguien es “sujeto de derecho”, no significa que sólo tiene derechos, sino también deberes. Entonces, dime Paula, ¿Qué deberes podemos exigirle a un animal? Y si no cumple con sus deberes, ¿Lo formalizamos y lo llevamos a juicio, con un abogado defensor?

Paula Ortiz Fuentes

27 de junio

Jajaja usted debería ser cómico, o participante de algún reality show. Ante tanto sinsentido en su respuesta, sólo le responderé que los sujetos de derecho no tienen necesariamente deberes cívicos, por ejemplo, los menores de edad, quienes son sujetos de derecho y no tienen obligaciones.
Repito, le sugiero informarse un poco más antes de escribir sandeces de forma visceral y sesgada.

27 de junio

El sinsentido, es querer declarar a los animales como “sujetos de derecho”. Basta y sobra con evitarles un sufrimiento innecesario cuando se les sacrifica, ya sea para usar su carne (animales de granja) o para controlar su población (animales que son plaga, como los perros vagos y asilvestrados) Y también evitar tratarles cruelmente cuando interactuemos con ellos. Si tu quieres considerarles “personas”, allá tú, pero no puedes obligar a las personas a seguir tus dogmas (es como si los “provida” nos obligaran a considerar “sujetos de derecho” al embrión o feto)

27 de junio

¡Eres un valiente!, habrá mucha gente que te tratará de nazi, de desalmado, de descarado neo- liberal, de amigo de Pinochet, de agente de la CIA, etc, etc, sin duda eres un valiente. La verdad es que hace rato perdimos el sentido común, quienes defienden a los perros aceptan la eutanasia que le hacemos a miles de cerditos, vacas , cientos de millones de pollitos, y para que decir de miles de otros animales. Es un absurdo, yo me quedo impresionado con los pasillos de los supermercados, pasillo completos para comida de perros y gatos, pasillos completos, ¿habrá mano negra en los grupos de presión?, por otra parte, ¿sabrá la gente que se depredan millones de toneladas de peces para alimentar sus gatitos?. Estoy con Ud., es un valiente, la situación necesita control, regulación y decisiones, hay peligro para los niños, personas adultas y enfermas, hay peligro de encontrarse con una manada hambrienta y enferma, pero hemos perdido el sentido común por completo.

27 de junio

Comparto absolutamente lo expuesto en esta columna. La eutanasia sin dolor es la solución de ultima instancia que debe aplicarse para controlar el mal mayor que significa la existencia de perros vagos. Los alcaldes tienen las herramientas y la responsabilidad legal de mantener las calles de sus respectivas comunas libres de perros vagos, los cuales dañan la salud y deterioran la calidad de vida de los ciudadanos. La normativa que se aplica en la mayoría de los países desarrollados consiste en que la municipalidad captura al perro vago, lo mantiene por 30 días en el canil municipal a la espera de que el posible dueño acepte las costos asociados y la multa por tenencia irresponsable o que el perro sea adoptado, de lo contrario el perro es puesto a dormir sin dolor.

Java

28 de junio

Creo que toda solución que no involucre al ser humano responsable de esto es una solución parche. Si sacrificamos a los 950 que el autor menciona como respuesta a un comentario, en muy poco tiempo volverán a haber otros 950 producto de la irresponsabilidad de todos nosotros.
Y así como le gusta citar y dar evidencia, me gustaría saber las cifras de personas atacadas por perros vagos en al menos las ciudades que menciona. En Santiago viven muchos perros en las calles y solo conozco a una persona que ha sido mordida por algún perro sin dueño (en otra ocasión fue mordida por un perro que sí tenía dueño), por lo que la afirmación de “muchas veces” me parece que es solo el énfasis persuasivo de su columna de opinión, que por cierto a ratos carece de marcadores de opinión y presenta como hechos cosas que no necesariamente lo son.

28 de junio

Oye, Java, en la misma respuesta mía que citas, explico que la eutanasia no funciona como medida aislada (como en el manejo de cualquier plaga, se requiere un conjunto de herramientas) Y respecto a la cantidad de personas mordidas, ¿Qué cantidad te parece adecuada? Impresiona tu falta de empatía con las personas que han sido víctimas.

Jose Luis Silva Larrain

29 de junio

El autor esta en lo cierto. Hay ciudades como Valparaiso donde la población vive intimidada por los perros, obviemente es un problema que hay que enfrentar. Estoy seguro que si hacen una consulta a la población de sectores afectados la mayoria prefiere eliminarlos de una. En algunas partes del mundo esta discución llego a consenso con una politica de esterilización de los perros (nose si solo de las perras o ambos).

29 de junio

El procedimiento es el siguiente: la autoridad recoge una cantidad de animales acorde a la capacidad del canil municipal, y los pone en adopción (etapa donde resulta fundamental el trabajo de las ONGs animalistas) Si luego de 30 días un animal no halla un hogar, se le sacrifica mediante eutanasia. Son 30 días y no más, para evitar que los cuidadores se encariñen con animales que eventualmente morirán. Respecto a la esterilización, ésta debería realizarse sólo en los animales que son adoptados.

29 de junio

Por los años 1950-1960 existía “La Perrera” en Santiago. Una camioneta naranja recorría la ciudad y retiraba todo perro que no tuviera collar, o sea, era un perro vago. Entiendo que era del Servicio Nacional de Salud.
Lamentablemente hoy, tanto en Santiago como en cualquier región del país, los perros vagos son una plaga muy protegidos por los fanáticos “animalistas”.
Concuerdo que el perro o gato que no puede encontrar un hogar que lo acoja, sea sacrificado en forma humanitaria, sea sano o enfermo.

Jorge

29 de junio

Estimados si bien siempre tuve perros la opción de solucionar el problema del exceso de perros sea via la adopción es irreal ya que on las actuales cifras implicaría que aprox el 55% de las familias chilenas debieran tener un perro, doméstico ,
El tema de la esterilización puede en aamortiguar en el largo plazo el incremento de perros pero que hacemos entre que estas medidas surgen efectos con la ya excesiva y creciente cantidad de perros
faltando por enfrentar el tema de los perros asilvestrado los que por experiencia propia presentan gran agresividad atacando a personas y matando animales domésticos incluso a los perros

04 de julio

Mala clase el título y el contenido.
No son perros vagos son perros abandonados por inhumanos.
Por qué no comenzar con educación, promover tenencia responsable, jornadas de adopción, hasta multar a quienes abandonen o maltraten? pero siempre lo mas fácil es deshacernos o esconder lo que nos molesta, sin hacerse cargo del origen.
Estoy consciente que jaurias son negativas para ciertos rubros comerciales como ganadería y tal vez podría buscarse un método humano, no doloroso para controlar población canina asilvestrada, pero no porque a algunos les moleste los perros en las calles de alguna ciudad vamos a ser bestias y tratarlos mal, no darles el mínimo bienestar, ellos no tienen la culpa de estar en la calle. Toda vida debe respetarse. Recuerden que ésta vida es circular y todo se devuelve, como uno sea van a ser contigo.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica