#Ciudadanía

En Alto Hospicio no queremos plazas, queremos casas

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Frente a sus casas entre el pasaje Chillán y el pasaje Serena, existe un terreno baldío que los vecinos reclaman para la construcción de casas, casas para los más de 200 allegados. Cualquiera pensaría que en un barrio difícil, que la gente prefiere irse de allí, buscar otro sitio. Pero no, la gente quiere quedarse porque el lugar es parte de sus vidas, de su identidad

En el consciente colectivo, tenemos la idea de plazas como un lugar de reunión, de comunidad, de naturaleza, de juegos infantiles, de alegría. Las connotaciones positivas entorno a estos “lugares” cívicos son variadas. Por lo general, en todo tipo de planificación urbanística se piensa en la construcción de una plaza en el barrio, en la ciudad, como un elemento necesario e infaltable para el desarrollo humano. Sin embargo, esto no ocurre en la población Santa Rosa de Alto Hospicio, donde “la plaza” ha pasado a connotar cuestiones negativas, y donde sus vecinos y vecinas se niegan a la construcción de las mismas. ¿Porqué?

El sector Santa Rosa (La Negra), en la comuna de Alto Hospicio, es uno de los lugares de mayor vulnerabilidad social, no hace falta dar datos porque quienes tienen la oportunidad de recorrer sus calles, saben lo que allí ocurre. Para qué  decir de los testimonios de la propia gente del lugar.

La droga y la delincuencia azotan el sector  y sus vecinos luchan, día a día, contra un entorno difícil y conflictivo, pero ellos no se quieren ir. Por qué han deirse ellos, que han construido allí sus vidas, sus familias, sus lazos y comunidad, que se vayan los otros que vulneran y amenazan a quienes quieren vivir en paz.

Más de 200 familias son allegados, no tienen su propia vivienda y buscan todos los días una solución. El desfile de autoridades y militantes de todos los partidos políticos es ingente en época de campaña, pero ninguno de ellos vuelve o da una solución concreta para ellos. Han marchado, enviado cartas, denunciado en medios de comunicación y no pasa nada. La pobreza también es símbolo de injusticia y la desidia de quienes prefieren no escuchar.

El Alcalde parece que se hace el sordo, concejales y concejalas acumulan quejas, pero la verdad es que en la comuna de Alto Hospicio sólo se privilegian los nichos electorales, por tanto la influencia no es para todos.

Frente a sus casas entre el pasaje Chillán y el pasaje Serena, existe un terreno baldío que los vecinos reclaman para la construcción de casas, casas para los más de 200 allegados. Cualquiera pensaría que en un barrio difícil, que la gente prefiere  irse de allí, buscar otro sitio. Pero no, la gente quiere quedarse porque el lugar es parte de sus vidas, de su identidad  ¿y es que acaso ellos no tienen derecho de elegir dónde quieren vivir?. Las autoridades proponen una plaza, pero las vecinas y vecinos se niegan, pues dicen será un lugar parafumones y traficantes.

La plaza connota ahora un lugar para el peligro y no para la felicidad. Una vez más nadie escucha a los de siempre, a los más pobres. Las políticas urbanas se toman entre cuatro paredes, nadie pregunta nada. En medio del desierto todo parece no tener solución, ya no se sabe dónde más reclamar.

Mientras vemos qué ocurre, las vecinas y vecinos de Santa Rosa seguirán luchando por uno de los derechos básicos de una sociedad del bienestar: una casa digna. Diciendo a todo el que los visita que vuelva, porque ellos luchan día a día y no quierenplazas, sino casas.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

30 de mayo

correcta tu apreciacion conosco esos lugares y se ve la falta de dignidad hacia la ciudadania espero que las autoridades se pongan en el lugar del otro que nesesita una solucion a sus nesesidades basicas como lo es una vivienda y vida digna

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad