#Ciudadanía

¿Cuántos o quiénes son las gentes de las aguas?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La ocupación de los espacios públicos, la manifestación ciudadana y la presión directa, apuntan al gobierno, al parlamento, a una asamblea constituyente o a ciertos ministerios y servicios públicos como la Dirección General de Aguas y el Sistema de Evaluación Ambiental.

Quizá vale la pena partir por señalar que esto es escrito desde “dentro” de estas gentes, de uno más; o sea, de uno que integró una de las cuatro columnas que trajeron al centro del poder en Santiago una nueva visibilización de los asuntos con las aguas de norte a sur en Chile. Tal vez no resulta superfluo añadir que lo hago en la doble calidad de activista ambiental y filósofo. Calidades que se dan sin distinciones, y lo hago ver porque no se trata de teoría y práctica, de pensar y hacer, de modelo y aplicación, sino de una praxis donde el discurso no constituye en objetos lo que piensa, no los separa y observa, mientras lo que se hace es acción y dice lo que se piensa.

Al asunto: hay una cuestión en estos actos políticos de ocupación del espacio público como calles, plazas y ciudades que nos parece todavía determinante: ¿cuántos? ¿cuántos miles o cientos de miles juntó la segunda marcha nacional del agua confluyendo sobre Santiago? ¿Muchos o pocos?

De alguna respuesta derivamos un: ¿qué significado social y político ha tenido ya y va a tener con los días y semanas esta segunda macha 2014? ¿Vamos ahora a aumentar nuestra influencia sobre las prioridades en la agenda política nacional? –en la derogación del código de aguas de 1981 y su reemplazo, en la tramitación pronta de una ley de protección de glaciares (para que nunca más Pascua Lama o Andina 244).

La ocupación de los espacios públicos, la manifestación ciudadana y la presión directa, apuntan al gobierno, al parlamento, a una asamblea constituyente o a ciertos ministerios y servicios públicos como la Dirección General de Aguas y el Sistema de Evaluación Ambiental. 

¿Cuántos, pues? Tanto la prensa de radio Cooperativa como de El Dínamo (medios que más bien simpatizan con estas movilizaciones) hablan de “cientos” de gentes en las columnas. Cientos, sin duda, es poco. En el caso de la columna oriente, donde caminé, entrando a plaza Baquedano (o plaza  Italia para la voz popular), éramos alrededor de quinientos. En el Parque Almagro, lugar de confluencia de las cuatro columnas y de la convocatoria al acto público de las  aguas, fuimos sin duda miles, basta revisar imágenes del parque. Pero, volvemos a lo mismo, ¿cuántos?

La cuestión que propongo en esta reflexión es que, siendo importantes los cuántos, en las movilizaciones del agua son todavía más importantes los quiénes. Entonces, ¿quiénes marchamos? Lo que pasa es que hay una diferencia sociopolítica entre “movimientos de masas” –que son urbanos, modernizadores-, y “movimientos comunitarios”, donde el lugar, el territorio y la comunidad son el centro de la convocatoria.

En estos movimientos de masas lo político cuando ciudadano tiende a funcionar como representación; en los movimientos comunitarios como asambleas (no como casiquismo). La marcha de las aguas del 26 de abril pasado se distingue por quienes caminaron y se juntaron mucho más que por la cantidad de los que había. Fuimos mayoritariamente gentes pertenecientes a comunidades locales, que hablan de asuntos reales y no de ideologías abstractas de lo social.

También de la gran metrópolis urbana de Santiago.  Porque las comunidades políticas aparecen acá como “barrios”, comunas y gentes de Santiago enfrentan por estos días problemas concretos de aguas: dos megaproyectos minero e hidroenergético los que, para empezar, amenazan el adecuado abastecimiento de aguas para miles y millones.

El agua industrializada, esa que “sale de la llave”, comienza a no estar «asegurada». Andina 244 y Alto Maipo son amenazas concretas de destrucción de glaciares y de perturbaciones generales en el régimen de aguas de la cordillera vecina a Santiago. Ni que decir que, además, prometen destruir vastas áreas biodiversidad, humedales, fauna nativa, todo eso que está en los paseos que los santiaguinos encontramos a pocos minutos, y como tierras limpias y aires frescos: un alivio necesario de la contaminación del alma urbana.

La naturaleza está viva y ello importa más que cuánto vale (o cuánto renta).

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

Existen en Chile experiencias concretas respecto a la participación de trabajadores y trabajadoras en los directorios de empresas de las que se puede aprender y ampliar
+VER MÁS
#Política

Cóbrenos la palabra

Se diría entonces que los humanos somos en sí mismos, como especie ajedrecística, en este caso, el medio, y cada jugada, un misterio hacia adelante o hacia atrás que nos contesta a ratos; con un poco de ...
+VER MÁS
#Deporte

Sonja Graf: Un retrato a lo Peaky Blinders del ajedrez

Lo que necesitamos como sociedad, es que gobierno y oposición, actúen con responsabilidad. El flagelo de la delincuencia, afecta todos los aspectos de nuestra vida, y era que no, produce severos efectos e ...
+VER MÁS
#Internacional

El legado de Cúcuta

Es urgente que las autoridades den el ejemplo y que el Estado de Chile haga rendir cuentas a los responsables de estos crímenes con premura y determinación, pues la impunidad no puede continuar en el paí ...
+VER MÁS
#Justicia

Una más del general Yáñez

Popular

Según la Encuesta de Bienestar Social (2021), en Chile las personas dedican más de un tercio de su tiempo diario a labores de cuidado, y un 85% de aquellos que pasan más de 8 horas al día en esta labor ...
+VER MÁS
#Sociedad

Avances y retos en el cuidado familiar en Chile

Los empresarios, por la gran responsabilidad que cae sobre sus hombros, no tienen que ambicionar ser los mejores y más ricos del planeta, sino que ser los mejores “para” el planeta, colocando a las per ...
+VER MÁS
#Sociedad

Razas y subhumanos una creencia para justificar atrocidades

La información pluralista y de calidad, la cultura de buen nivel, los valores democráticos y de civilidad, deben ser considerados igualmente derechos de todos los chilenos, y un deber a cargo de los recur ...
+VER MÁS
#Política

Tv pública, una reforma pendiente

Existen en Chile experiencias concretas respecto a la participación de trabajadores y trabajadoras en los directorios de empresas de las que se puede aprender y ampliar
+VER MÁS
#Política

Cóbrenos la palabra