#Ciencia

La naturaleza de las becas y la gratuidad

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La semana pasada el medio CNN publicó una nota en la que informó que el nuevo superintendente de educación, Jorge Avilés, postuló a Becas Chile para un magíster en Estados Unidos, a pesar de que era crítico de la gratuidad.

Sin embargo, esa observación por parte de CNN es fútil. Primero, porque explican erróneamente el propósito de Becas Chile. Segundo, porque confunden a propósito la naturaleza de las becas y de la gratuidad.


El superintendente no cree en la gratuidad, cree en las becas. La derecha, en general, se ha manifestado a favor de esa postura. No debería sorprender a nadie que quienes sean elegidos por el gobierno para los altos cargos en materia de educación sigan esa forma de pensar. Y aunque a muchos les indigne, es absolutamente legítimo pensar eso.

CNN fue poco preciso al decir que Becas Chile tiene la finalidad de financiar estudios en el extranjero en el ámbito profesional y técnico. Esta afirmación es un error porque el objetivo de Becas Chile, según su propio sitio, es “insertar a nuestro país en la sociedad del conocimiento y dar un impulso definitivo al desarrollo económico, social y cultural de Chile”. Luego, el financiamiento de los estudios en el extranjero es el método -la forma y no la finalidad- para cumplir esos objetivos.

Las becas para postgrados y la gratuidad para estudios de pregrado no son lo mismo. El fundamento ideológico de cada una de ellas es distinto, por lo tanto, su naturaleza y fin también lo son.

Las becas de postgrado son mecanismos para el financiamiento de los estudios de magíster, doctorado, postdoctorado y pasantías de perfeccionamiento (entre otros), los cuales pueden llegar a tener valores dos o tres veces más altos que el pregrado (en su valor real, no el referencial). El objetivo principal de estas becas es incentivar a los universitarios a hacer estudios de postgrados, puesto que, debido a sus altos costos, muy pocas personas están dispuestas a optar por carreras académicas. Además, requieren alargar los estudios universitarios, a veces, hasta 8 años más de lo que dura una carrera profesional. Ideológicamente se centra en la creación de capital humano avanzado. Las becas no discriminan socioeconómicamente, sino por rendimientos académicos, publicaciones, calidad del trabajo, etc.

La gratuidad de los estudios de pregrado, en cambio, se centra en la idea de emparejar la cancha. Nadie debe quedarse fuera de la educación superior por razones económicas. La gratuidad asegura la educación como un derecho. El objetivo de la gratuidad es hacer transferencias de recursos desde el Estado a las Universidades para poder garantizar el acceso de todos los estudiantes. El límite socioeconómico que se pone a este derecho (60% más vulnerable) es en virtud de la capacidad que tiene el Estado para financiar esta política. El espíritu de la ley de gratuidad es la universalidad.

La diferencia, en otras palabras, es que la gratuidad responde a la oferta, y las becas a la demanda. Muy pocos están dispuestos a endeudarse por un doctorado, porque es un estudio que complementa, pero que no define el futuro económico, laboral o social. Pero todos están dispuestos a endeudarse por el pregrado, porque se considera un factor determinante en las expectativas de vida. Por eso las becas de postgrado son selectivas académicamente y la gratuidad no.

El superintendente no cree en la gratuidad, cree en las becas. La derecha, en general, se ha manifestado a favor de esa postura. No debería sorprender a nadie que quienes sean elegidos por el gobierno para los altos cargos en materia de educación sigan esa forma de pensar. Y aunque a muchos les indigne, es absolutamente legítimo pensar eso. En mi opinión personal, las becas y la gratuidad no son contradictorias, sino complementarias.

Necesitamos que los medios de comunicación dejen de hacer polémicas ficticias y aprovechen su propio poder para presionar al mundo político a mejorar la situación de miles de personas que, al poner sus talentos y habilidades a disposición de la sociedad, han hecho sacrificios enormes para crear nuevos conocimientos.

 

TAGS: #BecasChile #Gratuidad

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Popular

El futuro del hombre está en el cerebro de los niños. Si cuidamos el cerebro de los recién nacidos y niños, estaremos cuidando a la humanidad
+VER MÁS
#Salud

Lactancia materna para iniciar el camino

Cuando la oposición sepa encarnar con claridad una alternativa creíble a estos problemas que agobian a la población, volverá a ser gobierno
+VER MÁS
#Política

Mínimos comunes

Soy una de los miles de personas a las que el gobierno de Estados Unidos separó de sus seres queridos y posteriormente dejó olvidadas, y a las que los tribunales no han reunido con sus hijos
+VER MÁS
#Internacional

Hace un año, Estados Unidos me robó a mi hijo de siete años. Lo quiero de regreso

Hoy el 57% de los emprendedores chilenos tiene entre 25 y 34 años, según un reciente estudio de Corfo que abordó el período 2001-2016.
+VER MÁS
#Economía

El nuevo perfil del emprendedor chileno

Popular

¿Qué van a hacer si hay una fuga masiva de cliente? La independencia energética es el verdadero camino al desarrollo, portarnos a paneles solares es la mejor opción.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Chao medidor inteligente, bienvenidos paneles solares

Es de culto el manejo o manipulación emocional de los medios, pero nunca se preguntan por las causas que indujeron a esa persona a tomar esa dramática decisión, su contexto sico-económico-social
+VER MÁS
#Ciudadanía

Chile, sociedad del desdén: Estrés, depresión y suicidio

La rebelión por el clima contagió a nuestros estudiantes y en ciudades como Valdivia, Temuco, Santiago, Talca, Arica, Rancagua, Osorno y Valparaíso, desde hace algunos viernes, aparecen pequeños grupos ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Para qué estudiar, por un futuro que no va a existir #FridayForFuture

Las editoriales fijan precios en promedio 29 veces más, llegando a más de 40 veces en algunos casos, en el mercado privado que en el estatal, donde normalmente se cancela el texto unidad en $800 a $1,600. ...
+VER MÁS
#Educación

El Texto Escolar será digital y abierto