#Sociedad

No me hables de inclusión, si ya estoy dentro de una sociedad.

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Detesto decirlo en esos términos, ni siquiera me dan ganas de preguntarlo pero: ¿Por qué me dicen que es un acto de inclusión el darme empleo cuando soy igual ante la ley? ¿Por qué me dijeron que era un acto de inclusión mi inserción a la Enseñanza Básica y media si tengo derecho a estudiar como cualquier niño o niña de este país? ¿Por qué me quieren incluir cuando yo ya nací en este país, ya tuve padres, hermanos, primos, tíos y otros parientes? La primera sociedad en la que estoy inserta es mi familia y pese a absolutamente todas sus complejidades y recovecos, ya pertenezco a ella, así que ni modo, vayan, vuélvanse al año 1985 y reclamen a ese par de adolescentes en la secundaria héroes de la concepción en Cerro Navia (¿O Barrancas aún se llamaba ese sector para esa época ?), reclámenles a ellos, no a mí.


¡Soy un ser humano señores!,tengo muchísimos defectos, tantos que terminaría mañana de escribirlos en un cuaderno de 120 hojas, no soy la genialidad en persona y al igual que ustedes tengo mis aprensiones, hay cosas con las cual al igual que Pedro Lemebel, yo no comulgo ni tranzo y muchas veces puedo pecar de intransigente e intolerante, pero pese a todo, humana entera, con mis particularidades, como usted, como su hija, como su madre como esa sobrina "media loca linda" que piensa tan crítico como yo.

¿Por qué tengo que tener las mismas características que los demás? ¿Por qué esperan de mi el sueñito dorado que dé las gracias por tener un trabajo, una casa propia y mis dos hijitos diciendo : “Pese a que mamá vive con discapacidad mental, es una mamá genial” me pongan esos dos chiquitos en un altar?

¡Soy un ser humano señores!,tengo muchísimos defectos, tantos que terminaría mañana de escribirlos en un cuaderno de 120 hojas, no soy la genialidad en persona y al igual que ustedes tengo mis aprensiones, hay cosas con las cual al igual que Pedro Lemebel, yo no comulgo ni tranzo y muchas veces puedo pecar de intransigente e intolerante, pero pese a todo, humana entera, con mis particularidades, como usted, como su hija, como su madre como esa sobrina “media loca linda” que piensa tan crítico como yo.

Yo no tengo por que dar gracias, porque nacer en Chile me da por pleno derecho, nada se me ha dado de balde, ni mi vocación y ética laboral, mis momentos felices ,mis lagrimas, mis profesores de básica y media, mis educadoras de apoyo diferencial, ni mi sistema de salud, que si bien dista de ser lo que realmente mi situación necesita, vaya que ayuda cuando me descompenso en forma severa y hay un equipo médico-social que pese a lo enajenado y  que estén viviendo en condiciones laborales paupérrimas , hacen posible que viva con más dignidad.

No tengo por qué insertarme en otros términos en una sociedad que cuesta mucho que me mire a los ojos sin sentir lástima de mí, que no les dé miedo contratarme en un trabajo o que un seleccionador laboral te indique que no pongas tu “problema de salud” en la hoja porque te pueden rechazar.

Les tengo noticias al respecto: Ya soy parte de la sociedad Chilena desde el 25 de octubre del año 1988, y aún hoy sigo siendo parte de ella pese a quien le pese.

Y tengo derechos sexuales y reproductivos como cualquiera (los cuales mi padrastro defendió a rajatabla frente a una psiquiatra).

Y tengo derecho a una casa propia

Y tengo derecho a trabajar segura y bien capacitada

Y tengo derecho a voto (no de balde he sido apoderada de mesa)

Y tengo derecho a vivir una vida digna y tranquila

Y tengo derecho a poder acceder de buena manera a mis ayudas técnicas necesarias

Y esos derechos los tiene cualquier persona en situación en discapacidad residente en Chile, a si que dejen de decir que hacen inclusión, inserción social y esos expresionismos de buena crianza que ya me hartaron, porque antes de que me llames persona en situación de discapacidad tengo nombre y apellido y soy ciudadana de esta nación, con derechos constitucionales garantizados, así que acostúmbrense, son derechos, no favores, no inclusión, sino vida digna.

TAGS: Derechos Derechos igualitarios Discapacidad

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

11 de febrero

En lo formal tienes toda la razón. Pero el papel aguanta todo lo que sobre el se escriba, y se ha escrito mucho.

Sin embargo, la realidad brutal de los hechos nos grita acerca de una distancia sideral entre lo formal y lo que realmente acontece en las vidas de los chilenos. No hay inclusión. No hay inclusión porque no acontece la inclusión. No acontece la inclusión porque no todos participamos del bien estar del que nos habla lo formal. De que todos tenemos los mismos derechos y que somos iguales ante la ley. Eso no es lo que acontece.

También se puede entender tu escrito como una sutil ironía. En cuyo caso, solo he explicitado la otra cara de esa ironía.

Saludos.

PauletteDiaz

25 de febrero

Exactamente, pues la inclusión no existe, solo existe una sociedad que te excluye y te arrebata la dignidad.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Los datos muestran un escandaloso porcentaje de exclusión normalizada. Se pone obstáculos a priori a los participantes que han aprobado el nivel secundario. Ni siquiera se les permite intentarlo.
+VER MÁS
#Educación

Selección Universitaria y datos 2018: exclusión académica estandarizada

En este presente conflicto, el temor pareciera ser una emoción recurrente, especialmente porque ante tal coyuntura hay definiciones económicas para cada espacio geográfico. Esta incertidumbre muestra có ...
+VER MÁS
#Sociedad

Entre el miedo y el orgullo: 110 años de rivalidad portuaria

Curiosamente, la variable clase media parece hacer una buena labor explicando la votación del candidato, pero en una forma justamente contraria a la propuesta por el relato modernizador.
+VER MÁS
#Política

Analizando el relato de la modernización desde los datos

"La iglesia católica no desaparecerá, pero en Chile y el mundo se avanza en una dirección en la que ella seguirá perdiendo influencia, perdiendo fieles y también perdiendo vocaciones sacerdotales. ...
+VER MÁS
#Religión

La coherencia vaticana

Popular

Para una economía relativamente pequeña como la chilena, el tamaño de estos grupos es extraordinariamente mayúsculo.
+VER MÁS
#Economía

Chile y su Concentración Económica

No nos olvidemos que la discriminación en Chile no es un fenómeno exclusivo de chilenos contra inmigrantes, sino que de chilenos contra chilenos, sin miramientos a su nivel ni condición social
+VER MÁS
#Política

Racismo y discriminación, la otra cara de nuestro Chile profundo

Se podría pensar que el nuevo gobierno de Piñera apuntará a una restauración mercantilista y conservadora. Así como sería lógico que toda la Nueva Mayoría coincidiera con el Frente Amplio en una age ...
+VER MÁS
#Política

Chile ¿Qué está en riesgo?

Esta forma de adoctrinamiento es contraria al “libre pensamiento”, resultando en personas con las cuales no es posible dialogar ni llegar a acuerdo con ningún tema valórico, ellos sienten que están d ...
+VER MÁS
#Política

Debemos defender el estado laico y la libertad de pensamiento