#Política

¿Libertad, igualdad y fraternidad?

42 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La libertad de opinar y de expresarse, de practicar el culto que a cada uno le parezca, la igualdad de oportunidades y la fraternidad, siempre fueron ideas consideradas como radicales; de hecho serían las consignas y banderas de la revolución francesa, de su racionalismo, de su Ilustración y de ese siglo de las luces que, finalmente, se convirtió en una tremenda oscuridad a partir del terror de Robespierre y de todas las formas reaccionarias y violentas que usó la burguesía para imponerse. Dictaron cátedra y declararon los derechos del hombre mientras los ingleses hacían de las suyas contra los trabajadores en las nuevas factorías que los explotaban sin ningún escrúpulo. Olvidaron que la legitimidad del poder depende de la democracia y que a su vez ésta se manifiesta en el respeto por los derechos humanos.

Ocurre que el capitalismo es esencialmente antidemocrático: éste no puede conducirnos a la igualdad de oportunidades si finalmente el modo de producir se basa en la expoliación y explotación del esfuerzo ajeno.

No estuvieron a la altura de las circunstancias históricas como no lo están hoy. Ocurre que el capitalismo es esencialmente antidemocrático: éste no puede conducirnos a la igualdad de oportunidades si finalmente el modo de producir se basa en la expoliación y explotación del esfuerzo ajeno. En manos de la patronal, el poder, en lo que al gobierno se refiere, se manifiesta en diversas variantes relacionadas todas con la represión. En realidad, éste puede tener la forma de una dictadura, de una tiranía, de una autocracia, de una plutocracia o de una variante que contenga más de una. Lo grave de este poder ilegítimo es que se esconderá detrás de una falsa relación de igualdad entre la fuerza de trabajo y el capital (proceso que Marx nos describe como de “fetichización de la mercancía”) lo que lo hace muy difícil de identificar.

Este poder ilegítimo, soberbio y autoritario se expresa en el actuar de las trasnacionales que, en la práctica, son las dueñas y propietarias absolutas de una globalidad construida en base al neoliberalismo que nos conduce al libertinaje del mercado, a la flexibilización de los derechos de los asalariados y a la explotación desmedida de los recursos del planeta. Estamos lejos del siglo XVIII, donde las ideas de los revolucionarios franceses incluían no sólo la noción de la libertad, sino también deberes y normas de conducta para el ciudadano. Se hablaba del pensamiento racional y científico contra el dogma y la superstición, de la competencia que al final nunca fue perfecta, y de una sociedad de oportunidades que no es tal. Incluso inventaron otros conceptos como el del “progreso colectivo” o de la “felicidad individual”.

Actualmente, a los disconformes con esta situación política nos tratan de irracionales, incluso de terroristas. Asocian a la izquierda con la dictadura y la utopía. Es de una hipocresía y violencia tremenda esta postura porque es precisamente la derecha con su neoliberalismo a cuestas es la que se ha mostrado increíblemente eficiente para arruinar países. Por el contrario, cada derecho o ley conquistada por los trabajadores y cada norma en favor de la dignidad de los sectores populares, se lograron con nuestra propia lucha, a veces pagando con la vida semejante osadía de enfrentarnos a la élite. A la izquierda le corresponde retomar esos valores revolucionarios de la igualdad, de la fraternidad y de la libertad para llevar a buen término la emancipación definitiva del pueblo.

 

TAGS: Capitalismo Revolución Francesa

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Trini

20 de octubre

Podrían por favor cambiar la palabra “revolucionarios” por universales, humanitarios o cualquier otra palabra que no implique “LUCHA”. Siempre con la metralleta por delante. Apelarán a que la palabrita implica tal o cual cosa, pero en la realidad revolucionario viene de revolución y revolución implica “cambio violento”. Chata!

21 de octubre

Trini: En Chile los únicos grandes cambios que implicaron violencia fueron la “revolución en libertad” de Frei que tiene varios muertos a su haber y la contrarevolución de Pinochet. Durante la vía chilena al socialismo o revolución “con chicha y empanadas” de la UP no hubo muertos ni desaparecidos, ni torturados, ni exiliados o exhonerados, etc. La violación masiva de los derechos humanos arranca con el atentado terrorista más fenomenal que se produjera contra el pueblo de Chile: el golpe de Estado.

21 de octubre

Estimado, a Perez Zujovic lo mató Pinochet o Frei…?

21 de octubre

Arturo: Insisto por favor: ¿cuánta gente mandó a matar el gobierno de Allende? ¿Dónde están los guerrilleros cubanos? ¿Me vas a decir que también crees en el Plan Zeta? Le guste a quien le guste la izquierda en Chile siempre fue ejemplo de tolerancia y de respeto por el sistema democrático. De los demás no me hago responsable porque soy chileno… no soy ni ruso, ni vietnamita, tampoco francés, etc. Saludos.

21 de octubre

Estimado, es conocido que la UP eliminó a la gente del VOP, que a su vez mató a Perez Zujovic.
¿¿no hubo muertes durante la UP?? Si, mas encima, se llenó de armas y predicó la lucha ARMADA..¿esas armas eran para colgarlas en la pared? Como dijo alguien antes de ser asesinada, “Libertad, cuantos crímenes se han cometido en tu nombre”

Jose Luis Silva Larrain

21 de octubre

Por supuesto, la izquierda es ejemplo de tolerancia y respeto. Si uno afirma lo contrario dirán que la información viene de fuentes de derecha. Si uno demuestra que la información viene de fuentes creíbles para la izquierda como los desclasificados de la CIA (http://www.chileinforma.com/noticias/10704.shtml) entonces no hay que creer en todo lo que dice la CIA, y si uno cita respetables fuentes de izquierda (por ejemplo la proclamación de la lucha armada para tomar el poder como la única opción que hace el Partido Socialista en el Congreso de Chillán el 67 y ratificada en el congreso del 70), entonces eso no es falta a la tolerancia y respeto sino que es parte de su causa, “su lucha” como le llama. ¿es usted enfermo o que?

21 de octubre

José Luis Silva Larraín: Siempre me llamó poderosamente la atención como la derecha- sector político muy nefasto para la convivencia democrática- se indigna y molesta cuando le dicen la verdad en la cara. Acá está: el acto terrorista más atroz producido en nuestra historia contra el pueblo chileno es sin duda el golpe de Estado. También está la guerra civil contra Balmaceda o la masacre de Montt que tiene a su haber unos 3000 muertos entre mineros y sus familias, la del propio Alessandri, de Frei, de Pinochet ni hablar…

Jose Luis Silva Larrain

21 de octubre

Nadie niega la brutalidad del golpe y las persecuciones posteriores, nadie. Es usted el que niega que la institucionalidad solo se defendió con las mismas armas con que fué amenazada, eso es todo. No podria pasar algo distinto si se repiten las circunstancias. Si incluye armas de fuego en su propuesta o “su lucha” que espera que ocurra?

21 de octubre

José: Te concedo el hecho de que no hayas negado la brutalidad del golpe pero sí lo relativizas lo que al final nos lleva a lo mismo. Que quede claro: no hay ningún argumento, ni del tipo político ni ético, etc., que justifique la violencia, mucho menos un golpe de Estado. Los problemas los resolvemos entre todos, a través de los partidos, del movimiento social, a través de los cordones industriales, de las juntas de vecinos, de las organizaciones no gubernamentales, en democracia y entre todos, con los militares en los cuarteles.

Jose Luis Silva Larrain

21 de octubre

Para evitar que vuelva a ocurrir algo como eso hay que asumir las causas Alfredo, mas que denunciar las consecuencias, y eres tu el que relativiza las causas.

21 de octubre

La izquierda hizo su autocrítica, estoy esperando la de la derecha.

Jose Luis Silva Larrain

21 de octubre

Por mas que leo lo que escribes solo encuentro crítica, no encuentro autocrítica. ¿me puedes indicar donde puedo verla?

21 de octubre

José: Lo que yo veo es que en ningún momento te referiste al tema tratado en mi artículo, de cómo el capitalismo finalmente traicionó los supuestos ideales de la revolución francesa.

21 de octubre

Alfredo, como comentario, a mi me parece que tanto derecha e izquierda tienen algo de Revolución Francesa. El punto es que la izquierda prioriza la igualdad por sobre la libertad, al contrario de la derecha. Y, ambos, usan la fraternidad como argumento instrumental para su postura.

Jose Luis Silva Larrain

21 de octubre

Eso es cierto Alfredo, pero en todo caso yo no desvié el tema, solo me sumé a un desvío que ya estaba.

21 de octubre

Arturo: es cierto que tanto la derecha como la izquierda tienen algo de revolución francesa. Lo que no creo es que la izquierda priorice la igualdad por sobre la libertad; de hecho, la gran lección del siglo XX es que el único sistema político viable es la democracia. En ese sentido, la izquierda evoluciona a partir de su propia autocrítica, renegando de la lucha armada, del mal llamado socialismo real, etc. Sin embargo, la derecha no lo hace: sigue reivindicando la dictadura, etc. El caso de Labbé, de la defensa corporativa que recibe por parte de la UDI es uno de los tantos ejemplos que te puedo citar. La derecha no cree en la libertad, tampoco en el respeto, mucho menos reivindica los derechos humanos… no lo hacen porque no es democrática. Saludos.

21 de octubre

¿A dónde va el discurso, finalmente, amigo?… ¿Nos conduce a alguna parte lo que siempre escribes?… Te das cinco vueltas y caes donde mismo, sin ni siquiera dar medio paso adelante. Para peor, siento que hay muchas frases en tus escritos que son tan discutibles, que lo único que hacen es manchar la observación que propones.

Todo lo que cuentas es una forma de análisis de la que hemos tenido 55.407 versiones, incluida ésta. Todas muy parecidas. Todas igualmente inconducentes. No van a ninguna parte. De hecho, ya conocerás mi visión, prefiero las exposiciones del tipo “he aquí un problema y las siguientes son unas alternativas de solución. Finalmente creo que esta es la que debiéramos escoger”… Pero, “nuestro amigo escribiente” no asume esa responsabilidad. ¿Cuál es el gusto de ponerle pelos a la leche?… ¿De qué forma podemos visualizar una posible fraternidad en medio de tanta lucha, tanta revolución, tanto atropello, tanta expoliación, disconformidad, irracionalidad, terrorismo, dictadura, hipocresía, violencia, derecha neoliberalista, arruinamiento de países, pagos con la vida, enfrentamientos a la élite, ilegitimidad, soberbia, autoritarismo, libertinaje de mercado, represión, explotación del esfuerzo ajeno, tiranía, poder ilegítimo, Marx, tremenda oscuridad, el terror de Robespierre, formas reaccionarias y violentas, imposición de la burguesía, explotación de lo trabajadores?…

¿No has pensado que lo que propones sería interesante que lo expusieras eliminando toda esa clase de palabras que no nos hacen ir a ningún lado, dado que el tema que debe preocuparnos es la solución que necesitamos y ésta misma que sea algo práctico, llendo más aya (una forma distinta de ir a un lugar diferente) de .. una simple mención de la emancipación del pueblo, igualdad, fraternidad, libertad, progreso colectivo, felicidad individual y respeto por los derechos humanos?.

¿Crees tú que sea posible que tu cabecita produzca artículos de una calidad superior a éste?… Uff… Eso te va a resultar ofensivo, pero, no es mi ánimo ofenderte. Mi ánimo es estrujarte las neuronas para que las uses en bien del colectivo, proponiendo alguna cosa interesante… “Obligalas, por último”… Diles: “o escriben algo interesante, o ése peón las va a tratar mal”…

Viejo… Quisiera apludirte, porque hiciste algo fabuloso… Pero, gánatelo… Hazlo… ¿Dónde está el reflejo de tus años universitarios que mencionas en tu pie de autor?… ¿Dónde los doce libros que escribiste?… No quiero creer que martirizaste a tus posibles lectores con toda una serie de declaraciones llenas de rencor por el sistema, sin haber aplicado esfuerzo a encontrar soluciones a los problemas que mencionas…

De hecho, para serte franco, ni siquiera entiendo cómo el Equipo Editor del Quinto Poder publica artículos semejantes a éste… He observado que hay gente que tiene una buena opinión de ti y de lo que dices, pero, me parece que lo haces mejor comentando que publicando… Seguro mi comentario no te va a caer bien. A nadie le gusta que le den opiniones tan francas o críticas, pero, a mí me parece que esto a veces nos hace bien… Si quieres puedes ofenderme un poco si eso te hace sentir mejor… A veces también merezco duras críticas que algunas personas no me las expresan, pero, seguro que piensan que las merezco, así es que si quieres, desahógate…

Llora si es preciso…

Y disculpa mi forma poco amable de comentar…

21 de octubre

El peón de Jehová: ¿si mis artículos son tan incongruentes, etc., porque te molesta tanto lo que escribo? ¿Porqué te das el trabajo de escribir respuestas tan largas que ni siquiera las leo?

21 de octubre

Trato de educarte, de corregirte, de rescatarte del lado inútil de la fuerza… Jaja…

Mucha gente quiere una nación aquí y allá, justa, de derechos, igualitaria, etcétera… Yo quiero una nación que brille entre todas las naciones. Que sea un ejemplo de innovación organizacional. Para eso, necesitamos de todos los que mencionas:

partidos (aunque son una mafia), del movimiento social, cordones industriales (que más me suena a allendistas desaparecidos de acción), juntas de vecinos, organizaciones no gubernamentales, en democracia (pá eso hay que construir una democracia), incluso con los militares (y no necesariamente en los cuarteles)…

Tantos se necesitan, que incluso te necesitamos a ti y también a José Luis, pero, construyendo, no discutiendo quiénes han matado a más tipos de otro color que otros…

Mi humirde opinión, en todo caso…

21 de octubre

El peón de Jehová: lo peor para la democracia son las aptitudes soberbias. la tuya lo es porque te crees con el derecho a “educarme” y “corregirme”… Llegas al punto de creerte peón de Dios.

21 de octubre

“Gravedad de persecución” a un lado, .. o sin tomarla en cuenta, respondo a tu comentario.

Si hablas de democracia, dime ¿de qué cosa estás hablando?. ¿Qué es la democracia para ti?. ¿Supones que vivimos en una democracia?… Haces un montón de observaciones respecto a la realidad y, a pesar de todo, ¿te tragas el cuento de la democracia?…

Respecto a la soberbia, ya que la mencionas, mi comentario fue gracioso para mí. Se asemeja a una broma que te he hecho, sin embargo, al comentar lo de la soberbia, veo que más bien te cabe a ti, ya que ¿por qué debiera(mos) suponer que Alfredo Armando Repetto Saieg no puede recibir clases ni puede ser corregido?… Mira el artículo, hombre… Parece que la comprensión te falla, si no entiendes que estás en un camino que no va a ningún lado… En fin, allá tú…

Respecto a “creerse peón de Dios”, pues, ¿dame tú ejemplos de qué cosas no son de Dios?… Todo es de Dios y todos somos de Dios, así, a Alfredo Armando Repetto Saieg, también lo creo Dios, ya sea para vaso de honra o vaso de deshonra…

Jose Luis Silva Larrain

21 de octubre

Efectivamente la revolución francesa tuvo un origen similar a la revolución bolchevique, una visión casi idéntica: una clase oligárquica dominante y otra de gran esfuerzo, años de guerra y de hambre, etc… etc..

Pero la revolución francesa le dio prosperidad a la gente, todos querían ir a Francia y a los países que se fueron sumando en todo el mundo con gran alegría lo que originó la revolución industrial y ninguna país se le ha ocurrido volver a algún estado feudal o a un sistema anterior a la revolución.

En cambio la revolución bolchevique no dio prosperidad a nadie, la gente en lugar de ir a trabajar a los países comunistas, eran los países comunistas que cerraban las fronteras para que nadie huyera, cada vez era más difícil y sangriento sumar un país al sistema comunista. Aún así dominaban mas de la mitad del mundo en su momento.

Finalmente su apreciación es errada porque los comunistas nunca perdieron ninguna guerra, nadie los invadió, fueron ellos, los comunistas que se convencieron que su sistema era estéril y fueron abandonando el comunismo. El muro se derrumbó desde adentro Alfredo, nadie jamás disparó un solo tiro contra una muralla hecha para evitar que la gente de adentro huyera. No fué el capitalismo el que acabó con el comunismo: fueron los comunistas que abandonaron su utopia. .. bueno, casi todos…

Saludos

21 de octubre

Es verdad que el mal llamado socialismo real fracasó pero también lo hizo el capitalismo, basta con ver la crisis actual que no es circunstancial sino estructural. Precisamente de eso se trata mi artículo, de demostrar cómo en la práctica el capitalismo traicionó los ideales de la revolución francesa porque precisamente no es un sistema político democrático. Basta con ver la “democracia” que Estados Unidos “exporta” al resto del mundo: no hay prosperidad hay saqueo, invasión de países, desempleo, etc.

Jose Luis Silva Larrain

21 de octubre

Bueno si es así el capitalismo fracasó menos que el socialismo porque entre los dos fracasos la gente prefiere el fracaso capitalista porque nadie prefirió seguir ni volver al socialismo. No hay alternativa Alfredo, se debe luchar por una propuesta, no una antipropuesta. Es como si le dijera “pero como puede aceptar la fuerza de gravedad, ¿no ve que es la responsable de casi todos los accidentes y destrucción de cosas en el mundo? ¿quiere que se lo demuestre con datos, estudios y libros?”

21 de octubre

José: las cifras no tienen sentido si éstas no reflejan la realidad de las personas. Chile tiene buenas cifras de crecimiento pero no es un país que se desarrolla porque el desarrollo implica que de los frutos del crecimiento todos seamos favorecidos, no solo una élite que se encuentra en el poder. ¿Cifras? Estas nos muestran que Chile es uno de los países más desiguales del mundo. Ese es nuestro gran fracaso: no somos un país OCDE porque somos pobres, primario- exportadores y profundamente dependientes de las decisiones que se toman en la parte norte del mundo. Tampoco vivimos del cobre porque éste no es el sueldo de Chile. De hecho, en relación al metal rojo lo que existe es un tremendo saqueo del que se benefician los de siempre. ¿Estar de acuerdo con esta situación, aceptarla? Ni en broma…

Jose Luis Silva Larrain

21 de octubre

Si la gente estuviera “tan” contra el sistema no habria votado por Bachelet, la alternativa mas conservadora de la izquerda. Si tu visión fuese compartida por la mayoria nos gobernaria uno de esos candidatos chicos de ultraizquerda. Pero no es asi.

Alfredo no sacamos nada con encontrarle mil fallas a este barco, si tienes otro barco mejor donde subirnos el cambio será rápido, natural y feliz para todos, no necesitas forzar nada, no necesitarás denunciar tanto las fallas del actual si muestras un barco mejor, el problema es que no hay otro barco. Nadie se subirá al naufragado “socialismo real” que pudo ser pero definitivamente no lo fue y no hay otro barco. Puede gustarme o no este barco, pero no se que saco “no estar de acuerdo” con él.

22 de octubre

José Luis Silva Larraín: siempre te vas por la tangente planteando argumentos como el del barco para reafirmar que no habría otro opción que aceptar este régimen. Estás equivocado porque existen alternativas; si quieres conocer las mias es cuestión que sigas mis artículos, que visites mi blog o que leas mis libros. Como sé que no lo harás te dejo un comentario que hice en otro lugar que nos demuestra que precisamente es este sistema, que algunos llaman “democracia en la medida de lo posible”, etc., quien no está capacitado para conducirnos al bienestar, al equilibrio y la democracia:

“Las instituciones chilenas, desde el Parlamento pasando por la justicia y por el Poder Ejecutivo niegan con todos sus recursos cualquier libre expresión de la voluntad popular. En la práctica esto se traduce en un autoritarismo incompatible con el respeto por los derechos humanos y la dignidad de las personas. Lo descabellado es que este sistema político además es avalado por la Constitución que a su vez basa sus sentencias, artículos y leyes en la Doctrina de Seguridad Nacional.

En Chile no existe la “democracia participativa” porque no tenemos posibilidad alguna de manifestarnos sin ser reprimidos, etc. Lo más grave es que ni siquiera contamos con una “democracia representativa” porque los políticos y sus partidos son exponentes y defensores a ultranza de los intereses de la patronal. En esas circunstancias no nos queda más que plantear cambios estructurales que sin embargo, por las características del régimen que nos gobierna, no pueden ser procesados por la actual institucionalidad. De hecho, no existen espacios legales para direccionar las demandas sociales: al ser la Constitución sumamente reaccionaria cualquier manifestación democrática es insurreccional”.

Jose Luis Silva Larrain

23 de octubre

Alfredo me parece que no soy yo el que esquiva el asunto, ni siquiera me he detinido en discutir algo de lo que dice porque eso sigue siendo una crítica a lo que tenemos, no una propuesta. No importa lo malo o bueno que tengamos, digame lo que prompone a cambio de lo que tengamos sin detenerse a describir tanto lo malo que tenemos o lo que somos, diga claramente adonde quiere ir, digame “aspiro a que lleguemos a ser como es Cuba” por ejemplo. Eso es una propuesta ¿me entiende?

23 de octubre

José: otra vez te equivocas porque siempre he sido transparente en mis ideas y apoyos políticos, es cuestión que leas mis comentarios, artículos, las propuestas que siempre planteo en mi blog, en mis libros, etc. Como no lo vas a hacer e insistes en que me defina te soy bastante claro: por supuesto que apoyo a los regímenes de Bolivia, de Ecuador, de Cuba y de Venezuela porque son una opción popular y alternativa al neoliberalismo. Siempre lo dije, incluso lo he escrito en este medio y no tengo ningún problema en reconocerlo, tampoco me va a producir ninguna crisis existencial. Lo que sí me causa mucha gracia es que te creas con el derecho a pedirme explicaciones; no importa, no tengo problemas al respecto porque a veces me he topado con cada “ego” que da calambre, me acostumbré digamos. Por último, que yo o cualquier otra persona no aceptemos ni apoyemos tus ideas no quiere decir que no las tengamos; es precisamente eso lo que no quieres entender. Saludos.

Jose Luis Silva

23 de octubre

No dudo de la voluntad de ser transparente. Si leo un articulo bajo el cual podemos opinar y debatir, no me parece impertinente pedirte explicaciones, de hecho no se me ocurre un debate sin esa opción, nose porque debo tener una autoridad especial para hacerlo. Además tu eres una persona bastante abierta al dialogo y asumes con gran hidalguia un encuentro de palabras de alguien que piensa radicalmente opuesto. Yo puedo ser un derechista bastante típico pero tu eres bastante distinto al resto de la izquierda con quienes sencillamente no se puede hablar.

El principal referente para los países que nombraste es Cuba, o sea quieres un régimen comunista tradicional, y todo eso, ok, me parece bien, ahora en lugar de basurear algo sin proponer nada, podemos debatir por fin sobre proyectos concretos.

Saludos

22 de octubre

Izquierda y derecha: hace rato que esto parece un “arriba y abajo”..¿lo notas?

22 de octubre

DanielG m: Habría que empezar por definir qué significa ser de “izquierda” y de “derecha”. Los dos términos surgen durante la revolución francesa… En dicho Parlamento el rey se sentó en el centro. A la derecha de él se colocaron los que querían conservar la monarquía al estilo inglés y a la izquierda se sentaron los que querían acabar definitivamente con la misma. Entonces, la derecha se asoció al conservadurismo y la izquierda al cambio radical. Pregunto entonces: ¿te parece que hoy el PS, el PPD, el PC o el progresismo chileno en general es de izquierda en el sentido que buscan cambios estructurales? No lo creo. Definitivamente la izquierda se encuentra inserta en el movimiento social, tratando de organizarse políticamente a través de éste. Saludos.

23 de octubre

Alfredo, en principio muy de acuerdo contigo, excepto por un pequeño detalle: la izquierda es tan “no opción” de alcanzar la realización de los tres ideales, como la derecha. Y la razón es simple: la experiencia me ha mostrado que debajo del ropaje del izquierdista que da la lucha por alcanzar la cuota de poder que le permita “caminar hacia el logro de sus ideales en pro de la humanidad”, vive un pequeño burgués desmemoriado que lucha por conservar sus privilegios recién adquiridos para sí mismo y los suyos. En otras palabras, creo que no son las ideologías sino los seres humanos -pensantes, sintientes y actuantes consecuentes desde su mejor pensar y sentir- y de estos, muy poquitos, los verdaderamente encaminados hacia el bien de la humanidad. Los paraguas ideológicos son cúpulas vacías, verdaderos hoyos negros de las vocaciones hacia el bien.Y los hombres de bien deben caminar solos, porque cualquier institución u organización a la que se pertenezca obliga a “transar para avanzar”.

24 de octubre

Carolina: en principio tu comentario me parece bastante justo pero lo encuentro a su vez muy pesimista. A riesgo de parecer ingenuo o idealista te diría que yo realmente creo en el hombre, en su humanidad, incluso estoy convencido que estamos capacitados para construir una sociedad mejor, bastante más equilibrada que el capitalismo que todo lo define a partir de la ganancia, de la plusvalía, del lucro y demás. De hecho, no creo que el poder en sí corrompra. Lo que en realidad corrompe es la concentración de ese poder en pocas manos, cuando es controlado por una élite, sea ésta de derecha (el populismo o la dictadura) o por aquella que se dice de izquierda y se piensa como “vanguardia del proletariado” y que produjo tanto daño como los autoritarismo de Latinoamérica. ¿La solución? La de siempre: cada vez más y más democracia, participación a través de las juntas de vecinos, de los sindicatos, en las escuelas, en los lugares de trabajo, a partir de elecciones periódicas, del debate, de asambleas, de las decisiones colectivas. etc. Saludos.

KENAI ETZNAB

29 de octubre

Hay un libro que acago de leer “¿Por qué fracasan los países?, donde dice algo similar, pero va más allá.
NO son las personas, sino los sistemas institucionales los que hacen la diferencia.
Chile tiene un sistema extractivo, tanto político como económico, lo que nos hace pobres. Cada ueva “administración” sólo administra el sistema, NO lo cambia.
El Sistema que sí nos haría desarrollados es uno inclusivo, donde sí estaríamos todos recibiendo los beneficios del desarrollo económico. Acá, y en eso tienes razón, lo es sólo una elite, no importa del “bando” que sea.

29 de octubre

Kenai: totalmente de acuerdo. Saludos.

Jose Luis Silva

30 de octubre

Oiga kena todos los números indican lo contrario a su libro “porque fracasan los países”: Chile nunca había sido mas rico como con el sistema neoliberal, nunca el estado había tenido tantos recursos, nunca los pobres habían visto crecer tanto sus ingresos y nunca se había registrado mas movilidad social. En cambio los países que siguen lo que ud. equivocadamente llama “inclusivo” han resultado un fracaso.

30 de octubre

José: ¿Cómo puedes decir que Chile nunca ha sido tan rico como ahora? Esa riqueza de la que hablas es falsa porque el crecimiento y el desarrollo de un país no se mide solo por estadísticas sino también por la cultura de los pueblos, por el acceso real de la mayoría a una educación y a una salud de calidad, a trabajos y jubilaciones dignas, etc. Por último, las cifras a las que aludes no tienen nada de objetivas, de hecho pueden ser fácilmente manipuladas desde el poder y para sus propios fines. Es lo que precisamente viene ocurriendo en estos últimos cuarenta años. ¿Recuerdas la crisis de la deuda en los ’80, las fábricas y empresas que debieron cerrar, la cesantía, las protestas y la represión liderada en Santiago por Jarpa o los increíbles índices de pobreza con los que acabó la dictadura? ¿Recuerdas cuando por lo mismo Buchi con su odiosidad y con sus mentiras, en plena campaña electoral prometió 1.000.000 de empleos después de volver de la montaña?

PERLA XIMENA YAÑEZ CUADRA

24 de octubre

como le dije es un tremendo tema y bueno , es lo que mal nos rigen nuestras vida , debido que los gobernantes de la corriente que sean al final caen en el abuso y olvido de los que en ellos pusieron sus esperanzas de un mundo mejor , que solo es mejor para todos los que rodean esa cupula elegida democraticamente o no , solo dejandose llevar por la ambicion economico y de poder , por eso , ¡VIVA MUJICA!

24 de octubre

Perla: En eso estamos totalmente de acuerdo; la verdad es que Mujica es un ejemplo por donde se le mire pero él no habría podido ser Presidente si en Uruguay no existiera un sistema democrático. En Chile no lo tenemos por eso el Congreso, los partidos políticos y los dirigentes en general están plenamente desacreditados y nosotros, hasta tanto no logremos organizarnos, quedamos desconcertados frente a tanto abuso, negociados, etc. Mi opción es la de apostar por el movimiento social, apoyar a los estudiantes que exigen educación gratuita, pública, de calidad, a los maestros que reclaman por la deuda histórica, a los médicos que quieren trabajar en hospitales con una infraestructura sanitaria acorde a los nuevos tiempos y en definitiva jugársela por nosotros mismos, por todos los que de alguna u otra forma vivimos de un salario. No olvides que somos la mayoría y en ese sentido también generamos las riquezas del país, ponemos en movimiento su economía y de ese modo también eventualmente podemos paralizarlo. ¿Porqué dejar entonces que otros nos gobiernen? Saludos.

Herman Aguirre Ayala

13 de noviembre

Libertad , igualdad y fraternidad viene de la revolución de la comuna de París, no de la burguesa. Y sobre revoluciones, son con armas, hasta Jesús dice que no trae paz, sino espadas

13 de noviembre

En este artículo lo que quice demostrar es precisamente lo que dices: que en manos de los revolucionarios de la época las consignas de la libertad, igualdad y fraternidad fueron una ilusión. Sobre la Comuna de París tienes razón pero una vez que ésta fue derrotada esos ideales fueron tomados por la burguesía para consolidar su dominio. Un libro excelente al respeto es “El 18 Brumario de Luis Bonaparte” escrito por Marx. Saludos.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Aunque un tal Matteo Renzi ha vuelto a instalar la idea, no es más que el caballito de batalla de políticos desesperados en circunstancias difíciles. A veces los puentes se caen… y eso sucede muchas ve ...
+VER MÁS
#Política

Hay puentes que caen antes de la primera piedra

La industria 4.0 se apoya esencialmente en el análisis de grandes volúmenes de datos, la computación en la nube, la ciberseguridad, la robótica y la integración de los procesos. Se aspira a que toda em ...
+VER MÁS
#Tecnología

Hacia una empresa inteligente

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Esto no se trata de quién gana y quién pierde, se trata de devolver la vida al boxeo, en general como historiador escribo columnas sobre la época dorada del boxeo entre 1930-1960 cuando el boxeo llevaba ...
+VER MÁS
#Deporte

La vuelta del público al boxeo

Popular

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Para algunos, en lugar de la resignación, la única alternativa podría ser la violencia, lo que supondría un retroceso en el desarrollo de la humanidad y un nuevo golpe contra la paz mundial.
+VER MÁS
#Internacional

España, capital Bagdad

Esperaríamos que este y futuros gobiernos anuncien con la misma fuerza que anuncian una operación policial claramente discriminatoria, un programa social destinado a enfrentar definitivamente la condició ...
+VER MÁS
#Política

Huracán y las vacaciones de Aleuy