#Política

La revancha cultural

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

El pasado 22 de junio, el destacado historiador chileno Mario Góngora del Campo, habría cumplido 100 años. Su obra principal, Ensayo histórico sobre la noción histórica de Estado en Chile en los siglos XIX y XX, fue -en aquellos agitados días en que Pinochet impulsaba una revolución política- objeto de las más ardientes polémicas intelectuales.


El problema es que todas las revoluciones “desde arriba”, cualquiera sea el color político, por ser estratégicas y no de largo plazo, se vienen abajo fácilmente.

En su obra, don Mario afirmó que es el Estado la matriz configuradora de la nacionalidad chilena; para Góngora, el Estado no era la burocracia de la administración pública, sino un poder cultural e incluso espiritual que guiaba los destinos de Chile. Es cierto que la tesis admite una serie de lecturas y matices controvertidos. En mi caso, que sido su admirador declarado, me la he leído con ojo crítico a medida que avanzo en edad, sobre todo porque estoy más consciente de la importancia del Chile colonial y que, con todos los problemas asociados, su impronta ha trascendido en el tiempo hasta nuestros días, como la misma devoción a la Virgen del Carmen que ayer celebramos, entre tantos otros puntos.

Con todo, no deja de ser deseable darle más de una vuelta a esta peliaguda tesis para entender el momento del Chile actual. Góngora profetiza en su famoso ensayo que las modernizaciones “neoliberales”, hechas en el tiempo de Pinochet y que prescindieron abruptamente con toda tradición estatal, siempre traen consigo “revanchas culturales”, porque no son “fruto de nuestras sociedades, como en Inglaterra, Holanda o Estados Unidos”.

¿Cuánto de revancha hay en las actuales oleadas políticas? En educación, en salud, o en pensiones se ha prescindido abruptamente del Estado; en cada una se puede leer este “barrunto” por una alma de Chile perdida, como diría el cardenal Silva Henríquez, donde el Estado tuvo una importancia muy importante.

Siempre, para justificar las decisiones que se tomaron en aquella época, se dice que no había más que dos caminos. Jaime habría procedido de ese modo, aun cuando estaría muy de acuerdo con todo lo que he dicho. El problema es que todas las revoluciones “desde arriba”, cualquiera sea el color político, por ser estratégicas y no de largo plazo, se vienen abajo fácilmente. Es decir, se hizo una transformación que no respetó lo “natural”, sólo para deshacerse del enemigo marxista e implantar en Chile una forma de entender la sociedad muy ajena a nuestro modo de ser y que hoy parece estar siendo rechazada por el cuerpo de Chile, tal vez de una manera muy violenta, porque las revanchas suelen ser viciosas.

Chile ha cambiado y no se trata de volver al pasado para “restaurar” lo que ya se fue. Vivimos en un mundo absolutamente distinto y también es cierto que en los tiempos de la dictadura no todo fue absolutamente malo; pero la enseñanza que nos deja este proceso de cambios, en muchos sentidos artificial, que parecen muy razonables si es que se tenía que elegir entre “marxistas y liberales”, me parece que debe revisarse en vistas al futuro que nos tocará vivir. Como decía Raymond Aron a propósito de la Constitución, no basta con una razón política, económica o jurídica para justificarla. “Para que el sistema funcione es preciso que la gente tenga fe en su propia Constitución. Y quizás el valor esencial de cualquier Constitución es el de ser aceptada como evidente por aquellas que la conocen o sufren”.

TAGS: #SociedadChilena Historia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La jueza Mónica Jeldres advirtió que "no se debe relativizar la protección de la infancia", cuando el Estado asigna recursos, cobertura y legislación en la Protección de la niñez.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El defensor que no será defensor

No es difícil soñar e imaginar durante el siglo XXI, ver crecer la ciudad eléctrica, eólico-fotovoltaica más grande de América, una ciudad para vivir sin un horrible puerto de carga al frente, con la ...
+VER MÁS
#Sociedad

Soñando Valparaíso, la ciudad eléctrica

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Entendemos que el derecho a la libre determinación es un derecho imperativo, por lo que no sería entendible su negación, entendiendo que los pueblos indígenas en su conjunto han debatido y apuntado a in ...
+VER MÁS
#Política

Kizugünewtun: Derecho a la libre determinación

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

Uno de los pilares y principios en que se basa la mediación en salud, es efectivamente a imponer mesuradamente en la sociedad Chilena un cambio de razonamiento y de búsqueda a sus problemas, y así desjud ...
+VER MÁS
#Justicia

Un cáncer llamado negligencia médica