#Política

Hablar de democracia sin saber qué es

13 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hace meses la palabra democracia se ha convertido en un concepto recurrente en redes sociales, prensa nacional e internacional, y en manifestaciones públicas en todo el mundo. No obstante surge la duda ¿De qué habla cada uno cuando dice democracia?

La palabra democracia es un concepto polisémico, que a lo largo de la historia ha tenido diversas lecturas. La palabra -que pertenece a un sistema de conceptos relativos a las formas de ejercer el poder político- ha sido usada para designar un régimen de gobierno de acuerdo con el número de titulares del poder –en su uso clásico- como régimen contrario a la autocracia. A partir de las revoluciones liberales y republicanas contra del absolutismo monárquico, también se entendió como contraposición a las dictaduras totalitarias, en su revaloración positiva en el siglo XX.

Hoy todos hablan de democracia, la exigen, la claman, la cuestionan, proponen mejorarla, reconstruirla, instaurarla. Todos somos demócratas. Pero como, plantea Sartori, para debatir sobre democracia hay que tener presente que hay un ideal democrático y una democracia real que están en constante tensión, y que hacen de ésta un elemento perfectible.

El concepto de democracia se ha convertido en un significante vacío. La mayoría tiene un concepto más bien abstracto y no concreto de él. Eso incide en que hay juicio de valor sin juicio analítico. Ello lleva a errores conceptuales sobre la democracia, y  su defensa. Algunos de estos supuestos falsos son:

–  La democracia es el simple gobierno de la mayoría: Esta idea se relaciona con lo que Popper llama la teoría clásica de la democracia, que alude a la soberanía del pueblo (demos), en cuanto su derecho a gobernar. Tal uso clásico surgiría en opción a la tiranía de uno o varios, y no basado en una especie de infalibilidad de la mayoría o en el supuesto derecho de la mayoría de imponer lo que se le ocurra, como muchas veces se cree.

Contrario a lo que muchos  consideran -incluidos los liberales utilitaristas- la mayoría también se puede equivocar o puede actuar de manera despótica. Como decía Stuart Mill: “El mejor gobierno no puede ejercer más derechos que el peor; es tan perjudicial, o aun más, la coacción impuesta de acuerdo con la opinión pública que la que se ejerce contra ella”. Entonces, se hace necesaria la idea de contrapesos y controles institucionales, la politéia de Aristóteles (quien usaba el término democracia en sentido negativo) para evitar la tiranía de las mayorías, que según Stuart Mill, sería “un gobierno de privilegio en favor de una mayoría numérica”.

La democracia entonces no se define sólo por el simple número -que conlleva el riesgo del colectivismo o la oclocracia, la mala forma de democracia según Polibio- sino que por el nivel de libertad política e  individual que se permite a los individuos en un régimen dado. Esto es clave para defender la idea de igualdad intrínseca (Dahl), es decir, que los seres humanos son esencialmente iguales en lo fundamental, son fines en sí mismos y tienen derecho a la libertad (Kant), y un sentido de la justicia (Rawls).

– La democracia es simplemente un sistema de elección basado en partidos políticos: Muchos consideran sólo la variable procedimental –el acto de votar- como razón suficiente para hablar de democracia, y no otras variables como las libertades civiles y políticas –de opinión, expresión, asociación, movimiento- que se deben ejercer en un estado y sociedad democrática.

La visión procedimental tiende a ser funcional a quienes sobrevaloran el rol de los partidos políticos (Kelsen), dentro de un mero sistema de competencia donde los ciudadanos sólo deben elegir ofertas entre caudillos (Schumpeter). No obstante, esto conlleva el riesgo de convertir la democracia en una partitocracia, donde parafraseando a Bobbio, el diputado se vuelve un mandatario, no de los ciudadanos que lo eligen, sino del partido que lo castiga quitándole confianza cuando no representa la disciplina partidaria.

“Todo ello desacredita seriamente la idea en que se fundamenta la representación proporcional: la idea de que la influencia ejercida por un partido cualquiera es forzosamente proporcional al número de votos que ese partido se ha ganado” Popper.

La representación es un elemento simbólico. Por tanto, la mera creencia en la delegación sin promover mecanismos de control sobre los representantes una vez electos, deriva en falta de representación. Stuart Mill planteaba: “Lo que agrava considerablemente estos males es la falta de igualdad en las democracias que hoy existen; véase en ellas hasta una desigualdad sistemática en favor de la clase dominante”. La clase política.

Se hace necesaria entonces mayor competencia a nivel electoral, para abrir espacios a representantes netamente ciudadanos y no sólo partidarios. Incluso considerar el sorteo como parte de los mecanismos democráticos, pues "Lo único que justifica gobernar a hombres libres e iguales es que cada uno gobierne por turno" Aristóteles, Libro III de la Política.

————

Foto: Spanish Revolution – Vegan Warrior / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

28 de mayo

¿Qué es la democracia?

Según la RAE y aunque no me gusta citarla, pero, considerando que provee una línea de pensamiento que da sentido a nuestro lenguaje, esta dice:

democracia.
(Del gr. δημοκρατία).
1. f. Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno.
2. f. Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado.

En particular, me cabrían varias observaciones al post, pero, sin pretender abordarlas porque sería extenso, me llama en especial la atención que comentes que:

“El concepto de democracia se ha convertido en un significante vacío. La mayoría tiene un concepto más bien abstracto y no concreto de él. Eso incide en que hay juicio de valor sin juicio analítico.”

… Ya que me parece despectivo considerar que “los demás” tienen de la democracia un concepto vacío, abstracto y que no pueden hacer un análisis en torno a la realidad de lo que los políticos en Chile llaman democracia cuando la citan…

Hace algunos días, bien recordarás, preguntaba ¿qué es la democracia?, precisamente porque la gente habla de democracia (hace años, particularmente yo al menos) y a la hora de definir qué es la democracia, o cuál, o qué democracia quiere, nadie (salvo contados casos) lo sabe expresar de una forma práctica y sencilla…

En torno a esto, me parece que tú no escapas a la regla que acabo de proponer, lo que digo sin ninguna pretensión de que mantengamos un conflicto o algo así, a causa de mi parecer, aunque por su puesto tú puedes expresar una serie de teorías en torno a la democracia y su percepción en el tiempo, pero, en la medida que la gente hable hoy de tener una democracia real o una mejor democracia, la breve definición de la RAE me resulta mucho más útil para encaminarme a una mejor democracia que toda tu exposición… Ya sabes, la simpleza siempre ha tenido su valor…

A pesar de esto y como todas las visiones son un aporte, la tuya sin duda constituye un aporte también para otras personas, pero, en la medida que cae en las frases clichés que copié de tu post o entrada, pienso que se desvirtúa la capacidad y el interés por darle a la idea de la democracia y a la problemática que manifiestan países y ciudadanos chilenos en torno a su disconformidad con el tipo de democracia que tenemos, además de la oportunidad del surgimiento de conceptos que nos permitan llegar a una verdadera democracia, entendida como una democracia perfectible que a través del escalamiento de sus propiedades vigentes y en discusión, si acaso algo se discute en torno a ella en algún lugar significativo, nos permita efectivamente mejorarla…

Para mí los últimos gobiernos chilenos han estado haciendo algunos esfuerzos para mejorar la democracia, mediante la introducción de la Ley de Participación Ciudadana, promesa baluarte de la campaña de la ex Presidenta M. Bachelet que se quedó dormida en el Congreso por años hasta la llegada del actual Gobierno, En resumen, no ha pasado nada perceptible para la gente en torno a esa Ley y por lo tOnto, no ha habido mejoras a nuestro sistema “pseudo democrático” que el país pueda usufructuar…

Entonces, lo que se requiere es un instrumento o herramienta que nos permita gatillar un salto cuantitativo para poder mejorar la democracia, respecto de nuestra situación actual… En relación a esto, cabe decir que la idea de mejorar la democracia no significa llegar al punto de alguna clase de chipe libre en torno a qué decisiones se toman por parte de una simple mayoría, sino que la idea es que se pueda unir la participación de la ciudadanía a políticas de Estado que trabajen dentro de su marco natural e histórico de la República, tal como las ramas se adosan al tronco de un árbol, siendo ambos parte de un todo y sin generar conflictos que no se puedan llegar a sobrellevar…

La queja de la necesidad de mejorar la democracia surge porque la clase política, entendida como Gobierno más Congreso y Senado, no permiten ninguna clase de participación ciudadana en torno a temas de corte fundamental que afectan la vida de las personas y sólo para ejemplificar, mencionaré dos… Una, la usura de la banca, que no tiene atajos ante la comprensión estupefacta de la gente y dos, la falta de participación para generar un Programa de Gobierno consensuado…

Ambas son de sobre manera importantes, porque la primera, es decir, la banca y los sistemas de ventas de retail a plazo y los intereses que cobran, son, para resumir, una fábrica de pobreza, respecto de la que la gente nada puede hacer, pero, sí lo podría hacer el Gobierno, el Congreso y el Senado si debajo de su uniforme llevaran puesta la camiseta de la gente de Chile, o simplemente cumplieran sus deberes más fundamentales, que son responder a las necesidades del pueblo de una forma oportuna y con sistemas adecuados y eficientes…

En relación al Programa de Gobierno y al sistema de partidos que puede acceder al poder y proponer ese Programa, la gente no puede hacer nada y sólo le queda ver las consecuencias de operación reiteradas de un sistema político que tiene fundadas sus bases en el siglo y milenio pasado y no es garantía de nada que tú cambies a una persona por otra, si en realidad lo que hay que discutir no es quién ejerce un cargo, sino qué labor u objetivo se espera que se desarrolle o cumpla para ese cargo desde la perspectiva y las aspiraciones ciudadanas…

Además de esos dos puntos, podemos citar lo que el sistema político hace por el desarrollo capitalino y en gran medida por el subdesarrollo regional, tema muy discutido especialmente a partir de la campaña del ex presidente Ricardo Lagos, quién prometió a la CONAREDE “un proceso regionalizador” a la altura de las aspiraciones de ésta, sin embargo, en el Gobierno del sr. Lagos, informó la SUBDERE que para el período 2000-2006 el número de viviendas en la Región Metropolitana creció sobre un 26% …. Entonces, ¿un Gobierno socialista –entendido como uno que se ha de preocupar por todos– que pueda plantearse como el que ha de cumplir una larga data de aspiraciones ciudadanas, es garantía de que lo hará sólo porque hay una promesa de campaña?… De ninguna manera, lo que implica que no hay tal Gobierno, bajo este régimen pseudo democrático que sea capaz de cumplir las verdaderas aspiraciones ciudadanas y territoriales, porque no están dadas las condiciones para hacerlo, ya que nuestra pseudo democracia camina al ritmo de los intereses de la política, pero, no los del pueblo…

Con esos tres ejemplos que tocan temas tan fundamentales para la gente, sin considerar varios otros de corte menor que también son importantes para un número significativo de ponentes, demuestro que nuestro sistema pseudo democrático no es democrático según la definición de la RAE, lo que implica que bien puede haber una serie de descontento popular por alcanzar un mejor estándar democrático dentro de la nación, pero, para conseguirlo, es necesario definir un camino y un marco legislativo que lo permita alcanzar…

Ahora, si me dijeras que la Ley de Participación Ciudadana es ese camino, yo bien podría decirte que ese es un túnel que no va a ningún soberano lado y que para la ciudadanía no es garantía de acceso a una mejor democracia, porque no hay participación ciudadana en la generación de esa Ley… Si entendemos la democracia como un proceso o sistema perfectible y escalable, entonces, debe existir la instancia donde participe el pueblo para poder generar las condiciones que permitan mejorar la democracia, porque la propuesta de una mejor democracia no puede ser sólo el producto de algo pensado por unas pocas personas, si tú percibes que el resultado de su esfuerzo mental no mejora precisamente la democracia, tal como sucedió con los comentarios del Presidente Miguel Piñera, cuando simulaba ante la opinión pública que unos nuevos puntos y comas en la Ley relativa a los partidos políticos nos permitiría tener “una mejor democracia”… Eso no es una mejor democracia, sino que un simple y burdo engaño…

Después de ese largo y latero monólogo, te cuento que lo que he visto y leído en mi caminar por la red, es que suelo encontrarme con variadas personas que hablando de democracia, no saben cómo mejorarla… Hay quienes proponen la elección de los COREs como una medida democrática practicamente final con la que pretenden acallar esta necesidad de mejorar la democracia que se trasluce a través de la red, sin embargo, al menos para mí, esa no es más que sólo una medida populista que una vez más no es garantía de que la ciudadanía podrá vivir bajo un ambiente democrático…

Particularmente he desarrollado una propuesta para mejorar la democracia que ha logrado adherentes por su sola lectura y asimilación analítica y que a mi criterio y el de quienes me han leído cumple las condiciones necesarias de participación del pueblo y escalabilidad que debiera cumplir una democracia que se precie de tal… Esta propuesta es la creación de un instrumento nacional al que he llamado “Cámara Ciudadana Digital”, la que debiera operar como una Tercera Cámara Nacional y que debe cumplir al menos dos condiciones fundamentales…

Una, que tenga participación directa en el Congreso y en el Senado de Chile y la otra es que tenga la participación normada de personas comunes y de las universidades de Chile, además de otras pequeñas condiciones que por lógica se derivan de estas, como la capacidad de plantear ideas, la generación de debate y consenso en torno a lo discutido para transformarlo en mociones en el Congreso pleno…

Por lo tanto, cuando hablamos de democracia muchas personas en nuestro país, no estamos hablando de voladeras de luces, sino que de un proceso refinado que tiene lógica, fundamento y espíritu propio, que pretende estar al servicio de la gente, del país y de la razón…

¿Qué opinas al respecto?…

¿Crees que pueda haber una mejor forma de generar las condiciones necesarias para poder mejorar nuestra democracia, cumpliendo los requerimientos de los fundamentos del significado de la palabra y un criterio amplio que se pueda desarrollar dentro de un clima de estabilidad política y republicana?…

Si lo crees, me gustaría saber qué propones al respecto, ya que la crítica es siempre lo más fácil …

fklsdjfklsdjfkjsdklfjsklfjksf

28 de mayo

Estimado peón:
1) Significante vacío no implica algo sin contenido, sino algo con muchos significantes o sin significado (Laclau). Esto es clave para entender el contenido del post. A eso apunto con que todos hablamos de democracia, pero todos la definen a su antojo sin juicio analítico.

Por eso, el post se centra en esos desvíos conceptuales que proliferan. Y esto no es antojo mío, sino basado en ciertos planteamientos dentro de la teoría de las formas de gobierno.

De hecho, tu definición en base a la RAE es una definición sencilla pero tremendamente ambigua de democracia que en la práctica no aporta mucho. Por qué dirás, porque ¿Cómo interviene el pueblo en el gobierno? ¿Por fuerza, por voto, por protesta? O ¿Cómo sabemos cuándo efectivamente predomina el pueblo o no? Y peor aún ¿Qué es el pueblo o quiénes son el pueblo?

Si te fijas, la breve definición de la RAE contribuye más a la entropía en torno al concepto, y no a su ejercicio práctico, sobre todo cuando es probable que muchos tengan un concepto de democracia muy personal donde sólo ellos son los jerarcas y claro “esperan un salto cuantitativo para imponerla”. La simpleza tiene sus riesgos. Ahí radica la salvaguarda que todo ciudadano debe tener y que planteo en torno a estos dos primeros supuestos errados (hay una segunda parte).

2) En cuanto a tu diagnóstico, concuerdo. De hecho, he escrito varias cosas relacionadas que apuntan a lo que dices. Lo que no me queda claro es porque consideraste necesario incluirlo en tu argumento.

3) En cuanto a tu propuesta, no descubriste América, pues hay varias en la red, en torno a la idea de usar las redes para ampliar la toma de decisiones y el debate. Me parece bueno. Hace tiempo también había creado un Congreso ciudadano virtual, y claro, muchos se inscribieron pero pocos participaban.

En mi opinión, la democracia mejora aumentando la competencia política, es decir, que un ciudadano, sin depender de un partido o la plata para carteles, pueda postular a un cargo.
Mejora descentralizando el poder y la toma de decisiones a todo nivel, fomentando gobiernos locales, no sólo regionalización sino federalismo. Mejora estableciendo mecanismos que eviten vergüenzas como las de La Florida donde los ciudadanos son súbditos de unos cuantos concejales.

Incluso, y esto es la propuesta que más me gusta, propongo el sorteo de cargos, eso es lejos lo más democrático. ¿Qué opinas de sortear cargos en el Congreso?

En cuanto a frases clichés y sin ánimo de ofender, no te quedas atrás con esta “la idea es que se pueda unir la participación de la ciudadanía a políticas de Estado que trabajen dentro de su marco natural e histórico de la República, tal como las ramas se adosan al tronco de un árbol, siendo ambos parte de un todo y sin generar conflictos que no se puedan llegar a sobrellevar…”

Saludos

28 de mayo

Estimados: Entendiendo su perfecto dominio semántico del concepto democracia y su visión compleja del tema, solo unas preguntas

¿Cómo explicarían ustedes en un texto no superior a 300 caracteres que es la democracia a nosotros los ciudadanos “no profesionales de la materia”? y ¿Cómo este texto puede ser bajado al ciudadano para incentivarlo a exigir la democracia en su concepto fundamental no cayendo en “falsos supuestos”?

Saludos,

28 de mayo

La democracia hoy es hacer una raya frente a un nombre, por parte de quienes están obligados a hacerla, ya sea que la hagan o anulen su voto…

La democracia debiera ser el gobierno de la autoridad electa junto a las ideas que logran consenso de parte de la ciudadanía, procurando mantener el mejor balance que sea posible…

Para que ello pudiera ser una realidad, se requiere un instrumento que lo permita, el que para mí debiera ser una Cámara Ciudadana Digital, en la que se puedan exponer ideas y apoyarlas o rebatirlas, complementarlas o derrumbarlas, votando por las que prefiera la ciudadanía una vez que estén maduras, es decir, que se haya acumulado suficiente conocimiento, datos e implicancias acerca de ellas…

Necesariamente esos consensos debieran tener una representación directa en el Congreso, en el Senado y ante el Gobierno, con senadores y diputados en un número suficiente para que las presenten como una moción en el Congreso, o una inquietud ciudadana donde corresponda…

¿Cómo lo ves tú?…

dfjklashfjkhfjkhasdjk

28 de mayo

Entonces, Jorge, creo que hay que pensar acerca de la democracia que queremos para que analíticamente la podamos definir, independientemente de si la podemos o no implementar…

A mí parecer la definición de la RAE concede un marco primario en torno a lo que debemos entender por democracia y depende de la habilidad de los pensadores el darle un sentido teórico que sea práctico y cumpla el sentir de las aspiraciones ciudadanas…

Tal vez esto sea similar a la orden de fabricación de un auto… “Jorge, fabrícame un auto con cuatro ruedas y una de repuesto”… “Claro, peón, ¿lo quieres para dos personas, tres, cuatro o más?… ¿Lo quieres con un motor pequeño o grande, a gasolina, diésel, gas o híbrido, de lujo o sencillo?”… “Jorge, fabrícame un auto con cuatro ruedas y una de repuesto” …

Ahora que si de democracia se tratase, debiera existir un consenso acerca de ese auto por fabricar, si tú dispones de una empresa de fabricación de automóviles en la que se discutan todos los detalles que sean más convenientes para satisfacer el pedido de la forma que satisfaga los criterios que los expertos de la fábrica puedan añadir al requerimiento básico de la orden de fabricación, en cada sección de ella o en relación a cada módulo componente…

Paralelamente, en nuestra nación, se debe establecer un consenso acerca de la democracia que queremos y para conseguirlo se necesita, así como la factory de automóviles es necesaria para crear un auto, una herramienta poderosa que permita aunar criterios y desechar diferencias irrelevantes… Sin aquella herramienta, adecuar una serie innumerable de definiciones de democracia a una que calce con nuestra realidad país y las aspiraciones de los problemas que debiera resolver y las soluciones que debiera facilitar, nos deja sólo donde estamos, es decir, en un lugar en el que para algunos el significante de la palabra democracia está vacío y para otros en un punto en el que se aprecia que por falta de algún instrumento e instancia adecuada, la democracia no puede ser mejorada…

Una pregunta para ti… ¿Quién descubrió América?… Muchas personas dicen que lo hizo un tal Cristóbal Colón y que cuando llegó a éstas lejanas costas, se encontró con personas que ya vivían ahí, por lo tanto, ¿quién la descubrió realmente?… La reflexión implícita debiera ser que no importa quién la descubrió, sino que lo que importa es lo que es América hoy y lo que desea ser…

En mi opinión, la democracia podría mejorar con la sinergia de las ideas de la gente, si acaso tuvieran un sitio adecuado donde expresarlas, procesarlas y encausarlas con la debida capacidad legal…

Si como parte de nuestra legislación existiera un Congreso Ciudadano Virtual, o una Cámara Ciudadana Digital, pienso que sin duda podrían aparecer personajes valiosos que serían dignos de ser Congresistas o Senadores, pero, más que ello, aparecerían ideas que se transformarían en fortalezas y oportunidades para la nación, alejando de paso nuestras debilidades y amenazas a nuestra estabilidad interna y a nuestras proyecciones futuras…

Para mí un eventual federalismo y descentralización de la toma de decisiones, requiere primeramente un marco nacional de operación democrático, a manera de todo lo dicho, en el que la ciudadanía pueda ejercer la democracia local con el debido marco regulatorio e instrumento, porque sin él, así como el Gobierno es alcanzado mayoritariamente por grupos de avanzada organización y tradición política, similar cosa sucede y sucedería en las regiones y comunas de Chile, y peor aún en éstas últimas, ya que en varias comunas del país se han encontrado casos de Alcaldes y consejales que realizan operaciones no avaladas por la Ley que los ha llevado a su destitución… Es decir, se podrían cometer fraudes mayores a los que ya se cometen si no se tuviera la capacidad de ejercer una democracia relativamente afinada y aplicada con herramientas probadas, que, junto a otro tipo de instrumentos organizacionales de tipo económico debieran proporcionarle a las comunas, principalmente, la capacidad necesaria para emprender rumbos propios, bajo ciertas libertades de acción que la propia comuna debiera fijar, a partir de un lineamiento de trabajo de criterio nacional previamente discutido, consensuado y que haya sido probado en proyectos pilotos, uno por región del país, hasta lograr curvas de aprendizaje maduras… Sin esa condición de ingeniería de diseño de desarrollo territorial, jugar al federalismo, a mi juicio podría ser demasiado arriesgado…

El sorteo de cargos públicos me parecería una alternativa viable sólo bajo el criterio que se realizase el sorteo entre “fenómenos pares”, es decir, gente con igual motivación o deseo de ocupar un cargo que manifieste similitud de conocimiento y capacidades, entre otros atributos…

En relación a lo que para ti pareciera ser un cliché de mi parte, te cuento que para mí es sólo una forma más de describir la manera en que debiera operar la democracia, pudiendo haber otras posiblemente mucho mejores …

fklsdjfkljsdfkjsdklfjskdl

30 de mayo

Estimado Pablo, difícil tu pregunta porque la democracia es una cuestión que va desde cuestiones ideales a prácticas. Yo lo resumo en diálogo y no agresión, y eso implica reconocer un derecho fundamental, la autoposesión, desde el cual se desprenden todos los otros derechos. Y en ese sentido, la violencia suprime la política. La democracia, es el menos violento de los regímenes, es la base para una sociedad abierta.

Peón, a eso apunto, a pensar acerca de la democracia más allá de sólo mencionarla. Y efectivamente, la definición de la RAE ofrece un marco, pero insuficiente y ambiguo. De hecho, todavía no respondes mis preguntas en torno a eso.

En cuanto a tu ejemplo del auto, creo que muestras que la simpleza sin fijarse en los detalles es un doble filo. Y entonces el público tiene un auto que efectivamente tiene cuatro ruedas y una de repuesto, pero resulta que dos están pinchadas, no tiene focos, el acelerador pegado y los frenos malos…al primer arranque se va al despeñadero…

O está el otro filo ¿Qué se nos dice? Ustedes tienen democracia porque votan o peor, ustedes tienen democracia porque los obligamos a votar…

En cuanto a tu analogía con la fábrica, creo que caes en el error de creer que puedes construir la herramienta a través de la legalidad cuando hablas de “un marco nacional de operación democrático”. Pero la herramienta para la democracia son individuos libre pensantes, que constituyen la sociedad civil, mientras más abierta, plural y no dogmática, más democrática y tolerante será la sociedad y con ello, obligadamente el sistema político. Y eso no se “construye” se fomenta a través de la opinión…

Y ojo, la democracia y sus mecanismos no evita que algunos cometan fraude, lo que puede evitar si se aplican mecanismos adecuados es que esos sigan en el poder o que afecten los derechos de los ciudadanos.
En cuanto al sorteo, me llama la atención que incluyes un criterio elitista, diciendo que sería “viable sólo bajo el criterio que se realizase el sorteo entre “fenómenos pares”, es decir, gente con igual motivación o deseo de ocupar un cargo que manifieste similitud de conocimiento y capacidades”.

Y surgen las dudas ¿Por qué clamas que los ciudadanos tengan derecho a decidir y luego pides que sólo algunos con similitud de conocimiento y capacidad lo hagan? ¿Acaso no es eso lo que ocurre hoy día?

¿Cómo determinas quién tiene igual motivación o deseo? ¿Cómo determinas que su motivación es desinteresada o no? ¿Y por qué tienen que tener similitud de conocimiento o capacidades? ¿No es ese el criterio elitista que impera?

Saludos

30 de mayo

Me parece, Jorge, que respondí a lo que me pareció más importante, pero, como planteas nuevamente tus preguntas, respondo:

“” ¿Cómo interviene el pueblo en el gobierno? ¿Por fuerza, por voto, por protesta? O ¿Cómo sabemos cuándo efectivamente predomina el pueblo o no? Y peor aún ¿Qué es el pueblo o quiénes son el pueblo? “””

El pueblo intervendría, según mi criterio, dentro de una democracia real, exponiendo planteamientos en una Cámara Ciudadana Digital y votando por iniciativas que sus parlamentarios y senadores podrían convertir en mociones…

El pueblo no es necesario que predomine, lo que debe predominar es el sentido común, la razón, la prioridad, la justificación de una idea, el cumplimiento de las restricciones ineludibles y, en general, el contrapeso del poder del Gobierno, el Congreso y el Senado en conjunto cuando interactuasen con el pueblo, ya que según la primera acepción de la RAE para la palabra democracia, esta sería una “doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno”…

El pueblo en este caso serían personas en distinta condición en relación a su oportunidad o capacidad para participar… Si de democracia hablásemos, probablemente y como una medida de extensión de su efectividad para quienes no usan internet, tal vez las radios podrían ser un punto de canalización de propuestas que desearían que fueran abordadas en la Cámara Ciudadana Digital, haciendo llegar esas propuestas de cuando en cuando…

Respondido…

En relación al marco de acción de la RAE, pienso que no es ambiguo, sino que es una base desde la que las personas pueden elaborar teorías acerca de cómo podría ser ejercida la democracia según sus propias versiones, que a todo esto no he visto muchas por cierto…

En relación a comparar el diseño de la democracia que desearíamos con el diseño de un auto, obviamente el caso del auto que expones y que se va al despeñadero no sería el auto ideal, pero, no te preocupes, porque eso no sucedería en una fábrica donde trabajen profesionales del ramo, ni tampoco usando una Cámara Ciudadana para definir la democracia que desearíamos, ya que habría multitud de opinantes que cubrirían diversos aspectos del diseño y, recordando el dicho salomónico, “con dirección sabia se hace la guerra y en la multitud de consejeros está la victoria”…

Los autitos que se van al despeñadero en su primer viaje, usualmente son confeccionados por maestros chasquillas sin las habilidades suficientes como para hacer bien su trabajo… Por otro lado, si de hablar de un auto con cuatro ruedas y una de repuesto se trata, no olvides que el mundo existen autos chilenos, chinos, ingleses y alemanes, por ejemplo… Es decir, si tu primer esfuerzo por crear un auto que satisfaga la condición impuesta no fue el más fructífero, es probable que tu primer intento para diseñar un marco teórico que defina a la democracia que aspira el pueblo y que pueda ser sustentable junto al gobierno de la institucionalidad vigente, corra la misma suerte…

… Personalmente y en relación a lo que dices a continuación, yo no diría que “tenemos una democracia porque votamos”, ya que los votos que hace la gente no son por ideas ni tampoco las puede proponer… Si crees que eso es democracia, yo no compartiría tu posición…

… Hay una diferencia, Jorge, entre qué cosa es una herramienta y quiénes son los que la usan… Una herramienta para desarrollar una democracia podría ser una Cámara Ciudadana Digital, pero quienes la usarían serían esas personas “libres y pensantes” a las que te refieres…

… El “fenómeno par” al que me refería, era para entre quiénes podría elegir la ciudadanía, pensando en que los candidatos a un cargo de alta dirección pública deben presentar necesariamente ciertos niveles de características similares adecuadas al cargo, lo que sería distinto a un “sorteo de cargos”, tal como dijiste, en los que no especificaste condición alguna, por consiguiente, no sé si cabe hacer algún comentario en relación al elitismo al que hiciste referencia…

Según lo que te he leído Jorge, no veo en tus expresiones una clara y personal definición de lo que sea la democracia, o lo que debiera ser, o cómo podría llegar a desarrollarse y de qué manera los ciudadanos podrían tener una mejor participación en ella, tal vez una en la que puedan expresar ideas, por ejemplo, y no sólo hacer rayas frente al nombre de alguien que pertenece a algún partido político…

Posiblemente con todo lo que has dicho, sí dejes el significante de democracia como algo vacío para contigo mismo, pero, te puedo asegurar que para muchas personas esto no es así…

sdffjksdkfjdklfjsl

31 de mayo

1) Peón, tu respuesta no responde las preguntas, al contrario, respondes lo que quieres, aprovechando de publicitar tu Cámara Ciudadana Digital. Propones un mecanismo, pero no respondes las preguntas planteadas.

Pero la respuesta a mis preguntas requiere más profundidad. Por ejemplo ¿Cuáles serían las facultades legislativas de la Cámara en cuanto a los otros poderes del Estado? O algo más importante ¿Mediante qué mecanismo se constituiría la Cámara Ciudadana Digital? ¿Quiénes la conformarían? Porque una entelequia no sirve.

Luego apelas al sentido común. Pero el sentido común es tan variable como los individuos ¿Cómo estableces entonces qué impere éste? ¿Por simples mayorías?

Luego dices “personas en distinta condición en relación a su oportunidad o capacidad para participar”.

Y te pregunto ¿Qué determinará su oportunidad o capacidad para participar? ¿El tener acceso a Internet, una profesión, cierto capital, pertenecer a ciertos grupos etáreos?

Nada de eso abordas.

2) Ya que insistes con el concepto ambiguo de la RAE, te pregunto ¿Qué pasa los electores “según sus propias versiones”, consideran que la democracia es el derecho de establecer en el poder a un déspota? ¿Eso es democracia?

¿Qué pasa si luego deciden suprimir a la minoría que se opone a tal propósito? ¿Eso es democracia?

Y luego insistes en una posición que refleja claramente la fatal arrogancia, de creer que todo puede ser diseñado sin tomar en cuenta las limitaciones de la mente humana cuando dices “no te preocupes, porque eso no sucedería en una fábrica donde trabajen profesionales del ramo”.

¿No es acaso esa frase fiel reflejo de la idea de “gobierno de los sabios, los mejores, los iluminados o cualquier variante? ¿Acaso tu eres uno de los profesionales del ramo?

Y algo me llama más aún la atención y que ratifica esa arrogancia, cuando pareces presumir que tu propuesta escapa al error.

A diferencia tuya, no propongo un modelo o diseño de democracia perfecto al que supuestamente “aspira el pueblo”, sino que planteo los resguardos que cada individuo debe tener en cuanto a la misma y el ejercicio de cualquier poder, mayoritario o minoritario.

3) Peón, por favor lee bien antes de opinar. Yo no digo que por votar hay democracia. Digo que eso nos dicen quienes monopolizan el campo político. O sea, los políticos, que peor aún nos quieren obligar a votar.

Te lo traduzco, los políticos nos dicen: el deber de los ciudadanos es votar…con eso es suficiente.

Ahora, creo que pones demasiada fe en tu Cámara Ciudadana Digital, pero no dices qué facultades tendrían, ni cómo se compondría, bajo qué criterios. Hasta el momento, sigue siendo una propuesta en el aire.

En otras palabras, tal como dije antes, propones un mecanismo, pero no dices nada sobre qué es Democracia. No la defines.

4) Sigues estableciendo un criterio elitista en cuanto a la elección. No confundas un cargo de alta dirección pública con un cargo de representación. Estamos hablando de elecciones no de burocracia.

5) ¿Qué escrito mío has leído para decir que no ves una definición clara de democracia?

En varios textos he dicho que la democracia se fortalece con gobiernos federales, menos centralismo, más gobierno local, más libertad, más competencia, menos partitocracia y binominalismo, más plebiscitos, referéndums y sorteos.

Y un detalle, la participación o “la mejor participación” no se establecen por decreto.

Saludos

31 de mayo

Me queda claro ahora que digas que no por votar hay democracia… Obvié decir, “si acaso te he interpretado bien” y me quedé pensando en ello y se dio la casualidad que tocaste el punto…

En relación a lo que propones para mejorar la democracia, es decir:

“gobiernos federales, menos centralismo, más gobierno local, más libertad, más competencia, menos partitocracia y binominalismo, más plebiscitos, referéndums y sorteos. ”

Me surge comentar que no vivimos un ambiente que promueva debates acerca del federalismo, porque lo que prima es el centralismo hace décadas y es tanto el poder que tiene y tantos son los intereses involucrados en el tema que, a mi parecer, lo que mencionas es una muy lejana realidad… Además, ¿con qué fuerza política o ciudadana se podría conseguir tal cosa, sin la existencia de una Cámara Ciudadana Digital?… ¿Con protestas en las calles y paralizaciones del país?… ¿Proponiendo qué cosa, si se instaurara una mesa de diálogo, y en la que participarían quiénes?…

En cuanto a menos partitocracia y binominalismo se da el mismo caso… No hay fuerza política ni ciudadana que pueda doblarle la mano al partidarismo ni al binominalismo, porque son la base del centralismo, la base con la que algunos sectores del país no sólo mantienen el poder político que les acomoda, sino que también el económico…

Dime… ¿Tú pensarías que el centralismo, el partidarismo y el binominalismo un buen día serían capaces de decir, “ahora se elegirán por sorteo los cargos de Presidente, Diputados, Senadores y los “ex 300 puestos” de confianza del Presidente de la República, para que deje de existir elitismo en el país… Por favor enviar en sobre cerrado la postulación, indicando en la portada del sobre el cargo al que postula… Unico requisito: Ser un perfecto desconocido para el centralismo, el partidarismo y el binominalismo”?… ¿Lo crees posible?… ¿O tal vez piensas que si les escribes una carta a los “jefes” del partidarismo, el centralismo y el binominalismo, pidiéndoles que promuevan el “sorteo” de cargos públicos, ellos accederían?…

En cuánto a “libertad y competencia”, a ¿qué clase de libertad te procuras referir y a qué competencia y cómo se obtienen y quién las obtiene, cuándo, dónde y por qué?… Al respecto, ¿piensas que la partitocracia, el centralismo y el binominalismo estarían dispuesto a cederle la libertad necesaria a la gente para que la que está inscrita en los registros electorales pueda decidir si acaso votará un día de lecciones, o si prefiere simplemente quedarse en su casa?… Es decir, ¿crees que el centralismo, la partitocracia y el binominalismo dejarían ir a los esclavos que ya están entrenados para hacer una fila y luego una que otra raya en un día de elecciones, en pro de sus aspiraciones de libertades y capacidades de elección?…

En cuánto a plebiscitos y referéndums, el último que recuerdo fue el que hizo Pinochet cuando pedía que la gente votara sí o no, para que él tuviera claro si querían que se quedara en el poder, o deseaban que no se fuera… Después de eso, y a pesar de cuatro gobiernos “democrata”-capitalistas, nunca se he ha hecho un plebiscito o referéndum de importancia a toda la población, tal vez porque al centralismo, al partidarismo y a el bonominalismo no le interesaba ampliar la libertad de decisión de la gente en torno a los temas que pudieran afectar su capacidad para seguir ejerciendo el poder tal como lo han hecho por muchos años…

En cuanto al Gobierno local, este a veces es comandado por personas de escasa preparación y no sé si todos los que lideran una alcaldía saben sumar o leer de corrido, pero, aún no sabiéndolo, me pregunto de qué forma se hace más Gobierno local, con qué recursos, destinados a qué departamentos, para financiar a qué proyectos y a qué grupo de personas… Decir más gobierno local, no es garantía de tener una propuesta que sea compatible con los intereses del centralismo, el binominalismo y el partidarismo, ya que es sabida la reticencia que tiene el poder central para descentralizar la toma de decisiones, aunque en algunos casos puntuales a la ciudadanía se le ha concedido decidir qué proyectos emprender con recursos que destina el Gobierno para el sector, tal como ha pasado en el de educación, en el que, por cierto, los apoderados en algunos casos escogieron una serie de propuestas de poco valor ante la oportunidad de invertir en internet y un computador por niño, según he visto en un colegio… Además de ello, una serie de los dineros enviados a la alcaldía correspondiente y por ella al departamento de educación para los fines participativos ya señalados, simplemente se perdieron, se esfumaron, por lo tanto, ¿una mayor libertad de acción para entidades fiscales con poca preparación y diseño de sistemas de gestión adecuadas, son garantía de mejores servicios a la comunidad que avalen la necesidad de mayores concesiones del poder central al Gobierno local por parte del centralismo, el partidarismo y el binominalismo?…

Entonces… Percibiendo lo lejos que nos podríamos encontrar de ver hecha realidad alguno de los items que mencionas para mejorar la democracia, dada toda la monumental inercia que sería imposible mover sin una herramienta poderosa como una Cámara Ciudadana Digital .. me pregunto si acaso no tienes por ahí alguna otra propuesta que haya sido ya mencioanda con anterioridad por un sin número de autores digitales para mejorar nuestra democracia, tal como las que mencionas, que pueda ser más interesante y realizable y también me pregunto con qué clase de teorema mágico piensas que el centralismo, el binominalismo y el partidarismo le darían carta blanca a las iniciativas que ya comentaste…

En relación a todo lo que me preguntas y considerando lo que ya te he dicho, creo que lo más adecuado es que pienses por ti mismo un poco más en lo que sugiero, para que tus interrogantes no sean tan sencillas como las que has planteado, ya que si la propuesta de una Cámara Ciudadana Digital es una herramienta para mejorar la democracia, bien la puedes asemejar al ejemplo de la orden de fabricación del auto que tenga cuatro ruedas y una de repuesto, en el que debes procurar satisfacer las espectativas del cliente, procurando que el auto no se estrelle ni ocasione daños a sus pasajeros y a los transeúntes que circulan por donde el auto pase, por simple sentido común, además de todo lo que sería razonable esperar de un auto… Es decir, si crees que la Cámara Ciudadana Digital que podría imaginar, no satisfaría las necesidades del pueblo en cuanto a sus pretensiones democráticas y no podría ser de utilidad a la nación generando un ambiente próspero para todos los hijos de la patria, no importando su condición, entonces, Jorge, sólo debes imaginar una mejor Cámara Ciudadana Digital que sí satisfaga las aspiraciones ciudadanas en cuanto a democracia y expectativas de lo que ésta herramienta podría hacer por el desarrollo de Chile, de sus territorios y de su gente…

fklsdjfksdjfklsdjklfjsdkl

01 de junio

1) Me quedo con tu frase “lo que mencionas es una muy lejana realidad…”. Muy conservadora, porque de hecho, eso mismo decían los conservadores cuando los abolicionistas proponían liberar a los esclavos, o los liberales proponían el sufragio universal o para las mujeres.

2) En cuanto a tus preguntas, las aplico a tu propuesta “¿Con qué fuerza política o ciudadana se podría conseguir una Cámara Ciudadana Digital?… ¿Con protestas en las calles y paralizaciones del país?”

Y me pregunto ¿Cómo evitas que el centralismo y la partitocracia se apropien de tu Cámara Ciudadana Digital?

Y aquí hay un punto central, lo que me críticas no lo aplicas a tu propia propuesta, a tu “teorema mágico”, porque lo cierto es que la idea de una “Cámara Ciudadana Digital” no es nueva. Ya varios autores connotados como Manuel Castell lo han planteado.

Entonces y esto es lo más importante ¿Por qué no partes por aplicar tus dudas a tus propias propuestas? Verás que decir, la solución es una Cámara Ciudadana Digital sin más…no tiene sentido.

3) Hay un detalle que aflora y que marca la diferencia entre tus ideas de las mías, la gradualidad. Yo no planteo una especie de fórmula como si fuera un iluminado que descubrió la fuente de la eterna juventud. Sólo planteo una forma de pensar la democracia.

Por ejemplo, se puede partir promoviendo el sorteo a nivel local y ojo, esto se hace promoviendo en la opinión pública, influyendo, no por decreto ni por fuerza, o como un proyecto propuesto desde arriba, sino con ideas como las que planteo en mi artículo.

La clave central es promover una mentalidad libertaria y democrática en las personas y no de vasallaje. Más independiente en todo sentido. Y eso no se logra ni por decreto ni por fuerza ni surge mágicamente porque se instaure una Cámara o una Asamblea. Basta ver en qué han derivado algunas asambleas para ver de qué hablo.

El concepto de libertad es complejo, y creo que es parte de otra discusión que podemos llevar a cabo si así lo deseas. Pero cuando hablo de democracia, la libertad refiere a libertad política, para disentir, organizarse, etc todo de manera pacífica.

En cuanto a la competencia, refiero a competencia política, es decir, mucha oferta, donde ciudadanos, de manera individual puedan ser candidatos, y no un sistema oligopólico como el que existe.

4) Una pregunta ¿Apoyas el voto obligatorio o voluntario?

5) Por otro lado, en cuanto al gobierno local y ya que entraste en el plano administrativo ¿Conoces los planteamientos del federalismo?

01 de junio

Hay una serie de ideas ciudadanas interesantes que difícilmente acogería el sistema político tal como existe, sin embargo, un detonante que podría abrirles un camino hacia su desarrollo en nuestra sociedad a todas esas ideas y propuestas ciudadanas podría ser precisamente una Cámara Ciudadana Digital, aunque la misma sea una de esas ideas que el sistema no aceptaría de buenas a primeras sin alguna clase de acción social que la promueva, tal como una reiterada petición de muchos ciudadanos y organizaciones que la pidan al Congreso o al Gobierno en su período natural de ejercicio, o durante el período de debates de una elección presidencial, que es cuando la partitocracia podría eventualmente dialogar con los ciudadanos…

Esa instancia de diálogo no ha existido en el último tiempo, ya que los partidos que promovieron una candidatura presidencial en el último período eleccionario evitaron el diálogo con la gente en la red, cosa que no sucedió en la elección del año 2005, cuando la Fundación País Digital abrió un Foro Blog para que los ciudadanos le hicieran llegar sus ideas a los candidatos presidenciales… Luego de eso y de abierto el sitio de las “Municipales” con iguales propiedades por la misma Fundación, aparecieron liebres que corrían más rápido que los zorros con ideas nuevas que desmotivaron a la Fundación para abrir un sitio que las promoviera, ya que su llegada es a decenas de miles de personas, tal como lo fue en el primer Foro Blog…

Si existiera una Cámara Ciudadana Digital que pudiera presentar sus consensos en el Congreso y ante el Gobierno y los Ministerios, debiera tener por esencia la facultad de la libertad de acción dentro del marco regulatorio que se le llegase a otorgar al momento de su creación, o los espacios que esta llegara a crearse, por lo tanto, si existiera una regulación del centralismo sobre ella, debiera ser menor y nada contra lo que buenas ideas ciudadana sy argumentaciones razonables no pudieran luchar…

… Si autores como Manuel Castell han llegado a plantear lo mismo que yo, está claro que ya al menos dos personas han podido llegar a la misma conclusión en torno al tema, además de un sin número de otros autores que han comentado acerca de la importancia de la democracia en el desarrollo de una nación y el bienestar de su gente y la necesidad apremiante de mejorarla… Me surge la duda acerca de qué pudo haber dicho Manuel Castell y qué fue precisamente lo que propuso, porque no lo sé, además de qué cosa pasó con su propuesta… Si Manuel Castell es un escritor tan connotado, ¿por qué Gobiernos como el nuestro no se pusieron en fila para crear sus correspondientes Cámaras Ciudadanas Digitales?…

En cuanto a las formas que pudieran existir de pensar la democracia, a mi parecer lo importante acerca de ello no son los resúmenes históricos sino que la creación de mecanismos que permitan la apertura hacia una democracia afectiva y por más que haya caminado por la red, no he encontrado una idea más sólida que la de una Cámara ciudadana Digital… De hecho, “Manuel Castell” lo confirma…

En cuanto al tipo de voto, obligatorio o voluntario, pienso que antes de que se pueda hablar de votar por un personaje, se debe tener la facultad para proponer ideas y debatirlas en un lugar adecuado, como una Cámara Ciudadana Digital, para conformar el Programa de Gobierno que aglutine los mayores consensos posibles y cumpla las restricciones presupuestarias necesarias y las expectativas que se hace la gente en torno a la esperanza de que se pueda llegar a tener un Gobierno que trabaje para hacer realidad las aspiraciones fundamentales del pueblo…

En cuanto al federalismo, te recuerdo que este no es único y está supeditado a la implementación que los pueblos hagan del concepto… Para esto se requieren propuestas generales que le den un marco teórico de trabajo y una serie de requisitos particulares que debiera definirse en un debate al respecto, sin embargo si tú tienes una propuesta en torno al tema, me gustaría conocerla…

En relación a esto, te cuento que he planteado una pequeña batería de ideas que considero poderosas cada una por si misma y que en conjunto podrían llegar a tener la facultad de actuar en cierta medida como la implementación de la idea del federalismo y si acaso algo faltara de ello para alcanzarlo, las mismas entidades de la propuesta le darían a la gente e instituciones planteadas las herramientas y oportunidades para que la misma tuviera la capacidad de mejoramiento necesario… Siempre hablo de ello en la red en la medida que me sea posible y oportuno, porque las considero medidas eventualmente finales o a partir de las que se podrían lograr enormes cambio en favor de la gente, los territorios y la nación…

Le hice llegar la idea al equipo del QuinPoder para que la publicase… La puedes ver en este link: http://elquintopoder.cl/fdd/web/trabajo/opinion/-/blogs/a-proposito-de-democracia-y-desarrollo

No estoy precisamente de acuerdo con la línea de edición que le hicieron al post y de hecho le acabo de hacer un cambio furtivo que seguramente pasará menos piola que el lugar donde lo han publicado, que no sé si está visible para otras personas…

De todas formas y sólo con pequeñas variaciones, el post original lo puedes ver acá: http://programadegobiernoracional.bligoo.com/content/view/911914/Metodo-para-disminuir-la-Pobreza-y-la-Desigualdad.html#content-top

Si lo lees, te podrás dar cuenta que efectivamente son una serie de propuestas que ofrecen una visión federalista en comparación con nuestra realidad…

No sé qué propones tú en relación a esto de forma específica, pero, como este mundo se construye sumando y no restando, si tal vez alguna de estas ideas te gustan podrías comentármelo y quizá sumarle algunas tuyas que pudieran hacer más práctico un planteamiento que procurar difundir en la red pensando en hacer realidad semejantes iniciativas, dada la enorme necesidad de la existencia de ellas….

kjsdfjhsdfsjfk

01 de junio

Peón, más simple aún. Para que exista una reitera petición o una demanda tenga eco en quienes ejercen el poder, se debe tratar influir en la opinión de las personas. Por ejemplo, no basta con establecer leyes o mecanismos contra el racismo, sino apuntas a cambiar mentalidades racistas. Y en eso, la opinión es clave.

No sacas nada con establecer mecanismos de opinión abiertos si no fomentas mentalidad democráticas, tolerantes, pluralistas, etc.

Ahora, qué es eso de “la facultad de la libertad de acción dentro del marco regulatorio que se le llegase a otorgar al momento de su creación”. Por favor, sé más específico.

Por otro lado, me parece irrisorio que me preguntes ¿Por qué Gobiernos como el nuestro no se pusieron en fila para crear sus correspondientes Cámaras Ciudadanas Digitales?

¿Democracia afectiva o efectiva?

Sinceramente, creo que insistes en la fatal arrogancia cuando hablas de “programa de gobierno racional”.

Quizás podrías acotar más tu propuesta para hacerla más realistas, porque hasta el momento sólo veo buenas intenciones.

01 de junio

Yo creo que hay suficientes personas que tienen mentalidades democráticas, tolerantes y pluralistas, lo que no hay es un medio donde esas mentalidades puedan desarrollar el potencial de las ideas ciudadanas trabajando en conjunto… Si la herramienta existiera, otra cosa sería nuestra realidad… Además, la misma herramienta sería la mejor forma de poder mejorar nuestras mentalidades, en la medida que añadimos conocimiento e información interactuando con otras personas, ya que todo ello podría ser parte de la cultura que hace a las personas no sólo más educadas, sino que con un vagaje mucho más amplio y por su puesto mejor preparadas para generar nuevas ideas y colocar mejores argumentos…

En cuanto a la facultad citada, se entiende que la creación de una Cámara Ciudadana desde la que emergerían representantes al Congreso y al Senado de forma directa es algo que debe pasar por una discusión del Congreso, por lo tanto, a pesar de lo que pueda proponer un proyecto de Ley que cree la Cámara Ciudadana Digital, obviamente el Congreso colocaría observaciones o restricciones y escasamente ampliaría las facultades de la misma y todo ello constituiría un marco de acción regulado…

En relación a las buenas intenciones a las que te refieres, pienso que las personas aún mirando el mismo paisaje ven cosas distintas o bien, leyendo las mismas palabras entienden cosas distintas… Quizá una buena forma de tener un parámetro de medición en relación a lo que se comprende leyendo algo, es el dicho que dice “a buen entendedor, pocas palabras”…

Lo que unas personas perciben como arrogancia, otras personas no lo consideran así y simplemente lo perciben como algo realista, o dicho con algún sentido, basándose en el análisis que hacen de la realidad, tal vez sintiendo afinidad con lo que leen…

En cuanto a ser más específico, en general, o a colocar más detalles para que una idea pueda ser apreciada con mejor perspectiva, pienso que hay algunas ideas que se relatan de forma distinta a medida que cambia el público que las lee o las escucha y que los detalles de una presentación no siempre son necesarios, cosa que digo porque en la medida que el público al que se le habla es medio sordo o tiene intereses fundados en lo que lee, lo cual no digo que sea tu caso, lo que se pueda decir va a una especie de saco roto o agujero negro donde se procura desvirtuar lo que se dice, criticarlo, o definitivamente esconderlo si acaso esto pudiera ser algo de un eventual interés explosivo para la gente, cosa que me ha pasado en más de una oportunidad haciendo mis publicaciones, ya que si la apertura de los medios permitiese el debate de ciertas ideas de forma que estas llegaría a la mayoría de la gente, esta le daría probablemente la importancia que se merece, tal como hemos visto que sucede en la humanidad en la medida que ciertas informaciones no son públicas…

Así las cosas, no basta con procurar apelar a los ideales de las mentes democráticas, porque el sistema es el que no es pluralista ni tiene un verdadero interés en debatir acerca de democracia y de desarrollo, en la medida que nos topamos con las personas que son parte y representantes de la partitocracia…

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Quizás si la primigenia conjunción de mestizos solariegos españoles y pueblo mapuches, allá en el siglo XVII en el espacio físico y cultural del Biobío Maulino, represente una de las primeras expresio ...
+VER MÁS
#Política

La sociedad comunitaria de derechos comunes. Utopía para el presente

En la actualidad, con las nuevas técnicas de administración, publicidad y manejo de datos, que crecen exponencialmente, en cuatro años se puede hacer tanto daño, (o tanto bien, según sea el propósito) ...
+VER MÁS
#Política

Lo que el Frente Amplio no ve, y otros tampoco

La falta de votantes es un efecto más de la despolitización neoliberal que se impuso durante 17 años y que sin duda transformó a la sociedad chilena. Y ante esa situación hemos escondido la cabeza. Los ...
+VER MÁS
#Política

Aprendiendo de una vez por todas a ser ciudadanos

Pasamos muchas situaciones difíciles como toda urgencia pública. Pero no volví a sentir que alguien se moría frente a mí, sin poder hacer nada porque a otros les importan más las fotos y los titulares.
+VER MÁS
#Política

Diciembre 2013: Hospital inaugurado sin recursos. Gracias por nada

Popular

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

La eclosión de este nuevo candidato metamorfoseado producto final de su desesperación por llegar al poder, más que ser admirable o asombroso, lo ha transformado en el hazmerreír induciendo en él compo ...
+VER MÁS
#Política

Piñera metamorfoseado por Kafka