#Género

Diferencia de trato en el Código Penal: ¿homofobia legal?

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El establecimiento de un límite de edad para la relevancia del consentimiento del menor a acciones homosexuales distinto del límite establecido para su consentimiento a acciones heterosexuales carece de justificación y constituye una discriminación arbitraria. Esa diferenciación de trato no tiene otra explicación que la expresión de reprobación de la homosexualidad masculina.

El Código Penal de la República de Chile comenzó a regir el 1 de marzo de 1875. Dentro de sus múltiples artículos destaco el N°366, que hace mención a la sodomía y al agravante del castigo si este acto se produce con un menor de edad, o con una víctima sin sus sentidos o impedida de alguna manera. Entendiendo a la sodomía como el acto homosexual, hemos de entender que el sexo homosexual era considerado ilegal en Chile hasta el año anteriormente señalado. Sin embargo, este artículo sigue absolutamente vigente hoy en día cuando una relación carnal se produzca con o entre menores de edad, aun cuando la Ley de Consentimiento Sexual es válida desde los catorce años. El artículo actual estipula que “el que accediere carnalmente a un menor de dieciocho años de su mismo sexo, sin que medien las circunstancias de los delitos de violación o estupro, será penado con reclusión menor en sus grados mínimo a medio”. Es decir, el que tenga relaciones sexuales con un menor de edad de su mismo sexo, será penado, aunque el menor tenga catorce años o más y consienta el acto. La ley, entonces, equipara a menores impúberes – menores de catorce años – con púberes- sin considerar la propia voluntad del menor en cuestión, restando autonomía e interviniendo en su propia intimidad:

“… La ley declararía a los hombres menores de edad como personas sexualmente intocables (intangibles) en relación con la acción de acceder carnalmente a ellos, prescindiendo por completo de cuál sea su voluntad. Equivale, en suma, a declarar a los hombres mayores de 14 años pero menores de 18 años como legalmente incapaces de consentir en el acceso carnal a ellos…” (Revista de Estudios de la Justicia – Nº 14 – Año 2011: La inconstitucionalidad del artículo 365. Pp78). En tal punto nos encontramos con una paradoja. La Ley Penal Adolescente N° 20.084 permite que los jóvenes sean procesados a contar de los catorce años de edad, entendiendo que esta la edad en que las capacidades de discernir sobre un buen actuar ya están desarrolladas. Es por tanto que la Ley de Consentimiento Sexual rige desde tal edad también, con la particularidad de que es exclusivamente para parejas heterosexuales. Vale decir: un menor  de dieciséisaños es capaz de consentir una relación sexual con una mujer mayor de edad, pero no con un hombre mayor de edad. Se da a suponer, entonces, que el menor homosexual no tiene su criterio formado sexualmente hablando, porque aun cuando para él no rige la Ley de Consentimiento, sí lo hace la Ley Penal Adolescente y puede ser procesado. En suma, no puede tener relaciones homosexuales pero sí puede enfrentar un juicio. Se produce entonces una evidente discriminación, entre parejas homosexuales y heterosexuales, ya que el mismo artículo estipula que la falta habría de producirse exclusivamente entre parejas del mismo sexo.

A tal apreciación, me permito responder con la declaración de diversos expertos consultados en el debate parlamentario de 1995 sobre la modificación del artículo: “…la vasta mayoría de los expertos que ofrecieron evidencia en el Parlamento se pronunciaron a favor de una misma edad de consentimiento, encontrando en particular que la orientación sexual se encuentra en la mayor parte de los casos establecida antes de la edad de la pubertad y que la teoría de que los adolescentes masculinos son “reclutados” a la homosexualidad ha quedado por lo tanto desaprobada.”

El Artículo 365 del Código Penal es anti constitucional, por cuanto establece derechos distintos para parejas homosexuales y heterosexuales, vulnerando el Artículo N° 19 en su inciso segundo de la Constitución Política de la República, el Art. 11-2/3 de la Convención Americana de Derechos Humanos o Pacto de San José de Costa Rica y el Artículo 17 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, ambos tratados internacionales de derechos humanos ratificados por el Estado de Chile y por tanto vigentes.

El Artículo365 del Código Penal vulnera los derechos humanos de los jóvenes menores de edad, pues contraviene tanto artículos de la propia Constitución Política como diversos puntos de acuerdos firmados y ratificados por Chile. La nula voluntad de modificar tal artículo responde a viejos prejuicios respecto de la homosexualidad, en contraste con códigos civiles de países europeos en los que Chile se basó, y que han modificado sus limitaciones originales, en concordancia con el desarrollo jurídico que experimentan.

El establecimiento de un límite de edad para la relevancia del consentimiento del menor a acciones homosexuales distinto del límite establecido para su consentimiento a acciones heterosexuales carece de justificación y constituye una discriminación arbitraria. Esa diferenciación de trato no tiene otra explicación que la expresión de reprobación de la homosexualidad masculina. Eso la constituye en un trato discriminatorio incompatible con el derecho constitucional a la igualdad ante la ley.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

15 de febrero

Agregando un comentario, la Dip Saa, en enero intento ingresar un Proyecto de Ley que justamente trata de eliminar ese articulado sobre la “sodomía”, lo frustrante fue que varios parlamentarios de izquierda a derecha, no quisieron firmarlo pues como es año electoral no les convenía. Finalmente, ella misma lo ingreso.
Este simple hecho da a demostrar una vez más, el poco interés de nuestros parlamentarios que son elegidos por “el pueblo” en abogar por el bien común.
Ahora, el proyecto de ley ya ingresado, una gran mayoría de parlamentarios no querrán discutirlo en comisión por lo que dormirán en los cajones de la cámara del congreso…

viejolobodemar

06 de agosto

Mi consulta a este comentario es si la homofobia está penada por la ley, ya que al enterarse los homosexuales y/o lesbianas, me arrojan esa denominación (que no es desviación sexual) como un insulto o una gran falta a la moralidad.

21 de enero

Estimado, depende de lo que usted considere como “homofobia”. En términos prácticos, la homofobia se entiende como el rechazo hacia la homosexualidad per se, a tal punto que a usted le genere malestar y/o rabia. De ahí que se hable de fobia.

Ahora bien, usted tiene todo el derecho a estar en contra de políticas públicas dirigidas hacia ese sector de la población, como el matrimonio, la adopción, e incluso la derogación del artículo 365 del C.P, argumento central del artículo. Eso no es ser homofóbico, sólo una visión distinta del ideal de sociedad. No deje que le tachen de homofóbico por eso.

Lo que sí constituye delito es discriminar a alguien por esa condición. Por ejemplo, echar a algún empleado por el hecho de ser homosexual, o negar entrevistas, echar del colegio a algún alumno, etc. Eso sí, es delito. Pero negarse a las políticas recién mencionada no lo es.

Espero haberle respondido su duda, y disculpe la demora.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Enarbolar la pureza como un objetivo a conseguir, debe ser tal vez la gran evidencia de la carencia de un real proyecto transformador.
+VER MÁS
#Política

La impura política de los puros

La coherencia y la cohesión han estado ausente en la dirigencia del FA. No han tenido la coherencia para permitir que los militantes de base designen las candidaturas a diputados en los diferentes distritos.
+VER MÁS
#Política

¿El veto a Mayol es congruente con la renovación de la política?

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Popular

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje

No es posible que acciones cuyo propósito es proteger los derechos, por ejemplo, cuando se decide la separación e internación de un niño, generen un daño del que nadie se hace cargo finalmente. Bajo ni ...
+VER MÁS
#Sociedad

La crisis permanente del sistema de protección de la infancia en Chile